Desobediencia constitucional

* “El gobernador siempre está al pendiente de las necesidades de nuestras niñas, niños y jóvenes, porque sabe que ellos son el potencial de nuestra entidad. Siempre nos pregunta ¿Cómo vamos? ¿Cómo se encuentran ustedes?…”

 

Luis Zamora Calzada

Lo inesperado ocurrió el lunes 18 de agosto de 2014. La escuela pública fue utilizada para fines promocionales, lo que nunca se había dado en clara desobediencia constitucional.

La ceremonia del inicio del ciclo escolar fue organizada y determinada en la Secretaría de Educación, desde el centro se definió el proscenio, ocupantes de los lugares en el presídium, cuya figura central fue un “representante gubernamental” enviado a cada escuela, personajes improvisados de diferentes oficinas estatales, municipales y supervisores escolares que acudieron a presidir a zonas distintas a la de su responsabilidad.

Los directores escolares a quienes se desea construir liderazgo, desde el transitorio quinto fracción III de la reforma constitucional, que determinó de manera literal crear las condiciones de “participación para que alumnos, maestros y padres de familia, bajo el liderazgo del director, se involucren en la resolución de los retos que cada escuela enfrenta”, no aconteció en la ceremonia de apertura. El mandato fue violentado en la entidad al colocarlos en un segundo término, vulnerando su imagen ante los docentes, alumnado y padres de familia de la escuela a su cargo.

El discurso enviado fue leído por el representante, no por el director, que en muchos casos ni las palabras de bienvenida le fue posible manifestar.

El contenido del discurso de la discordia contiene nombres de personajes en turno, cifras de la matrícula escolar estatal que compara con cantidades el número de habitantes de otros países y, por supuesto, frases de escaso significado para una población escolar más interesada en otros elementos como las siguientes:

“El gobernador siempre está al pendiente de las necesidades de nuestras niñas, niños y jóvenes, porque sabe que ellos son el potencial de nuestra entidad. Siempre nos pregunta ¿Cómo vamos? ¿Cómo se encuentran ustedes? Y en esta tarea no está solo, por ello a nosotros los secretarios nos ha pedido todo nuestro compromiso, para que juntos hagamos entrega de incentivos que aumentan la calidad educativa de los mexiquenses. Sabemos que la educación es la llave que abre múltiples puertas como la del conocimiento, del desarrollo, de la innovación y de la prosperidad. Por ello, en el gobierno del Estado de México ponemos especial énfasis en el tema educativo”.

Discurso que muchos funcionarios olvidan rápidamente o que no aplican, por ejemplo en la suspensión de clases o en la terrible carga administrativa que hostiga al profesorado, en perjuicio del tiempo para la docencia y de los alumnos que se atienden en la escuela pública.

 

Circular 167

 

La Dirección General de Educación Básica emitió lineamientos para el ciclo escolar que inicia en su Circular 167, de fecha 28 de julio del año que transcurre, destinado para directores regionales, supervisores, coordinadores de área, directores escolares, docentes y personal de apoyo de las escuelas, es decir para todos, aún cuando dicha Circular, a la fecha, no la conozca una gran mayoría de los maestros de preescolar, primarias y secundarias.

En un intento discursivo de fundamentación y motivación, mandatan orientarse para brindar educación de calidad cuando la propia dirección citada no tiene una propuesta pedagógica que la identifique y proponga un estilo de docencia que transforme las relaciones interpersonales que se desarrollan en el aula.

En una manifestación expresa señala que “promoverá el valor de la justicia, de la observancia de la ley y de la igualdad de los individuos ante está; propiciar la cultura de la legalidad, la paz, lo no violencia en cualquier tipo de sus manifestaciones, así como del conocimiento de los derechos humanos y el respeto a los mismos”, lo que no ocurre ante las continuas violaciones legales que se cometen en dicha dirección, a manera de ejemplo, los despidos injustificados que practican violando el artículo 3 de la Ley del Trabajo de los Servidores Públicos del Estado y Municipios.

Es claro que las manifestaciones de legalidad quedan en el discurso y contradicen incluso sus propios lineamientos al ordenar la integración a los consejos técnicos del personal de apoyo sin tomar en consideración sus horarios y la especialización especifica del personal en las tareas propias de su competencia.

Incluso se giran instrucciones sin razón de ser, como el desarrollo del “Plan y Programas de Estudio 2011 para la Educación Básica, en vinculación con los programas federales y estatales, atendiendo los acuerdo secretariales vigentes”, como si existiera alguna otra tira curricular por la cual pudiera optar el profesorado o que los mencionados no fueran a nivel federal y obligatorios, tal y como se mandata en el artículo tercero constitucional.

Las incongruencias y la falta de coherencia de la circular es un elemento claro que puede explicar la problemática que enfrentan los niveles que integran la educación básica en el subsistema educativo estatal.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s