El Barco Ebrio

*

El narcotráfico se mueve. En Michoacán, uno de los principales aspirantes a la gubernatura del Estado de México practica las acrobacias más peligrosas y lo hace bien. Alfredo Castillo, comisionado para la Paz por el gobierno federal, ha limpiado la zona purépecha de autodefensas, los grupos que en principio enfrentaron a los Caballeros Templarios y lograron sacarlos de sus comunidades.

 

*

Castuillo, ex procurador el Estado de México y que encontró a la niña Paulette, muerta ya, en el colchón de una cama, gobierna una entidad entregada por entero al narcotráfico, desde la esfera de las autoridades, que han comprendido el beneficio económico de la actividad. Desde lo oficial, todo gira en torno a esa delincuencia y, próspera, reclama a gritos un sitio en la vía de la impunidad.

 

*

¿Por qué Castillo querría ser gobernador del Estado de México si ya lo es de Michoacán? Tal vez porque en Michoacán el único poder que tiene es el de la espada templaria, que lo ubica en el bando de los desechables. Debe y quiere acceder a las vías políticas, más corruptas aún pero en definitiva puertas de acceso para la “formalidad”. Los cuadros políticos de Castillo penden de un hilo pero se fortalecen más cada día. Llegará al Edomex, dado el momento, como el político con mayor información acerca del narco, que comparte con su jefe directo, Enrique Peña y su Grupo Atlacomulco, para beneficio de ellos mismos. Castillo, si consigue el Edomex, habrá sido gobernador dos veces sin ningún antecedente que lo ubique mínimamente, como un burócrata atento.

 

*

Mientras Alfredo Castillo, joven y emprendedor, aplica su particular orden en el Michoacán narcotizado, en el Estado de México se siente aquel tsunami y los cárteles se remueven en batallas oscurísimas que más bien son masacres orquestadas, incluso con la participación del ejército y las policías, para allanarle el camino a alguien. Si en Michoacán se consiguió hacer creer que los Templarios y La Familia habían sido exterminados, en la tierra de Peña Nieto las cosas serán más fáciles.

*

La expansión de los Templarios, el cártel del sexenio y orgullosa creación política, es uno de los primeros ejemplos de que en México el futuro inmediato es la privatización. El crimen también es una cuestión de la IP. Los Templarios, como los Zetas, representan, antes que narcos, un ejército privado con intereses propios, sojuzgado de antemano y por tácito acuerdo, a una fuerza más poderosa que es el propio ejército mexicano. Dominados así, los Templarios hacen su trabajo como si se tratara de un Secretaría más, con un comisionado a la cabeza de una estructura analfabeta pero prodigiosamente inteligente, eficaz, que necesita lo mínimo para dar resultados. Cobra, eso sí, y algunos lo hacen muy bien. El reclutamiento del personal está ligado a la depauperación social y mientras al narco no lo intervenga Hacienda, siempre tendrán mano de obra disponible.

 

*

La vecindad mexiquense con Michoacán allana los problemas. Es cuestión de geografía, no de mandato político, que el sur de la tierra gobernada por Eruviel Ávila, Arturo Montiel y Peña Nieto se convierta en la casa de aquellos Templarios aparentemente desterrados. Hace una semana, militares que patrullaban, o eso se dijo en lo público, el municipio de Tlatlaya mataron a  22 que, según ellos, los agredieron desde una bodega donde guardaban un arsenal y además había tres secuestradas. Tres enfrentamientos en Caja de Agua, cerca de ahí, han dejado más de 150 muertos a lo largo de los últimos años, casi todos sicarios aunque algunos uniformados como policías. Esas historias ponen en duda aquella masacre de los 22 porque más bien pareciera una cacería, un ajuste de cuentas y más cuando, tres días antes, se habría registrado el asesinato de tres militares.

 

*

¿A quién responden el ejército, la marina? ¿Al que les paga? ¿Al que les garantiza algo? ¿Cuánto gana un soldado? ¿Y un secretario de Defensa? ¿De quiénes nos protegen? ¿Nos protegen? ¿Qué tienen que ver con el narco? ¿Nada? ¿Todo? ¿Y entonces?

 

*

El 8 de julio en Amatepec hubo un nuevo enfrentamiento, esta vez entre marinos asentados en Luvianos, una de las capitales del narco mexiquense, y que casi nunca intervienen en esa región cuando se trata de esa actividad –o al menos son discretos, es de reconocerse- y sicarios, que huyeron con rumbo al municipio de Teloloapan, en Guerrero, donde curiosamente el 24 de junio del 2014 habían levantado al director de Obras, Jacinto Escudero Ramírez. Los familiares denunciaron que La Familia y Guerreros Unidos, otro cártel escindido, mantenían rivalidad por el territorio. Ese funcionario estaba ligado con el empresario del melón, Santana Ríos, identificado con La Familia Michoacana. En ese levantón se involucra al alcalde perredista del lugar, Ignacio Valladares, con quien el funcionario de Obras había discutido fuertemente. Valladares había denunciado que estaba bajo amenaza del narco.

 

*

El círculo entre autoridades y criminales vuelven a cerrarse y en el último capítulo se refiere que en el enfrentamiento de Amatepec los “malos” transitaban en 15 camionetas y habían llegado al poblado de La Goleta, tomándolo literalmente para habilitar la iglesia como campamento y atender a heridos que viajaban con ellos.

 

*

“El grupo iba encabezado por Osvaldo Olascoaga Hurtado, hermano de Jonhy Olascoaga, El Mojarro, supuesto lugarteniente del líder de La Familia Michoacana, José María Chávez Magaña, El Pony, detenido la semana pasada en Guanajuato, un día después de que el Ejército mató a 22 miembros de la organización delictiva en el municipio mexiquense de Tlatlaya”, reproduce el semanario Proceso.

 

*

Ese “Mojarro” es el mismo narco que mantiene amenazados al edil Valladares y que se supone protegía al funcionario levantado, Jacinto Escudero. Se trataría del mismo grupo que enfrentó al ejército, y que habrían escapado de alguna manera. El Mojarro, de La Familia, nunca había sido molestado o perseguido con tal insistencia. La hora de La Familia llega a su término en el Edomex mientras los Templarios entran sigilosos hasta la capital, Toluca, donde han tomado el control de las calles y el trasiego en ellas.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s