El Barco Ebrio

*

La tragedia de Ayotzinapa es el reflejo del Grupo Atlacomulco. La ambición del poder, el absurdo del dinero, de la estulticia, de la ignorancia que hace alarde de esta supuesta clase política, de esta raza sub humana que hace que gobierna, que no tiene ningún empacho en matar para obtener lo que necesita y mantener sus cotos los ha llevado a este punto. Ha repartido mierda. Come mierda, nos hace comer mierda y le importa un cacahuate. Le tiene sin cuidado. Ha enlutado. Nos ha enlutado. Nos ha cortado las manos. Nos ha quitado nuestro país. A nuestros hijos, a nuestras esposas, a nuestros hermanos, a nuestros maestros.

Felicidades, estúpidos.

 

*

Los estudiantes y los sectores sociales salen a las calles y protestan. Pero no es sólo Ayotzinapa. El Estado de México es el modelo al que puede recurrirse para ver cuál es el futuro del país porque, aunque parezca increíble, México tiene un futuro, y no es nada, pero nada brillante. Atenco, aquel San Salvador apabullado es uno de esos ejemplos.

 

*

En México manda quienes tienen las armas. No hay otra explicación para el baño de sangre permanente que vive el país y su población civil, la mayoría inocente, trabajadora, atrapada en decisiones sin sentido, amenazada, esclavizada. Los políticos, controlados por el poder del fuego, no pudieron ni quisieron ejercer sus obligaciones. Ahora, dominados, son vomitados por el resto de la sociedad que sin embargo está a merced de las fuerzas armadas. Son ellas las que controlan los procesos del narcotráfico y dictaminan las leyes fundamentales que determinan el ensamble profundo de la sociedad, la relación final con el eslabón internacional, el tráfico de la droga y el innegable sostén que significa con la parte norteamericana, por ejemplo.

Entonces, es una dictadura pero no es blanda. Es una simulación, pero no es política.

Es militar.

Es armada.

 

*

Tlatlaya es un tema muy delicado que todavía tiene tela de donde cortar. Es tan grave que puede ser el Erugate del señor gobernador del Estado de México aunque sabemos que en México nunca nada es demasiado monstruoso si se es lo suficientemente poderoso. Si el poder Ejecutivo conocía de antemano las torturas perpetradas por la Procuraduría a las testigos sobrevivientes de San Pedro Limón en Tlatlaya y las encubrió…

 

*

Mientras tanto, el señor doctor nacido en Ecatepec se pasea por los foros de Televisa Producciones, concretamente en el programa “Está Cañón”, del intelectual de izquierda, el licenciado Jordy Rosado, autor del libro “Quiúbole con…”, con ventas por más de 2 millones d ejemplares, según la insigne Wikipedia. Este mago del marketing logró lo que ningún reportero de Toluca o del Edomex con el doctor Ávila: una entrevista en serio o, mejor dicho: en grande. Allí el doctor del sangrante municipio de Ecatepec expuso el 5 de noviembre del 2014 en Unicable su filosofía cotidiana con Jordy, hábil surfista que no toca ni por asomo las autopistas del feminicidio o los yermos de Tlatlaya y observa escrupuloso las condiciones de los contratos prepagados con la tienda de Emilio. Hooola, Emilio.

– Porque tengo que decírtelo, Eruviel, lo hemos platicado mucho tú y yo: ¿puedes tomarte un domingo como cualquiera, ir al cine, echarte un cafecito, no sé? – le decía el chico Rosado, de 43 años, palabras más, palabras, menos al chico Ávila, a la sazón gobernador mexiquense.

– Mira, Jordi –reviraba buena onda el chico mexiquense, palabras más, palabras menos, mientras se frotaba las manos y ejecutaba una mirada de estadista, que incluía abrir los ojos con la desmesura de un hombre al borde una crisis de credibilidad ante el espejo- mira Jordi, yo… yoooo… yo tengo una filosofía –palabras más, palabras menos- y es que si un día de trabajo no consigo algo realmente trascendente, significativo, algo que realmente ayude a la ciudadanía, no duermo –palabras más, palabras menos- en serio, Jordy, no duermo.

Ups. Ups.

 

*

En otros temas de insomnio minúsculo, el ex gobernador mexiquense, Arturo Montiel Rojas, amantísimo tío del presidente Enrique Peña, tiene una orden de aprehensión “internacional”, luego de que su ex esposa, la francesa Maude Versini, lo demandara por la sustracción de sus hijos. La justicia de aquel país difundió aquella orden a través de la Interpol y acusó al gobierno del Estado de México, el de Eruviel Ávila, de no ejecutar la orden de arresto, porque esa orden fue emitida el 20 de junio pasado. Y pues bueno. Pobre Maude, pero ella lo sabía.

 

*

Un libro de verdad, el del periodista Francisco Cruz, Los Juniors del Poder, editado por Planeta, apenas salido a la luz hace un mes, alcanzó ya su segunda reimpresión. Todo un éxito de ventas, es además una radiografía esencial para entender las heredades del poder, de dónde viene y quiénes son los próximos dinosaurios, con posibilidades reales, que sustituirán a los actuales en los cargos públicos y círculos privados. En un país que no lee pero que parece despertar, una segunda reimpresión en menos de un mes algo significa. Felicitaciones.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s