Inconstitucionalidad sin valor

* ¿Los diputados locales del Estado de México serán conscientes que la sindicación única que pretenden es contraria a la Libertad Sindical garantizada por el artículo 123 Constitucional y la Jurisprudencia XLV/2009 que la consolida en nuestro país o puede suponerse que esta información no la conocen, sobre todo cuando muchos de ellos han mostrado estar ajenos a la lectura?

 

Luis Zamora Calzada

El 10 de septiembre del 2009 la sentencia del amparo en revisión 72/2009 declaró la inconstitucionalidad de los artículos 138, 140 y 141 último párrafo de la Ley del Trabajo de los Servidores Públicos del Estado y Municipios, en las partes que interesa los magistrados federales determinaron:

“… Asimismo, de la citada tesis se advierte, de su sola lectura, que es temática, pues el aludido Alto Tribunal al emitirla señaló todas aquellas legislaciones y estatutos laborales que prevean la creación de un solo sindicato violan el artículo 123, apartado B, fracción X, de la Constitución al limitar la garantía de libertad de asociación de los trabajadores. Por tanto, es claro que ese criterio estableció que todas las legislaciones locales o federales en las que se colme el aludido supuesto serán contrarias a la Norma Fundamental”.

En el caso concreto, no existe duda de que las disposiciones invocadas en la demanda, que se tildaron contrarias a la Constitución adolecen de la irregularidad antes apuntada y, ante ello, el acto concreto de aplicación es igualmente violatorio de prerrogativas exclusivas de la Federación, lo que es así porque en los artículos que trata se prevé la sindicación única, tal como implícitamente lo dispuso la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la tesis que anteriormente se transcribió.

En efecto, los citados artículos 138, 140 y 141 último párrafo de la Ley del Trabajo de los Servidores Públicos del Estado y Municipios, prevén la  sindicación única, lo que se matiza con el artículo 138 que, de manera expresa señala la obligación de las instituciones públicas de reconocer únicamente a un sindicato de servidores públicos general, a uno de maestros y aquellos que representen a los docentes en las instituciones de carácter educativo, siempre y cuando se establezca su autonomía.

También el artículo 140 prevé la sindicación única, porque al establecer que los servidores públicos no podrán dejar de pertenecer al sindicato, salvo en caso de expulsión, atenta contra el principio de libre sindicación, el cual incluye entre sus aspectos fundamentales, según el texto de la jurisprudencia 45/1999 del Tribunal en Pleno, el de la separación o renuncia del trabajador a formar parte de la asociación a que pertenezca, hipótesis estas últimas que resguardan la libre voluntad del trabajador a dejar de pertenecer al sindicato en cuya formación haya intervenido o al que se encuentre afiliado.

Por su parte, el artículo 141 precisa los requisitos que se deberán entregar a la autoridad laboral para efecto del registro, empero, otorga una facultad al tribunal consistente en que aún de reunir los requisitos, negará tal solicitud si existe otra asociación sindical; además para su constitución, exige la mayoría de los servidores públicos, lo que evidencia la constitución de un solo sindicato.

Luego, no cabe duda que los artículos 138, 140 y 141 último párrafo de la Ley del Trabajo de los Servidores Públicos del Estado y Municipios, aplicados al sindicato quejoso en la resolución del 22 de agosto del 2008, establecen la sindicación única y por tal motivo violan la libertad sindical establecida en el artículo 123 Constitucional…”.

Lo anterior no es válido ni causa efecto alguno en los diputados locales del Estado de México, que insisten en la sindicación única en la reforma realizada a la ley del Trabajo local, publicada el 16 de diciembre del 2014 en la gaceta del Gobierno de nuestra entidad.

 

Retroceso legislativo

 

Los trabajadores del subsistema educativo estatal luchamos por la actualización en materia sindical en nuestra entidad, mientras los diputados locales insisten en mantener al Estado de México en retroceso en la materia, al pretender mantener la sindicación única (existencia de un solo sindicato por instancia gubernativa) en la reforma a los artículos 138 y 141 de la Ley del Trabajo de los Servidores Públicos del Estado y Municipios, tal y como acordaron en el decreto 355, publicado el 16 de diciembre del año pasado.

Los “flamantes legisladores” contraviniendo la determinación de inconstitucionalidad declarada por magistrados federales el 10 de septiembre del 2009, reformaron los citados artículos, quedando al tenor siguiente:

“Artículo 138.- Sindicato es la asociación de servidores públicos generales constituida para el estudio, mejoramiento y defensa de sus intereses comunes.

Las instituciones públicas en su conjunto, reconocerán como titulares de las relaciones colectivas de trabajo, únicamente a un sindicato de servidores públicos generales y a uno de maestros que serán los que cuenten con registro ante el Tribunal, así como a aquellos registrados que representen a los docentes en las instituciones de carácter educativo cuyo decreto de creación establezca su autonomía en su régimen sindical.

Artículo 141.- III. Lista de miembros en servicio activo que lo integran, con expresión del nombre y firma de cada uno, identificación oficial, estado civil, edad, puesto que desempeñan y sueldo que perciben, así como los documentos originales que amparen dichas condiciones y que dichos miembros no formen parte de otra organización sindical, registrada ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje;

  1. Constituirse por lo menos con 20 trabajadores en servicio activo

El Tribunal, al recibir la solicitud de registro constatará, por los medios legales que los documentos precisados en las fracciones anteriores, cuenten con los registros y formalidades que establece esta ley, para proceder, en su caso, al registro”.

Del artículo 138 eliminaron los dos párrafos finales, subsistiendo la inconstitucionalidad de las instituciones públicas de reconocer únicamente a un sindicato de servidores públicos general y a uno de maestros.

Del artículo 141 eliminaron la sindicación única prevista en su parte final, trasladándola al requisito III, que se deberá entregar a la autoridad laboral para efecto del registro y que no formen parte de otra organización sindical; agregaron la fracción V, determinando 20 trabajadores como mínimo, para formar un sindicato.

Lo anterior en nada afecta a los ya reconocidos con registro y toma de nota como es el caso del Sindicato Unificado de Maestros y Académicos del Estado de México (SUMAEM), con registro sindical R. S. 2/2007 y toma de nota de fecha 4 de junio del 2012.

Queda claro que lo legislado en un retroceso en materia sindical. ¿Los diputados locales del Estado de México serán conscientes que la sindicación única que pretenden es contraria a la Libertad Sindical garantizada por el artículo 123 Constitucional y la Jurisprudencia XLV/2009 que la consolida en nuestro país o puede suponerse que esta información no la conocen, sobre todo cuando muchos de ellos han mostrado estar ajenos a la lectura? Usted amable lector, ¿qué piensa al respecto?

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s