Archivo 2007

La más peligrosa

* Durante más de una década de asesinatos, Ciudad Juárez, Chihuahua, jamás ocupó el primer lugar de homicidios de mujeres en el país; ese sitio lo tuvo Toluca. 

Jorge Hernández 

Más de mil ejecuciones en el país, en menos de 5 meses han disparado los índices de inseguridad. En el Estado de México los homicidios dolosos llegan a 286 en el mismo lapso de tiempo, lo que significa 2 asesinatos por día. En esta cifra se incluyen los asesinatos que tienen relación con el narco y que se elevan a 50 y de ellas apenas en la mitad de los casos se tiene pistas o se han resuelto parcial o completamente. Este es uno de los pocos rubros criminales que han subido realmente las estadísticas, pues según los datos de la propia Procuraduría estatal, el resto permanece estable y presenta más o menos los mismos números que el año pasado.

Dentro de los homicidios, 77 se han cometido contra homosexuales y se identifican como homofóbicos. En este caso el Edomex ocupa el segundo lugar nacional, detrás del DF, que registra 137 y sólo arriba de Veracruz, donde hay hasta la fecha 39 crímenes. También el Edomex tiene ya 64 feminicidios pues una mujer es asesinada cada 48 horas.

Toluca es la ciudad con más feminicidios, incluso por encima de Ciudad Juárez. En el 2006 la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Relacionados con los Homicidios de Mujeres, en el municipio de Ciudad Juárez, Chihuahua, por voz de Mario Ignacio Álvarez Ledesma, subprocurador de Derechos Humanos de la dependencia, dio a conocer que los 379 homicidios en los que la víctima fue una mujer, registrados desde 1993 en esa ciudad fronteriza, son poco menos que la cuarta parte de los crímenes contra mujeres ocurridos en el mismo periodo de tiempo en Toluca.

El informe final de la Fiscalía dice que de acuerdo con las estadísticas de homicidios por cada 100 mil habitantes, es Toluca la que ocupa el primer lugar en homicidios de mujeres desde 1991, con 7,9 crímenes en promedio; mientras que Ciudad Juárez ocupa el cuarto lugar, con una tasa de 2,4 asesinatos por cada 100 mil habitantes. ¿Por qué si en Toluca se cometen casi cuatro veces más crímenes de mujeres que en Ciudad Juárez es esta localidad del norte la que atrae a los reflectores de los medios de comunicación? Varias razones parecen explicarlo.

Por un lado, y aunque ambas ciudades tienen una población de aproximadamente 1.5 millones de habitantes, Ciudad Juárez está considerada el paso fronterizo más grande entre México y Estados Unidos, con lo cual todo lo que sucede en esta localidad tiene mayor repercusión en los medios de comunicación de ambas naciones.

Resulta paradójico que durante más de una década de asesinatos, Ciudad Juárez, Chihuahua, jamás ocupó el primer lugar de homicidios de mujeres en el país; ese sitio lo tuvo Toluca. En este punto destacan las declaraciones que, en su momento, hiciera la presidenta da la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, María Eugenia Díez Hidalgo, quien reconoció que el Estado de México ocupa el primer lugar con más homicidios dolosos contra las mujeres.

El crecimiento de estos casos, dijo, ha sido marcado, al grado de que se calcula un incremento del mil por ciento a nivel nacional, siendo Toluca y Ciudad Juárez, los referentes obligados. Los feminicidios en la ciudad se elevaron en 19 por ciento, durante este año y las estadísticas apenas dan idea del fenómeno.

En el 2007, de los 62 asesinatos contra mujeres, 15 se refieren a menores de edad entre 8 y 16 años, además uno de lo sectores más sensibles es el de las meseras de bares, según la Fiscalía Especial para la Atención de Homicidios Dolosos contra Mujeres y Delitos Relacionados con la Violencia Intrafamiliar y Sexual.

Las cifras indican que este año se han recibido 58 mil 790 denuncias, 22 mil 836 por robo, 13 mil por lesiones y mil 518 por homicidio.  Desde el 2005, si se consideran ciudades grandes, donde ocurre más de un homicidio por semana, Toluca, Naucalpan de Juárez y Ecatepec se ubican en las primeras posiciones, seguidos en cuarto lugar por esta ciudad fronteriza del estado de Chihuahua. Así, tan sólo en Toluca al año se presentan en promedio 12.2 homicidios de mujeres por cada cien mil habitantes del sexo femenino, mientras que en Ciudad Juárez la incidencia es de 4.8 por cada cien mil, revela el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad (ICESI).

Datos recabados por ese organismo dicen que de los 48 mil 634 homicidios que se registraron en el país de 1997 a 2004, la víctima fue un hombre en 88 por ciento de los casos, y al dividir la cifra de homicidios de hombres entre el número de hombres de la población en riesgo, Guerrero ocupa la primera posición.

Mientras en todo el país hay una tendencia a la baja, en ese periodo, tanto en el número de homicidios culposos como dolosos, en el Estado de México solo se presenta descenso en el primer tipo. Si se analiza la máxima categoría, ciudades o municipios donde ocurren más de 10 homicidios por mes, Toluca, Naucalpan, Ecatepec y Nezahualcóyotl ocupan las primeras posiciones. De cada cien mujeres que mueren por homicidio en el Estado de México, una de cada tres muere en el hogar por violencia intrafamiliar.

En esta categoría se ubican también Tijuana, en la séptima posición; Mexicali en la 10, Iztalapa en la 12 y Guadalajara en la 13. En el país, sólo en 17 ciudades, municipios o delegaciones se registran más de dos homicidios por semana, pero no en todos los casos los medios de comunicación prestan igual atención. Estos son Guadalupe y Calvo, también en Chihuahua; Toluca, Texcoco, Naucalpan de Juárez; Ayutla, en Guerrero; Miguel Hidalgo, en el DF; Acapulco, Guerrero; Valle de Chalco, México; Apatzingán, Michoacán; La Paz; la delegación Cuauhtémoc; Chalco; Nuevo Laredo, en Tamaulipas y Chimalhuacán.

La Procuraduría estatal, desde los tiempos de Alfonso Navarrete Prida, descarta cualquier cifra en feminicidios que ocupe el primer lugar nacional, y aduce que el conteo de organismos no gubernamentales se hace a partir del número de mujeres ingresadas a hospitales por lesiones y que allí mueren, lo que transforma este síntoma en un problema de salud, no de seguridad.

Los números oficiales, por otra parte, sólo representan una cuarta parte de los casos reales, pues un 75 por ciento no se denuncia debido a la impunidad, a la amenazas y en general a la poca respuesta que se puede esperar de parte de las autoridades. El actual procurador, Abel Villicaña tiene también una postura similar a la de Navarrete Prida en su tiempo, y ha dicho que la tasa de homicidios dolosos contra mujeres es de apenas .04 asesinatos por cada 100 mil habitantes, lo que contrasta de manera radical con los números de las ONG, que señalan hasta 7.5 por cada 100 mil.  

Villicaña señala que el INEGI proporciona las cifras a las ONG y allí se toman indiscriminadamente, sean dolosos o culposos y por ello se eleva la cantidad. Pero incluso la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos y la Federación Internacional de los Derechos Humanos presentaron ante el Parlamento Europeo un estudio, según el cual la tasa de feminicidios en el Estado de México es superior en 130 por ciento a la media nacional.

Los casos en Toluca están registrados y al menos 3 se registran cada semana, a pesar de que la misma Pocuraduría señale que la capital es un tiradero de cadáveres y aquí solamente se encuentran los cuerpos pero no se comete el delito. En el Edomex, los primeros lugares en asesinatos pertenecen a municipios del valle de México debido a su alta concentración poblacional, así Ecatepec, Tlalnepantla, Neza y Naucalpan se ubican sobre Toluca, pero la capital los supera en la proporción de habitantes. 

Atenco y Montiel: las disparidades

* Previo también al primer aniversario del atencazo, otro hecho llamó la atención sobre el caso. El diputado federal del PRI, Gustavo Cárdenas Monroy, propuso reactivar el proyecto aeroportuario de Texcoco-Atenco, alegando que la terminal del DF es insuficiente y ni siquiera las alternativas como Toluca pueden desahogar los problemas. Esto lo dijo el 28 de abril, donde además dijo que para tal proyecto se necesitarían 2 mil hectáreas, no las 4 mil 500 que inicialmente se habían programado.

Jorge Hernández 

Las 4 mil 500 hectáreas entre San Salvador Atenco y Texcoco que serían utilizadas hace 6 años para la construcción del aeropuerto presentan características diferentes, pero a mayoría son tierras de cultivo o campos abiertos por donde pasan brechas. Lo poco que queda del lago de Texcoco dota de humedad a los terrenos, fértiles pero a los que se les aplican poco recursos para la producción.

Estos terrenos serían pagados a 7.20 pesos el metro cuadrado, en aquella expropiación que realizó el gobierno federal y que costó un conflicto de casi un año con los ejidatarios del lugar, descendientes de tlahuicas y dispuestos a hacer frente a cualquiera que se entrometiera con sus propiedades. Finalmente el proyecto se cayó. Se perdió la inversión inicial de 3 mil millones de pesos que llegarían a la entidad y que el ex gobernador Montiel esperaba con ansia, pues representaba el mejor negocio que hubiera podido conseguir; también se perdería la derrama económica por 77 mil millones de pesos y los ingresos adicionales por 300 mil millones, cuando la terminal aérea se completara. Los grupos atenquistas triunfaron y su municipio, uno de los más pequeños del Estado de México, se transformó en un símbolo de la lucha por los derechos de los pobres.

Los líderes principales, Ignacio del Valle, Héctor Galindo y Felipe Álvarez abanderaron entonces otras causas e incluso se trasladaban a otros estados para apoyarlas. Los macheteros, como se les conoció por llevar sus machetes a las manifestaciones y enfrentar a la policía con esas armas, se hicieron de poder y con ello llegaron los abusos. A pesar de que la razón asistió desde un principio a los ejidatarios de Atenco, también es cierto que incurrieron en ilegalidades, como la retención de funcionarios y el cierre de vías de comunicación para conseguir que sus demandas, no peticiones, fueran cumplidas.

El gobierno estatal y federal, primero con Montiel y Vicente Fox, no pudieron hacer nada por el proyecto del aeropuerto pero tampoco se quedarían de brazos cruzados y esperarían la oportunidad. Ésta llegó el 3 de mayo del 2006, precisamente en el municipio perredista de Texcoco, gobernado por Higinio Martínez, hoy un cómodo legislador que todo le aprueba al gobierno de Enrique Peña Nieto. Los enfrentamientos se originaron debido al desalojo de 14 vendedores ambulantes de flores en la explanada del mercado municipal de Texcoco.

Algunos de ellos pertenecían al Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, la organización de Ignacio del Valle y justamente ellos acudieron en su defensa. La policía municipal intervino y el zafarrancho creció. Se extendió por la carretera Texcoco-Lechería, hasta donde llegó la SE y algunos elementos de la policía federal.

Allí los de Atenco se enfrentaron sin miramientos, consiguieron repeler a las fuerzas públicas, retuvieron a algunos policías, agredieron a otros y se atrincheraron en el centro de San Salvador Atenco. La madrugada del 4 de mayo, Wilfrido Robledo, el oscuro jefe de la ASE, entró en el pueblo y detuvo a 211 personas, aunque de manera oficial fueron 189; no discriminó a nadie y se llevó a  estudiantes, reporteros, extranjeros, habitantes y compañeros de Del Valle en una jornada que aún no ha terminado.

La golpiza, trasmitida como los hechos del 3 de mayo, en cadena nacional, puso en evidencia la obviedad de una revancha por parte del gobierno. Durante el traslado de los detenidos al penal de Almoloyita, se registraron violaciones y abusos, que no fueron investigados debidamente y que a la fecha permanecen impunes. A la fecha permanecen presos 25 atenquenses, de los cuales a 3 se les dictó una sentencia de 67 años y 6 meses; el resto está en libertad al pagar una fianza de 14 mil pesos y enfrenta su proceso desde afuera.

Sin embargo las sentencias dictadas no se refieren a los hechos violentos relatados, sino a una retención de funcionarios, realizada por Del Valle y sus seguidores, en febrero y abril, contra funcionarios de Gobierno y Educación, lo que fue considerado como secuestro por los jueces. Esta condena podría ser ampliada si la apelación que la procuraduría estatal prospera, y podría aumentar hasta 90 años y dejar a los atenquenses en el penal federal del Altiplano, donde se encuentran a la fecha. Esta condena equivale prácticamente a la cadena perpetua, pues ninguno podría salir con vida. Esta condena se dio a conocer apenas un día después de que se conmemorara el primer aniversario de los enfrentamientos, en voz del juez Blas Hernández.

Estos tres atenquenses comparten prisión con delincuentes como dos de los secuestradores más famosos, Andrés Caletre y Daniel Arizmedi, El Mochaorejas; con presos considerados políticos como Flavio Sosa, dirigente visible de la APPO; también estaba el narcotraficante Osiel Cárdenas Guillén, extraditado recientemente a Estados Unidos para enfrentar cargos en aquel país y algunos de sus brazos ejecutores; está también el ex gobernador de Quinta Roo, Mario Villanueva Madrid, primo del ex director de la ASE, Wilfrido, preso por narcotráfico. Previo también al primer aniversario del atencazo, otro hecho llamó la atención sobre el caso.

El diputado federal del PRI, Gustavo Cárdenas Monroy, propuso reactivar el proyecto aeroportuario de Texcoco-Atenco, alegando que la terminal del DF es insuficiente y ni siquiera las alternativas como Toluca pueden desahogar los problemas. Esto lo dijo el 28 de abril, donde además dijo que para tal proyecto se necesitarían 2 mil hectáreas, no las 4 mil 500 que inicialmente se habían programado. Sostuvo que se necesita una infraestructura que atienda más de un millón de operaciones al año, 50 millones de pasajeros y que ofrezca operaciones simultáneas en pistas paralelas dentro del aeropuerto, y el actual no tiene esas condiciones.

Consideró que la inversión necesaria para la construcción del aeropuerto alterno es de aproximadamente 10 mil millones de dólares y sería mixta, es decir, pública y privada. Gustavo Cárdenas ha sido diputado federal y local por el Edomex, además de funcionario de primer nivel en la época de Arturo Montiel, precisamente en la época final del conflicto por el aeropuerto. Cárdenas fue también aspirante en la elección interna del PRI para la gubernatura del Edomex, en el 2005, que perdió precisamente con Enrique Peña.

Este rigor en la aplicación de la ley por parte del gobierno contrasta con otros casos, en especial con la investigación del caso Montiel, al cual se le exoneró cuatro veces y a pesar de las pruebas físicas como sus propiedades y su tren de vida, no se le pudo o no se le quiso juzgar por enriquecimiento ilícito. Tampoco su familia ni sus colaboradores fueron investigados debidamente. Incluso el contralor interno de Montiel, Eduardo Segovia, fue propuesto por Peña y nombrado por la Cámara magistrado del Tribunal de lo Contencioso hace menos de tres semanas.

En este caso, todo el Congreso se ha doblegado y nadie, absolutamente nadie, le ha pedido cuentas al gobierno sobre Montiel, tampoco sobre los gastos de publicidad con Televisa ni mucho menos con temas como el manejo de la deuda pública, las inversiones extranjeras y el desempleo, tampoco, por supuesto sobre el caso Atenco. Aún falta la sentencia para los 174 atenquenses por los hechos del 3 y 4 de mayo, que se dará en los próximos 4 meses.

Las guerras de Peña

* La tala y el narcotráfico en cualquier a de sus modalidades son los principales negocios ilícitos, los que más ganancias dejan y los que se han enquistado en los sistemas de gobierno, logrando que incluso los propios políticos, policías y militares en el poder participen de los beneficios. Esta es una práctica extendida y no se limita al Edomex. Prácticamente todo el país se rige bajo este esquema. En el caso de los talamontes, hay un asesinado, un hombre que pertenecía a un grupo ambientalista, quien junto con uno de sus hermanos cayó en una emboscada. Los asesinos, de quienes se saben los nombres, están prófugos aparentemente en el estado de Morelos.   

Jorge Hernández  

Camilo Damián Flores caminaba por las calles de la cabecera de Zacualpan, un pequeño municipio al sur de la entidad en compañía de su esposa. Iba vestido de civil y se dirigía a su trabajo, justo en la alcaldía de aquella localidad. Apenas eran las 9 y media de la mañana cuando antes de llegar a su destino un grupo armado salió al paso y acribilló a la pareja.

La mujer tuvo más suerte, púes sólo resultó herida pero Carlos Damián Flores murió casi de inmediato después de recibir el impacto de lo rifles M-1, que sólo usan el ejército o los narcotraficantes. A pesar de haber testigos, nadie vio cuántos eran los agresores ni en qué autos se movían. El hombre quedó tirado en la calle de Filemón Fuentes, en el barrio de Chacotingo. Vestía un pantalón oscuro y camisa a rayas. Quedó boca abajo, con los miembros en cruz y a sus 42 años se llevó las claves sobre sus asesinos, aunque por el estilo de la ejecución, por las armas y por la región no es difícil suponer que el narco ha ejecutado a alguien que les incomoda, les debe o les estorba.

Otro dato que lleva a estas conclusiones es que Camilo Damián Flores era el director de Seguridad Pública de aquel municipio, el segundo policía ejecutado en menos de 4 días en ese lugar. Esta es la primera ejecución de un mando policiaco en el Estado de México este año, o al menos es la primera de la que se sabe.

En meses anteriores sólo los agentes de cargos menores habían sufrido los estragos de la violenta escalada del crimen en prácticamente todo el territorio estatal. Pero las ejecuciones por narco no son las únicas semillas de violencia. También los talamontes libran su propia guerra, contra ellos mismos, contra una policía aparentemente en desventaja, contra un ejército totalmente desentendido y contra los comuneros de las zonas que devastan.

La tala y el narcotráfico en cualquier a de sus modalidades son los principales negocios ilícitos, los que más ganancias dejan y los que se han enquistado en los sistemas de gobierno, logrando que incluso los propios políticos, policías y militares en el poder participen de los beneficios. Esta es una práctica extendida y no se limita al Edomex. Prácticamente todo el país se rige bajo este esquema. En el caso de los talamontes, hay un asesinado, un hombre que pertenecía a un grupo ambientalista, quien junto con uno de sus hermanos cayó en una emboscada. Los asesinos, de quienes se saben los nombres, están prófugos aparentemente en el estado de Morelos.

Aldo Zamora era el nombre del ambientalista, quien murito el 15 de mayo. La alcaldía de Ocuilan pidió ayuda al gobierno estatal, pues sólo tiene 32 policías municipales para toda la región. La respuesta del secretario general de Gobierno fue enviar 15 armas y un contingente de la ASE, formado por 30 elementos, pero tuvieron que pasar semanas para ello e incluso la propia presidencia municipal tuvo que sufrir un ataque cuando un grupo de talamontes baleó el edificio y las camionetas del municipio.

Según el gobernador Peña Nieto, otro target del narcotráfico, se pido la presencia del ejército para combatir a los talamontes, pero hasta el momento no ha habido sino intervenciones de vigilancia por parte de los militares. Incluso uno pequeño grupo de ellos fue retenido por pobladores de Amecamenca cuando llevaban presos a algunos de los taladores. Los militares fueron obligados a soltar a dos de ellos. La fuerza real del ejército no acudió al llamado del gobernador, a pesar de que en la última reunión de la Conago Peña aplaudió a los jefes militares su participación contra el narco a nivel nacional, que por otra parte ha resultado desastrosa.

Es tal el poder de los talamontes que hasta el alcalde de Ocuilan, Félix Alberto Linares, ha sido amenazado de muerte. La tala ilegal es una actividad difundida por todo el Estado de México. Incluso la zona del Nevado de Toluca ha perdido la mitad de sus bosques en menos de 50 años, así como los antiguos ecosistemas que allí sobrevivían. La razón de ello es que el narco y la tala sentaron sus reales desde hace años y las carreteras sureñas son las por donde se mueven los productos. Valle de Bravo es otro punto focal, así como los municipios de Zacazonapan, Otzoloapan, Tejupilco, Bejucos e incluso el más sureño, Amatepec, que forman parte de la Tierra Caliente mexiquense.

La colindancia con Guerrero y Michoacán dificulta la actividad policiaca, pero también es cierto que la protección a estos grupos corre por cuenta de las propias dependencias que la enfrentan. Las detenciones de talamontes nunca, en toda la historia del combate al ilícito, han registrado a un líder, a un procesador de madera, a un empresario. Por otra parte con el pago de una fianza los detenidos salen de inmediato, aunque también se les ayuda al integrar de manera errónea las averiguaciones previas, por lo que no hay más remedio que dejarlos ir.

El día 15 de mayo, Aldo y Misael Zamora, de 21 y 16 años de edad respectivamente, indígenas de la etnia Tlahuíca, fueron víctimas de un atentado en el cual Aldo fue asesinado y Misael Zamora fue gravemente herido. Las víctimas son hijos de Ildefonso Zamora, comisario de bienes comunales de San Juan Atzingo, en el Municipio de Ocuilán, Estado de México, quien junto con sus dos hijos eran conocidos por la comunidad y las autoridades locales y federales por su activismo en la denuncia de la tala ilegal del bosque que forma parte de la zona de reserva ecológica Parque Nacional Lagunas de Zempoala.

