Calaverita para Eruviel Ávila Villegas, gobernador del Estado de México

Nuestro Tiempo

 

Eruviel, en los puros huesos nos dejaste,

gritaba la Calaca al mandatario mexiquense

mientras nadaba en el río buscando una hija doliente.

 

La Calaca no encontró nada más a sus parientes,

y flotando en los Remedios había 46 ausentes.

De ésas no conozco a nadie, rezongó Ávila, solemne

mientras alguien le pintaba sus chapitas con colores ecatepenses.

 

Ya lo llevan al panteón, ya la Muerte lo ha alcanzado

pero no se lo puede llevar porque habla demasiado.

 

Después llegó su amigo Manzur a decir

que la Muerte se equivoca, que las muertas

no son mujeres sino el viejo truco de un faquir.

 

Ora, Muerte, no te rajes, mejor vete por tu Frutsi y tu despensa

ya sabes que Eruviel, en grande, siempre piensa.

 

Tú lo quieres putrefacto, que te mate el gober de risa,

pero no te lo llevarás porque está asociado a Televisa.

 

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s