Votos para Eruviel

* En el 2011, la profesora Elba Esther Gordillo y sus “pupilos” se dedicaron a cooptar votos a favor de Eruviel Ávila Villegas en la elección para gobernador del Estado de México, en la que salió elegido. Su jornada fue todavía más intensa en 2012, pues con un metódico plan que denominaron Ágora lograron la milagrosa suma de 5 millones de votos a favor de Enrique Peña Nieto, con lo que se restableció un nuevo periodo presidencial priista”, escribe el periodista Francisco Cruz en el libro Los Amos de la Mafia Sindical, editado por Planeta en el 2013.

 

Francisco Cruz

En cuestión de aprendizaje e inteligencia, no hay quien le gane a Elba Esther Gordillo, salió demasiado lista. Ni siquiera Carlos Salinas, que fue quien la impuso en el sindicato y la quería en la Secretaría de Educación, lo hubiera imaginado. Estaba “por encima” de la marca. Desde un principio entendió que la clave de las diferentes posiciones políticas es “negociar”. Alguna vez un profesor cercano a ella dijo: “No hay nadie en el sindicato que no le deba nada a La Maestra, al igual que los políticos”.

En esta intrincada red de “favores”, Elba Esther consolidó un poder que se pudo demostrar, lo mismo en sus eventos de festejo, que en momentos de duelo. Un ejemplo de esto último se pudo apreciar en el funeral de la profesora Estela Morales Ochoa, madre de Elba Esther Gordillo Morales, ocurrido en junio de 2009.En palabras del extinto Miguel Ángel Granados Chapa: “El funeral […] sirvió para mostrar el poder, los intereses y la presencia de Elba Esther Gordillo. En el velatorio estuvieron presentes el propio presidente Felipe Calderón, aliado político de la doliente, y los secretarios de Hacienda, Agustín Carstens, de Salud, José Ángel Córdova, y Educación, Alonso Lujambio (que además hizo publicar una esquela de condolencias al día siguiente); el rector de la UNAM, doctor José Narro Robles, la presidenta de Conaculta, Consuelo Sáizar; el director del ISSSTE, Miguel Ángel Yunes, y el de la Lotería Nacional, Benjamín González Roaro (que forman parte de la porción gordillista del gabinete presidencial ampliado); Roberto González Barrera, presidente de Grupo Maseca, que incluye a Banorte.

El líder de la bancada tricolor que está por concluir sus tareas, Emilio Gamboa, estuvo presente en el velatorio, lo mismo que el gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla, que además hizo publicar la esquela consabida. Hicieron esto último los gobernadores Jorge Carlos Hurtado, de Campeche; Humberto Moreira, de Coahuila; Ismael Hernández Deras, de Durango; Miguel Ángel Osorio Chong, de Hidalgo; Enrique Peña Nieto, de México; Ney González, de Nayarit; José Natividad González Parás, de Nuevo León; Mario Marín, de Puebla; Eugenio Hernández, de Tamaulipas; Fidel Herrera Beltrán, de Veracruz”.

Considerada como la política más repudiada del país, a Elba Esther la persigue un sinfín de etiquetas e insultos callejeros—corrupta, déspota, traidora, monstruo, mapacha electoral, ratera, asesina—, pero nada ofende a La Maestra que supo adornarse con otras credenciales oficiales como haber sido tres veces diputada federal y titular de la delegación Gustavo A. Madero del Distrito Federal, secretaria general del PRI, secretaria general del SNTE, líder moral vitalicia del sindicato y presidenta del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública. Éste último le otorgaba el control del SNTE hasta 2018, pero se atravesó su destitución.

La sagacidad fue uno de los atributos que le sirvieron para convertirse en pieza clave del ajedrez político nacional, así como para hacer que los estatutos del sindicato favorecieran su permanencia. Fue de esta manera como, en 2004, logró el derecho a la reelección, con lo que extendió su periodo como líder sindical. Tres años después, en un congreso extraordinario del SNTE, la Gordillo fue designada por los suyos como líder vitalicia del SNTE “por el tiempo que sea necesario”.

Todavía no concluía 2012 cuando propuso a los profesores votar “libremente” por la planilla única Innovación que tenía por lema “unidad y renovación”, y de la que ella era la presidenta. En realidad, estaba disfrazando su reelección o renovando su dirigencia vitalicia. Le seguían Juan Díaz de la Torre como secretario general; Carlos Moreira Valdés —hermano del actual gobernador de Coahuila y de Humberto Moreira, que se propuso en el Colegiado Nacional de Seguridad y Derechos Sociales—; Francisco Arreola Urbina, ex esposo de Elba Esther, en el Comité de Vigilancia, Transparencia y Rendición de Cuentas; y René Fujiwara, nieto de Elba, en Colegiado de Formación Sindical, por mencionar algunos. En fin, nueva estructura con los mismos nombres.

El voto de los 3 mil 500 delegados provenientes de las 56 secciones del SNTE se les pidió en un lujoso evento que tuvo lugar en el hotel Barceló de la Riviera Maya ubicado en el municipio de Solidaridad, Quintana Roo. Los invitados de La Maestra llegaron con tres días de anticipación para hospedarse en el lujoso resort categoría Premium, un complejo con cinco edificios de estilo tropical, playero, caribeño, colonial y de palacio cuyos servicios ya habían sido pagados, de tal forma que los huéspedes podían hacer uso de ellos sin costo alguno. Ese día también tuvieron la oportunidad de cambiar su vieja computadora por una laptop Hewlett-Packard, cuyo costo fue financiado por su sindicato.