Aldo y Misael Zamora fueron emboscados el 15 de mayo a las 18:30 horas por cuatro personas en Santa Lucía, Ocuilan, mientras viajaban con tres de sus familiares los cuales resultaron ilesos. Misael, que ya se encuentra recuperándose en su casa, identificó plenamente como sus atacantes a Luis y Alejo Encarnación, conocidos taladores de la zona e hijos de Feliciano Encarnación, quien es uno de los principales cabecillas de los grupos de taladores de esa zona.

Los otros dos atacantes fueron identificados recientemente como Fernando y Silvestre Jacinto Medina. En los últimos años, los hermanos Zamora se habían sumado paulatinamente a la labor ambientalista de su padre Ildefonso, participando en la implantación de proyectos de ecoturismo y de reforestación en la zona. Además, entre junio de 2006 y mayo de 2007 estuvieron trabajando voluntariamente con Greenpeace México en la colecta de datos para hacer un estudio sobre los impactos de la tala ilegal en los bosques de San Juan Atzingo.

Desde febrero del 2004, la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) comenzó una serie de operativos en respuesta a las múltiples denuncias hechas por Ildefonso y otras autoridades de la comunidad sobre la tala ilegal, a partir de lo cual comenzó a recibir constantes amenazas de muerte. Fue especialmente preocupante la amenaza recibida el día 19 de octubre de 2006, durante una marcha organizada por Ildefonso y otras personas de la comunidad en contra de los taladores ilegales.

Las amenazas fueron hechas directamente a Ildefonso, ante la presencia de los otros participantes de la marcha y representantes de la Profepa, al ir caminando por la carretera, cuando dos grupos de personas presuntamente dedicadas a la tala ilegal pasaron en dos vehículos desde los cuales le gritaron a Ildefonso que “tienes tus días contados, si no le bajas te vamos a dar en donde más te duela”. Además el día 26 de mayo se registraron balazos en la comunidad por la noche, al tiempo en que se realizaba el novenario de Aldo y también se registraron disparos contra la presidencia municipal de Ocuilan.

Se teme que esto sea otra manera de intimidación. Debido a esto, tememos por la seguridad de Ildefonso Zamora Baldomero así como la de otros comuneros, en particular Paulino Neri Carlos, suplente de Ildefonso, Nicolás Hernández Alberto, secretario de bienes comunales y Alejandro Ramírez Raymundo, tesorero de bienes comunales y jefe de consejo suprema tlahuica, y la de sus respectivas familias. Los señores Paulino, Nicolás y Alejandro son autoridades locales oficiales y tradicionales que han apoyado a Ildefonso en sus actividades.

También es relevante mencionar que Ildefonso Zamora presentó una denuncia en diciembre de 2005, ante la Profepa sobre la tala ilegal en la zona, y como evidencia presentó fotografías y videos que su hijo Aldo tomó para mostrar a los taladores ilegales en flagrancia. Fue hasta noviembre del 2006 que el Ministerio Público Federal solicitó 47 órdenes de aprehensión contra los taladores ilegales entre los que estaban los posibles responsables del ataque contra Aldo y Misael Zamora. Sin embargo, estas órdenes de aprehensión no fueron autorizadas por el Juez 4º de Distrito en materia de Procesos Penales Federales, Gerardo Eduardo García Anzures, argumentando que la evidencia tomada por Aldo era insuficiente para emitir las órdenes de aprehensión.

Desde 1998, Ildefonso Zamora ha denunciado la tala ilegal de los bosques de su comunidad, la cual se ubica dentro de una zona identificada por la PROFEPA como una de las 15 “regiones criticas” del país en cuanto a la tala ilegal (zona de Lagunas de Zempoala y Huitzilac). Según análisis preliminares hechos por Greenpeace y la propia comunidad de San Juan Atzingo, los taladores ilegales han deforestado completamente más de 250 hectáreas de bosques de oyamel y pino y afectado una zona de más de mil hectáreas.

Este incidente ocurrió dentro de un contexto de hostigamiento y sistemática descalificación de los defensores de los derechos ambientales en México. El asesinato de Aldo Zamora se suma así a los casos de Rodolfo Montiel, Teodoro Cabrera, Isidro Baldenegro, Felipe Arreaga y Albertano Peñaloza. Los talamontes de Zempoala vivieron una de sus mejores épocas entre 2003 y 2006, durante la gestión del priista Juan Álvarez Reyes como alcalde de Ocuilan.

En una denuncia presentada por comuneros de San Juan Atzingo se identificó a 57 presuntos talamontes, 19 de los cuales se apellidaban Encarnación. Ildefonso Zamora, presidente de Bienes Comunales de San Juan Atzingo, asegura que todos ellos son parientes de Catalina Gómez Encarnación, esposa del ex edil. “Todos los de apellido Encarnación son primos de su esposa Catalina Gómez Encarnación, de ahí se desprende todo, toda la protección”, acusa. Antes de que se acabara el trienio, agrega, Álvarez Reyes se reunió con los delincuentes para sugerirles velocidad en el desmonte.

“Eso los mismos taladores lo dijeron. Por enero o febrero (del 2006) les dijo: pártanle la madre al bosque ahorita que estoy”, apunta. Entre de los familiares políticos del priista se encuentran Luis y Alejo Encarnación Neri, a quienes se imputa el asesinato de Aldo Zamora, hijo de Ildefonso, hace una semana. Desde el 2005, cuando presentaron su primera denuncia penal contra los talamontes, los integrantes de Bienes Comunales de San Juan Atzingo señalaron que los saqueadores presumían que contaban con protección.

“Siempre amenazan a la gente de que ellos están arreglados con la autoridad y nadie les hace ni les dice nada”, aseguró el comunero Nicolás Hernández en su declaración ante el Ministerio Público. Y para muestra, agrega Ildefonso, consta en archivos oficiales que la mayoría de los 57 acusados ya ha sido detenido entre una y seis ocasiones, pero siempre encuentran la forma de salir. “Tienen un abogado de apellido Fonseca que presume que con dinero saca a quien sea”, asevera. Héctor Magallón, director de la Campaña de Bosques de Greenpeace México, considera lamentable el mensaje que se envía con la falta de respuesta a las denuncias de los comuneros de San Juan Atzingo.

“¿Cómo invitar a la gente a que denuncie, a que forme parte del combate al delito con la denuncia, si lo único que se da a cambio del valor de denunciar es la indiferencia?”, cuestiona. Lo común, asegura el activista, es que la mayoría de las personas que observan ilícitos en sus comunidades callen por temor, pero no en San Juan Atzingo.

Los integrantes de Bienes Comunales emprendieron una batalla contra los taladores que viven en Santa Lucía, poblado contiguo al suyo, detalla, pero se percataron que el sistema de persecución del delito no funciona. “Ellos viven a diario la tragedia de la pérdida de sus bosques, la inseguridad que se ha generado con estas bandas armadas que no temen a nada ni respetan a nadie”, comenta. En Tejupilco, a mediados de mayo, se registró una serie de extrañas desapariciones. Al menos 12 personas, entre policías y ciudadanos, fueron secuestrados por comandos que un principio se decía eran de la AFI y que investigaban nexos con el narco.

La información fue detenida por las dependencias estatales, pero en la región se sabía que formaban parte de una serie de ejecuciones en la región debido a un reacomodo en la geografía de los grupos dedicados a esa actividad. A fines de mayo una serie de notas pidiendo rescates por algunos de los plagiados delimitó estas acciones; sin embargo no se levantó ninguna denuncia por los casos y sólo los nombres de los implicados se conocieron.

Por quienes se pidió rescate fue por 2 policías ministeriales y por un ganadero de la región. Los pagos oscilan entre 3 y 5 millones de pesos, aunque el último está relacionado con el narco. Del resto de los desaparecidos no se sabe nada pero la marca de los Zetas en innegable.  

Los dominios de Montiel

* La importancia de Peña en la vida de Montiel no radica solamente en la relación de amistad y familiar que lleva, sino en la defensa que hizo de él en el caso que se le sigue al ex mandatario por enriquecimiento ilícito. Peña hizo todo lo que pudo, incluidas tres exoneraciones, para que Montiel no pisara la cárcel. Este proceso está por terminar y con ello la primera parte de la misión de Enrique Peña desde la gubernatura. Al final del camino se encuentra la presidencia de la república.

Jorge Hernández

Arturo Montiel todavía gobierna el Estado de México. Se convirtió en la figura dominante de la política estatal luego de seis años de preparar y dirigir un grupo que le permitiera continuar vigente, ya a través de esa estructura o detrás de ella. Su carta fuerte es el actual gobernador, Enrique Peña, quien ha crecido políticamente al lado de su jefe y tío desde que inició su carrera.

Pero la importancia de Peña en la vida de Montiel no radica solamente en la relación de amistad y familiar que lleva, sino en la defensa que hizo de él en el caso que se le sigue al ex mandatario por enriquecimiento ilícito. Peña hizo todo lo que pudo, incluidas tres exoneraciones, para que Montiel no pisara la cárcel.

Este proceso está por terminar y con ello la primera parte de la misión de Enrique Peña desde la gubernatura. Al final del camino se encuentra la presidencia de la república. Peña Nieto no es la única influencia montielista en activo. También se encuentra Luis Miranda Nava, otro ex secretario de Finanzas de aquel sexenio y ex candidato a la alcaldía de Toluca, que perdió con Juan Rodolfo Sánchez Gómez.

A pesar de estar retirado temporalmente de la política pública, Miranda Nava se ha convertido en uno de los operadores más eficaces del ex gobernador y en el principal, promotor financiero de la campaña presidencial de Peña Nieto, quien a pesar de los yerros que ha cometido en apenas año y medio de mandato y los escándalos en los que se ha visto inmiscuido, es uno de los aspirantes más fuertes a la candidatura del PRI. Montiel opera detrás de él y para ello Miranda lo apoya.

Las negociaciones, por ejemplo, para recuperar las alcaldías más importantes económica y políticamente, las ha llevado en parte Miranda Nava. Toluca y el llamado Corredor Azul en el valle de México que incluye a Naucalpan y Tlalnepantla se incluyeron en un paquete que marca la vuelta de esos municipios al PRI, a cambio de la gubernatura estatal para el PAN pero con apoyo incondicional para la hipotética campaña de Peña. La cercanía de Peña con el partido azul y la amistad de Juan Rodolfo Sánchez, uno de los implicados en la transacción, lo confirman. Para Arturo Montiel, sin embargo, no fue fácil conjuntar y mucho menos dominar a este grupo.

Originario de Atlacomulco y con 65 años a cuestas, ganó las elecciones de 1999 con apenas 200 mil votos de diferencia sobre el panista José Luis Durán Reveles. Aquel año el PRI tuvo 41 por ciento del total de los votos emitidos, un millón 371 mil 564 sufragios pero Montiel apenas pudo ganar en 2 de los 1os 9 municipios más importantes, Ecatepec y Chimalhuacán.

Su gobierno se caracterizó por los cambios abruptos de funcionarios, pues removió a más de 400 durante su gestión. El púnico miembro original de su gabinete que tuvo rango de intocable fue Manuel Cadena pero curiosamente no pertenecía a los afectos de Montiel, pero es protegido de Carlos Salinas de Gortari.

Hoy, Cadena tiene un hijo en el Congreso local, Carlos Cadena, quien se cambió al PRI un día después de haber asumido como legislador del Verde Ecologista. Hoy, a pocos días de que la investigación por enriquecimiento ilícito concluya a su favor, Montiel abrió ya una oficina, desde donde despacha sus asuntos y convoca a su equipo, incluido el gobernador Peña Nieto. El equipo en el cual Montiel protegió sus acciones fue conocido como los Golden Boy´s, quienes en 1999 no rebasaban los 40 años.

Allí se encontraban el gobernador Peña, el ex secretario de Finanzas Luis Miranda, la ex diputada local Martha Hilda González, la ex presidenta del PRI estatal, Ana Lilia Herrera; Carlos Iriarte, hoy funcionario del PRI estatal, Carlos Rello Lara, ex secretario de Desarrollo Económico y acusado junto con el propio Montiel de evadir al fisco; Benjamín Fournier y Miguel Sámano, secretario particular del de Atlacomulco y cabeza visible del grupo Fuerza México, además fue uno de sus coordinadores en la frustrada precampaña presidencial.

Un personaje clave para que Montiel continúe libre es el ex procurador de Justicia del Estado de México, Alfonso Navarrete Prida, quien exoneró al mandatario por primera vez y a quien protegió hasta el final de su mandato. Hoy, Prida es notario pero su perfil político no fue fracturado y regresará en los próximos años a la vida pública.

Este equipo sigue en activo, ya en la función pública o en la iniciativa privada, pero un personaje que prácticamente creó la imagen de Montiel y la apuntaló en el poder que hoy detenta es Isidro Pastor Medrano, también originario de Atlacomulco, y ahora retirado de las actividades públicas.

Este hombre, considerado hace apenas 3 años como uno de los políticos más poderosos del país operó en la Cámara de Diputados de la LIV Legislatura para que el gobernador tuviera el control sobre la oposición y fraccionó a los legisladores del PAN, que se declararon diputados independientes. Allí saltó a la dirigencia del PRI estatal, en donde levantó al alicaído tricolor y lo volvió a colocar en los primeros lugares electorales, pero además le cambió la cara.

Duramente criticado por políticos como Alfredo del Mazo por los estrambóticos métodos para promocionar al PRI, en el 2005 se postuló como aspirante a la candidatura del PRI a la gubernatura. El elegido, sin embargo, fue otro y esto ocasionó una aparente ruptura con Montiel, quien al final se decidió por el sobrino, Peña Nieto. Pastor amagó con retirarse del PRI y acercarse al PAN, al darle apoyo al también inverosímil Rubén Mendoza. Pero Pastor se retiró a tiempo, junto con su equipo que incluía a la ex lideresa del Sindicato estatal de Maestros, Trinidad Franco Arpero, hoy operadora del propio Pastor.

Isidro Pastor sigue cerca de Montiel, aunque no ha operado abiertamente para él. Montiel Rojas estudió Administración de Empresas y Contaduría Pública en la Universidad Nacional Autónoma de México. Fue presidente municipal de Naucalpan, secretario de Desarrollo Económico del Gobierno del Estado de México, director general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, representante propietario de la Secretaría de Gobernación ante la Comisión Intersecretarial de Investigación Oceanográfica y director general de los Talleres Gráficos de México.

Se desposó dos veces, la primera con Paula Yáñez, de la que se divorció en el 2002 para casarse con Maude Versini, una francesa ahora nacionalizada mexicana y quien le impuso a Montiel un ritmo de vida totalmente diferente del que se le conocía. Versini, sin embargo, ahora vive en París con los dos hijos que procreó con el ex mandatario, mientras que éste reparte su tiempo entre Toluca, Metepec e Ixtapan de la Sal.

Por lo que se refiere al lado empresarial, quienes apoyan al ex gobernador son Rafael Carmona Pardo, de la Asociación de Industriales del Estado de México; Rafael Rodríguez Barrera, del Instituto Político Empresarial; Enrique Ugarte Dornbierer, del Consejo Coordinador Empresarial; Adolfo Guerra; Alfonso Otero, de Asociación Industriales; Ernesto Carranco Muñoz, del consejo Empresarial y fomento al Turismo en el Estado de México; Ernesto Fountanet del Consejo Mexiquense del Comercio Exterior; Alberto García Hurtado; Carlos Hank y Carlos Slim. Esta cúpula empresarial se ha visto reforzada con los recientes encuentros de Peña con el presidente panista Felipe Calderón. La influencia de Montiel alcanza, hoy, a los grupos políticos más alejados, incluidos los ex gobernadores estatales vivos como Emilio Chuayffet Chémor, Ignacio Pichardo Pagaza, Alfredo del Mazo González, Alfredo Baranda García, Mario Ramón Beteta Monsalve y César Camacho Quiroz.
A pesar de que la carrera pública de Montiel ha sido frenada, nada impedirá que busque la presidencia por medio de Peña Nieto y para ello su equipo, los llamados Golden Boy´s ocuparán en los próximos años las posiciones clave que se necesitan para impulsarlo.

Hoy destacan algunos políticos que repitieron en la administración de Montiel, José Manzur, Enrique Jacob, Carolina Monroy, Luis Videgaray, encargado de renegociar la deuda pública en el 2004, aunque del lado de la empresa Protego, propiedad de Pedro Aspe, el mismo Navarrete Prida, quien ya renunció a la Procuraduría de Justicia y Ernesto Némer y Abel Villicaña. Montiel es rey, todavía.   

  

Las tribulaciones de Sánchez Gómez

* La tercera administración panista en Toluca prometía ser mejor que la del saliente alcalde, Armando Enríquez, uno de los peores presidentes municipales en la historia de la ciudad.  

Jorge Hurtado  

Juan Rodolfo Sánchez Gómez, alcalde de Toluca, cumple 7 meses al frente del gobierno municipal y su administración ha enfrentado problemas sociales, protestas de sus propios empleados y matices de favoritismo, como sucedió en el desalojo de tianguistas del mercado Juárez, el 16 de octubre del 2006, pues los intereses de los transportistas no fueron tocados.

Sánchez Gómez derrotó en las elecciones del 12 de marzo del 2006 al priista Luis Miranda, ex secretario de Finanzas de Arturo Montiel en los últimos dos años de su sexenio y cercano del ahora gobernador Enrique Peña Nieto; por el PRD contendía la anodina Victorina Lara, abogada con ninguna experiencia política, aunque asesorada por la ex consejera del IEEM, Nelly Sofía Gómez Hazz y cuestionada por irregularidades en licitaciones de material electoral, en el 2004.Pero Sánchez Gómez no estaba solo.

La evidente cercanía con Peña Nieto, a quien trató cuando fueron diputados en la LV Legislatura lo convertía en el favorito. También lo era porque su trabajo no había sido malo y las comparaciones entre Miranda, él y Lara lo favorecían por todos lados. Con Peña Nieto coincidió en la Cámara y de inmediato se le identificó como el Golden Boy azul, en referencia al grupo de jóvenes funcionarios que rodeaban al ex gobernador Montiel.

A Sánchez Gómez nunca se le vinculó con el ex mandatario pero sí con sus colaboradores. La experiencia de Sánchez como funcionario en el primer gobierno panista de la ciudad, con Juan Carlos Núñez Armas, lo posicionaba ganador. Los resultados lo confirmaron. Sánchez obtuvo 122 mil 174 votos contra 81 mil 722 de Luis Miranda; Lara apenas recolectó 17 mil 563 y los pequeños partidos se repartieron, entre 4 de ellos, 10 mil votos.

La tercera administración panista prometía ser mejor que la del saliente alcalde, Armando Enríquez, uno de los peores presidentes municipales en la historia de la ciudad. El mismo 16 de agosto, cuando Sánchez asumía, Enríquez le obsequió con un paseo por los puentes de la avenida Alfredo del Mazo. La pésima calidad de la obra resultaba evidente pero Sánchez apechugó la farsa del alcalde saliente y no dijo nada. Sin embargo un día después decretaba la suspensión y clausura de la obra, para estudiar el proyecto, mejorarlo y hacer modificaciones. Este tramo vial, que llevaba más de 6 meses en proceso de construcción, estuvo cerrado todavía dos semanas.

Finalmente, una horrendo adecuación vial, poco funcional pero sin más remedio, fue entregada a la ciudad. Sánchez se dedicó, entonces, a organizar su administración, pero también debió hacer frente a las primeras muestras de inconformidad, que se acrecentaron cuando decidió, justamente dos meses después de asumir como alcalde, el desalojo de 222 mil ambulantes en la explanada del mercado Juárez.

Ésta era una promesa que arrastraban al menos las 4 anteriores administraciones y jamás se había podido realizar principalmente por las presiones de los grupos organizados de comerciantes y de los transportistas que operan en la terminal.

Ese día, toda la fuerza municipal de Toluca, apoyada por grupos de la ASE tomó discretamente puntos estratégicos que rodeaban a la explanada y poco a poco cerraron la bolsa. Para la madrugada del viernes las calles de acceso al mercado estaban cerradas y los comerciantes que llegaban a instalarse eran impedidos.

A las dos de la mañana maquinaria pesada entraba a la explanada del mercado Juárez para levantar las planchas de cemento. La zona se volvió impracticable y el resto sólo fue aguantar. El Pasaje Terminal fue arrasado y no se permitió la apertura de los comercios establecidos ni de la terminal de camiones misma.

Las razones de Sánchez eran pocas pero contundentes. No se podía transitar por la zona los viernes y se formaban enormes nudos viales que afectaban al resto de la ciudad; el incremento de la delincuencia era ostensible y había grupos de comerciantes amafiados con inspectores que controlaban la zona; había además un proyecto de rescate para la plancha del tianguis, que estaría listo en poco tiempo.

Con estos argumentos se ganó la aprobación casi general. Pero no todo estaba claro. Pronto surgieron versiones que señalaban que entregaba la plaza a trasnacionales como Walmart o Aurrerá. Los comerciantes serían reinstalados en un predio ubicado en el barrio de La Magdalena, en la zona norte del municipio, donde también se instalaron los problemas de tráfico, la inseguridad y las mafias de comerciantes.

Una de ellas, la organización Jorge Jiménez Cantú no fue favorecida con espacios. Su líder, Gerardo Sotelo, alias Alma Grande, acusado hasta de homicidio, fue apresado días después y encarcelado en Almoloyita. Esta asociación trabajó de manera estrecha con el anterior edil, Armando Enríquez, quien la favoreció con espacios, protección y prebendas.

