Cuestionan al secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública

Miguel Ángel Alvarado

Editor general

Semanario Nuestro Tiempo

PRESENTE

Las cifras de incidencia de delictiva, asaltos a bancos que se han presentado en este último mes (septiembre), homicidios, robo a transeúntes, femenicidios, ejecuciones, violaciones a los derechos humanos, y un sinnúmero interminable de quejas ciudadanas que exigen justicia. Una situación que nuevamente pone en tela de juicio el actuar de nuestras autoridades, quienes hacen alarde de las acciones de gobierno encaminadas al bienestar de los mexiquenses. ¿Quiénes son ellos? ¿Quiénes son aquellos quienes se afanan en abanderar las causas sociales de un sector al cual no pertenecen? Dígame usted, una Laura Barrera, diputada federal; un David López, diputado local Distrito XXXV; Carolina Monroy, presidenta municipal de Metepec; un Ernesto Nemer Álvarez en la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno federal y muchos otros más, que son parte de un grupo político de clase acomodada. ¿Qué compromiso tienen ellos con la clase trabajadora? ¿Realmente representan a la ama de casa, al obrero, al desempleado, al campesino? ¡No, señores! Todos sabemos que en la política y en el gobierno todo son favores pagados entre los que ostentan el poder. Porque ante la carencia de capacidad, de talento, de compromiso, el salvoconducto es ser hijo de… tal es el caso de quien hoy ocupa el cargo de secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, quien como servidor público ha pasado sin pena ni gloria, Jaime Efraín Hernández González, ex presidente municipal de Metepec por imposición y, obvio, hijo de un ex presidente municipal, quien sin ser un experto en temas de seguridad como lo marcan los requisitos de la Ley de Seguridad, fue puesto en este cargo, y que es secreto a voces y muchos coinciden en que tal parece que le queda muy grande el puesto.

Se ha allegado de un séquito de  gente sin experiencia que, en el afán de ostentarse en su pequeño poder que éste mismo les ha otorgado sin medida, no les ha importado pisotear la dignidad los servidores públicos allí adscritos.

Se menciona a Chava, quien por todo lo alto grita que tiene toda la venia del Secretario Ejecutivo y no le ha importado lastimar la dignidad de sus trabajadores. Ante esto, Jaime Efraín, ¿qué acciones ha tomado? Lugar al que llega Salvador, lugar en el que hace alarde de su poder.

Sin duda alguna, Efraín debería preocuparse más por tomar en serio las riendas de su cargo y ser más selectivo y cuidar a su personal. Recuerde, secretario ejecutivo, ¡es su imagen! Porque tal parece que ser parte del Secretariado Ejecutivo es ser un juego de poses, de vanidad y de hacer como que se hace ante la ausencia de un buen liderazgo. En los pasillos, fuera y dentro del Secretariado Ejecutivo, se suele murmurar de una falta de unidad, de identidad, de cercanía; es de todos sabido que al interior hay fracturas. Jaime no ha podido hacer un frente y posicionarse entre los servidores públicos; para todos, él es un punto y aparte.

En sus instalaciones da una imagen de desorden, de irresponsabilidad y existe mucho ausentismo; todos van, todos vienen. Eso da pie a pensar de que se trata de gente recomendada, qué importa si se tiene o no talento, capacidad, entusiasmo por hacer las cosas bien. Aquí, de lo que se trata es de pagar favores políticos. Sería muy interesante que Contraloría echara un vistazo, habrá algo más que se tenga qué saber, ¿o hay alguna instrucción?

Jaime Efraín es político o, mejor dicho, intenta a jugar a ser político; le gusta hacer presencia en los 125 municipios del estado. ¿Acaso soñará con ser candidato a gobernador? Todas las aspiraciones son válidas, solo que a él le faltan años luz para que logre estar a la altura de un buen candidato.

A casi a dos años que el Secretariado Ejecutivo fuera creado como tal, ¿qué nos puede informar Efraín? ¿Qué tan buen trabajo viene desempeñando? ¿El secretario general de Gobierno tomará las acciones pertinentes para hacer un cambio y poner a la cabeza a gente con experiencia y que tome con responsabilidad su cargo? Retamos al Mtro. Manzur a hacer una evaluación de desempeño a Jaime Efraín. ¿Podrá más la amistad que los une? La moneda está en el aire, señoras y señores.

ATENTAMENTE

José Emilio Flores

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s