Grupos de autodefensa en Toluca

* Es incomprensible que el candidato priista a la alcaldía del municipio de Toluca, Fernando Zamora, convoque a los habitante a unirse “para restablecer la seguridad ciudadana en todas partes y todo el día para vivir bien en casa y en las calles”, tal y como se pretendió en Michoacán con los grupos de autodefensa y sus consecuencia violentas que ocuparon las primeras planas informativas del país.

Luis Zamora Calzada

Las ocurrencias de la ignorancia muestran, en muchas ocasiones, interpretaciones del mundo construido en el  referente de las personas, en donde se reflejan niveles de información, lecturas, experiencias acumuladas, incluso el nivel de escolaridad y académico obtenidos.

Es lamentable escuchar, en estas épocas de campaña, planteamientos ajenos a la realidad. A manera de ejemplo, el tema de inseguridad no se puede reducir a un perfil y tipo de policía al tener relación directa con componentes esenciales de la sociedad, como son los valores, la educación y el propio modelo económico que se encuentra orientado al consumismo.

No es complicado analizar algunos hechos visibles desde la propia infancia, veamos los elementos presentes en una acción, quizá para muchos sin importancia, que ocurren cuando un niño le quita a otro sus tenis de marca. Si se resiste, incluso le pega y le amenaza para que no le diga a nadie lo ocurrido.

Se puede inferir que el niño agresor proviene de un familia pobre, sus padres no pueden comprarle los tenis que obtiene con violencia y en tales condiciones es probable que sienta envidia y coraje en contra del que puede tenerlos, aprende que con el uso de la fuerza lograrán cumplirse algunos deseos y anhelos que el sistema económico le niegan. Así, sucesivamente, se llegará a deducir que el papel de la policía en este tipo de actos es intrascendente.

Por esta razón es incomprensible que el candidato priista a la alcaldía del municipio de Toluca, Fernando Zamora, convoque a los habitante a unirse “para restablecer la seguridad ciudadana en todas partes y todo el día para vivir bien en casa y en las calles”, tal y como se pretendió en Michoacán con los grupos de autodefensa y sus consecuencia violentas que ocuparon las primeras planas informativas del país.

De manera implícita, renuncia a la responsabilidad constitucional de garantizar la seguridad de sus ciudadanos y reconoce la incapacidad del gobierno municipal para cumplir con dicha obligación. Seguramente, los toluqueños no están dispuestos a ninguna “alianza total con el policía leal al ciudadano” y mucho menos con un “grupo de élite de la policía municipal de Reacción Inmediata a Delitos de Alto Impacto” que pretende crear. Vaya ocurrencias.

Ignorancia legal

El capítulo octavo de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México establece la normatividad de los Cuerpos de Seguridad Pública y Tránsito, y en el artículo 142 mandata que en cada municipio se integrarán cuerpos de Seguridad Pública, de bomberos y, en su caso, de Tránsito, de los cuales el presidente municipal será el jefe inmediato. Sin embargo, el artículo 143 ordena que en los casos del Ejecutivo federal y el gobernador del Estado, en los términos del artículo 115, fracción VII de la Constitución General de la República, tendrán el mando de la fuerza pública en los municipios donde residan habitual o transitoriamente. En el municipio donde residan permanentemente los Poderes del Estado, el mando de la fuerza pública municipal lo ejercerá, en cualquier caso, el Ejecutivo estatal a través de la Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito.

En ninguna parte de la ley se faculta al presidente municipal, como pretende hacer creer a los ciudadanos el candidato priista a la alcaldía de Toluca, estar en posibilidades de crear un “grupo de élite de la policía municipal de Reacción Inmediata a Delitos de Alto Impacto”, tampoco a la “formación de la policía civil urbana habilitada” y mucho menos a la “creación del detective ciudadano” y el “Centro de Inteligencia Municipal”, lo que constituye un engaño al no existir el marco legal que le permita una actuación de esa naturaleza, denotando con sus propuestas ignorancia legislativa a pesar de ser diputado con licencia.

Resulta totalmente improcedente que los detectives ciudadanos sean parte de la participación social en la planeación y supervisión de la seguridad pública, como plantea el citado candidato, en un arranque de ocurrencias infundadas y contrarias a derecho.

En su decálogo, de libre inspiración, el punto ocho propone crear el “Instituto para LA Prevención y el Combate al Delito”, para generar “estrategias y programas para incrementar la eficacia policial y, en consecuencia, reducir los índices delictivos en el municipio” y al calor de las ocurrencia también promete un “observatorio de violencia contra las mujeres como mecanismo de emergencia que colabore con las autoridades municipales para abatir la violencia de género”.

La improvisación y falta de conocimiento de la realidad le conducen a su programa “Fíjate quién es”, que significa la instalación gratuita de mirillas en las puertas de hogares y negocios. ¿Qué pasará con la gente que no tiene casa o negocio?

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s