Toluca: el botín

* Una nueva encuesta, realizada por la firma Parámetro Investigación y cuyos resultados se difundieron el 5 de mayo, apuntan que Fernando Zamora encabezaba las preferencias hasta el 25 de abril. El panista Juan Rodolfo Sánchez Gómez, ex alcalde y otra vez compitiendo por la silla de la ciudad, invitó a un debate al priista Fernando Zamora, quien ya perdió una elección en el 2006 y considera que tiene posibilidades, a pesar de una fotografía donde aparece posando con un rifle AK-47 y al lado de Albert González Peña, en el 2005, líder de Los Zetas en el sur mexiquense y actualmente preso por narcotráfico.

 

Miguel Alvarado

Toluca, México; 6 de mayo del 2015. La carrera electoral por la alcaldía de Toluca, capital del Estado de México y del priista Grupo Atlacomulco, ni siquiera se nota. Aunque las redes sociales están saturadas con propaganda de candidatos a las presidencias y diputaciones federales y locales de todo el Edomex, la presencia física es insuficiente. La búsqueda del voto en un país como México sucede, al menos la mitad del proceso, en lo privado, en las negociaciones con los poderes de facto. Toluca no es la excepción.

El panista Juan Rodolfo Sánchez Gómez, ex alcalde y otra vez compitiendo por la silla de la ciudad, invitó a un debate al priista Fernando Zamora, quien ya perdió una elección en el 2006 y considera que tiene posibilidades, a pesar de una fotografía donde aparece posando con un rifle AK-47 y al lado de Albert González Peña, en el 2005, líder de Los Zetas en el sur mexiquense y actualmente preso por narcotráfico. La foto, que Zamora calificó de “choteada, qué digo choteada, choteadísima”, durante la apertura de su campaña, es una excusa casi pintada de azul para que Sánchez Gómez invite al debate.

Sí, dijo Zamora y centró el debate, incluso, en el tema de la seguridad, en una ciudad donde el último caso de homicidio involucró a una familia de tres, primero secuestrada y después muerta, y que refleja fielmente el paisaje sangriento de otros estados, Jalisco Guerrero y Michoacán. La Tierra Caliente mexiquense, a menos de tres horas de Toluca, es un territorio aparte, independiente, con sus propias reglas y autoridades pero que ha logrado, desde los cárteles que la han dominado, expandir el fenómeno del narcotráfico a los valles de Toluca y México. En el primero, los Caballeros Templarios controlan la plaza, en una invasión que tuvo comienzos, precisamente, desde los gobiernos panistas de Juan Carlos Núñez y Armando Enríquez, cuando la Familia Michoacana negoció el paso de enervantes, el narcomenudeo y las plazas mismas con autoridades civiles y policiacas.

Hoy se ha camuflado en la cotidiana Toluca. Nadie lo nota, pero el narcomenudeo callejero está a la vista de todos. Los ambulantes denuncian que han sido obligados a participar en el esquema de los Templarios, y a pesar de existir denuncias contra ellos, las actuales autoridades no les han ayudado. Uno de los sitios más emblemáticos del narco en Toluca es el mercado de Palmillas en San Pablo Autopan.

Sí, dijo Zamora, y centró el debate en la inseguridad. La carta que Sánchez Gómez le envió para formalizar ese intercambio de ideas no contemplaba a otros aspirantes. Sólo ellos y nadie más que ellos. Zamora, incluso, preparó ya una especie de decálogo de seguridad, aprovechando el tema que su rival electoral propone. Endeble como es, la política toluqueña cree que se puede decir y hacer como se hacía hace sesenta años. La propuesta general de Zamora es que el ciudadano se haga cargo de su propia seguridad, con alguna ayuda policiaca y sirva como “detective”, informando acerca de los fuera de la ley, incluso desde agrupaciones que más parecerían autodefensas, pero en control desde el priismo, que redes ciudadanas solidarias.

El decálogo de Zamora tiene una virtud. Muestra las falencias del ayuntamiento de Martha Hilda González, quien busca ahora una diputación federal por el tricolor, al mismo tiempo que enseña, sin pudores de ninguna clase, que las cosas seguirán igual.

Y es que, por ejemplo, Zamora promueve establecer una “alianza total con el policía leal al ciudadano”. Una encuesta del diario Reforma, a finales del 2014, indica que una de las corporaciones o figuras que menos confianza genera en la ciudadanía de México es la de la policía, donde 77 por ciento no confía nada en ella. Y Zamora, que propone la creación de una entelequia llamada Grupo de Élite de la Policía Municipal  de Reacción Inmediata a Delitos de Alto Impacto, se salta lo elemental. Cómo, quién, cuándo están en otro lado, la agenda privada de un servidor público.