Sánchez las cortó de tajo e inició nuevas relaciones, aparentemente. Los comerciantes fueron desalojados pero a los dueños del transporte no se les tocó. A pesar de que se anunció la reubicación de la terminal, y la construcción de 4 nuevas sedes, los empresarios no permitieron el desalojo y Sánchez mostró su lado flaco. Simplemente no los molestó más, a pesar de que es sabido que el verdadero problema sobre le caos vehicular lo provocan precisamente las unidades de transporte y taxis de la zona. La prueba es que hasta la fecha el caos sigue y no ha variado un ápice.

La terminal fue cerrada por un tiempo pero se garantizó a los dueños que no serían desalojados y toda la atención volvió a centrarse en los ambulantes. Todo este operativo, además de la adquisición, poco clara, de un predio en la colonia Aviación, en la carretera Toluca-Palmillas, costó al gobierno municipal 103 millones de pesos. Hace dos semanas se inauguró formalmente el nuevo espacio para los tianguistas con tan mala suerte que en la jornada fallecieron 4 personas, tres atropelladas y una por enfermedad, lo que de inmediato desató protestas que culpaban a alcalde de de no haber dotado al espacio de los servicios esenciales.

Hoy, la explanada del mercado Juárez sigue cercada y es vigilada todos los días, pero no se ha construido lo prometido hace meses, cuando hasta un estacionamiento subterráneo y dos torres de oficinas serían levantados, según un proyecto conjunto entre el municipio y la Universidad estatal. Para Sánchez los problemas no han terminado.

Este año ha tenido que enfrentar las protestas de policías, bomberos y habitantes de la zona norte de la ciudad agrupados en la organización Antorcha Campesina, quienes reclaman a la fecha salarios, imposición de jefes y ayuda para construir zonas habitacionales.

Los policías realizaron hace un mes un paro para pedir que se les regresara a los horarios de trabajo que habían convenido y exigieron una revisión salarial, misma que fue prometida por las autoridades; los bomberos exigieron la destitución de su comandante, José Refugio Solano, porque no sabía defender a los bomberos y por aceptar imposición de nuevos comandantes.

Este conflicto no fue resuelto y sólo se aplicó mano dura a la corporación. El 14 de febrero, unos mil 500 antorchistas, encabezados por Rubén del Río Alonso, se manifestaron frente al Palacio Municipal de Toluca, para exigir al presidente municipal del Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, solución sus demandas de vivienda y servicios elementales.

Del Río explicó que el presidente municipal se ha negado a solucionar sus demandas de agua potable, luz eléctrica, pavimentación, drenaje y lotes de vivienda. A pesar de que Antorcha es uno de los grupos de choque del priismo, también es cierto que en la zona que viven sus militantes la pobreza impide cualquier desarrollo o mejora.

Otro caso en el que se ha involucrado al edil es en el monto de salarios y se le señala como el edil mejor pagado del Estado de México. Actualmente, al menos una decena de ediles percibe un sueldo superior a 100 mil pesos mensuales. Juan Rodolfo Sánchez Gómez, de Toluca, tiene un salario mensual neto de 134 mil 953 pesos; David Ulises Guzmán Palma, de Cuautitlán Izcalli, gana 120 mil, y José Luis Durán Reveles, de Naucalpan, 113 mil.

Marco Antonio Rodríguez, de Tlalnepantla, recibe al mes 104 mil pesos; Gonzalo Alarcón, de Atizapán, 115 mil pesos, mientras que en Nezahualcóyotl, Víctor Bautista López percibe alrededor de 100 mil, pese a que se redujo su salario 30 por ciento. Con excepción del de Neza, todos estos alcaldes son de extracción panista.

Históricamente, los funcionarios emanados de las filas del PAN son los que han cobrado más en la administración pública mexiquense. Entre ellos destacan Agustín Hernández Pastrana, quien al frente del ayuntamiento de Ecatepec (2000-2003) se asignó un salario de más de 400 mil pesos al mes, y Antonio Domínguez Zambrano, quien en el mismo trienio percibía un salario mensual de 170 mil pesos.

También se dieron casos en el PRI, como el del ex alcalde de San Felipe del Progreso, Javier Jerónimo Apolunio, con un sueldo de 180 mil pesos. Pero Sánchez Gómez tuvo tiempo aún para más. Para las fiestas patronales, creación de su administración y con un corte evidentemente católico, el edil cambió el nombre de la ciudad, Toluca de Lerdo de Tejada, por el de Toluca de San José, como parte de la promoción de sus festivales, que se realizaron en el primer cuadro, del 14 al 18 de marzo.

Arriba y a la derecha

* Es un hombre poco informado pero no tiene necesidad de saber más de lo que sabe. La importancia de Peña Nieto para el Estado de México es nula. Sin él funcionaría lo mismo que sin él o con otro. Es un gobernador más. La fortaleza del gobernador del estado más complicado del país radica en que él mismo es un experimento de la ultraderecha, de la alianza PRI-PAN-PVEM-Clero-Industriales y un sector de la llamada nueva izquierda, así como de los gobiernos extranjeros con inversiones multimillonarias en el país. Un hombre como él, al igual que en su tiempo lo hicieron Santa Anna y Porfirio Díaz, garantizaría la continuidad de un modelo que no ha dejado de beneficiar a unas cuantas familias y que se empeña en contar una historia alterna, una versión diferente de lo que en realidad sucede en el país.

Jorge Hernández

Enrique Peña no es un gobernante fuera de lo común. Tiene, incluso, dificultades para llevar a buen puerto los programas de gobierno que su propio equipo diseñó. Es un hombre poco informado pero no tiene necesidad de saber más de lo que sabe. La importancia de Peña Nieto para el Estado de México es nula.

Sin él funcionaría lo mismo que sin él o con otro. Es un gobernador más. La fortaleza del gobernador del estado más complicado del país radica en que él mismo es un experimento de la ultraderecha, de la alianza PRI-PAN-PVEM-Clero-Industriales y un sector de la llamada nueva izquierda, así como de los gobiernos extranjeros con inversiones multimillonarias en el país.

Un hombre como él, al igual que en su tiempo lo hicieron Santa Anna y Porfirio Díaz, garantizaría la continuidad de un modelo que no ha dejado de beneficiar a unas cuantas familias y que se empeña en contar una historia alterna, una versión diferente de lo que en realidad sucede en el país. Las crónicas sobre la historia de Peña Nieto se perderán en el tiempo y prevalecerá la historia del político prefabricado; se sabrán las versiones de los ganadores y eventualmente desaparecerá, como en toda historia, la versión que explica qué significa que un hombre sin el talento suficiente pero con mucha publicidad logre acceder, incluso, a la presidencia de un México ultraconservador.

Nacido en Atlacomulco y “pariente de gobernadores”, Enrique Peña escaló posiciones de manera vertiginosa en el sexenio de su tío. El ex gobernador Arturo Montiel lo llevó de la mano por todos los puestos que ocupó, incluso el de gobernador, para el que estaba destinado, desde que inició estudios de Derecho en la Universidad Panamericana en la ciudad de México.

La Panamericana, unos de los brazos escolares del Opus Dei en México, junto con la Universidad Autónoma de Guadalajara fue definida por el analista José Steinsleger como el brazo secular que tuvo a bien dolarizar el cielo. Nacido con la crisis capitalista mundial de 1929 (2 de octubre de 1928), el Opus Dei se encuentra indisolublemente ligado a la vida de su fundador, Josemaría Escrivá, y la génesis del fascismo español. Desde el inicio, la secta se propuso reclutar a «los más listos, los más preparados, los más poderosos»: caudillos y «clase de tropa».

Y esto fue un bálsamo para los católicos ricos, nobles y retrógrados de aquella España profundamente dividida, en la que 6 mil frailes y curas de lado y lado fueron inmolados en las llamas de la guerra civil española. Este es el ambiente académico en el que Peña se formó. En América Latina, el Opus Dei cuenta con más de 20 mil miembros en Argentina, Chile y Colombia.

En México controla numerosos colegios donde estudia la bella gente: Universidad Panamericana, Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas; en Chile, Universidad los Andes y en Argentina Universidad Austral, entre docenas de negocios, instituciones, medios y empresas. En el Opus Dei figuran ex presidentes como Rafael Caldera, de Venezuela, Gustavo Béliz y el ex nazi Rodolfo Barra, ex ministro del Interior y presidente de la Corte Suprema de Justicia, a más de obispos, militares y profesionales de todas las disciplinas.

Pero sobre todo banqueros que han lavado dinero del narcotráfico o que han sido responsables de la quiebra «técnica» de los bancos, como en los casos comprobados de «Sasetru» y el Banco Crédito Provincial de La Plata. Según Wikipedia, La Universidad Panamericana (UP) fue fundada en 1967 como una escuela de negocios, el grupo original de académicos y hombres de empresa que dieron vida en aquel año al Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE) se convirtió, poco más tarde, en promotor de lo que hoy es la Universidad Panamericana.

El Instituto Panamericano de Humanidades, (IPH) predecesor inmediato de la Universidad Panamericana, nació en 1968. En 1978, el IPH fue elevado al rango de Universidad, y tomó el nombre de Universidad Panamericana, aunque, de hecho, IPADE e IPH desde sus comienzos concibieron el saber de una manera unitaria y universal, es decir, universitaria.

Una investigación de Cimac señala que “el fortalecimiento de la derecha en los cuatro años del gobierno del “cambio” de Vicente Fox ejercieron una influencia negativa en la política pública que toma diferentes formas como la negación de los derechos sexuales y reproductivos de la población, la penalización del aborto en mujeres violadas y el peligroso protagonismo político de la jerarquía católica”.

Para entender la liga entre Peña y el panismo, la investigación de Cimac propone que “en la época de Fox se han afianzado política y económicamente grupos como el Opus Dei, los Legionarios de Cristo, los Caballeros de Malta y Provida, en distintos niveles de instituciones gubernamentales. Algunas agrupaciones ligadas al Partido Acción Nacional (PAN), destacan el grupo Provida, la Asociación Nacional Cívica Femenina (Ancifem), Desarrollo Humano Integral y Acción Ciudadana (DHIAC), el Opus Dei, el Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (Muro), la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) y los Caballeros de Colón.

De acuerdo con investigaciones, la fundación Vamos México, que presidía Marta Sahagún, tiene nexos con el Opus Dei y los Legionarios de Cristo, donde la esposa de Fox tiene una larga y conocida trayectoria como activista. Esas organizaciones se caracterizan por concentrar sus esfuerzos para imponer sus valores y estereotipos desde la ideología católica”. El DHIAC, creado en 1975 como un proyecto para apoyar los intereses de grupos empresariales, como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), ha dado cabida a personajes importantes en la estructura del blanquiazul. Entre los personajes que encabezaron las tendencias de extrema derecha en la etapa de Fox estaban el ex secretario del Trabajo, Carlos Abascal Carranza; José Luis Luege Tamargo, ex procurador Federal de Protección al Ambiente, y el fundador de Provida, Jaime Aviña Zepeda, ex titular de la Secretaría de Capacitación.

Otros que han tenido vínculos con DHIAC son Luis Felipe Bravo Mena, dirigente nacional del PAN, quien también fue presidente de la Coparmex y candidato a la gubernatura del Estado de México; Claudio X. González, hasta los últimos días de junio del 2002 fungió como presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). Según la investigación “Una forma peculiar de hacerse santos y vivir lo mundano: El Opus Dei en México”, realizada por Virginia Ávila García, en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE), la Universidad Panamericana (UP) y la Escuela Superior de Administración de Instituciones (ESDAI), se forman quienes ejercen una influencia en los sectores de decisión del país.

La profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, destaca que entre los cooperadores del Opus Dei, están familias como los Garza Sada, García Pimentel, Orvañanos o bien como los Gutiérrez Cortina, Senderos y Azcárraga, dueños de grandes empresas en país. Al IPADE han acudido presidentes de la república como Gustavo Díaz Ordaz, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, así como un innumerable grupo de subsecretarios y de altos mandos de Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad y de la Secretaría de Hacienda.

Es ésta la educación y los grupos sociales en los que Peña Nieto se movía desde joven y que las relaciones familiares con sus 5 parientes ex gobernadores le proporcionaron. La explicación del por qué el gobernador tiene más nexos con el PAN que con su propio partido político. Para reforzar a la Panamericana, Peña completó sus estudios en el Tec. de Monterrey con una maestría en Administración de Empresas.

En la UP tuvo una breve estancia como profesor pero la política le llamó desde joven, pues a los 27 años fue secretario particular de Montiel, cuando fue secretario de Desarrollo Económico; en la época de auge de su tío, Peña comenzó como subsecretario de Gobierno, luego fue presidente del Consejo Directivo del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios, hasta el 2002, peor al mismo tiempo ocupó la cabeza del Consejo Interno del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) y la vicepresidencia de la Junta de Gobierno del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México. El resto era cuestión de tiempo.

Montiel impulsó al joven para que ocupara la Secretaría de Finanzas en una de las épocas más oscuras del montielismo y de allí se postuló para su primer cargo de elección popular, cuando ganó la diputación local por Atlacomulco. Como diputado del PRI, fue nombrado coordinador de su fracción y posteriormente presidente de la Junta de Coordinación Política de la LV Legislatura, que no concluyó pues el PRI lo reclamó para contender por la gubernatura, primero dentro de un amañado proceso interno y luego en las elecciones estatales.

Para el joven político las puertas se le abrían con cierta facilidad. Catalogado como un político guapo, incluso antes que un político eficiente o bueno, las campañas publicitarias de Peña posicionaron sus impactos en el rostro juvenil del de Atlacomulco. Eso bastó para los medios que cubrieron sus campañas y para quienes las patrocinaron. Los discursos propios podrían esperar y de hecho siguen en espera.

A Peña se le rodeó de una especie de circo televisivo que se reanudó hace unos días, cuando después del fallecimiento de su esposa reapareció en televisión en el partido de fútbol entre Toluca y Boca Juniors, al lado del funcionario panista y uno de los artífices del triunfo calderonista, José Carlos Mouriño y un día después es entrevista con “el tapete”, Adela Micha, en unos de los canales de Televisa.

En el 2004 todavía se dudada sobre el respaldo de Montiel a Peña pero la confirmación llegó pronto. Los procesos internos del PRI tenían al menos dos candidatos más fuertes que el ahora Ejecutivo estatal. Isidro Pastor y Carlos Hank Rhon, uno por su capital político como dirigente estatal de PRI y el otro como uno de los empresarios más ricos del país superaban al sobrino de Montiel.

Las campañas internas demostraron la inutilidad de las mismas, la incapacidad del PRI de respetar sus propios procesos. El resto de los rivales de Peña no tenía problema en los resultados y aunque hubo enojos Guillermo González Martínez, Fernando Alberto García Cuevas, Jaime Vázquez Castillo, Gustavo Cárdenas Monroy, Enrique Jacob Rocha, Héctor Luna de la Vega, Cuauhtémoc García Ortega y Eduardo Bernal Martínez fueron hechos a un lado. Pastor Medrano fue descalificado luego de una campaña en su contra y Hank sencillamente se hizo a un lado.

Pastor, borrado hasta hoy del plano político, intentó luego una frustrada alianza con el panista Rubén Mendoza que no le llevó a nada y Hank sólo esperó para hacerse de contratos de obra pública que hoy ejerce sin ningún problema. El 30 de enero Peña es nombrado candidato definitivo, luego de las declinaciones de Jacob, Cárdenas, Luna de la Vega, Vázquez y García Cuevas, todos ellos tienen hoy vigencia política.

Peña se enfrentaría al panista Rubén Mendoza, quien había derrotado al poderoso José Luis Durán Reveles y a Yeidckol Polenvsky, una empresaria de orígenes turbios que aceptó la candidatura del PRD a instancias de Andrés Manuel López Obrador. El poder detrás de Peña fue ejercido desde el principio, pues hubo 3 intentos por retirarle su registro por parte del Instituto Electoral del Estado de México. Los del Verde Ecologista la tenían fácil y se unieron a Peña en una ceremonia presidida por Montiel.

La dirigencia estatal

A peña se le asignaron 216 millones de pesos para su campaña. Pero la fuerza de Televisa, que cubrió a peña ubicándolo con figuras de la farándula, creando un personaje de novela y todo un kit que incluía discos, relojes, plumas, chamarras, gorras y calcomanías fue repartido a lo largo y ancho del estado.

Aún así, Mendoza llevaba una delantera de 10 puntos, según las famosas encuestas, el 16 de abril del 2005.Televisa no dudó en poner a peña en programas de populares personajes de su programación. Adal Ramones, Galilea Montijo, Omar Chaparro y todos los conductores de noticieros en esa empresa lo acogieron. Inexplicablemente el panista Mendoza Ayala se derrumbó.

Actos cancelados, un alcoholismo patente aun en sus actos de campaña y al final una graciosa huida con un supuesto pago de 13 millones de pesos, deudas con empresarios y un total descrédito completaron el cuadro. La Polenvsky, luego de superar a medias escándalos personales, apenas convencía a unos cuantos.

Un efectivo programa de promesas y la frase de “Te lo firmo y te lo cumplo” ubicaron al galán priista en la punta, por las buenas o por las malas. Ya no hubo sorpresas. Todo estaba definido para las elecciones del 3 de julio del 2005. El del Grupo Atlacomulco robaba cámara con el 58 por ciento de los votos, aunque apenas 3 millones de los 8 registrados acudieron a las urnas. De nada valieron los recursos y las inconformidades y cada uno de las 30 impugnaciones fue desechada por el IEEM.

Cuentas extraoficiales hablan de un gasto de 500 millones de pesos en 75 días de campaña. Si alguien tenía dudas de que Montiel construía un imperio, éstas se disiparon al conocer al gabinete del nuevo gobernador. Para Montiel era esencial cuidarse las espaldas y aspa lo hizo.

Alfonso Navarrete primero y Abel Villicaña después fueron consideras como procuradores de Justicia. Su misión era sencilla pero delicada: exonerar a Montiel si así se requería. Todavía hoy el último capítulo en aquella novela se dirime en la PGR pero todo es cuestión de tiempo. Peña no tuvo nada que ver, simplemente no hizo nada. El caso de Montiel llegó a complicarse pero 3 exoneraciones estatales, la compra de conciencias en el Congreso local y con los jueces del lado del ex gobernador no se podía esperar más que el perdón. Otra que repitió en los gabinetes fue Laura Barrera Fortoul, en Turismo.

Francisco Maldonado Ruiz y Enrique Jacob Rocha son los mexiquenses de la zona metropolitana. Humberto Benítez Treviño fue llamado como secretario general de Gobierno. Los ex gobernadores tuvieron su representación en la continuación del poder. Peña no desairó a nadie y Emilio Chuayffet, Ignacio Pichardo Pagaza, Alfredo del Mazo y César Camacho pudieron colocar alfiles. Peña propuso y colocó a Ricardo Aguilar en la Secretaría del Trabajo, pero hoy es líder estatal del PRI; a Erwin Lino Zárate y Héctor Velasco Monroy; Luis Miranda fue candidato a la presidencia municipal de Toluca, que perdió; Carlos Iriarte espera su oportunidad en el PRI y Martha Hilda González espera su oportunidad desde la Cámara federal para hacerse de la presidencia de Toluca; los llamados Golden Boy´s, el grupo de yuppies de Peña Nieto no fue desmantelado y espera los tiempos propicios.

Del gobierno de Peña no se registran todavía los grandes logros prometidos en las  campañas. Pero Peña ya pasó a la historia por los enfrentamientos de San Salvador Atenco, por la muerte en extrañas circunstancias de su esposa. Mónica Pretelini, por los pagos en publicidad que cobra Televisa, a cambio de lanzarlo como presidente del país; por su acercamiento con el PAN de Felipe Calderón y por la “sangre real” que evidencia su familiaridad con los poderosos.

Arturo Montiel es su tío; el abuelo materno del gobernador se llamaba Enrique Nieto Montiel, quien era primo hermano de Gregorio Montiel Monroy, papá de Arturo, hoy en desgracia política. Alfredo del Mazo, también ex gobernador y ex aspirante a la presidencia es tío de Peña pues es primo hermano de su papá, el ya fallecido Enrique Peña del Mazo. El escritor Jorge Toribio asegura que hay antecedentes en los archivos parroquiales del pueblo, que él consultó cuando preparaba un libro sobre el Grupo Atlacomulco.

“Todos los Montiel descienden de una sola rama, de Manuel Montiel, un pintor sacro que llegó a Atlacomulco en el Siglo XVIII. No son parientes cercanos, pero sí son familiares. “Son cuatro generaciones que se van desposando hasta que nacen Gregorio Montiel, papá del Gobernador, e Ifigenia Montiel, abuela del candidato, que son primos. Lo único es que Ifigenia pierde el apellido por ser mujer, por eso Enrique Peña ya no es Montiel”, explica. Su abuelo materno, Enrique Nieto Montiel, fue alcalde de Atlacomulco de 1952 a 1953, y estuvo casado con Ofelia Sánchez Colín, hermana del ex gobernador Salvador Sánchez Colín.