Fue así como, el 20 de octubre de 2012, Elba Esther fue electa “democráticamente” por los suyos como presidenta del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública. El resultado de la elección fue contundente y quedará en la historia. Ningún delegado votó en contra de los cambios estatutarios. En medio de gritos de alegría, porras y canciones, Juan Díaz de la Torre se encargó de dar a conocer el veredicto final: “El SNTE, el sindicato de maestros más grande y más poderoso de América Latina confirmó a una mujer, la maestra Elba Esther Gordillo, como su líder”, exclamó. A su lado, La Maestra sonreía. Y ese mismo día le dijo a los sindicalistas que no debían admitir traidores en el SNTE ni personajes que crearan lazos de compromisos con el gobierno para que se respetara la autonomía sindical. Ya se enteraría que Judas mismo le había levantado la mano del triunfo.

Al hacer la toma de posesión de su nuevo nombramiento, Elba Esther Gordillo —la poderosa maestra que profesa creencias de santería, una religión cubana que practica el sacrificio de animales— declaró: “Asumo esta responsabilidad consciente de los tiempos. Sé que no estoy sola, que nunca lo he estado, porque permítanme decirlo, hoy hay un espíritu cerca de mí que me enseñó a amar lo que soy y que me enseñó como madre a ser mejor. El espíritu de una maestra está en mi ser” Y aunque unos meses antes de esta elección asombró a varios con la noticia de que en octubre se iba porque se sentía cansada y deseaba “salir por la puerta de la sala, no la de la cocina”, hubo quienes no le creyeron. Y razón de sobra tenían para hacerlo, debido a que Elba Esther ya estaba integrando la planilla con la que planeaba extender, por seis años más, su cacicazgo.

Pero si alguien supo cómo pagar los favores, esa fue ella, que tuvo muy claro: “Para los leales todo, para los disidentes nada”, frase con la que instauró una dirigencia de prebendas pagado con las cuotas sindicales que son, como se diría coloquialmente, “el sombrero ajeno con que la Golden Queen saludaba y mantenía contenta a toda su comarca”. Mas, como bien reza el dicho, no dio paso sin guarache. Quería a los maestros incondicionales a sus intereses para que, cuando se tratara de concretar un “compromiso” adquirido con la clase política, ellos estuvieran siempre unidos y dispuestos.

La Maestra demostró que,  cuando se trataba de consentir a sus más allegados, no escatimaba recursos para premiar el trabajo político y de gestión que realizaban sus dirigentes sindicales durante todo el año. Como ejemplo están los cruceros que, ni trabajando tiempo extra, un profesor alcanzaría a pagar. De acuerdo con una nota del periódico El Universal, publicada el 13 de diciembre de 2012 tan sólo en ese año “los poco más de 50 integrantes del comité ejecutivo y comisionados en la dirigencia nacional, además de los 54 secretarios generales de cada una de las secciones de la organización en los estados, más un acompañante, están incluidos en la lista de quienes partirán […] rumbo a Miami, en Estados Unidos”.

El viaje se realizaría en medio de todos los lujos y comodidades: “albercas, jacuzzis, servicios completos de salón de belleza, áreas de masaje, aromaterapia, aplicación de mascarillas, clases de baile, espectáculos de animación, entrenamiento para buceo o asistencia a salas de juegos y en algunos casos hasta casinos.” Pero lo mejor sería que todo estaría financiado con las cuotas que obtuvo la organización sindical a través de sus agremiados quienes dejan, aproximadamente, 6 millones de pesos por día—declaró Francisco Arriola, ex esposo de Elba Esther Gordillo, para El Universal.

Sólo por hacer una aproximación, se estima que este crucero tenía un costo de 558 euros o 9 mil 500 pesos por persona si se ocupaba un camarote standard, y hasta mil 661 euros o 27 mil pesos por una suite. Aunque este viaje fue cancelado de último minuto por la entonces lideresa sindical, se sabe que un año antes su recorrido fue por la isla de Puerto Rico y, en 2010, se les deleitó con el paisaje de Hawai. Definitivamente, ni pensionados hubieran estado mejor.

Y es que, por todo el trabajo que realizaban como aviadores electorales, los profesores se merecían eso y mucho más, pues su actividad fue evidente en cada elección en que La Maestra tuvo puestos sus intereses. Por ejemplo, en 2011, ella y sus “pupilos” se dedicaron a cooptar votos a favor de Eruviel Ávila Villegas en la elección para gobernador del Estado de México, en la que salió elegido. Su jornada fue todavía más intensa en 2012, pues con un metódico plan que denominaron Ágora lograron la milagrosa suma de 5 millones de votos a favor de Enrique Peña Nieto, con lo que se restableció un nuevo periodo presidencial priista.

No por nada, la mayoría de la sociedad mexicana la tiene en tan poco afecto, acusándola de haber secuestrado la educación para usarla de acuerdo a sus intereses. Aunque, a decir verdad, esta idea se vio seriamente arraigada en el colectivo después del documental titulado De Panzazo, de Carlos Loret de Mola, que la señalaba a ella y a su sindicato como los responsables del rezago educativo que enfrenta el país. En su momento, La Maestra supo defenderse argumentando que la intención del documental era la de apoyar la iniciativa privada de la educación, valiéndose de una campaña sucia y desmedida contra su persona. No tenía ninguna razón.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s