La priista María Elena Barrera, ex alcaldesa de Toluca, contrató, durante el trienio 2009-2012, al jefe de plaza de la Familia Michoacana, Germán Reyes Munguía, como director de Inteligencia de la policía municipal, cargo en el que estuvo durante un año, hasta que renunció para posteriormente ser capturado. Un regidor panista, Gerardo Lamas, denunciaba en aquella etapa ser víctima de extorsión por parte de ese personaje, en enero del 2012. La alcaldesa Barrera, por su lado, aseguraba que no le temblaría la mano para despedir a policías que no aprobaran controles de confianza. Del M1 apenas dijo nada pero se confirmó que el narcotraficante había ingresado a la municipal en el 2009, como jefe, subdirector de Policía Criminal, hasta que en el 2011 La Familia Michoacana lo ascendió, dentro de su estructura, a jefe de plaza.

SI Germán Reyes Munguía era hijo del ex presidente municipal de Donato Guerra, Lázaro Reyes González y sobrino de otro ex alcalde, Germán Reyes, nunca se comprobó, aunque lo más importante, en esa narcopolítica en la que están sumidos los municipios mexiquenses, es la confirmación de que los cárteles participan de la vida gubernamental del país y del Estado de México desde hace años. La seguridad de Toluca, en manos de policías corruptos, es una especie de tradición que alcaldes entrantes y salientes respetan como parte de una negociación del poder que se obtiene, que se debe repartir.

Juan Rodolfo Sánchez tiene sus propias propuestas, que suenan, desde las campañas, tan enrevesadas como las de Zamora. “Estoy cansado que el tema de seguridad sólo se retome en tiempos electorales y sólo con fines políticos; yo también soy vecino, soy toluqueño y estoy harto de vivir con miedo”, dijo el panista en una de sus giras, pero nada más. Porque, ¿qué significa combatir con mano dura la inseguridad? ¿O cómo subir los salarios a policías cuando, de entrada, se debe hacer una depuración?

La candidata perredista a la alcaldía, Ana Leyva, respondió también a la invitación del debate, aunque nadie se la hiciera. Ella es, sin embargo, la más congruente de los tres aspirantes con posibilidades reales. Ella misma ha buscado la forma de integrar ese debate sin dejar fuera a nadie y calificó al panista y al priista como sordos electorales.

La propuesta de Leyva tiene como eje fundamental a las mujeres, que representan 51 por ciento del padrón electoral en Toluca y la denuncia de feminicidios que, en este rubro, ubican a Toluca dentro de los tres municipios con más casos.

Los asesinatos contra mujeres, que no han sido abordados por el resto de los aspirantes, representan parte del trabajo legislativo de Leyva, quien compartió Cámara con el propio Zamora, en este trienio. El periodista Elpidio Hernández contabilizó el trabajo del priista desde su curul: “en dos años y medio como diputado, la labor legislativa de Fernando Zamora Morales se limitó a las 15 iniciativas a las que se adhirió, una que suscribió y sólo dos de su inspiración pero que no lograron prosperar, como lo da a conocer la página del Congreso que hace pública la información de las iniciativas, proposiciones, asistencias y votaciones en el Pleno de cada diputado”, apunta el reportero.

El debate entre aspirantes, por otra parte, sólo puede ser organizado por el Instituto Electoral del Estado de México e incluirá, en caso de realizarse, a todos los candidatos que pelean el municipio.

Pero si Fernando Zamora apenas estuvo presente en el Congreso mexiquense, su propuesta de seguridad luce tan vacía como lo legislativo. Por ejemplo, crear una policía civil urbana habilitada, “con la organización de la Red Comunitaria y Vecinal de Autoprotección, con asesoría especializada permanente para la vigilancia, defensa y denuncia” funcionaría, en todo caso, como un grupo de autodefensa. Los ejercicios en tierras mexiquenses con ese modelo no han fructificado y al menos siete agrupaciones han fracasado, incluyendo una en Amatepec, el sur mexiquense, donde los organizadores fueron levantados. Un modelo de autodefensas revela la inoperancia de la policía local, por otro lado, y si esta propuesta se une a “la creación del Detective Ciudadano”, denuncias por internet y celulares, otra de las iniciativas de Zamora, la seguridad quedaría en manos de grupos civiles.

Es cierto que cualquier intento por mejorar la seguridad sería de mayor utilidad si proviene de la ciudadanía, que por otro lado necesita capacitación, pero Zamora juega con el sentido común:  “eliminar las guaridas de delincuentes, solicitar extinción de dominio de casas de delincuentes, creación del Centro de Inteligencia Municipal para la Prevención del Delito, ocupación de espacios Públicos mediante el rescate urbano integral y vigilancia permanente en zonas de alto riesgo delincuencial,  un centro municipal de Atención y Recuperación para Personas Adictas, crear el Instituto para Prevención y el Combate al Delito, la creación del Observatorio de Violencia contra las Mujeres, generación de empleo y el Programa “¡Fíjate quién es!”, con la instalación gratuita de mirillas  en las puertas de hogares y negocios, redondean la percepción que tiene sobre el problema.