Del lado paterno, los parentescos con personajes de la política son más estrechos. Enrique Peña del Mazo, su padre, es primo hermano del ex gobernador Alfredo del Mazo González. Su tío, Arturo Peña del Mazo, fue edil de 1982 a 1984.Alfredo del Mazo Maza, José Murat Macías, Ignacio Pichardo Lechuga y Jorge Jiménez Campos, hijos de ex gobernadores del mismo nombre, forman parte del equipo de Peña Nieto.
Del Mazo Maza, con una licenciatura en Administración de Empresas, dirige el Instituto Mexiquense del Emprendedor, organismo que se creó en el actual Gobierno.
Asegura que a raíz de su experiencia en el sector financiero fue llamado al gabinete, pero rechaza ser parte de una generación de nuevos funcionarios del PRI que releva a los políticos de viejo cuño.
Pichardo Lechuga, comunicólogo de profesión, es coordinador en Valle de Bravo de la Secretaría de Desarrollo Social; en marzo del año pasado peleó una diputación local, pero el PRD le ganó la curul.
Murat Macías, quien estudió Economía, fue nombrado subsecretario de Educación Media y Superior en octubre del año pasado, es hijo del ex Gobernador de Oaxaca y fue diputado en la pasada legislatura federal.
Jiménez Campos no sólo heredó de su padre el gusto por la política y ahora tiene también el puesto en el gabinete.
La Comisión para la Recuperación Ecológica de la Cuenca del Río Lerma la presidió el ex Gobernador Jorge Jiménez Cantú desde 1990 hasta su muerte en noviembre de 2005, y Peña nombró en el cargo al hijo.
Hay otros familiares de políticos en la administración: Laura Barrera, Secretaria de Turismo, es hija de Heberto Barrera, ex líder estatal del PRI; Gustavo Vázquez, hijo del ex dirigente del tricolor mexiquense Jaime Vázquez, ocupa la Coordinación de Proyectos Especiales de la Secretaría del Agua y Obra Pública.
En el gabinete también está Cecilia Peña, hermana del Gobernador, quien encabeza la Dirección de Inversión Extranjera desde el gobierno de Montiel.

El caso Atenco y el principio del fin

El 3 y 4 de mayo del 2006 en San Salvador Atenco los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra se enfrentaron a la policía estatal, a la SSP y a la municipal por defender a un grupo de floristas desalojados del palacio municipal de Texcoco.

La madrugada del 4 de mayo la policía estatal recuperó la cabecera de Atenco y detuvo en los siguientes días a 211 personas. Sin embargo la fuerza desmedida usada por los policías y las acusaciones de violaciones durante el traslado al penal de Almoloya colocaron al gobierno de Peña en la mira del mundo.

El gobernador salió al paso y sólo declaró que “yo asumo la responsabilidad total de San Salvador Atenco”.Su jefe policiaco, el cuestionado Wilfrido Robledo negó que sus subalternos hubieran violado o masacrado a los atenquenses, pero las imágenes lo desmentían. Dos muertos terminaban por descalificar las palabras del tal comisionado.

Investigaciones de organizaciones no gubernamentales confirmaban responsabilidad de Peña, Benítez Treviño, Abel y Emmanuel Villicaña, Robledo y los jueces que llevan los procesos pero nunca se investigó afondo, ni siquiera la Suprema Corte de Justicia, que en un último intento revalora los informes de Derechos Humanos nacional, luego de que la Comisión Estatal declinara hacer investigaciones de manera vergonzosa.

Atenco es una de las piedras en el zapato de Peña, que le costará puntos si es lanzado como aspirante a la presidencia. A raíz de la entrada de la Corte, Robledo presentó su renuncia como director de la ASE. También con Peña el PRI perdió las elecciones del 2 de marzo del año pasado. Aunque gobierna 55 municipios, todos ellos son rurales y ninguno tiene peso político importante.

Su alianza con el PVEM le costó, además escaños en el Congreso local pero nada de esto le ha preocupado al gobernador. Tampoco le preocupa ser le gobernador mejor pagado, sólo detrás de Felipe Calderón, a 5 mil pesos quincenales de distancia y la muerte de su esposa, Mónica Pretelini por un supuesto brote de epilepsia, sólo le proporcionaron reflectores, así como el reconocimiento que uno de los foros de la ultraderecha, Davos, le otorgó por ser uno de los más destacados e influyentes mexicanos jóvenes.

Atenco, a 10 meses

* San Salvador Atenco es un pueblo pequeño pero tan famoso como Nueva York. Aquí no hay rascacielos ni personajes disfrazados de ejecutivos; nadie habla por celulares ni anda a las prisas. Los negocios abren tarde y las actividades económicas se reducen a comprar un refresco, alguna golosina.  

Jorge Hernández

La mañana transcurre en calma. El pueblo se levanta temprano pero en silencio. Las calles, maltratadas por el paso del tiempo poco a poco se llenan con el paso de los niños a la escuela. Algunos toman un bicitaxi, para llegar temprano, y por 4 pesos parece ser buen negocio. Los adultos caminan hacia la autopista Texcoco-Lechería, en donde toman colectivos y camiones para desplazarse a Texcoco o al Distrito Federal. La mañana brumosa vuelve a quedar en silencio y después de las 9 de la mañana otro grupo, menos numeroso, se asoma al centro.

San Salvador Atenco es un pueblo pequeño pero tan famoso como Nueva York. Aquí no hay rascacielos ni personajes disfrazados de ejecutivos; nadie habla por celulares ni anda a las prisas. Los negocios abren tarde y las actividades económicas se reducen a comprar un refresco, alguna golosina.

En el pequeño ayuntamiento, de extracción perredista, unos cuantos empleados llevan papeles de un lado a otro. A las 10 de la mañana la sede del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra abre sus puertas.

Ubicado a 200 metros del palacio municipal, este edificio, que fue centro de atención del mundo hace 10 meses, luce solitario, pero no abandonado. Todavía concurren algunos, entre ellos Trinidad Ramírez, la esposa de Ignacio del Valle, el líder del movimiento, preso desde el 4 de mayo del año pasado en el penal federal del Altiplano.

Ella es la cabeza emblemática, por ahora, de lo que queda del grupo. Organiza giras, supervisa las defensas de su familia, ahora desintegrada y se ocupa de la sede con ayuda de unos cuantos más.

El Frente de Pueblos ya no tiene militantes, al menos, no se dejan ver, pero los que permanecen no pierden la esperanza de que sus familiares y compañeros abandonen la cárcel en breve.

Atenco es un pueblo callado, temeroso. Es cierto que no presenta el mismo aspecto de los días posteriores a mayo. Si a algo se le puede llamar normalidad en ese sitio es a esto, a la calma tensa, al miedo, a la angustia y a la desesperación. Al silencio.

Ubicado a 5 kilómetros de la cabecera municipal de Texcoco, San Salvador Atenco es un pueblo tlahuica que históricamente ha padecido la represión. Desde los tiempos de los chichimecas, los aztecas y otras naciones prehispánicas les pasaron la factura. En tiempos de la colonia las tierras de la región fueron divididas y repartidas a españoles, que luego las abandonaron, cuando las inundaciones de 1629 y que provocaron una migración de 20 mil personas de la ciudad de México hacia Puebla, principalmente.

En los últimos años la condición de sojuzgados volvió a repetirse, primero con el levantamiento en contra del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, que ocuparía las tierras ejidales de Atenco, que el gobierno pagaría a 7 pesos el metro cuadrado; y la última, cuando las fuerzas policiacas tomaron el pequeño poblado para arrestar a 211 personas, que participaron en enfrentamientos contra las policías un día antes.

Los arrestos fueron lo de menos. La fuerza mostrada por el aparato gubernamental dio la vuelta al mundo y pronto, en menos de dos minutos, se convirtieron en estandartes de las clases más pobres. Posteriormente se supo de los abusos de los agentes en los camiones que trasladaron a los detenidos. Se supo de las pobres actuaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, de la postura del gobernador Peña Nieto y de su gabinete de Seguridad; de las dos muertes de jóvenes estudiantes y de los procesos lentos, tortuosos que implementaron contra los implicados.

El castigo fue excesivo pero la lección fue asimilada. Hoy el temor que fue sembrado ya florece y acalla las voces de los pobladores. La historia señala que ayer fue Atenco y mañana será otra comunidad, quizás la nuestra.  No solamente el miedo sino la pobreza perviven a 10 meses de los enfrentamientos. Atenco es un municipio rural, que depende de la producción de granos, principalmente el maíz y de los escasos comercios que se ven en el primer cuadro de la ciudad. También destaca el negocio de los bicitaxis, actualmente unas 300 unidades deambulan por las calles y sus organizaciones son tan poderosas como las asociaciones de transporte de Toluca y el valle de México.

La fachada del pueblo no ha cambiado en nada. Casas desaliñadas forman pequeñas calles, llenas de baches y basura que desembocan invariablemente en el centro, donde conviven tres iglesias católicas juntas, en el mismo terreno. El auditorio municipal, otra de las sedes emblemáticas del movimiento atenquista, tiene unos cuantos avisos sobre marchas y plantones. El mural donde se narra la historia de la llamada resistencia permanece allí, resiste el paso del tiempo y las intenciones de las autoridades para borrarlo. El auditorio ya también abrió y al menos en el papel cumple sus funciones burocráticas. Otro de los puntos significativos, la Casa de Cultura municipal también está abierta. De allí sacaron a los últimos militantes y los golpearon en vivo y en directo. Hoy no hay una sola mancha que recuerde los hechos, sólo un cartel con la cara del Ché Guevara, que ondea medio roto en una de las paredes del inmueble.

El palacio municipal ya abrió y funciona normalmente. La sede de la policía municipal, vecina del ayuntamiento luce a todos sus elementos uniformados y formados, listo para cualquier cosa. Hace 9 meses no había sino secretarias y tres policías, todos escondidos detrás del mostrador.

A las afueras, a un kilómetro del centro está un puesto de la AFI, pero permanece silencioso y con poca actividad. Algunos rondines de la policía estatal rompen la tensión. La patrulla avanza rápido y los pobladores se desentienden rápidamente de ella. Pero nadie habla.

Hoy, Atenco no tiene lengua. Sus brazos fueron atados. No se mejoró en nada y ni siquiera la invitación del gobierno, a manera de exculpación, para agregar a los afectados a programas sociales ha funcionado. Nadie los tomó en cuenta ni en serio.

Los enquistados

* La mayoría de estos funcionarios tienen una rama común: sus familias fueron impulsadas por Carlos Hank González o por protegidos del clan. Los intereses comunes saltan a la vista.

Jorge Hernández 

El poder en el Estado de México está detentado por un solo grupo y numerosas familias, que han hecho de éste una empresa particular. Algunos, como el actual secretario de Gobierno, Humberto Benítez, tienen más de 30 años en puestos públicos que heredan y transfieren junto con poderes y dinero. Estos grupos imponen candidatos, proponen y nombran funcionarios y manejan el dinero público con la total aprobación del resto de los poderes, el Legislativo y el Judicial.

La mayoría de estos funcionarios tienen una rama común: sus familias fueron impulsadas por Carlos Hank González o por protegidos del clan. Los intereses comunes saltan a la vista pero también tienen relaciones de sangre con el resto de las familias.

Un ejemplo de enquistamiento es el mencionado Humberto Benítez Treviño, hoy secretario general de Gobierno y cara visible del clan Hank. Fue precisamente con el llamado profesor, Carlos Hank González, que Benítez saltó a puestos públicos. Trabajó en Auris, como encargado de crear núcleos urbanos y nuevos municipios, como Cuautitlán Izcalli. Estuvo en la dirección de Reclusorios del DF, en 1976, durante la regencia de Hank; fue asesor de la Contraloría en 1983 director del Registro Patrimonial de la Contraloría federal; en 1988 fue director general de Administración en la Secretaría de Turismo; procurador de Justicia con Ignacio Pichardo en el Edomex; Benítez también se vio involucrado en el asesinato de Luis Donaldo Colosio, pues se le menciona como uno de los grandes conspiradores de este crimen, junto con la cúpula del Grupo Atlacomulco. Benítez fue procurador de la PGR y tuvo la encomienda de investigar el asesinato del candidato priista así como el de Francisco Ruiz Massieu. Reapareció en el Estado de México con Enrique Peña, como secretario de Gobierno, pero también estuvo en el tejupilcazo y el atencazo.

El mismo gobernador Peña fue secretario particular de Arturo Montiel en la Secretaría de Desarrollo Económico; secretario particular de Carlos Rello en Desarrollo Económico, en 1999; subsecretario de Gobierno en 1999; secretario de Finanzas en el 2000; diputado local por Atlacomulco y gobernador. En el PRI comenzó su carrera en 1993 como tesorero del Comité de Financiamiento. Peña es sobrino de Arturo Montiel.

Los parientes de Montiel aparecen en el padrón de empleados del gobierno del Estado de México, disponible en Internet para cualquiera en la dirección http://www.edomexico.gob.mx/directorio/directorio.htm.En la Secretaría de Educación, en Servicios Educativos Integrados, en la dirección general aparece el maestro en Administración Juan Carlos Monroy Montiel como contralor interno de los SEIEM. Él es primo hermano de los hijos del ex gobernador, Arturo y Juan Pablo Montiel Yáñez.

Otro es René Gabriel Montiel Peña, delegado regional de Desarrollo Agropecuario Atlacomulco, con negocios relacionados con el ganado en Acambay, de donde también es presidente municipal Ariel Peña Colín, que inició este trienio su administración.

Otro Montiel es Bernardo Monroy Montiel, director de Comercio Exterior en la Secretaría de Desarrollo Económico, y quien era representante personal de Gabriel Villaseñor, secretario de Desarrollo Económico en la administración de Arturo Montiel. La hermana del gobernador, Ana Cecilia Peña Nieto, es directora de Inversión Extranjera en la Secretaría de Desarrollo Económico. El mismo Montiel Rojas tiene su historia. Estuvo en la campaña de Hank en 1969; en el gabinete de Jiménez Cantú, en 1975, al lado de Juan Monroy Pérez; presidente estatal del PRI, con Ignacio Pichardo; hizo campaña para dirigir al PRI estatal en 1991 y llevó como secretario particular a Miguel Ángel Terrón Mendoza, hoy magistrado y ex alcalde de Metepec; fue secretario de Desarrollo Económico; subsecretario de Acción Electoral del PRI nacional en 1994; director general de Protección Civil, en 1995. Su padre, Gregorio Montiel Monroy, tuvo también una pequeña carrera política.

Fue empleado de la Cervecería Corona hace 40 años pero ocupó una regiduría en Atlacomulco, además de la presidencia de aquel lugar entre 1967 y 1969. Juan Monroy Pérez, hoy gran empresario, salió de la en campaña con Hank y fue diputado local en 1969; alcalde de Naucalpan, secretario general de Gobierno con Jiménez Cantú en 1975; también su hermano, Hermilo Monroy, fue alcalde de Atlacomulco; Juan Monroy hizo negocios con las cocinas Quetzal con Montiel; con casas y edificios de lujo; construyó Los Cedros, Las Flores y Plaza Las Américas en Metepec y Toluca; fue presidente estatal del PRI en 1989. Fue socio de los grupos Gigante y Cinemas Ramírez. Construyó un desarrollo ecológico en Villa Guerrero y el residencial Bosques de San Juan, Plaza San Juan y la Torre Ejecutiva Metepec.

Otros que se heredaron los cargos son los Jacob. Enrique Jacob Soriano apareció en la campaña de Hank, en 1969, director de Gobernación en 1969; director de Relaciones Públicas del DF en 1976 y diputado y alcalde de Naucalpan; es padre de Enrique Jacob Rocha, quien aparece en 1987, en el gobierno de Mario Ramón Beteta como secretario particular del gobernador; fue secretario de Desarrollo Social con Montiel en 1999. Dueña de empresas e inmuebles en Naucalpan y Tlalnepantla, la familia tiene influencia en el gobierno, pero aunque el hijo buscó la gubernatura para el 2005, perdió con Peña.

Un clan de antigüedad es el de los Villicaña. Hugo Villicaña Estrada y Daniel Villicaña Estrada empezaron en la época de Hank. Hugo era periodista y Daniel secretario auxiliar de Jiménez Cantú en 1975. Luego Abel Villicaña Estrada y Emmanuel Villicaña Estrada les siguieron los pasos. El primero es procurador de Justicia y el segundo contralor interno de la Secretaría General de Gobierno; es notario y estuvo en el IFE y el IEEM.

También el clero tiene su historia. Desde 1950, cuando se decidió crear el obispado de Toluca, Arturo Vélez Martínez fue nombrado obispo. Para la construcción de la catedral, se vio inmiscuido en un fraude de un millón de pesos por pago de publicidades al diario Excélsior y por la desaparición de premios en rifas que organizaba. Vélez era tío de Alfredo del Mazo González y pariente de los Martínez, dueños de El Hotel del Rey y otros negocios que prosperan gracias al obispo. Estuvo como obispo hasta 1980. Otro de sus destacados es Arturo Martínez Legorreta, oficial mayor con Hank en 1969, con una colección de cargos y premios que incluyen hasta una devaluada presea Edomex, en el 2006 y ha ocupado todos los cargos públicos existentes.

Alfredo del Mazo González, ex gobernador, es hijo de Alfredo del Mazo Vélez, también ex gobernador; el hijo fue secretario de Minas y gobernador del Edomex en 1981, aspirante a la presidencia del país y al gobierno del DF; es padre de Alfredo del Mazo Maza. Pero la estirpe de los Del Mazo no termina allí.

Del Mazo Maza, habitual en las páginas de las revistas rosas es director general del Instituto Mexiquense del Emprendedor, en la Secretaría de Desarrollo Económico. Hay más. Rigoberto del Mazo Garduño es jefe del Departamento de Vinculación de la Secretaría General de Gobierno en Atlacomulco; Roberto del Mazo García está adscrito a Valle de Bravo como subdirector de Desarrollo Regional en la Subsecretaría de Desarrollo Regional Valle de Bravo. En la Secretaría del Agua y Obra Pública está Alfredo del Mazo García, como subdirector de Servicios. Otro destacado miembro de este clan es Carolina Monroy del Mazo, capacitada para ocupar cargos tan disímbolos como la dirección del Instituto Mexiquense de Cultura, el ISSEMyM y Radio y Televisión Mexiquense, además de competir por la alcaldía de Metepec, que perdió con Óscar González, el petista aliado de Andrés Manuel López Obrador. Ella es prima de Peña pero también es esposa de Ernesto Nemer Álvarez, secretario de Desarrollo Social en esta administración.
La familia Nemer Monroy es dueña de una parte del fraccionamiento La Providencia, en Metepec y de la franquicia de los Bisquets Obregón, además de casas y edificios en Toluca.
A Nemer se le ha señalado por colocar a su familia en el gobierno, pero él lo ha negado aduciendo que no hay nada ilegal en esos nombramientos, pues no trabaja con él, por lo que no podría llamársele nepotismo.
La lista es larga y la integran Luis Manuel Nemer Álvarez, su hermano, en la dirección general de Administración y Finanzas de la Secretaría de Educación; Luis Felipe Nemer Fernández, director de Informática y Telecomunicaciones en la Secretaría de Educación; Felipe Némer Naime, coordinador de Administración y Finanzas de la Secretaría de Desarrollo Social; Héctor Arturo Nemer Naime, jefe de Departamento en la región Valle de Toluca del Instituto Mexiquense del Emprendedor y Fernando Nemer Naime, coordinador administrativo de la Secretaría del Medio Ambiente. El propio Ernesto Némer comenzó como secretario particular del secretario de Gobierno, Emilio Chuayffet, en 1987; lo siguió hasta el IFE, en 1990 y repitió como secretario particular cuando fue gobernador, en 1993; otra vez fue secretario particular de Chuayffet en la Secretaría de Gobierno en 1995 y por fin secretario de Administración en 1995 con César Camacho.

Otro caso es el de Luis Rivera Montes de Oca, hoy presidente del Tribunal de lo Contencioso y Administrativo, ex secretario del Trabajo con Beteta en 1987, además de procurador de Justicia; en 1995 fue director general de Prevención y Readaptación de la Secretaría de Gobierno.

Jaime Vázquez, subprocurador de Justicia en 1987, es un ejemplo de cómo se asciende con rapidez: diputado local suplente por el VI distrito electoral en Tianguistenco, síndico del ayuntamiento de Toluca, diputado local por Tenango del Valle, presidente de la Gran Comisión, presidente del Comité de Asuntos Constitucionales y representante del Consejo General del ISSEMyM; secretario particular del Oficial Mayor, asesor jurídico del Fondo de Fomento Económico Regional de Toluca, director general de Averiguaciones Públicas, subprocurador de Justicia, director de Prevención y Readaptación Social, director general de Gobernación, director general de Delegaciones de la Procuraduría Federal del Consumidor, director de Coordinación Regional, secretario general de Gobierno y presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en 1998. Siempre ha querido ser gobernador.

También los ex mandatarios siguen en activo. Uno es César Camacho, subdirector de Gobernación, en 1987, secretario de Gobierno con Chuayffet; gobernador interino en 1995 y actual senador por el PRI. Inició como coordinador de Ejecución Ideológica en el PRI estatal en 1983.Francisco Maldonado Ruiz, secretario del Trabajo con Chuayffet; ha seguido como secretario del Transporte con Montiel y Peña.

