De discurso a discurso

* “Pueblo de México, les devuelvo la energía eléctrica, que es de exclusiva propiedad de la nación, pero no se confíen porque en años futuros algunos malos mexicanos identificados con las peores causas del país intentarán por medios sutiles de nuevo entregar el petróleo y nuestros recursos a los inversionistas”.

Luis Zamora Calzada

Impresionado, realmente impresionado. Lo que a continuación se transcribe dará la razón, no es discurso de este tiempo y sin embargo aplica, no se entiende si fue visión o mera inspiración de momento, quizá un presidente no supo que su dicho fuera hoy una realidad a combatir. Sin más preámbulos va el texto:

“Pueblo de México, les devuelvo la energía eléctrica, que es de exclusiva propiedad de la nación, pero no se confíen porque en años futuros algunos malos mexicanos identificados con las peores causas del país intentarán por medios sutiles de nuevo entregar el petróleo y nuestros recursos a los inversionistas.

“Ni un paso atrás”, fue la consigna de don Lázaro Cárdenas del Río al nacionalizar nuestro petróleo. Hoy le tocó por fortuna a la energía eléctrica. Pueblo de México, los dispenso de toda obediencia a sus futuros gobernantes que pretendan entregar nuestros recursos energéticos a intereses ajenos a nuestra nación que conformamos.

“Una cosa obvia es que México requiere de varios años de evolución tecnológica y una eficiencia administrativa para lograr nuestra independencia energética, sería necio afirmar que México no requiere de capacitación tecnológica en materia eléctrica y petrolera.

“Pero para ello ningún extranjero necesita convertirse en accionista de la empresas públicas para apoyarnos.

“Sólo un traidor entrega a su país al extranjero, los mexicanos podemos hacer todo mejor que cualquier otro país”.

El texto es de Adolfo López Mateos, en 1960, con motivo de la nacionalización de la industria eléctrica. No hay razón para no buscar en la historia, la actualidad requiere del conocimiento de nuestro país, no nos autocondenemos al olvido que se ve próximo en el horizonte, iniciando por la omisión de cantar el himno nacional, la hora ha llegado, mexicanos al grito de guerra, aún cuando los mochos, como reseña la historia, se pongan a chillar.

Leyes sin aplicación

Ahora resulta que a un trabajador del estado, protegido por el apartado B del artículo 123 Constitucional, a seis meses de haber sido reinstalado, no le pagan su salario. Los administradores en turno, al parecer, tienen la consigna de violentar la ley. No es la primera vez, sin embargo. La justicia federal, a través del Juzgado Primero de Distrito en Materias de Amparo y de Juicios Federales en el Estado de México, determinó lo siguiente:

“…procede conceder el amparo solicitado para el efecto de que el tribunal responsable:

  1. a) Notifique a las partes, específicamente al ahora quejoso, el proveído de catorce de julio de dos mil catorce;
  1. b) Emita un proveído en el que atienda de manera inmediata la petición que le fue formulada el cuatro de julio de dos mil catorce, respecto de requerir a la demandada el pago de salarios devengados, lo notifique en breve término, y en lo subsecuente, cumpla plenamente con la garantía de justicia pronta que consagra dicho artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

¿En qué estado, que se rige bajo sus leyes, se violentan en perjuicio de un ciudadano que tiene reconocida su personalidad y garantizado sus derechos sin perjuicio de terceros y de ninguna otra legislación?

Ese tipo de estado no cumple con el  derecho que es su esencia. ¿Dónde quedan las leyes que la sustentan, en qué basan su actuar? Los asuntos los acumulan desde su propio entender, sólo falta que todo aquel que se atreva a denunciar sea llevado al paredón y, sin juicio alguno, sea pasado por las armas, como dicen hace poco aconteció en un municipio mexiquense, por cierto en el sur, en Tierra Caliente para precisión.

Ante este panorama lo viable es iniciar la revolución, sin armas de fuego, en términos de ley, para no entrar en contradicción.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s