Todavía no hablo de la muerte

*

Miguel Alvarado

*

Fíjate

este es el mapa de las fosas

el barrio de los pobres que siempre se están muriendo.

*

Los desgarros y una hoguera cicatrizan mandarinas

y una mano se amontona desigual en el aire de las tumbas

cuando pasan las tanquetas.

Hay flores y dan ganas de jugar como Pirlo cuando el vocero de los militares

dice que la seguridad nacional no se negocia con un grupo de culeros que ofende a las fuerzas armadas.

*

El sicario dijo mientras fumaba que necesitaba un pueblo desalojado.

Lo dijo frotándose los güevos, sin mirar el arma

los labios cortados por una mordida.

*

Su sombra se asoma y yo digo que estaba oscureciendo

yo digo que la luz, el residuo, se arrojaba en sus ojos queriendo

abrasar sus amapolas.

*

Dijo lo del pueblo cuando ya le apuntaban porque lo iban a linchar.

*

No puedo imaginarte matando cuando orita estás pidiendo un café

y le reclamas al mesero buenos modales.

*

Así ha pasado este día

con tus muertos a la mitad de nosotros.

*

II

Quizás lo que se necesite sea la inmovilidad

llevar la grabadora al off

encontrarle al gato sus tres pies, la última raya al tigre.

*

Y Selene.

Y Selene y su silencio que arrulla.

*

Estará por aquí la manzana podrida del post-rock a todo volumen

a toda madre en este cuarto a salvo aún

de la guerra contra las drogas

esa contrainsurgencia a las cuatro de la noche en una mesa del barrio

*

No tienes nada, dios

todavía no tienes nada.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s