Un caso aparte es David López, coordinador de Comunicación Social del gobierno en1981; coordinador con César Camacho en 1993; coordinador de Comunicación del propio Chuayffet en la Secretaría de Gobernación, en 1995. Maneja los recursos destinados a la prensa y la imagen de los mandatarios; igual camino recorrió Alfonso Camacho, secretario particular de Comunicación Social en 1981; secretario particular de Camacho en 1995 y coordinador general de Comunicación.

Gerardo Ruiz Esparza, actual secretario de Comunicaciones, fue coordinador en campaña de Alfredo del Mazo para el gobierno del DF en 1997.Los hijos de los ex gobernadores encontraron sitio en el gobierno de Peña, como Ignacio Pichardo Lechuga, hijo del ex mandatario Ignacio Pichardo y antiguo propietario del extinto diario Liberación. Hoy es coordinador regional de Valle Bravo. Ignacio Pichardo Pagaza fue secretario de Gobierno y de Hacienda con Hank; contralor de la Federación en la década de los 80, gobernador del Edomex en 1989, presidente nacional del PRI en 1994; padre de Ignacio Pichardo Lechuga, hoy coordinador regional en Valle de Bravo de la Secretaría de Desarrollo Social. Al ex gobernador apenas lo integraron al equipo de Beatriz Paredes en el PRI nacional.

Jorge Jiménez Campos, hijo de Jorge Jiménez Cantú, ex Ejecutivo estatal, es coordinador general de la Comisión Coordinadora para la Recuperación Ecológica de la Cuenca del Río Lerma, que su padre le heredó al morir. Jiménez Cantú era encargado del programa de campaña de Hank en 1969; secretario de Gobierno con Gustavo Baz y gobernador 1975.Gustavo Barrera Graff, desde 1963, con Juan Fernández Albarrán, fue secretario de Gobierno; en 1981 fue presidente del Tribunal Superior de Justicia. A esta familia pertenece la secretaria de Turismo, Laura Barrera, encargada del despacho del mismo rubro en la época de Montiel.

Evangelina Alcántara estuvo en la campaña de Hank; fue directora del IPIEM, directora de Protección Civil del DF en 1976 y es madre de Evangelina Lara Alcántara, a su vez parientes del empresario y político Jesús Alcántara, dueño del transporte en el centro del país. José Manzur, subsecretario de Gobierno, fue coordinador de campaña de Hank en 1969 en el noroeste del estado.

Carlos Curi Assad, procurador de Justicia y Alberto Curi Naime, ex secretario de Administración con Camacho; secretario de Educación con Montiel en 1999, también tienen su historia. Isidro Muñoz Rivera, diputado federal en 1982, recién renunció como secretario de Educación en el gobierno de Peña.

Un poderoso clan es el de los Huitrón. Inició con Malaquías Huitrón incluso antes de la época de Isidro Fabela. Lo forman Abel Huitrón, Manuel Huitrón, senador suplente en 1970; Antonio Huitrón, rector en 1975 de la UAEM; Joel Huitrón, subsecretario con Jiménez Cantú; Héctor Joel Huitrón Bravo y Melody Huitrón Colín; es su más joven miembro. Fue directora de la facultad de Derecho y secretaria técnica del Consejo Estatal de Población. Perdió las elecciones para diputada local por el distrito I de Toluca.

Su hermano, Joel Huitrón, fue regidor de Atlacomulco en el pasado trienio y presidente municipal por ministerio de ley en el primer semestre del 2006. Además están Gabriel Gerardo Huitrón Bravo, médico cirujano en la Secretaría de la Investigación y Estudios Avanzados de la UAEM, donde es coordinador del Centro de Investigación en Ciencias Médicas. Otro es Abel Huitrón Roldán, secretario particular del presidente municipal de Temascalcingo, municipio que colinda con Atlacomulco. Una más es Adriana Brasilia Sánchez Huitrón, quien trabaja en el Consejo Estatal de la Mujer como delegada regional de Atlacomulco.

Armando Garduño fue director del Registro Civil, vocal de la Junta local del IFE, en 1991, ex alcalde de Toluca, hoy es magistrado de la Sala Superior de Toluca. Santiago Velasco Ruiz fue director de Pensiones con Juan Fernández Albarrán en 1963, es pariente de los Huitrón y de Leopoldo Velasco Mercado. Santiago Velasco Ruiz es padre de Santiago Velasco Monroy, secretario de la Contraloría en los primeros años del gobierno de Arturo Montiel.

Agustín Gasca Pliego, alcalde de Toluca es nieto de Agustín Gasca Mireles; secretario de Administración y de Ecología con Ignacio Pichardo Alfonso Gómez de Orozco, vocal ejecutivo de la Comisión Estatal de Agua en 1969, estuvo en la CNC a principios de los años 70; fue secretario de Obras en la regencia de Hank del DF, en 1976.

Uno de los fundadores del Club Toluca, en 1963, es hoy señalado como uno de los empresarios más favorecidos por las últimas administraciones. Y esto es apenas una pequeña punta de un enorme iceberg.

Los escándalos

* Los políticos y gobernantes siempre han estado rodeados de escándalos, malas decisiones, grandes obras para beneficio de unos cuantos y proyectos personales que los encumbran o aseguran en el siguiente escalafón del poder.

Jorge Hernández

En la entidad quienes la han gobernado no escapan al fenómeno y desde que Agustín Millán fue asesinado en 1920, cuando acompañaba a tropas carrancistas a Veracruz, todos los demás han tenido propio Watergate que incluso ha costado la vida de los que les rodean.

Desde Agustín Millán, la mayoría de los gobernadores han pertenecido al Grupo Atlacomulco, y prácticamente todos, después de Isidro Fabela en 1942, fueron impulsados por esta agrupación, que paulatinamente dominó a la Federación y participó del poder y la riqueza sólo a sus allegados.

Una breve revisión a la historia del Edomex, apoyada en el libro El Grupo Atlacomulco del investigador Rafael Toribio, lo demuestra. Después de la muerte de Millán, se nombró gobernador interino a Darío López, perteneciente a la clase política de Toluca que en ese entonces despuntaba como la dominante.

El papel de Darío se reduciría a convocar a elecciones para el periodo de 1920 a 1924, en donde el ganador fue Abundio Gómez, quien según el libro de Toribio, perteneció al llamado Grupo Toluca. Abundio tuvo también un hermano incómodo, llamado Filiberto, coronel y militar de carrera, quien arreglaba sus problemas a balazos.

Uno de los casos en los que el hermano del gobernador Gómez estuvo involucrado se refiere al asesinato del periodista Alejandro Pulido, también líder minero. Filiberto y Pulido se encontraron, en 1921 y el militar le disparó a quemarropa.

Las razones eran que el periodista publicaba los trapos sucios del gobernador y su hermano. El caso, como casi todos los de este tipo, se archivó.

El siguiente mandatario fue Carlos Riva Palacio para el periodo de 1925 a 1929. Él estuvo bajo el yugo de Álvaro Obregón y era considerado un títere del grupo de Filiberto Gómez, quien preparó el terreno para su propia elección.

Filiberto Gómez gobernó de 1930 a 1932, y como él, otro de sus hermanos estuvo inmiscuido en un crimen, cuando Margarito Gómez despachó a balazos rencillas de campaña asesinando a un rival. El caso también fue archivado.

José Luis Solórzano ocupó el Ejecutivo de 1933 a 1934, pero duró sólo un año tras perder el apoyo de sus compañeros, además del de Lázaro Cárdenas y del propio Carlos Riva Palacios. Lo relevó Eucario López, del mismo grupo de la familia Gómez, y que sólo sirvió para afianzar el poder de su grupo. En este periodo murió el ex gobernador Filiberto Gómez, unos dicen que de tristeza, pues su grupo perdía fuerza política ante el surgimiento de personajes de Atlacomulco, pero otros señalan que fue la patada de una mula lo que le causó la muerte.

Wenceslao Labra siguió en esta línea de gobernadores y estuvo en el poder de 1937 a 1941 y le sucedió Alfredo Zárate Albarrán para el periodo de 1941 a 1946, que no terminó porque fue asesinado. Zárate Albarrán tenía fama de violento, de maltratar a sus cercanos y de que le gustaban las bebidas alcohólicas. Amigo de Fernando Ortiz Rubio, hermano del presidente del país, Pascual Ortiz Rubio, lo hizo a un lado cuando hacía la campaña para gobernador. Pero los desencuentros con Fernando habían comenzado cuando ambos se enamoraron de la misma Mujer.

La dama en cuestión era Herlinda Barbabosa, que pertenecía a una familia de hacendados y adinerados toluqueños de apenas 20 años de edad. Zárate terminó desposando a la joven, lo que hizo más profunda la rivalidad con Ortiz Rubio. Pero la historia no termina allí, pues a Zárate se le murió su primera esposa, Beatriz, recién iniciadas las campañas para la gubernatura y también falleció su hijo, Alfredo Alejandro, de apenas tres años de edad.

Zárate Albarrán también planeó la muerte del líder de pueblos y cabeza del Grupo Atlacomulco de aquel entonces, Maximino Montiel Olmos. Una versión investigada por Rafael Toribio, en una entrevista a Nicolás Montiel, hijo del implicado, señala que mandó al comandante de policía de San Felipe del Obraje, hoy del progreso, a emboscar a Montiel, pero la puntería le falló y éste logro escapar con vida, rumbo a la ciudad de México, donde buscaría protección.

Sin embargo, el verdadero drama de Zárate Albarrán sería su propia muerte y las circunstancias que la provocaron. Para ese entonces Isidro Fabela se inmiscuía discretamente con el Grupo Atlacomulco.

El 5 de marzo de 1941 Alfredo Zárate acudió a una comida, en un restorán-bar de Toluca, llamado El Centro Charro, para acompañar a magistrados federales que celebraban una fiesta. La crónica que Toribio hace del incidente indica que el gobernador, pasado de copas, insultó a sus subordinados, entre ellos a Ortiz Rubio.

En ese momento intervino el diputado federal por Tlalnepantla, Juan N. García pero Zárate lo abofeteó. García cayó al suelo, donde Zárate arremetió a puntapiés contra él; García se paró pero el mandatario lo volvió a golpear. Ortiz Rubio, quien observaba, decidió intervenir. Zárate desenfundaba su pistola pero Ortiz fue más rápido y allí mismo lo acribilló, hiriéndolo de muerte junto a uno de los hermanos de Herlinda Barbabosa.

Aquí comienza, de manera definitiva, el ascenso del Grupo Atlacomulco, pues el siguiente gobernador, recomendado directamente desde la presidencia del país, sería Isidro Fabela. Retirado por casi 20 años del servicio público, Fabela había trabajado en misiones diplomáticas y tenía poca presencia política en el país.

Pero Maximino Montiel Olmos lo había tenido al tanto de lo que sucedía en la entidad y no pocas veces le ofreció integrarse al grupo. La oportunidad se presentó luego del asesinato de Zárate Albarrán.  Los últimos dos gobernadores son imanes del escándalo. Su vida privada y pública no tuvo las fronteras adecuadas y se mezclaron para formar la personalidad de Arturo Montiel y Enrique Peña.

Tío y sobrino, herederos de sangre del Grupo Atlacomulco, aunque poco capaces para resolver los problemas sociales y financieros de la entidad. Montiel tomó posesión como mandatario el 15 de septiembre de 199, luego de derrotar en las elecciones al panista José Luis Durán, por apenas 200 mil votos, de lo cual no se comentó nada.

El gabinete montielista, durante los 6 años que estuvo en el poder, sufrió más de 450 modificaciones y en ellas se incluyó al ahora gobernador Enrique Peña, quien era secretario de Administración. Montiel se casó dos veces. A la mitad de su periodo se divorció de Paula Yáñez, su primera mujer para desposarse con la reportera Maude Versini, de quien no hay referencias sobre sus trabajos.

Para ello, modificó la Constitución y con ello pudo casarse un día después de su divorcio. Paula Yáñez desapareció de la vida de Montiel, pero no los hijos que tuvo con ella, Arturo y Juan Pablo Montiel Yáñez, que años después se convirtieron en una de las causas de la caída del ex mandatario.

También el 2001 la Procuraduría federal comenzó una investigación por enriquecimiento ilícito contra el entonces Ejecutivo, contra Carlos Rello y contra Miguel Sámano, secretario de Administración y secretario particular. El manejo de 35 millones de pesos en cuentas de Montiel y su hijo Juan Pablo iniciaron lo que sería el mayor escándalo de enriquecimiento.

Aunque las investigaciones no comprobaron nada, las propiedades de la familia en el poder comenzaron a aparecer. Casas, terrenos y hasta una isla les eran atribuidas, además de negocios inmobiliarios y cuentas millonarias en dólares en Estados Unidos. Fue hasta el 2005, cuando Arturo Montiel anunció que se postularía como aspirante a la presidencia del país, que Televisa divulgó de manera masiva lo que ya se sabía y se había publicado.

Esto marcó el derrumbe de cualquier proyecto político del entonces ex gobernador, quien renunció a sus planes y se retiró de la vida pública, no sin antes haber dejado a Enrique Peña, su sobrino, al frente del Edomex para el 15 de septiembre del 2005.Peña había arrasado en las elecciones, a pesar del abstencionismo de casi 40 por ciento y comenzó por ratificar a funcionarios clave de la administración anterior.

Alfonso Navarrete siguió en la Procuraduría; Eduardo Segovia en la Contraloría y Luis Videgaray, encargado de renegocia la deuda pública estatal, fue contratado desde Protego como secretario de Finanzas. Además ratificó a funcionarios menores que le soportarían cualquier problema al iniciar su periodo. La función original de Peña sería, hasta la fecha, encubrir a su antecesor y consiguió para él 4 exoneraciones, la de Segovia, la de Navarrete, la del sucesor de Navarrete, Abel Villicaña y la de la PGR, con Eduardo Medina como titular.

Pero Peña enfrentaría problemas mucho más graves. El 3 y 4 de mayo en San Salvador Atenco un enfrentamiento entre comuneros y policías de la recién creada Agencia de Seguridad Estatal, comandada por uno de los más grandes represores, Wilfredo Robledo Madrid, primo del ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, preso en el Altiplano, puso a la entidad en un foco de atención mundial. Violaciones sexuales, 211 golpeados, extranjeros deportados y dos muertos fue el saldo final.

Hasta la fecha permanecen en prisión 27 de los participantes en aquella pequeña guerra, que tuvo como consecuencias la intervención de organismos no gubernamentales de derechos humanos y hasta de la ONU. Peña se mantiene en su posición y ni siquiera la Suprema Corte ha podido comprobar responsabilidad a los funcionarios involucrados.

Peña no ha tenido una administración fácil, pero tampoco ha sido efectivo. Esa es la razón por la que sus propios problemas rebasan el ámbito de su trabajo. A mediados de enero del 2007, su esposa, Mónica Pretelini, murió a consecuencia de un ataque epiléptico que derivó en un paro respiratorio y muerte cerebral. Al menos fue el anuncio oficial de los médicos que la atendieron.

Las circunstancias que rodearon a esta muerte la convirtieron en un caso nebuloso, repleto de interrogantes que rebasaban el ámbito público. Para estas fechas, el gobernador ha superado esas circunstancias y se prepara para buscar la presidencia del país, de la mano, una vez más, de Televisa.                    

Poder y prensa en el Edomex

José Ramón Santillán Buelna*

El objetivo de este ensayo es hacer un acercamiento al análisis de la prensa que se edita en la ciudad de Toluca y su relación con el poder político. La prensa en México ha ido de la mano del gobierno, sus orígenes, conflictos y apogeos se han dado bajo la tutela del sistema. Estudiar la prensa mexicana es introducirse en el abismal sistema político para intentar descubrir los hilos que unen a periodistas y funcionarios, a empresas periodísticas y a instituciones gubernamentales, porque en cada etapa de gobierno el presidente en turno configuró el sistema de información con base en arreglos políticos, económicos, sociales y culturales.

La histórica y subordinada relación de la prensa con el gobierno implantó en todo el país un control de las noticias y de los espacios de crítica sobre las actividades del presidente y demás miembros de las élites políticas durante el largo periodo de gobierno del partido oficial, PRI. Sin embargo, a finales de la década de los 80 la esfera pública controlada por el régimen político se fue abriendo, por la resistencia de algunos periódicos y periodistas a replicar las opiniones oficiales.

Aumentó la diversificación de temas, la pluralidad de opiniones sobre temas políticos y la incorporación de nuevos interlocutores. Es así que una parte de la prensa escrita contribuyó al cambio democrático en 2000 con el triunfó presidencial de Vicente Fox.

Sin embargo, la transformación de la prensa no se ha dado de igual forma en la capital que en el resto de los estados. Como tampoco todos los periódicos han experimentado un protagonismo en los procesos de democratización del país, adecuándose a las nuevas circunstancias políticas y sociales. Entre los casos para estudiar el papel del periodismo ante la nueva realidad sociopolítica, nos interesa la prensa escrita de Toluca para explicar las características que tiene actualmente la actividad periodística en el Estado de México y en esa ciudad.

En Toluca, como centro del poder político y capital de la entidad, se imprime y circula una importante cantidad de periódicos que refleja un quehacer periodístico amplio y una larga tradición. Dentro de este mosaico, existen diarios con más de 59 años, como El Sol de Toluca; algunos otros se han incorporado recientemente al escenario local, con propuestas más atractivas y contenidos más especializados como Tribuna, Portal, Cambio 3 PM, Puntual, Última Hora, Milenio Toluca e Impulso Estado de México.

En Toluca se editan un total de 17 diarios, 15 locales y dos de tirada nacional, Reforma y Milenio con su edición local. Pero a pesar de que en el Valle de Toluca existe una amplia publicación de diarios, no necesariamente corresponde a una oferta informativa que cubra las necesidades de los habitantes de la localidad.

En este sentido, es evidente que diarios con una fuerte tradición en el mercado no han logrado alcanzar una calidad mínima ni la profesionalización del ejercicio periodístico, no sólo por la excesiva aparición en las páginas de la prensa de funcionarios públicos sino porque pocas veces se han preocupado por una edición de calidad y atractiva: los periódicos aparecen manchados y con graves errores ortográficos, como se podría descubrir fácilmente al leer cualquiera de éstos.

Con una larga tradición local se encuentran El Sol de Toluca, con 59 años y Extra de El Sol, con 39 años, ambos de la cadena Organización Editorial Mexicana (OEM); El Heraldo de Toluca, con 56 años; 8 columnas, con 30 años; El Diario de Toluca, con 24 años; El Noticiero, con 18 años; a.b.c. que se edita desde hace 22 años, Diario Amanecer desde 1986 y El Vespertino desde 1987. Los datos demuestran que estos nueve periódicos pertenecen a cuatro familias de empresarios: Yamin, Maccise, Libién y Vázquez Raña, que en conjunto son dueños de casi 50% de la prensa local.

En torno a tal panorama se pueden señalar algunas características de la prensa local. Para propósitos analíticos se plantean tres modelos: 1) el de la subordinación hacia el poder político; 2) el de periódicos en transformación, y 3) el de periodismo democrático. El contenido de cada uno de estos modelos propone conceptos para estudiar a la prensa local en relación con el poder político.

Modelos para el estudio de la prensa local. Modelo de subordinación de la prensa hacia el poder político. Los periódicos siguen el esquema informativo de trato privilegiado a las élites políticas. Se intercambia información por favores políticos y económicos. En sus páginas hay un trato preferencial hacia los personajes políticos y sus actividades. Se privilegian las fuentes oficialistas, no hay contraste en las versiones.

Se censura a la crítica y la prensa se convierte en un aliado del gobierno, mientras que ésta es recompensada con publicidad oficial, exclusivas informativas, condonación de impuestos, ayuda para la compra de papel, entre otros.

Otra característica de este esquema periodístico es que el gobierno sigue una política económica que beneficia a los empresarios en la concentración de medios. Esta alianza política-prensa promovió una relación clásica que caracterizó al régimen priista y que dejó importantes beneficios para ambos. Tradicionalmente un grupo de periódicos como El Sol de Toluca, El Heraldo de Toluca, Extra de El Sol, 8 columnas, El Diario de Toluca, a.b.c., Diario Amanecer, El Vespertino y El Noticiero, siguen este esquema informativo. Modelo de periódico en transformación.

Los periódicos empiezan a asumir un papel de actor político en los cambios sociales. El tratamiento informativo es menos parcial. Buscan pluralidad integrando a diversos representantes sociales. Desean convertirse en un elemento indispensable para las agrupaciones de oposición al régimen. Poco a poco influyen en la construcción de opinión política más crítica.

Generalmente su nacimiento se da en tiempos de agitación social: cambio de gobierno, elecciones, luchas sociales, entre otros. Periódicos como La Tribuna, Portal, Cambio tres pm, Puntual, Última Hora e Impulso serían un ejemplo de modelo de periódico en transformación porque protagonizan una lucha diaria para no caer en prácticas periodísticas de subordinación que caracterizaban al modelo informativo gobierno-prensa de la época priista y buscan plantear una presencia efectiva en el espacio periodístico, a través de una relación independiente con el poder político.

En estos diarios la lucha entre subordinarse al poder o asumir un papel crítico está presente todos los días, conviven entre las alabanzas y la crítica moderada a la clase política. Surgimiento de un modelo de periodismo democrático. Es un esquema de tratamiento informativo centrado en la crítica hacia el poder político y sus representantes y portador de las expresiones ciudadanas.

