Normalidad mínima violentada

* ¿Acaso el Estado de México no respeta la normatividad aprobada a nivel federal, no le importa romper la normalidad mínima ordenada ni tampoco la Ruta de Mejora?

 

Luis Zamora Calzada

Los Consejos Técnicos Escolares se llevaron a cabo en sedes que reunieron a maestros de varias escuelas y, como lo establecen las guías de trabajo, fueron organizados por horarios rígidos atendiendo su propia normatividad y temática. Las tareas a desarrollar eran las estrictamente contempladas en la llamada Ruta de Mejora, para lograr la normalidad mínima; ruta que por cierto algunos docentes han sugerido se llame “Bruta de Mejora”. Sus razones tendrán.

En los Consejos Técnicos no estaba permitido otro tipo de tareas en el desarrollo de sus jornadas que las estrictamente programadas, sin embargo esto no fue respetado por el sindicato oficial de docentes, el viejo sindicato, como también se le denomina.

Se asegura que con el permiso y visto bueno del secretario de Educación estatal en turno, se les permitió a los representantes sindicales ingresar a las sedes e interrumpir el trabajo programado para hacer proselitismo a su favor menospreciando a los maestros e insultando su inteligencia al asegurarles que lo que son se lo deben a ellos, sin considerar el esfuerzo diario que realizan en las aulas, sus estudios en los diferentes programas de formación docente o su antigüedad, entre muchos elementos que garantiza la Ley del Trabajo.

La perorata difundida llegó a extremos en muchas sedes, como lo acontecido en Ocoyoacac, donde el flamante e irrespetuoso representante del viejo sindicato les pidió a los maestros que no escucharan otras opciones sindicales, el “ombligo laboral” de los ahí reunidos les pertenecía a ellos, que no creyeran en el cuento de la libertad sindical, que “si no está uno con los jefes” nada vale.

Por supuesto, las reacciones no se hicieron esperar, los cuestionamientos de los profesores, que quedaron sin respuesta, les intimidaron y espantaron a tal grado que en dicha sede ocurrió lo inesperado al asegurar, el de la voz oficial sindical, que no vean a otro sindicato, que recuerden que “más vale malo conocido que bueno por conocer”, interiorización que permea en la intimidad cupular de la organización oficial sindical, que en momentos difíciles lo difunden desde su más profundo sentir. Esto, por cierto, despertó sonoras carcajadas que siguieron a su autodescalificación.

Lo urgente es el pronunciamiento del secretario de Educación para que explique por qué los supervisores a su cargo fueron los acompañantes, guías y presentadores de los visitantes sindicales inesperados ante los grupos de trabajo. ¿Acaso el Estado de México no respeta la normatividad aprobada a nivel federal, no le importa romper la normalidad mínima ordenada ni tampoco la Ruta de Mejora? Son preguntas, hay que contestar. 

 

Convicción sindical

 

El viernes 22 de agosto del 2014 se cumplen siete años de existencia del Sindicato Unificado de Maestros y Académicos del Estado de México (SUMAEM), el camino está trazado. En este siglo XXI el sindicalismo independiente no sólo debe retomar su condición innata de defensor de la clase trabajadora, sino reenfocar sus formas de lucha desde el Estado de Derecho y la Ley, manteniendo una posición imprescindible de independencia respecto a la patronal sin que ello signifique buscar confrontación. Tampoco se rehúye a la controversia, asumiendo una actitud y visión de responsabilidad y respeto para con la sociedad a la que se sirve desde la escuela pública.

El SUMAEM es prueba viviente de los avances democráticos en el Estado de Derecho, evidencia fehaciente de que la justicia siempre prevalecerá contra todos los intentos de imposición y represión desde algunas instancias del gobierno y sus titulares, que les cuesta mucho acatar la ley.

La máxima del SUMAEM es el respeto a la legalidad y desde las leyes hemos luchado y triunfado por la libertad e independencia sindical, y seguiremos luchando por la búsqueda de políticas educativas que garanticen el desarrollo de la escuela pública, pero también de las oportunidades para el progreso personal y profesional del docente; por la equidad en el acceso a las oportunidades y la transparencia en la gestión sindical; por la procuración de una calidad de vida digna y satisfactoria para el maestro; por una retribución justa al esfuerzo, la iniciativa y la creatividad de cada profesor, por el bienestar del profesorado y de la sociedad.

El propósito es recuperar para los maestros la posición de referente social, ser conocidos, reconocidos y aceptados como un ejemplo a seguir ejerciendo la libertad de pensar y decidir, convirtiéndonos en los promotores, provocadores y agentes de los cambios sociales. Al frente de los alumnos se contribuye a la construcción de una sociedad libre y democrática porque sólo las mentes libres pueden formar a los hombres y a las mujeres libres que la construirán.

La lucha no ha terminado, seguimos combatiendo con las mismas armas: la ley, la libertad, la voluntad y la legalidad; los derechos de los docentes tienen que ser respetados, las demandas no atendidas deben cumplirse, la igualdad sigue siendo meta, lo mismo que la democracia que como bien social debe practicarse desde las escuelas de educación pública; los maestros, con nuestro trabajo y nuestras ideas debemos recobrar la confianza de la sociedad.

La cerrazón hasta ahora mostrada por las instancias gubernativas no nos desanima, tampoco nos desalienta, se confirma que cada derecho debe defenderse desde la ley.

Hoy somos un sindicato independiente en crecimiento y apegado a derecho, con la responsabilidad legal de promover las modificaciones a las condiciones generales de trabajo, a las leyes, reglamentos, convenios y demás documentos normativos que se firmaron con el Sindicato Único hasta el 2009 y que causan agravios a los maestros. Dada la existencia ahora de dos sindicatos en el magisterio estatal, el despertar del profesorado de un pensamiento de subordinado a la de un trabajador con derechos garantizados en la ley, es una nueva realidad que se constituye ya en el inicio de una transición educativa en el Estado de México.

Por estos principios seguiremos estando en la lucha legal por el logro de nuestras convicciones y el cumplimiento de nuestros compromisos, porque somos una nueva organización de maestros pensantes, propositivos, maestros de los que hoy requieren los padres de familia para sus hijos.

El único compromiso del SUMAEM es con la educación y con la sociedad que nos ha dado la oportunidad de prepararnos para servirles y poner en nuestras manos a los hijos de la nación que ya construyen un futuro más alentador para nuestro país.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s