En espera

* A resultas de la actual política de despidos que priva en el Poder Legislativo de la entidad(que ya rebasó los mil empleados de algo más de dos mil quinientos que eran antes de que llegaran esta LVIII Legislatura y el actual presidente de la Junta de Coordinación Política, el tecamaquense y casi paisano del gobernador Eruviel Ávila Villegas, Aarón Urbina Bedolla), en conferencia de prensa los diputados Armando Soto Espino del PRD y Norberto Morales Poblete afirmaron desconocer cuántas personas han sido despedidas y las razones.

 

Jorge Hernández

Mala cosa que un partido político de la espalda a sus principios por omisión o con intención. Peor resulta cuando ese partido se dice de izquierda, como parece ser el caso de las representaciones del PRD, el PT y Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados local.

A resultas de la actual política de despidos que priva en el Poder Legislativo de la entidad(que ya rebasó los mil empleados de algo más de dos mil quinientos que eran antes de que llegaran esta LVIII Legislatura y el actual presidente de la Junta de Coordinación Política, el tecamaquense y casi paisano del gobernador Eruviel Ávila Villegas, Aarón Urbina Bedolla), en conferencia de prensa los diputados Armando Soto Espino del PRD y Norberto Morales Poblete afirmaron desconocer cuántas personas han sido despedidas y las razones.

Presionados por los reporteros, admitieron que pueden ser unos 300, agregando que de sus respectivos grupos legislativos ningún trabajador ha sido removido. Morales Poblete había anunciado, no sin cierta candidez, que pedirán toda la información del caso ante la Junta de Coordinación y demandarán además que cesen los despidos injustificados.

Increíblemente, Soto Espino, quien por ratos parece asumir todavía posiciones más o menos opositoras y de izquierda en temas como el de la reforma energética, argumentó que por ahora su partido se encuentra en procesos internos que no les permiten atender este asunto laboral, por lo que no intervendrían en él.

En el aire quedó el cuestionamiento de por qué no saben de esta política laboral cuando hace dos años que se viene practicando, desde el inicio de la Legislatura a la que pertenecen, y menos de por qué no han dicho ni hecho nada.

Pero como en política dicen más los silencios que los dichos, las posiciones de ambos “diputados de izquierda” dejaron entrever muchos más detalles de los que a simple vista se ven. Por ejemplo, que desconocen también las intervenciones de sus coordinadores – Héctor Bautista del PRD y Óscar González del PT – en la Junta Coordinadora, si es que las han tenido, sobre el tema. Que desconocen las facultades y atribuciones legales del presidente de la junta en temas administrativos del Congreso. Que desconocen, por añadidura, los costos monetarios de tantos despidos y su impacto en el presupuesto de este poder.

Y seguramente desconocen o se hacen de la vista gorda ante otros temas que van de la mano de esta política laboral. Por ejemplo que se ha venido contratando gente de Ecatepec y Tecámac en sustitución de los que salieron. Que esos nuevos empleados están ganando el doble o triple de lo que percibían los ahora desempleados, con la justificación de que sus gastos de transporte, alimentación y hospedaje son altos. Que las remodelaciones en las instalaciones del poder legislativo, en términos monetarios, superan el supuesto ahorro que representó dejar sin trabajo a más de mil trabajadores.

Ante semejante postura, puede ser cierta una de las versiones que corren por los pasillos de la Cámara legislativa sobre las razones de tanta remoción. Se afirma que fueron los propios coordinadores – además de los ya citados, Higinio Martínez Miranda de Movimiento Ciudadano – en el Congreso de los partidos mencionados, así como sus presidentes estatales e incluso nacionales, los que recomendaron al gobernador Eruviel Ávila “limpiar” al Congreso estatal de afines y leales a los antiguos líderes legislativos del PRI, entre los cuales destacan, claro, el propio Enrique Peña Nieto y su primo y subsecretario de Desarrollo Social, Ernesto Nemer.

Según esta versión, desde que el PRD coqueteó con la posibilidad de hacerlo su candidato en la última elección de gobernador, y más recientemente a principios del año pasado cuando empezaron los rumores sobre su inminente “renuncia” que no sería otra cosa que su remoción por parte de Peña Nieto, le planteó esta necesidad. La mayoría de los trabajadores del Congreso estatal es afín al Presidente de la República y su primo el subsecretario de Desarrollo Social, es preciso quitarlos del camino para asegurarle el control real de dicho espacio.

Suena fantasioso, pero en los hechos es lo que sucede. Eruviel Ávila a través de Aarón Urbina es amo absoluto de la Cámara de Diputados. Tras su disputa con el Grupo Atlacomulco que casi le cuesta la gubernatura, ha hecho del Poder Legislativo su nueva trinchera. Ya veremos hasta dónde lo puede soportar.

Norberto Morales prometió citar a nueva conferencia con los medios para informar con datos precisos sobre este asunto. ¿Nos quedaremos esperando?

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s