La captura de La Tuta

* Maestro de Michoacán, Servando Gómez Martínez cambió las aulas por el tráfico de drogas; fundó dos cárteles, La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios pero también volvió a poner al magisterio en el ojo de la crítica pública.

 

Luis Zamora Calzada

Se trastoca una vez más la imagen docente que ya señala a los maestros de paristas, de suspender clases o de opositores a una reforma educativa; realizar marchas para exigir un salario devengado, entre otras cosas, para desacreditar ahora -lo que faltaba- a la asociación con prácticas contrarias a derecho.

Muchos medios de comunicación resaltaron que Servando Gómez Martínez, capturado el viernes en la madrugada en Morelia y calificado como “el criminal más buscado”, estudió a partir de 1981 en la Escuela Normal de Maestros de Arteaga, Michoacán, sin hacer referencia a su rendimiento académico y se informa que alcanzó el título de profesor de educación primaria en 1991.

Fue nombrado como docente en la escuela primaria “Melchor Ocampo” del mismo municipio, en donde acumuló quince años de servicio al estar documentado por la instancia educativa el ejercicio profesional del personaje hasta el 2010, a pesar de que desde el 2001 cambió las aulas escolares por el tráfico de drogas, según diversas publicaciones.

Calificada su captura por diferentes críticos como un show mediático, no dan crédito que por unos pasteles, con motivo de su cumpleaños, el seis de febrero, se le haya ubicado y detenido finalmente el 27 del mes pasado, cuando abandonaba la dirección de la colonia Tenencia Morelos de Morelia.

Sin lugar a dudas lo hasta aquí escrito conduce a diversas interpretaciones. Algunos se preguntarán de los motivos que le orillaron a cambiar el magisterio para dedicarse a otras tareas, el uso de sus conocimientos y estudios para validarse en una estructura diferente a la práctica educativa, su probable participación o autoría del material didáctico utilizado para cooptar e integrar una ideología en sus hombres, entre otras cosas.

Probablemente se pensará en su propio estilo de vida, sobre todo del último año, que lo condujo a vivir en “La Cueva del Diablo”, ubicada en los límites del municipio de Arteaga, para evitar ser detenido, lo que finalmente ocurrió.

La forma tan fácil y singular de ubicarlo y capturarlo seguramente conduce al imaginario social a ideas de torpeza y descuido, que concluirán en calificativos en contra de su propia figura de docente.

Sea una u otra interpretación, queda en juego lo que la sociedad piense del maestro, del docente de sus hijos, de la propia escuela pública. En los maestros quizá la pretensión inmediata sea revisar nuestra propia materia de trabajo, cómo hacemos docencia y si nuestro estilo provoca que se hable bien de nosotros en los hogares de nuestros alumnos. Si esto no ocurriera, es necesario plantear nuevas formas de prácticas áulicas para construir el aprecio de los padres de familia y de los estudiantes en el trabajo diario.

 

Evaluación docente a la vista

 

La Secretaría de Educación Pública (SEP), publicó las bases para la Formulación del Programa de Mediano Plazo para la Evaluación del Servicio Profesional Docente (2015-2017), en el punto dos de su índice, referente a los conceptos que deben entenderse como inherentes a un profesorado diferente en su formación y experiencia, llama la atención la especificación siguiente:

“La profesión docente ocupa un sitio cada vez más destacado en la investigación y el debate internacionales sobre la mejor educativa, puesto que se ha mostrado de manera reiterada la importancia del trabajo de los maestros para alcanzar los propósitos educativos. Sin embargo, los maestros hoy día se enfrentan a un alumnado cada vez más heterogéneo, a demandas de la sociedad de muy diversa índole, y a nuevas formas de interacción con el entorno. Los propios sistemas de formación docente, por su parte, atienden a una población que ha cambiado en su composición sociocultural, y a nuevos dilemas en las perspectivas de la vocación magisterial.

“No puede lograrse una mejora sustantiva en la calidad de la educación, y en particular de los resultados del aprendizaje en tanto no se cambien las prácticas pedagógicas de los docentes, lo cual se hará en la medida en que se desarrolle un cambio de fondo en su formación, sus condiciones de trabajo, e incluso en su disposición y actitudes frente a los retos de su profesión. Por tanto, la tarea de enseñar se vuelve un tema cada vez más complejo”.

Si lo anterior se ubica dentro de un marco conceptual, en primer lugar se debe señalar que quizá se quiera decir “sobre la mejora educativa” y no como aparece escrito, que sin pensar de manera dolosa y mala fe, puede reducirse a un error de dedo, que no es creíble en un documento elaborado para el profesorado nacional.

En otro orden de ideas, la docencia como materia de trabajo siempre ha sido heterogénea, la individualidad y particularidades del alumnado han marcado permanentemente desigualdades educativas que no se superan en las aulas escolares. La gran diferencia entre un estudiante pobre y otro rico en el salón de clases determina no únicamente el rendimiento escolar: es factor decisivo en el fracaso o éxito educativo de los estudiantes.

Un punto con verdaderos signos de interrogación es la pretensión de reducir el trabajo docente a la tarea de enseñar, lo que ha sido superado incluso en teóricos diversos, tomados como referentes para la integración curricular de los niveles educativos que integran el propio sistema educativo nacional.

En fin, parece que se abren grandes temas a un debate estrictamente magisterial.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s