Sus páginas son ejemplo de pluralidad social y oficio periodístico. Este modelo es un foro de discusión para manifestar ideas y posturas diversas: entre políticos oficialistas, de oposición, académicos, intelectuales y ciudadanos. Tienen un alto nivel de influencia en los grupos sociales. En Toluca no existe un diario local como modelo de periodismo democrático. Las secciones de los periódicos Reforma y Milenio-Toluca observan algunos elementos de una relación un poco más clara con el poder y sus lectores, así como con sus anunciantes.

Existe una tímida incorporación de colaboradores locales, pero no llegan a tener una fuerza periodística propia a causa de que en estos dos diarios, respaldados por empresas periodísticas nacionales, prima una tendencia informativa de la capital del país. Por otro lado, Tribuna, Portal, Cambio tres pm, Puntual, Última Hora e Impulso, que han aparecido en los últimos diez años, se debaten entre la declinación del viejo modelo de subordinación de la prensa al poder político para dar paso a un modelo de independencia y protagonismo en los procesos de transformación de las nuevas circunstancias políticas y sociales de la entidad.

Pero su dependencia de la publicidad oficial condiciona su línea editorial al no tener garantizada su presencia en el mercado. Podemos resaltar que el respaldo de periódicos nacionales como Reforma, Milenio Diario, El Universal y El Financiero a ediciones locales ha impulsado la cobertura de nuevos temas de interés regional, la incorporación de articulistas de la zona, la profesionalización de la actividad periodística, un aumento en los lectores, pero desafortunadamente los dos últimos dejaron de editarse por no tener rentabilidad.

Es así que, salvo contadas excepciones, la prensa escrita en el Estado de México no registra avances y sí retrocesos. En esa entidad, el poder político se ha formado en torno a personajes que han ocupado la gubernatura, apoyados por el Presidente de la República en turno y respaldados por el PRI que ha gobernado desde 1929. Dentro de estos personajes sobresale Isidro Fabela, quien en los años 40 formó el Grupo Atlacomulco para heredarse el poder, caracterizado por su cohesión interna y sin grandes conflictos entre sus miembros.

Hasta la fecha todos los gobernadores del estado, surgidos del grupo, han podido controlar la vida política y económica local y desarrollar la clase priista más numerosa del país de gran importancia electoral. Es así que el gobernador se ha convertido en el actor político principal, por su fuerte protagonismo y el respaldo del Grupo Atlacomulco.

Con estos antecedentes, estudiar la producción periodística en Toluca es hacerlo bajo los conceptos informativos de subordinación al poder político. Donde las noticias reflejan una realidad oficial y no la problemática real de la sociedad mexiquense, debido a que las relaciones, específicamente entre el Ejecutivo del estado y la prensa, son discrecionales y encubiertas bajo mecanismos de cooptación por parte de quienes ejercen el poder.

Esto provoca una prensa sumisa y complaciente que acata las disposiciones de quien detenta el poder. En la relación prensa-Estado, el sistema político mexicano se ha caracterizado por crear mecanismos que influyan y controlen de manera directa o indirecta la actuación de los medios, los cuales abarcan desde la legislación, otorgamiento de licencias y concesiones, venta de papel, control de sindicatos, oficinas de comunicación social (boletines y conferencias de prensa) y asignación de publicidad, hasta la corrupción, amenazas, censura, etcétera. Para explicar la relación entre el Poder Ejecutivo local y la prensa del Valle de Toluca sólo desarrollaré dos formas de control: el de la publicidad oficial y las oficinas de comunicación social.

La publicidad oficial  Es sabido que el ingreso económico más importante de un periódico es la publicidad y el gobierno es uno de los principales clientes. En 2005, de acuerdo con datos obtenidos por la revista Etcétera, el gobierno federal designó 23.8% (576 mil millones 527 mil 764 pesos) del total de recursos presupuestados a la compra de espacios publicitarios para anunciarse en televisión abierta; mientras, las cadenas de radio facturaron 12.42% (301 millones 68 mil 494); revistas, 7.9% (191 millones 586 mil 833), y diarios 7.6% (184 millones 366 mil 921).

En el caso de la prensa, Reforma fue el más beneficiado con la publicidad institucional al facturar -38 millones 189 mil 365.56 pesos; posteriormente, El Universal con cerca de 29 mdp; y La Jornada con 20 millones 949 mil 518.77 pesos.

Estos datos muestran la disparidad entre los diferentes medios de comunicación nacionales, principalmente, la televisión y la prensa, y la discrecionalidad en la distribución de los recursos destinados a la publicidad oficial de orden federal. En el Estado de México no hay leyes ni lineamientos que determinen cómo distribuir los fondos de la publicidad oficial, ni qué tipo de publicidad debe hacerse, de ahí que sea una tradición favorecer con esos fondos a los periódicos que le son afines.

Algunos datos revelan que para ciertos periódicos los ingresos en publicidad del gobierno representan 80% de los ingresos totales del diario, donde su asignación no está determinada por su tiraje, cobertura geográfica sino por el tratamiento favorable que reciben los funcionarios.

Basta revisar algunos periódicos para descubrir la cantidad de anuncios de las áreas públicas, las inserciones pagadas, que no están bien definidas para el lector a través de una tipografía diferente, y muchas veces se trata de disfrazar de información generada por fuentes propias (trabajo reporteril). La facultad legal que tiene el gobierno para gastos de publicidad favorece un trato discrecional, porque no están definidos criterios para su otorgamiento que garantice una relación profesional con la prensa. De este modo, en muchas ocasiones se utiliza más para la promoción de la imagen personal con intereses políticos particulares, en medios “amigos”, dejando fuera de la distribución de publicidad oficial a medios “enemigos”.  Oficinas de Comunicación Social  Los gobiernos tienen la enorme y permanente necesidad de comunicarse con los ciudadanos pues el gobierno tiene la obligación de informar qué hace.

Es así que en cada nivel de gobierno hay un área de prensa encargada de dar a conocer las actividades de los funcionarios con base en las responsabilidades que tienen, así como los programas, proyectos previstos ­en el Estado de México existen 30 oficinas de prensa­. Pero éstas tienen la tendencia de apoyar marcadamente una imagen favorable a la gestión de las autoridades y de centralizar la información.

Pocas veces ejercen la autocrítica o dan información ampliada del ejercicio de la actividad pública y utilizan el boletín como principal forma de comunicación. Así, algunas oficinas de gobierno se convierten en los principales impulsores de un “discurso oficial”, y algunos periodistas y sus medios en espacios de amplia promoción y difusión, fomentando a la vez “prácticas de corrupción”.

La información se convierte, entonces, en la moneda de cambio para obtener favores entre gobierno y periódicos, entre políticos y periodistas. El corresponsal de un diario nacional me comentó de “la tremenda dificultad para conseguir información en las oficinas de prensa”, simplemente por la crítica que hacía a algunos funcionarios. Para ilustrar un poco más el papel de la prensa en la promoción de los políticos, se presenta un estudio elaborado durante octubre de 2005 de la primera plana de tres periódicos: El Sol de Toluca, 8 columnas y Portal.

Dicha investigación reveló que de cada diez titulares, ocho correspondían a dar cuenta de alguna actividad del gobierno, teniendo como protagonista principal al gobernador. Respecto de las fotografías, en tres de cada cinco aparecía algún miembro del gobierno estatal. Las fuentes institucionales constituían 90% de las noticias, donde el ámbito político oficial, léase PRI-gobierno estatal, ocupaba 70%. Estos datos ofrecen una perspectiva para conocer el tratamiento que hacen de la imagen de los políticos algunos periódicos de Toluca; así como el papel de las oficinas de prensa como fuentes informativas.

Se ha intentado demostrar que el Ejecutivo estatal ejerce su poder legal para controlar a la prensa (asignación de publicidad oficial y el control de la información por medio de las oficinas de prensa), donde también contribuyen algunos periódicos y periodistas, desarrollando una “relación simbiótica donde cada parte se beneficia”. El futuro de la prensa de Toluca  A nivel nacional, la prensa ha tenido un papel importante para la democratización del país. Sin embargo, en el ámbito estatal no se han registrado avances significativos, por lo que urge plantear un nuevo marco informativo entre periódicos, periodistas, académicos, ciudadanos y demás actores sociales.

Debe ser un marco que, por ejemplo, transparente la asignación de publicidad, bajo criterios de calidad periodística, cobertura geográfica, tiraje, penetración, entre otros, para incentivar el desarrollo económico, la competencia y la profesionalización. Por lo que respecta a los funcionarios y a las oficinas de comunicación social, también deben profesionalizarse.

El boletín ya pasó a la historia como una forma primordial de nutrir a los medios informativos. Los nuevos esquemas de trabajo institucional exigen informes detallados de actividades, ruedas de prensa permanentes, entrevistas sin condiciones para todos los medios, un vocero que concentre los mensajes institucionales y atienda las necesidades informativas, la incorporación de las nuevas tecnologías para transparentar el funcionamiento de cada área de gobierno y la gestión que hacen los servidores públicos para asignar responsabilidades cuando se cometan errores. Resulta increíble que en pleno siglo XXI las oficinas de prensa funcionen como espacios para la alabanza del funcionario en turno. Se debe poner fin al control de la información y a la discrecionalidad en la asignación de publicidad. Por su parte los periódicos deben profesionalizarse, trabajar bajo criterios de calidad periodística: veracidad, precisión, claridad, investigación, pluralidad de temas y fuentes informativas, contextualización informativa, manejo de datos, buena redacción y manejo del lenguaje, diseños más creativos.

En fin, deben realizar la enorme tarea de transformar las rutinas informativas de complacencia y mediocridad en las que han caído. Un cambio en las formas de trabajo ayudará a terminar, por un lado, con la mercantilización que se ha hecho de la función del periodismo y, por el otro, la visión parcializada de la realidad que han construido con temas que pocas veces interesan a los lectores. La prensa debe tener como principal cliente al ciudadano y no al político.

Esta nueva dinámica de la prensa y la actuación del poder político bajo marcos de transparencia, servirá para depurar el quehacer periodístico, donde sobrevivirán los periódicos que se profesionalicen y respondan a las necesidades informativas de una sociedad cambiante, como la toluqueña. Dado este panorama, el futuro para la prensa en Toluca debe ser un proyecto elaborado por periodistas, políticos, legisladores, académicos, estudiantes y ciudadanos que participen en la construcción de un periodismo que dé cuenta de forma completa del dinamismo de la sociedad.

* Doctor en Ciencia Política y maestro en Teoría Política y Social por la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona, España. Su especialidad es la relación prensa-poder, la opinión pública y la democracia. joserrabuelna@hotmail.com 

* Nota de la Redacción. Este artículo fue publicado en la revista Etcétera, en el 2006. Esta Redacción coincide en lo general con la información presentada pero considera que la opinión del periodista se quedó corta respecto a la subordinación de la prensa escrita en el municipio. Considera que Impulso no es un periódico democrático ni libre y que al investigador le faltaron por analizar algunos medios. El trabajo no ha perdido vigencia y por ello esta Redacción lo publica.

El Grupo Atlacomulco, hoy

* Los mismos apellidos, los mismos puestos. Una revisión al origen del grupo político que gobierna la entidad demuestra que nada ha cambiado.

Rodrigo Salazar 

El grupo que domina al Estado de México y que tiene influencia en buena parte del país no surgió hace 10 años, ni siquiera 50. Tiene más de 100 ocupando y heredando diferentes cargos políticos, inmiscuido en traiciones y alianzas, en corruptelas, empeñado en eternizarse en la entidad más rica del país y más influyente políticamente. Los apellidos de algunos funcionarios y empresarios, como lo registra el libro El Grupo Atlacomulco, Revelaciones, del escritor Jorge Toribio, aparecían ya a finales del siglo XIX, en el convulsionado México pre-revolucionario. En ese entonces, narra Toribio, quien tiene acceso a esta información por pertenecer a una familia que hoy controla el poder, los Montiel, precisamente un antepasado del ex gobernador Arturo prefiguraba lo que hoy es el Grupo Atlacomulco.

Maximino Montiel, el verdadero creador de esa agrupación política y descendiente directo del ex mandatario, se rodeaba de algunos nativos de Atlacomulco para pelear por el poder y posiciones políticas con otro poderoso grupo de entonces, a quien Toribio ha llamado el Grupo Toluca. Los Montiel, Huitrón, Peña, Del Mazo, Nieto, Pastor, Monroy, Barrera, Vélez, Velasco, Martínez estaban en boga en ese entonces, como lo están ahora.

Las coincidencias son sorprendentes. Los mismos apellidos, más de 100 años después, permanecen en la cúpula del gobierno y una revisión del propio Toribio a los archivos del municipio de Atlacomulco, Toluca y a los procesos electorales demuestra cómo estos apellidos cambiaban solamente de cargo político, se postulaban al mismo tiempo por dos puestos, ganaban los dos, elegían el que mejor les convenía y el que dejaban lo heredaban a un protegido.

Los primeros esbozos de lo que se conoce como el Grupo Atlacomulco no contemplan a Isidro Fabela, revolucionario y diplomático en los primeros años de su vida activa, ni al autollamado profesor Carlos Hank González. Ellos, según los archivos familiares de Toribio, se incrustaron en una segunda etapa y dieron el impulso definitivo a su agrupación, aunque no la fundaron. Según Toribio, el Grupo decidió operar en cuatro vertientes: la política, el económico, la eclesiástica y la empresarial para asegurar un dominio total en sus operaciones. Históricamente, divide el andar de lo que llama “la caterva”, en cuatro periodos, el primero que comienza con la reunión de algunos ciudadanos de Atlacomulco para buscar regidurías y posiciones en aquel ayuntamiento y el último, que considera al actual gobernador Enrique Peña como un instrumento de los intereses de Arturo Montiel Rojas.

Igualmente, señala que la unidad del grupo se ve amenazada por una guerra interna entre los grupos del clan de los Hank Rhon y los de Montiel Rojas. Una breve visita al libro Este libro está estructurado de manera cronológica y el autor señala como fuentes los archivos municipales, su propia información, el conocimiento que tiene de su familia y datos diarísticos. La intención de escribir este libro es llegar a establecer conexiones entre los miembros del Grupo Atlacomulco y los sucesos político-económicos en la historia de la entidad.

Publicado en una segunda edición por la desconocida Ágora, el año pasado, tiene un prólogo del escritor local Jaime Avilés Fabila y aborda simple y llanamente todos los procesos electorales locales, desde principios del siglo XX hasta nuestros días. Hace un breve recorrido por los personajes que hoy están inmiscuidos con el grupo en sus 4 vertientes y propone un origen. Señala como rama original del clan Montiel y por ende del Grupo Atlacomulco a Jesús Montiel Reyes, pintor sacro de la segunda mitad del siglo XIX. Con el estuvieron Mariano Díaz, Rafael Suárez, Antonio Vélez, Nicolás González Fabela, Trinidad Fabela y Bernabé Martínez. Ellos fueron la raíz pero no es sino hasta 1915 cuando comienza a escalar en los cargos políticos. Para Jorge Toribio, el primero periodo del Grupo Atlacomulco comienza en ese año y termina en 1942, con la llegada de Isidro Fabela. En este periodo, los apellidos que hoy se repiten ya aparecían y se nombra como primer líder indiscutido del Grupo a Maximino Montiel Olmos; luego le siguieron Malaquías Huitrón Velasco, Silviano Díaz Cid, Javier Vélez Mercado, Concepción Becerril Montiel, Luis Cárdenas, Rafael Suárez Ocaña, Lucindo Cárdenas, Benjamín Monroy, Fermín Villaloz, José Hernández Ruiz y Ezequiel Rosas.

Este liderazgo sólo alcanzó influencia en Atlacomulco y algunos municipios aledaños, pero ya estaban listos para pelear el poder al llamado Grupo Toluca, que fue encabezado, entre otros, por Alfredo Zárate Albarrán, Wenceslao Labra, Eucario López y Filiberto Gómez.

Una segunda etapa es identificada por Toribio desde 1942 y hasta 1964. El asesinato de Alfredo Zárate, el 5 de marzo de 1941, gobernador del Edomex y líder del Grupo Toluca marca un parteaguas en el reparto del poder. El 16 de marzo de ese mismo año Isidro Fabela fue nombrado gobernador interino, luego de la intervención de Lázaro Cárdenas con el presidente Ávila Camacho, quien no tuvo más remedio que acatar la orden y respaldar a Fabela, que tenía 60 años y poca carrera política en el Edomex. En el equipo de Fabela ya estaban los Montiel, los del Mazo, los Huitrón, los Colín, los Monroy, los Nieto, los Pichardo y hasta Adolfo López Mateos, como director del ICLA.

Maximino Montiel era concejal político; Alfredo del Mazo Vélez y Abel Huitrón, secretarios de Gobierno; Malaquías Huitrón, oficial mayor; Mario Montiel, inspector de Tesorerías; Alfredo Becerril Colín, asesor técnico de la Junta de Planificación y Zonificación; Fidel Montiel, procurador de Justicia; Darío Díaz Montiel, inspector general de Policía; Isidro Monroy Medrano, jefe del departamento de Tránsito; Federico Nieto, presidente de la Gran Comisión, Juan Josafat Pichardo, Director del ICLA, junto con Gabriel Luis Ezeta.

El poder de Fabela se extendió a los medios y se apropió del semanario El Demócrata, y puso como encargados a su sobrino, Gabriel Alfaro; además estuvieron allí Rafael Suárez Ocaña, Santiago Velasco y Manuel López Pérez, junto con José Ángel Aguilar, Rodolfo García y Alejandro Fajardo. Incluso Horacio Zúñiga trabajó para ellos. Las páginas de ese semanario estaban abiertas para los miembros del Grupo, que así oficializaban la cultura de aquella época.

Para Jorge Toribio, 1942 fue el año en el que el Grupo Atlacomulco se hizo poderoso. Pero no fácil. Fabela fue nombrado gobernador sustituto, tras la muerte de Alfredo Zárate Albarrán y debía convocar a elecciones de inmediato. Por supuesto, no lo hizo, pero comenzó un intenso cabildeo para reformar la Constitución y lograr que los diputados lo nombraran gobernador sustituto, para así afianzarse por 4 años en el Ejecutivo. Este cabildeo incluyó sobornos por 10 mil pesos para legisladores y 3 mil pesos para alcaldes a cambio de su apoyo. Las negociaciones tuvieron éxito y los artículos 81, 82, 83 y 87 fueron modificados. A la par de fortalecer sus posiciones, también sus finanzas crecieron y las empresas Morelos y Constructora de Obras Públicas, del propio Fabela, Alfredo del Mazo Vélez y Alfredo Becerril Colín. Y sesenta años después… Hoy no es diferente. El Grupo Atlacomulco, cada vez menos visible porque nadie investiga los orígenes de los funcionarios que nos gobiernan, tiene ubicados en puestos claves a una red familiar que repite los mismos apellidos. Un somero repaso a algunos funcionarios lo confirman.

El ex gobernador Arturo Montiel Rojas es originario de Atlacomulco y Toribio explica la relación de parentesco con el actual jede del Ejecutivo, Enrique Peña, pero además lo hace con el resto de la cúpula de ese grupo.”Es el caso entre Isidro Fabela Alfaro y Alfredo del Mazo Vélez; Del Mazo fue hijo de Manuel del Mazo Villasante y de Mercedes Vélez Díaz; los abuelos maternos fueron Antonio Vélez Flores y Martha Díaz Ortega; a su vez Antonio Vélez Flores fue hijo de Vicente Vélez, en cuanto a Fabela, fue hijo de Francisco Trinidad Fabela Vélez y Guadalupe Alfaro Batres, es decir, el padre de Isidro Fabela Alfaro, Francisco Trinidad Fabela Vélez era pariente de Antonio Vélez Flores, abuelo materno de Alfredo del Mazo Vélez. Otro ejemplo reciente sucede entre Arturo Montiel Rojas y Enrique Peña Nieto, el primero tuvo como padre a Gregorio Montiel y como abuelo paterno a Abdías Montiel; Peña, por el lado materno, tuvo de madre a Socorro Nieto Sánchez, cuyos padres fueron Enrique Nieto Montiel y Socorro Sánchez Colín, a la vez, la madre de Enrique Nieto Montiel se llamó Ifigenia Montiel, parienta de Abdías Montiel, abuelo de Arturo Montiel Rojas.

Las relaciones se mantienen vigentes al revisar el padrón de empleados del gobierno del Estado de México, disponible en Internet para cualquiera en la dirección http://www.edomexico.gob.mx/directorio/directorio.htm. Allí, en la Secretaría de Educación, en Servicios Educativos Integrados, en la dirección general aparece el maestro en Administración Juan Carlos Monroy Montiel, con el cargo de contralor interno de los SEIEM. Monroy Montiel es primo hermano de los hijos del ex gobernador, Arturo y Juan Pablo Montiel Yáñez. Otro que aparece en el registro es René Gabriel Montiel Peña, delegado regional de Desarrollo Agropecuario Atlacomulco, con negocios relacionados con el ganado en Acambay, de donde también es presidente municipal Ariel Peña Colín, que inició este trienio su administración. Otro Montiel incrustado es Bernardo Monroy Montiel, director de Comercio Exterior en la Secretaría de Desarrollo Económico, y quien era representante personal de Gabriel Villaseñor, secretario de Desarrollo Económico en la administración de Arturo Montiel.