Cómo, cuándo, quién, no lo dice.

Casi una calca de la propuesta de la anterior alcaldesa, el programa de Zamora compite en imposibilidad con el de Sánchez, más general y afincado en lo que hizo en su primera administración, en el 2006. El panista recuerda, por ejemplo, que la ciudad tenía patrullas, “que hoy están arrumbadas y que yo propongo que haya más”. Eso, y poner cámaras de seguridad en una ciudad que no necesita de autodefensas cuando ya las tiene, como en San Buenaventura e Izcalli Toluca y que desde mantas advierten a la delincuencia que, si alguien es capturado, será linchado.

El debate, si se realiza, promete ser un espacio para descalificaciones y acusaciones mutuas. Los propios columnistas locales ya saben de qué tratarán las que van en contra del panista y el opinador Guillermo Garduño se encarga de enumerar: “cuando Juan Rodolfo fue alcalde llegó comprando camionetas de lujo para toda su gente. Incrementó el aparato burocrático de alto nivel con salarios de escándalo. La obra pública fue mínima porque el recurso se fue a las limosnas. Dejó una deuda millonaria a la comuna. El profe Zamora, señalan los panistas, no tendría más que enumerar su largo historial de gestión de obras y servicios a lo largo y ancho del territorio municipal y mostrar los logros del gobierno municipal que encabezó Martha Hilda González Calderón, actual candidata a diputada federal por el Distrito 34 de Toluca: primera administración toluqueña que no heredará deuda propia a las arcas municipales”. Parcializada, la observación no deja de ser cierta. Esos puntos, y los que no se saben o ya se olvidaron como el desalojo de tianguistas del mercado Juárez, una supuesta amistad política con Enrique Peña Nieto y la penetración del narcotráfico en la ciudad completan el cuadro. De Zamora, además de la foto con el narcotraficante, se sabe bien poco, más allá de su inmovilidad legislativa y su ascenso en el Sindicato de Maestros, aunque su historia está en San Cristóbal Huichochitlán, en la zona norte de Toluca, de donde es originario el profesor.

Una nueva encuesta, realizada por la firma Parámetro Investigación y cuyos resultados se difundieron el 5 de mayo, apuntan que Fernando Zamora encabezaba las preferencias hasta el 25 de abril. Dice textualmente:

“Las campañas a presidente municipal en la capital del Estado de México inician con una ventaja del candidato del PRI-PVEM-PANAL de 12.7 puntos sobre el candidato del PAN en preferencia bruta, y de hasta 15.1 puntos en preferencia efectiva (descontando el 16.1% de quienes se declaran indecisos).

“De acuerdo a la encuesta en vivienda cara a cara realizada el pasado 25 y 26 de abril del presente año por Parámetro Investigación, el candidato del PRI-PVEM-PANAL obtendría 37.3% de preferencias; Juan Rodolfo Sánchez del PAN, 24.6%; Ana Yurixi Leyva del PRD, 9.7%; Maximino Pérez por Morena, 6.3%; Sergio Aarón Dávila, por Movimiento Ciudadano, 3.6%; Guillermo Molina, del PT, .9%; y .9% el Partido Humanista; .6% el Partido Encuentro Social y 16.1% no declara preferencia.

“En preferencia efectiva (descontando el 16.1% que no manifiesta preferencia), Zamora obtendría 42.4%, Sánchez Gómez 29.3%, Ana Yurixi Leyva 11.6%.

“El candidato del PRI, Fernando Zamora, conocido por el 73.3% de la población, cuenta con una imagen positiva de 65.1 y negativa de 34.9, alcanzando un diferencial de opinión de 30.2 puntos. Juan Rodolfo Sánchez, candidato del PAN conocido por el 63.6%, alcanza 53.8 puntos de imagen positiva, 46.2 de imagen negativa y un diferencial de imagen de 7.6 puntos. La candidata del PRD, Ana Yurixi Leyva, es conocida por el 40.2% y tiene un diferencial de imagen de 16.6 puntos.

“El PRI se ubica como el partido más rechazado o por el que nunca votarían con el 30.3%, seguido por el PRD con 22% y el PAN con 12.4%.

“Por otro lado, el candidato blanquiazul encabeza las opciones de segunda preferencia, pues es visto como la segunda opción para votar por el 17.6%, seguido por el candidato del PRI con el 14.5%, y la candidata del sol azteca con 10.6%. Seis de cada 10 (60.1%) toluqueños perciben que el candidato ganador será Fernando Zamora del PRI-PVEM-PANAL, y 14.8% Juan Rodolfo Sánchez, del PAN.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s