LIX Legislatura del Edomex: ¿pluralidad simulada?

*

* Salvo los legisladores del nuevo partido Morena –plataforma del vituperado Andrés Manuel López Obrador-, los restantes grupos parlamentarios hicieron su arribo comprometiéndose a la colaboración, el diálogo y, cómo no, “la búsqueda de acuerdos”. Por el PT, el también diputado profesional Carlos Sánchez Sánchez, coordinador de sí mismo y apenas otro legislador de su partido, incluso ofreció ser “constructivo” y dejar los señalamientos “para después”.

*

Jorge Hernández

Con los protocolos del caso, en la sede del Poder Legislativo del Estado de México, los días cuatro y cinco de septiembre se instaló y abrió su primer periodo ordinario de sesiones, la LIX Legislatura, cuya directiva preside el perredista Arturo Piña García, dos veces diputado y presidente de Donato Guerra y Villa de Allende; por la Junta de Coordinación Política lo hace el priista Cruz Juvenal Roa Sánchez, anteriormente diputado local también y secretario de Medio Ambiente y del Trabajo en la administración del gobernador Eruviel Ávila Villegas.

A pesar de que la Legislatura se integra con nueve grupos parlamentarios, es decir, grupos de nueve diferentes partidos políticos, a juzgar por sus primeras intervenciones en tribuna –pomposamente llamadas “posicionamientos”- sobre el inicio de su gestión, no se espera mayor contrapeso al Ejecutivo del que ha habido en las pasadas legislaturas.

Si además se juzga el papel de la saliente Legislatura, que accedió a trabajar quince periodos extraordinarios –algo inéditos en la historia reciente del Congreso mexiquense- para aprobar casi en exclusiva iniciativas presentadas por el mandatario estatal, y su tibio papel en las acusaciones del Instituto Nacional Electoral contra Ávila Villegas por violaciones constitucionales en materia electoral, entre otras ocasiones que tuvo para servir precisamente de contrapeso, seguramente se vea la misma docilidad y sumisión de siempre ante los dictados del gobernador.

Salvo los legisladores del nuevo partido Morena –plataforma del vituperado Andrés Manuel López Obrador-, los restantes grupos parlamentarios hicieron su arribo comprometiéndose a la colaboración, el diálogo y, cómo no, “la búsqueda de acuerdos”. Por el PT, el también diputado profesional Carlos Sánchez Sánchez, coordinador de sí mismo y apenas otro legislador de su partido, incluso ofreció ser “constructivo” y dejar los señalamientos “para después”.

Por Movimiento Ciudadano, su también coordinador y ex dirigente estatal, Jacobo Cheja Alfaro, se atrevió al uso de palabras poco correctas políticamente, como partidocracia e inconformidad ciudadana con el rumbo del país, pero al final se mantuvo en el respaldo al diálogo y los consensos. El PRD, que destacó rezagos y el hartazgo ciudadano, terminó por asumirse como “oposición responsable”, noción a la que el PAN recurre todo el tiempo para justificar su voto en favor de las iniciativas del gobernador y su partido.

Quizá la única posibilidad de que el PRD sea una oposición responsable diferente se encuentre justamente en su coordinador, el ex edil de Nezahualcóyotl, Juan Manuel Zepeda, quien proyectó mayor confianza que varios de los que lo rodean, como Víctor Manuel Bautista López, Juana Bonilla Jaime, Javier Salinas Narváez y Martha Angélica Bernardino Rojas, verdaderos ejemplos de la nomenklatura perredista y la partidocracia en general.

En la misma línea, el panismo, cuyo coordinador, Sergio Mendiola Sánchez, apuntó varias preocupaciones de la población como la inseguridad, desempleo y pobreza, pero concedió inocentemente, como si desconociera nuestra historia política nacional y local, que en una democracia y auténtico gobierno republicano “la colaboración entre poderes es una herramienta útil para la edificación del bien común”.

Morena, en cambio, cuya participación corrió a cargo del legislador Abel Valle Castillo –ex regidor en el ayuntamiento de Lerma- se estrenó pidiendo la comparecencia del secretario de Finanzas por la opaca y reducida distribución de los recurso del Fofem a los municipios mexiquenses, explicaciones al gobernador por la cesión al movimiento Antorcha Campesina de un terreno en Texcoco, y se comprometió a mantener informada a la población y sus votantes del trabajo que realicen en el Congreso y las comunidades, además de conducirse según el tan llevado y traído “proyecto alternativo de nación”.

Sin exaltaciones de por medio, señaló que las cosas “no están bien” y demandan transformaciones, empezando por las instituciones, la revisión “minuciosa” del gasto público y el combate a la corrupción, entre otras, rematando con la advertencia de que en esta tribuna se escucharán las voces de los excluidos, los relegados, los marginados y la indignación del pueblo mexiquense que buscan ser escuchados pero también transformar al Estado de México.

El PRI, que coordina Cruz Juvenal Roa, no dejó de anticipar su rechazo a las posiciones intolerantes y de negación al diálogo, aunque después reconoció en Morena su vocación crítica.

Por su parte, Eruviel Ávila Villegas, invitado de honor en la ceremonia de apertura del primer periodo ofreció mantener el supuesto respeto a la autonomía e independencia del Poder Legislativo, que así debiera ser, pero nunca ha sucedido.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s