Enrique Peña, gobernador actual del Edomex, es originario de Atlacomulco y además es presidente del Copladem. Su hermana, Ana Cecilia Peña Nieto, es directora de Inversión Extranjera en la Secretaría de Desarrollo Económico. Otra mujer relacionada con el Grupo es Melody Huitrón Colín, de la familia Huitrón Bravo, también de la región de Atlacomulco. Ella fue directora de la facultad de Derecho y secretaria técnica del Consejo Estatal de Población. También perdió las elecciones a diputada local por el distrito I de Toluca y se menciona como futura rectora de la UAEM. El hermano de Melody, Joel Huitrón, fue regidor de Atlacomulco en el pasado trienio y presidente municipal por ministerio de ley en el primer semestre del 2006.

Además están Gabriel Gerardo Huitrón Bravo, médico cirujano, quien labora en la Secretaría de la Investigación y Estudios Avanzados de la UAEM como coordinador del Centro de Investigación en Ciencias Médicas. Otro es Abel Huitrón Roldán, secretario particular del presidente municipal de Temascalcingo, municipio que colinda con Atlacomulco.

En el listado de empleados hay más de la familia Huitrón. Uno de ellos es Adriana Brasilia Sánchez Huitrón, quien trabaja en el Consejo Estatal de la Mujer como delegada regional de Atlacomulco. La familia Huitrón ha ocupado siempre cargos en los diferentes niveles de gobierno, desde hace más de 60 años. Las familias del Grupo Atlacomulco no se reducen a los anteriores ejemplos. Los Del Mazo también ocupan un lugar preponderante, comenzando por Alfredo del Mazo Vélez, padre de Alfredo del Mazo González, ambos gobernadores de la entidad. El ex gobernador Del Mazo González es ahora el feliz y descansado presidente del Consejo Mexiquense de Infraestructura, que forman parte de los Consejos del Poder Ejecutivo estatal, es decir, asesora a Peña Nieto en la toma de decisiones.

El nieto de Del Mazo Vélez también encontró chamba. Alfredo del Mazo Maza, habitual en las páginas de las revistas rosas, ya tiene empleo y es director general del Instituto Mexiquense del Emprendedor, en la Secretaría de Desarrollo Económico. Aparecen más Del Mazo registrados, uno es Rigoberto del Mazo Garduño, quien es jefe del Departamento de Vinculación de la Secretaría General de Gobierno en Atlacomulco.

Roberto del Mazo García es otro, aunque está adscrito a Valle de Bravo como subdirector de Desarrollo Regional en la Subsecretaría de Desarrollo Regional Valle de Bravo. En la Secretaría del Agua y Obra Pública está Alfredo del Mazo García, como subdirector de Servicios. Otro destacado miembro de este clan es Carolina Monroy del Mazo, quien está capacitada para ocupar cargos tan disímbolos como la dirección del Instituto Mexiquense de Cultura, el ISSEMyM y Radio y Televisión Mexiquense, además de competir por la alcaldía de Metepec, que perdió con Óscar González, el petista aliado de Andrés Manuel López Obrador.

Ella es prima de Enrique Peña Nieto pero también es esposa de Ernesto Nemer Álvarez, secretario de Desarrollo Social en esta administración y secretario de Administración con Montiel Rojas, con quien además fue su secretario particular. La familia Nemer Monroy es dueña de una parte del fraccionamiento La Providencia, en Metepec y de la franquicia de los Bisquets Obregón, además de casas y edificios en Toluca. A Nemer se le ha señalado por colocar a su familia en puestos de gobierno, pero él lo ha negado aduciendo que no hay nada ilegal en esos nombramientos, pues sus parientes no trabajan con él, por lo que no podría llamársele nepotismo.

La lista es larga pero la integran Luis Manuel Temer Álvarez, su hermano, en la dirección general de Administración y Finanzas de la Secretaría de Educación; Luis Felipe Nemer Fernández, como director de Informática y Telecomunicaciones en la Secretaría de Educación; Felipe Némer Naime, coordinador de Administración y Finanzas de la Secretaría de Desarrollo Social; Héctor Arturo Nemer Naime, jefe de Departamento en la región Valle de Toluca del Instituto Mexiquense del Emprendedor y Fernando Nemer Naime, coordinador administrativo de la Secretaría del Medio Ambiente.

También los hijos de los ex gobernadores encuentran su sitio en el gobierno de Peña, como en el caso de Ignacio Pichardo Lechuga, hijo del ex mandatario Ignacio Pichardo y antiguo propietario del extinto diario Liberación. Hoy es coordinador regional de Valle Bravo. Jorge Jiménez Campos, hijo de Jorge Jiménez Cantú, ex Ejecutivo estatal, es hoy coordinador general de la Comisión Coordinadora para la Recuperación Ecológica de la Cuenca del Río Lerma, cargo que su padre le heredó al morir.

También la administración de Peña Nieto ha dado asilo a funcionarios que en la etapa montielista sirvieron en cargos de primer nivel. Un repaso demuestra que Benjamín Forurnier era secretario de Agua y Obra Pública y con Peña repitió; posteriormente fue sustituido por David Korenfeld, de origen judío y que era alcalde de Huixquilucan, donde el uso de suelo ha cambiado para dar paso a los conglomerados habitacionales y zonas residenciales de superlujo, que construyen las empresas de Carlos Hank y Carlos Slim, preponderantemente. Otro es Alfonso Navarrete Prida, procurador de Justicia en ambas administraciones. Fue quien se encargó de exonerar por segunda ocasión a Arturo Montiel por enriquecimiento ilícito y fue sustituido por Abel Villicaña, quien limpió a Montiel por tercera ocasión y que ya había trabajado para el gobierno de éste como magistrado. Laura Barrera Fortoul, directora de Turismo con Montiel, fue nombrada secretaria del mismo ramo con Peña. Pertenece a la familia Barrera, de secretarios de Estado y diputados locales.

Luis Videgaray, director de Protego, despacho que renegoció la deuda pública del Edomex en el 2004, es ahora secretario de Administración y Finanzas y maneja la misma deuda que se encargó de reestructurar. Francisco Maldonado, secretario de Transporte, no ha podio aplicar su programa de reordenamiento vehicular en las dos administraciones. Eduardo Segovia, ex contralor, exoneró a Montiel por primera vez; sustituido por Marco Abaid Kado hace unos días, quien también trabajó para el ex mandatario. Guadalupe Monter, originaria de Atlacomulco, es ahora secretaria de Educación y no tiene méritos políticos.

Enrique Jacob fue secretario y coordinador de Desarrollo Social con Montiel y con Peña es secretario de Desarrollo Económico. Fue aspirante a gobernador en la contienda interna del PRI para buscar candidato, que ganó el propio Peña Nieto.

Ricardo Aguilar, diputado en la etapa de Montiel y compañero de Peña en la Cámara, fue nombrado secretario del Trabajo y luego presidente estatal del PRI.

Santiago Velasco, director del ISSEMyM, fue director del DIF y a la muerte de Mónica Pretelini fue removido. Hoy el grupo, según Toribio, libra una guerra interna entre las huestes de Montiel y las del clan de los Hank. Negocios contra política. Y para las próximas elecciones presidenciales los aspirantes serán Enrique Peña y Jorge Hank. Quien gane definirá el rumbo de este grupo.

El estigma de ser Montiel

*Jorge Toribio Montiel, autor del libro “El Grupo Atlacomulco, Revelaciones”, publicado por editorial Ágora, explica por qué el ex mandatario no ha sido castigado y sí exonerado 4 veces, por enriquecimiento ilícito. Desde su experiencia como sobrino en tercer grado de Arturo Montiel Rojas aporta una reconstrucción metódica sobre la historia del Grupo Atlacomulco y sus implicaciones actuales.

Selene Hernández León

“El Congreso local tiene la única y última oportunidad de hacer algo por su estado. Si no sucede va a ser por que el gobierno llegó a una negociación con la oposición o bien porque el gobernador, -sobrino en tercer grado de Arturo Montiel-, los que forman el poder Ejecutivo y el Judicial en donde muchos todavía están con Montiel o son su gente, están bloqueando todo esto”.
Así explica Jorge Toribio Montiel, autor del libro “El Grupo Atlacomulco, Revelaciones”, publicado por editorial Ágora, por qué el ex mandatario no ha sido castigado y sí exonerado 4 veces, por enriquecimiento ilícito.
Desde su experiencia como sobrino en tercer grado de Arturo Montiel Rojas aporta una reconstrucción metódica sobre la historia del Grupo Atlacomulco y sus implicaciones actuales.
Señala que “es la primera vez que se da a conocer en México, en eso radica la importancia del libro y el interés que ha generado. Cuando me preguntan cómo encontré el hilo negro de esto, repito que tengo los nexos, afortunadamente”.
– ¿Qué circunstancias rodearon la publicación del libro?
– En los noventa escuché hablar del Grupo Atlacomulco. Mi incursión en la investigación periodística me llevó a ahondar en un tema que me llegaba de manera personal. Hablaban de él políticos, académicos, intelectuales, periodistas y la gente común y corriente. Escuché que el grupo existía y que no existía; que había existido pero nada más durante una época. Cuando preguntaba en qué se basaban para afirmar o negar su existencia sus respuestas eran muy vagas. Como originario de Atlacomulco, -por parte de mi madre me apellido Montiel, soy de esa descendencia-, mi familia siempre ha estado muy bien ligada a la política tanto de Atlacomulco como del Estado de México -e incluso en el ámbito nacional. He tenido acceso a mezclarme con políticos de altura, como Carlos Hank González o Arturo Montiel. Pensé que cómo es posible que la gente hable de un tema sin bases. Decidí demostrar su existencia con base en un estudio periodístico y científico.

Si no lo haces de manera científica, aunque lo hagas de manera periodística no demuestras mucho. Empecé la investigación y en el 2000 presenté un primer libro llamado “El Grupo Atlacomulco, Revelaciones”. Dado que existen libros que niegan al grupo y debido a algunas debilidades señaladas en el anterior, fundamenté una teoría que comprueba su existencia partiendo de comprobar las relaciones de amistad entre los integrantes, de parentesco consanguíneo, de parentesco político, de relaciones de sociedad económica, de relaciones de conveniencia y de compadrazgo.
– ¿Qué se descubre?
– El grupo se inicia cerca de 1915, en Atlacomulco y uno de los pilares centrales fue mi abuelo, Maximino Montiel Olmos. Poseo el archivo que le dejó a mi madre y que contiene una cantidad interminable de documentos. Hay cartas que escriben los que controlaban la política en esa época; en ellas se leen los repartos del poder, quiénes han de integrar la cúpula y bajo qué criterios aceptan a otros. Los integrantes de aquel grupo inicial no sólo eran amigos sino, como lo explica la teoría, son parientes consanguíneos, políticos con relaciones de negocios y ellos mismos bautizan a sus descendencias.

La intención de formar la agrupación en esta época fue la defensa del poder en Atlacomulco en el contexto de la Revolución. Desde 1915 controlan el municipio. Los integrantes eran muy religiosos, fervientes católicos quienes decidieron, al principio, velar por los intereses de “los mal vestidos”. La casa de Maximino Montiel Olmos siempre estaba abierta para que cuando los campesinos, artesanos e indigentes pasaran por el pueblo se quedaran a dormir allí y se les diera de comer.

De todo eso hay testimonio documental y oral de quienes lo vivieron. Esos testimonios indican cómo, en el ámbito político, los amigos se repartían el poder y cómo ocuparon y heredaron, por ejemplo, la alcaldía. Maximino fue alcalde en 1924, 1927, 1930, 1931 y en 1942. Otros casos son lo des Silviano Díaz Cid, Lucindo Cárdenas, Plutarco y Abraham Suárez, Javier Vélez con un organigrama en el que se puede observar que de allí hacia abajo se colocaba a los parientes: agente del ministerio público, juez de primera instancia, director de la policía municipal, regidores, tesorero, síndico.
– ¿Cómo es que el modelo sobrevive hasta nuestros días?
– De 1915 a 1942 el Grupo sólo controlaba su territorio. A finales de 1945 había conjuntado fuerzas con otro distrito poderoso, El Oro, que de 1900 a 1930 fue un centro minero internacional. La cúpula de Atlacomulco inició vínculos políticos allí, a través del compadrazgo entre Filiberto Gómez Díaz y mi abuelo, Maximino Montiel Olmos, quienes se conocieron en una tienda de vinos y abarrotes propiedad de Agustín Gasca Mireles -pariente de los Gasca que hoy existen. Cuando Gómez Díaz llegó a ser gobernador del estado, de 1929 a 1933, dio apoyo político al grupo.

A la par, en Toluca, entre 1920 y 1942 surgió un grupo político del que participaba Gómez Díaz y que yo he denominado Grupo Toluca. En ese grupo también se cumple la teoría. Tenemos a Filiberto Gómez Díaz dejando de gobernador a su yerno, el general Wenceslao Labra, cumpliéndose una evolución en la relación de amistad a política; también habían sido socios en la industria de El Oro.

Durante el último periodo del Grupo Toluca entre ellos mismos se asesinan. Matan al ex gobernador Alfredo Zárate Albarrán, electo de 1941 a 1945, mientras que el Grupo Atlacomulco ya contaba con poder y prestigio en el norte. Las noticias llegaron a la presidencia de la república y el Grupo Atlacomulco hizo su movimiento al visitar en La Casa del Risco a otro aliado: un personaje de la vida internacional, Isidro Fabela.

El Grupo quería a Fabela para gobernador, lo convencieron de entrevistarse con el general Cárdenas, quien lo había apoyado antes para llegar a la Organización de las Naciones Unidas, para que buscara su intersección ante Manuel Ávila Camacho aun cuando éste lo había dejado fuera de su gabinete.

Los de Atlacomulco tenían muchos nexos con Isidro Fabela porque muchos de ellos, como Javier Vélez, eran sus parientes. Hay testimonio epistolar que relata cómo, cuando los de Atlacomulco tenían problemas con grupos contrarios, Fabela enviaba cartas donde los “aplacaba”. Antes de decidirse por Fabela, Ávila convocó a miembros de su gabinete originarios del Edomex como Narciso Barzón, Lerdo de Tejada, Javier Gaxiola, que habían pertenecido al Grupo Toluca. Pero no tuvo eco su llamado porque se consideraba menor una gubernatura interina a una Secretaría y Ávila terminó aceptando la recomendación.

El primer movimiento de Fabela como gobernador fue quitar al Grupo Toluca del Ejecutivo. Nombró secretario de Gobierno a su amigo de años, Torres Talavera, de tesorero a Alfredo del Mazo y a Maximino Montiel su principal concejal. El caso de Montiel Olmos es especial porque estaba empapado de todo lo que sucedía; había sido amigo de Wenceslao Labra, él mismo cobraba importancia como creador del Grupo Atlacomulco.

Fabela armó su gabinete con gente de Atlacomulco en las principales carteras del Ejecutivo, con amistades y con quienes decidieron traicionar al Grupo Toluca. Después renovó el Congreso local y luego el poder Judicial. Poco a poco el Grupo puso cabezas en los poderes. Así lo hicieron hasta la época actual, donde vemos a Enrique Peña con relaciones con Atlacomulco más que evidentes.

Se cumple la teoría, Peña es sobrino lejano de Montiel Rojas, es compadre de Montiel porque Arturo le bautizó a uno de sus hijos, son amigos, están por conveniencia, son de un mismo punto geográfico, Atlacomulco, aunque no sé si son socios en la iniciativa privada. No necesariamente todas las premisas se cumplen, pero en general en los liderazgos, pasa. Esto es a nivel estatal. Desde 1942 a la época el Grupo actúa, incluso gobernadores que no han sido de Atlacomulco, como Ignacio Pichardo Pagaza, Emilio Chuayffet y César Camacho Quiroz, se hicieron gracias a gente de Atlacomulco que los tomó como alfiles y los colocó.
– ¿Qué sucede con quienes no cumplen el código político del Grupo Atlacomulco?
– Hay un proceso de excomunión. Sólo que, como las evidencias lo demuestran, cuando un integrante cercano a la cúpula no cumple o desacata una orden o un mandamiento de los líderes, es expulsado. Y peor aún… los han asesinado. Un caso concreto es el de Luis Donaldo Colosio. A Colosio lo mató la cúpula del Grupo Atlacomulco.

Está demostrado y aunque hay cosas que no puedo revelar por muchas cuestiones… cuando muere Colosio, hubo rumores de que el Grupo intervino; la revista Proceso está plagada de esa información, testimonios orales abundan. En el libro trato de demostrarlo.
– ¿Cuál es el riesgo político que se vio en Colosio? ¿Creían que no llegarían a la presidencia?
– El primer integrante del Grupo que llegó a la presidencia fue Adolfo López Mateos. Él se inició en la política dentro del Grupo Toluca con una amistad hacia Filiberto Gómez y hacia Carlos Riva Palacio. López Mateos inició como secretario privado de Gómez Díaz y se casó con Eva Sámano, hija de Efrén Sámano, tesorero en el gobierno de Gómez Díaz, de quien era amigo, compadre y asociado en El Oro. López Mateos estuvo involucrado con la agrupación de tal modo que, años después, cuando llegó a presidente de la república nombró a Alfredo del Mazo Vélez secretario de Recursos Hidráulicos.

Si uno indaga las carteras, todos los que están en cargos públicos principales son parientes de Alfredo del Mazo, amigos, compadres, socios, convenencieros, vienen de un punto geográfico, Atlacomulco. El segundo en llegar a la presidencia fue José López Portillo, aliado del Grupo dirigido, en ese momento, por Hank González. Cuando López Portillo fue presidente nombró a Hank regente del DF.

Otro sector que ayudó mucho a la agrupación es la familia Salinas de Gortari. Cuando Miguel de la Madrid fue presidente estaban como candidatos Alfredo del Mazo González, Carlos Salinas, Manuel Bartlet, entre otros, pero el grupo liderado por Hank dijo: “no queremos a Del Mazo”. Porque Alfredo, a pesar de tener descendencia en el Grupo estaba desligado y Hank hacía años que mantenía relaciones con el padre de Salinas. Eso se sabe. Hank mandó por Salinas para hacerle una cena, en su casa de Las Lomas; en esa residencia estaban los hombres de poder económico de México, Claudio X. González, Roberto González Barrera, Emilio Azcárraga.

Y Salinas dijo: pues aquí está el poder. Pagaron la campaña de Salinas, quien nombró a Hank, primero, secretario de Turismo y luego de Agricultura. Si se estudia el organigrama en el salinato, es la misma historia. Durante el salinato el Grupo no solamente siguió controlando el Edomex sino también otros, entre ellos Tabasco.

El papá de Roberto Madrazo y Hank habían sido amigos. Matan a Carlos Alberto Madrazo en un “accidente” aéreo y los hijos quedan desamparados. Cuando muere Carlos Alberto, cerca de dos meses después Hank es gobernador del Edomex y protege a los hijos; los trajo al Edomex.

A Roberto Madrazo siempre lo tuvo cerca. Aquí fue su asesor y después Hank pagó sus estudios en EU. Cuando Hank fue nombrado regente del DF, fue su asesor y después delegado en la Magdalena Contreras. Hoy Jorge Hank Rhon y Madrazo Pintado son compadres, al grado de que a la muerte en Acapulco de Cuauhtémoc Hank Rhon, Madrazo se desposa con la viuda.

Es una relación muy interesante que también aparece en el libro. En el ámbito nacional se apropiaron de Tabasco al nombrar a Madrazo gobernador. El Grupo había acumulado poder en Tijuana, con los negocios de los Hank; en el DF en el gobierno y en el ámbito nacional con un presidente. En el Edomex habían puesto a otras marionetas. Primero a Pagaza y luego a Chuayffet. Pasado el tiempo y previniendo el cambio de gobierno, Salinas reunió a la cúpula de poder y propuso a su amigo Colosio.

El Grupo aceptó en primera instancia a Colosio, quien sabía de la existencia de un grupo muy fuerte del Edomex que controlaba empresas internacionales; que estaba metido en Pemex, que hacía carreteras, que tenía bancos, aseguradoras, barcos, aerolíneas y eran socios mayoritarios de Pepsico, Maseca y Gruma y Banorte, Interacciones. Y dice Salinas: “va a ser Colosio”. En adelante el Grupo lo invita a sus reuniones privadas.
– ¿Colosio provenía de algún grupo político específico o le bastó el nexo con Salinas?
– El Grupo ve quiénes son aptos para seguir sus intereses. Es como Peña, un muchacho que no tiene poder político, sin poder empresarial importante, es otra marioneta más del conglomerado. Al rato está o no está… y se quedará igual como siempre. Colosio se mezcló más directamente con el Grupo. Colosio no es la persona que nos hacen ver, un mártir… era igual de corrupto y cabrón, que sabía cómo estaba el desmadre. “Yo no voy a aceptar ser presidente si no conozco el show”. ¡Claro que lo conocía!

Colosio se dio cuenta que la agrupación controlaba prácticamente todo. Y en su discurso, en el Monumento a la Revolución en el DF, populista, habló de eso: “vamos a erradicar toda la corrupción y a ayudar a las clases más desprotegidas”. Su indisciplina incomodó al Grupo, que le mandó avisos para darle a entender que así como lo habían puesto lo podían quitar. Colosio no hizo caso.

En una reunión en la que estuvo presente Raúl Salinas, hermano del ex presidente y con grandes nexos con la agrupación en los negocios -está del lado de Hank-, deciden matar a Colosio. Y le pasan el recado a Carlos Salinas, quien les pide que no lo hagan. El Grupo se hace escuchar y decide presentar su propuesta dejándole claro que su candidato “no funcionaba”.

Aquí se da el rompimiento entre los Salinas y la agrupación. Y lo matan. Uno debe demostrar con evidencias que fueron ellos. Hay que leer el libro, ahí están. El Grupo pone a Zedillo e inunda el PRI nacional de toda su gente para controlarlo. Ponen de tesorero al vallesano Óscar Espinosa Villarreal, quien tuvo una dirección en Edomex con Del Mazo González y ocupado cargos con los Hank.

Pone en una Secretaría a Humberto Lira Mora y de segundo a Arturo Montiel. Y pone como presidente nacional del PRI a Ignacio Pichardo. Ante la exigencia pública sobre la muerte de Colosio el Grupo realizó movimientos en la PGR y sin consultar a Salinas de Gortari colocó a Humberto Benítez Treviño al frente de la investigación.

Las declaraciones públicas del momento coinciden en señalar lo sospechoso de la situación y en cuestionar si Salinas en realidad tenía el poder. Benítez, actual secretario de Gobierno estatal, se inició en la política cuando Hank fue gobernador y si se observa su recorrido político se puede notar que siempre ha estado con los Hank. Así se apagó el asunto.
– En este momento se pugna porque se reabra la investigación contra el ex gobernador Montiel, ¿qué aporta esta investigación?
– En Atlacomulco los Montiel provienen de un tronco común, está más que demostrado; no hay dos familias Montiel, ésas son estupideces que la gente se saca de la manga porque no conoce bien la historia. Todos provenimos de un mismo tronco, pero del lado de Arturo Montiel es un tronco no natural.

Es decir, que del tronco sólido tenían hijos que de repente te aventaban con otras chavas y nacía la descendencia no natural. De allí proviene Arturo Montiel. Esa familia no natural no era gente de poder en Atlacomulco, era de condición social muy humilde y económicamente también, fundamental por lo que sucedió posteriormente.

Arturo Montiel nace con esa inferioridad de ver a sus parientes bien, los hijos naturales que tienen dinero, que sus antepasados tuvieron poder político, que viven bien y se codean con lo mejor. Entonces se le quedó ese trauma y decía “no es posible que yo, apellidándome igual que ellos, esté así”.

Eso le causó un problema psicológico muy fuerte, al grado de querer ponerse al tú por tú con su familia natural. Empezó, desde muy chico, a ser un tipo que a cualquier cosa sucia le entraba con tal de hacer dinero. Él se asocia, en Atlacomulco, con Juan Monroy Pérez, otro que venía de una condición social humilde y quería dinero; empezaron a meterse en cientos de negocios sucios para poder hacerse de lana y lo lograron.

Por ejemplo, fueron socios en constructoras. Ellos se apropiaron de una mina de mi madre, así de mala leche, Juan Monroy y Arturo Montiel se apropiaron de ella, le expropiaron el terreno, a pesar de que era su prima en segundo grado. Mi madre los iba a demandar pero por la relación que había de parentesco dejó perder esos predios que están valuados en millones de pesos.

Un carro de tierra roja cuesta 500, 600 pesos, no sé cuantos carros de tierra roja han salido de esa mina de tezontle. En el caso de Arturo Montiel ya se vio que los predios que adquirió de tantos millones de pesos fueron durante su administración.

Antes de su administración no tenía poder económico. Así lo muestran los datos y las evidencias. Tiene, por primera vez, el Congreso local la única y última oportunidad de poder hacer algo por su república y por su estado.
– ¿Cómo lograr justicia si la teoría desentraña que políticamente existe un círculo vicioso y que la justicia recae en la misma gente. ¿Cómo saber que no se está ayudando a fuerzas políticas contrarias?
– Hay que empezar por alguien. Y que sirva de cimiento para que los otros se midan porque estamos viendo que casos de este estilo no se daban. Antes uno señalaba a un político y te mataban luego, luego.

Hoy no. Cayeron Carlos y Raúl Salinas a quien incluso lo metieron a la cárcel. Se señaló el caso de otro ex gobernador, Villanueva, como narcotraficante y hasta al “tambo” fue a dar. El de Puebla, con la periodista que le sacó sus trapos al sol. Aquí Montiel y con eso están viendo que la cosa no está tan fácil. Ya se están señalando y haciendo lo posible por enjuiciarlos. Que el gobierno federal intervenga y ponga las evidencias y enjuicie.
– Con la investigación, ¿qué control económico se desentraña de parte de Montiel?
– En ese rubro no me quise meter mucho porque la investigación tiene otro giro. A la par es importante, por ser parte del rompecabezas, pero hay cosas que no puedo revelar porque mucha de la información para que Arturo Montiel fuera señalado por la prensa fue información que pude obtener y que entregué a algunos medios que hicieron de eso un escándalo.

Se iba a tocar lo de la mina de tezontle de mi madre, pero ya era mucho, robarle a un pariente… iba a estar muy delicada la cosa. Preferimos suavizar un poco.
– En el ámbito empresarial, ¿cuál es el ejemplo del cumplimiento de la premisa para comprobar los lazos de poder del Grupo?
– En el ejemplo de los Hank se cumple una premisa de la teoría que es de sociedad empresarial, Interacciones está dirigida por la familia Hank Rhon. El director de ese corporativo en el ámbito nacional e internacional es Carlos Hank Rhon, manejando banco, aseguradora, casa de bolsa, Pepsico, Mercedes Benz, Transportes Marítimos de México, Maseca y Banorte. El dueño de Maseca y Banorte es Roberto González Barrera, muy amigo de Carlos Hank González desde que estuvo en Conasupo, antes de ser gobernador.

El negocio de González siempre ha sido el maíz. Conasupo y el maíz se llevaban bien. Una hija de González Barrera se casó con Carlos Hank Rhon. Banorte es supuestamente el único banco de mexicanos y es poderosísimo en el ámbito nacional; Maseca controla los alimentos.

En Maseca, durante un tiempo trabajó mucha gente de Atlacomulco. Un caso concreto fue Javier Vélez, hijo de aquel Javier Vélez, gran amigo y compadre y de Maximino Montiel Olmos.
– En el esfuerzo por avanzar hacia la libertad de información en México, con todas estas historias oscuras del poder, ¿se sigue temiendo al abuso de poder? ¿Impulsarías que la gente investigara, aportara datos e información, a escribir parte de la historia?
– Ese temor se debe perder. Nos debemos preparar más. Las generaciones que vienen tienen que ser más académicos, más rigurosos más científicos y más preparados para que todos los mitos y leyendas que hay en torno se vayan destruyendo y apareciendo la realidad. Y no tenerle miedo porque es un proceso de avance.

Estos grupos de poder tienen las estrategias de mercadotecnia, imponen moda, alimentos que debe consumir la clase social, lo que se debe ver en televisión, el tipo de religiones se deben introducir, enseñanzas… deciden todo y no podemos darnos cuenta.

Deciden que consuman drogas y la gente, sin acceso al poder no sólo político sino cultural, académico, empresarial, nos tenemos que conformar con lo que dan. 

Mafia sobre ruedas

* Los transportistas son tan poderosos que sus líderes han sido alcaldes, socios de políticos y operadores; han impedido la reubicación de terminales, como en el caso de la de Toluca y han detenido, por más de tres años, la conclusión del programa estatal de reordenamiento y deciden arbitrariamente tarifas y subsidios. Además la entidad tiene más de 70 mil unidades pirata que trabajan sin ningún control.

Jorge Hernández

Tres hombres estaban reunidos en Metepec, en privado, el domingo 1 de agosto. Eran socios y discutían sobre los proyectos y problemas que enfrentaban. No estaban de acuerdo entre sí debido a las inversiones que dos de ellos habían realizado y que el tercero no compartía. Pronto olvidaron sus diferencias y comenzaron a tomar. El domingo les quedó pequeño y a las 2 de la mañana uno de ellos propuso seguir la parranda en Ixtlahuaca, donde tenía una novia y algunas amigas.

El resto estuvo de acuerdo y ordenaron al chofer que los trasladara en la Ford Lobo. Horas después, una patrulla de federales encontraba al chofer, un joven de 16 años de edad, herido de bala, escondido en unos matorrales cercanos a la carretera Toluca-Ixtlahuaca. Gravemente herido, fue trasladado al hospital López Mateos, donde apenas pudo contar la versión de los hechos.

Mario Moreno Reyec y Alam Zermeño, sus patrones y líderes de la agrupación de Radiotaxis Excelencia eran los socios que departían con una tercera persona, Christian Cintlic y con quien además tenían una inversión en caballos de carreras, pues eran apostadores. El chofer, Benigno Vázquez, además ahijado de Mario Moreno, relató que el tercer socio, Christian Cintlic, convenció a sus compañeros de ir a Ixtlahuaca pero no supo cómo fue que accedieron a meterse por una carretera de terracería y menos cómo es que se detuvieron en medio del campo, cerca de una casa.

Allí fue, dijo, Vázquez, cuando Citlic se bajó de la camioneta, sacó un arma y mató a los socios. A él le tocó un balazo en el hombro y no murió porque se echó de inmediato al piso, haciéndose el muerto.

Desde allí vio cómo Citlic volvía a disparar a los socios y prendía fuego a la camioneta, para después alejarse presuroso.

Minutos después el joven escapaba del fuego y caminaba por la carretera, donde fue encontrado por patrulleros. Mario Moreno y Alan Zermeño tenían sobre sí amenazas de muerte por deudas de juego pero también por su actividad como transportistas. Pero no son los únicos, pues otros líderes han denunciado amenazas por parte de grupos piratas. La explosión de violencia por el control del transporte no es nueva.

El juego del poder incluye a piratas como a reglamentados y la búsqueda por mantenerse y expandirse no observa ninguna regla. Los transportistas son tan poderosos que sus líderes han sido alcaldes, socios de políticos y operadores; han impedido la reubicación de terminales, como en el caso de la de Toluca y han detenido, por más de tres años, la conclusión del programa estatal de reordenamiento y deciden arbitrariamente tarifas y subsidios.

Además la entidad tiene más de 70 mil unidades pirata que trabajan sin ningún control. Los principales dueños del transporte en el Estado de México son Vicente Coss; Axel García, quien controla el transporte en Atizapán y que ha sido subprocurador en tiempos de Montiel; Guadalupe Uribe y Román Dávila, en Naucalpan; Adolfo Toledano, en la zona de Texcoco, Antonio Aboytes, en el área de Chalco; Jesús Hernández Basilio y la familia Alcántara.

El negocio representa 20 millones de pasajeros al día, con un costo para cada usuario de 5 pesos en el valle de Toluca; entre 4 y 7 pesos en el valle de México y 5 pesos en las áreas rurales. Las ganancias estimadas son de 100 millones de pesos diarios. Los grupos más poderosos forman cúpulas y operan como pequeños gobiernos independientes enquistados en zonas geográficas.

Cada cúpula tiene su jerarquía y agrupa a transportistas de todos los ramos controlados por líderes operativos que vigilan tarifas, ruta, unidades y choferes. Guadalupe Uribe es uno de los líderes más fuertes. Alguna vez “expulsado por sus malas actitudes y deslealtad” a la CTM, y que se refugiaron en la CROC, desde donde propiciaron fuertes enfrentamientos con los cetemistas, fue en tiempos de Fidel Velásquez un famoso golpeador que, junto con el mítico Wallace de la Mancha, “recuperaba” a la CTM contratos en el Valle de México muy a su estilo: a golpes y tiros. Acusado de homicidio, tras el asesinato del obrero Cleto Nigmo Urbina, de la planta Ford de Cuautitlán, en 1989, fue encarcelado dos años y nueve meses junto con sus hijos Raúl y Rafael, además de otros cuatro golpeadores.

Don Lupe -como le dicen- se autocalifica como un “empresario pacífico” que lidera a los transportistas mexiquenses y controla 40 mil de las 73 mil unidades de transporte público; líneas camioneras en cinco entidades; una unión de crédito y una empresa para reconvertir a gas natural los motores de todo el transporte público de la república. Fue con apoyo de la CTM que obtuvo un financiamiento bancario para comprar sus primeras unidades públicas y, posteriormente, para fundar la Unión de Crédito del Transporte del Estado de México.

Algunos opinan que ese financiamiento fue el pago por los servicios prestados en la Ford. Axel García es otro de ellos. Fungió como subprocurador de Justicia del gobierno de Montiel, encargado de asuntos relacionados con la ecología. Enviado a negociar con los habitantes de un predio del ejido de Atenco conocido como “El Salado”, de acuerdo a la representante legal de los colonos, Axel García desalojó a los colonos el 27 de febrero del 2001 y entonces dijo, retador: “Los muertos yo los asumo”. “No se trata de eso”, replicó la abogada.

“Sí, porque este es mi terreno”, sentenció. Prácticamente dueño de la zona del Estado de México localizada al poniente del Distrito Federal, ha recibido toda clase de canonjías de uno tras otro de los gobiernos que el Estado de México ha padecido. El 3 de octubre de 1973, por ejemplo, la Gaceta Oficial de esa entidad publicaba el “acuerdo del Ejecutivo del Estado, por el cual se crea la Notaría Pública No. 3 del Distrito Judicial de Cuautitlán, con residencia en la Cabecera de Cuautitlán lzcalli, nombrándose titular del mismo puesto al C. Lic. Axel García Aguilera.”

Negocio redondo, si se recuerda que en ese momento fue que inició la población de esa región.”Acarreador” en sus autobuses de quienes permanentemente son “carne de mitin”, primero, y después obligados votantes, García -lo mismo que Uribe, Coss y Hernández Basilio-, Axel García ha recibido toda suerte de “premios”.

Notaría y Subprocuraduría son lo de menos. Lo más: la impunidad con la que fija y crea rutas; la ilegalidad en la que se mueven sus vehículos; la arbitrariedad con la que recorren kilómetros de calles, avenidas y carreteras sin seguros de pasajeros, en unidades chatarra. Sus inicios en la vida política se dan a través de la línea de camiones Izgaza, de su propiedad.

Durante años se dedicó a abrir rutas y se disputó con Guadalupe Uribe el control de las mismas. Su organización se adhirió al tricolor y en épocas electorales servía a ese partido facilitando camiones para el acarreo de militantes a mítines de candidatos priistas a diversos puestos de elección popular. Y claro, después, para llevarlos a votar.

Axel encabezó la toma de la sede priista, en la época en la que Isidro Pastor era el líder estatal y buscaba la gubernatura del estado. García fue enviado para “protestar” contra el entonces presidente y tomó por horas la sede, hasta que fue recuperada por los pastoristas.

En 1988 fue presidente municipal de Cuautitlán Izcalli, pero continuó dirigiendo su empresa. Presidió la Alianza de Autotransporte Autónoma del Estado de México, con influencia en el valle Cuautitlán-Texcoco. A finales de los 80 y principios de los 90, se recuerdan en la entidad mexiquense las manifestaciones de protesta de los transportistas, que en las peleas por rutas y por incremento a las tarifas cerraban calles y bloqueaban los principales accesos a la ciudad de México.

Otro caso es Vicente Coss Ramírez, con más de 30 años al frente del gremio en esa zona. Originario de Tarimoro, Guanajuato, se vincula a Carlos Hank González en los años 70, al facilitarle camiones durante su campaña para gobernador del estado. Hank lo impulsó en 1973 a la presidencia municipal de Ecatepec, en la cual permaneció sólo un año, para ser postulado después como candidato a diputado local. Coss volvió a ser presidente municipal en el periodo 1991-1993. Fundó el grupo político La Curva, denominado así porque entre las colonias San Agustín y Granjas Valle existía una parada de autobús llamada La Curva, cerca de la cual vivía su compadre Marcial Rojas, en cuyo domicilio se efectuaban las reuniones políticas para integrar esa agrupación. Después de su salida de la alcaldía, Coss impuso como candidatos a ediles a Guillermo Fragoso, Bernardo Sánchez Robles y a Josué Valdez, entre otros.

Su influencia se vio disminuida a partir de 1988, cuando llegó a la presidencia municipal Mario Vázquez, quien en los 70 no fue apoyado por Coss para conseguir el ayuntamiento. Quedan pendientes otras historias, como la de la familia Alcántara, vinculada al Grupo Atlacomulco y dueña del transporte en la zona de Toluca y el norte de la entidad.

El ahora secretario del Transporte, Fernando Maldonado, fue acusado por los transportistas de embolarse 120 millones de pesos cuando era director de Servicios al Autotransporte, al manejar arbitrariamente el programa de Reemplacamiento estatal. Fue responsable del cierre de las ventanillas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que le permitió obtener el puesto de Director General de Recaudación, a pesar de haber provocado que aumentara un 20% la cantidad de transportistas irregulares.

Según datos del gobierno, en el 2007 hay 47 mil concesiones en la modalidad de colectivo, de las cuales el 67% se encuentran fuera de norma, es decir, han rebasado más de 10 años de su vida útil.

El Valle de Toluca cuenta con 12 empresas que prestan el servicio urbano con un parque vehicular de 2 mil 146 unidades y 147 derroteros, así como con 11 empresas que prestan el servicio suburbano con un parque vehicular de 692 unidades y 122 derroteros. Así que las balas calibre .45 que recibieron los muertos del paraje de La Purísima, en Ixtlahuaca, tenían años buscando a sus víctimas.

Las predicciones

* Nuestro Tiempo analiza el momento histórico del Estado de México y propone, a manera de ejercicio, algunos panoramas que sucederían en los próximos meses o años. Algunos, de ellos, incluso, se quedarán cortos ante la revelación de la verdad. Otros, más discretos, ya están sucediendo sin que nos demos cuenta.

Jorge Hernández 

En la antigüedad muchos sabios tuvieron fama de videntes por la capacidad que desarrollaron para adentrarse en el futuro certeramente. Desde la antigüedad los oráculos dominaban las decisiones del hombre y tenían una enorme influencia en los usos y costumbres de los pueblos. Antiguamente la mayoría de los pueblos eran ignorantes y creían en la magia y la religión como generadoras de vida. Los videntes eran los más sabios, los más listos.

Hoy el hombre sigue creyendo en la magia como un elemento de apoyo que le permite mantener esperanzas, pues la realidad indica que cada vez se diluye más la posibilidad de incrementar los ingresos y mejorar las condiciones de vida. Pero lo que se tiene al alcance de la mano es la información, sólo hay que saber interpretarla.

Nuestro Tiempo analiza el momento histórico del Estado de México y propone, a manera de ejercicio, algunos panoramas que sucederían en los próximos meses o años. Algunos, de ellos, incluso, se quedarán cortos ante la revelación de la verdad. Otros, más discretos, ya están sucediendo sin que nos demos cuenta. 

Enrique Peña el gobernador del Estado de México hará pública la búsqueda de la presidencia del país. Apoyado por el grupo y el dinero de Arturo Montiel Rojas, Peña se postulará para las elecciones internas del PRI, donde también estarán Jorge Hank Rhon, Manlio Fabio Beltrones y Beatriz Paredes. Peña es uno de los más débiles pues no ha podido tomar decisiones propias durante su sexenio y la sombra de su tío, Arturo Montiel, pesa sobre su figura.

La habitual “guerra sucia” comienza y al gobernador del Estado de México, quien ni siquiera pudo elegir a su sucesor le reavivan los casos de su esposa muerta, Mónica Pretelini, y se ponen en duda las versiones sobre su fallecimiento; también un escándalo sobre los pagos a Televisa desde el inicio de su administración. Igualmente se iniciará una investigación por las presuntas relaciones del narco con el gobierno estatal y la participación de figuras como Carlos Ahumada en el último tramo de la administración de Peña.

El gobernador del Edomex usará a Televisa como bastión de defensa, pero conforme avance el proceso, la televisora lo desechará porque ya no puede servir a sus intereses. Peña se enfrentará a Beatriz Paredes y Jorge Hank en un debate público, donde la Paredes revelará que la familia de Hank es la dueña de la mitad de las obras públicas y de un tercio de los servicios públicos en el Edomex. La investigación del Tigre Blanco volverá a salir y Hank renunciará a su aspiración, mientras Peña, hostigado por su propio grupo, verá cómo revientan sus relaciones personales con figuras de la farándula en Televisa, y que dejará al descubierto una vida privada disoluta.

Finalmente Beltrones y Paredes recibirán a peña para obligarlo a firmar su renuncia y logar su adhesión al ganador, a cambio de enfriar las investigaciones que por enriquecimiento ilícito se le sigue, luego de una denuncia presentada por el ex diputado local panista, Carlos Alberto Pérez Cuevas, hoy asesor de Juan Carlos Núñez Armas, aspirante al gobierno del Estado de México por ese partido, quiena demás pide investigar la muerte de los escoltas asesinados en Veracruz. 

Arturo Montiel

El impulsor político de Enrique Peña se retirará en definitiva de los escenarios públicos cuando su segunda esposa, Maude Versini, escriba y publique un libro en el cual cuenta cómo fue su vida junto a él. Montiel, sin embargo, conservará a su alfil, Enrique Peña, con el terminará relaciones abruptamente, luego de que Peña le comunique que no desea seguir bajo su tutela, pues ahora jugará para Beltrones o Beatriz Paredes.

Montiel no podrá reponerse, a pesar de su capital político. Decidirá vivir en Estados Unidos, para evitar que los intereses del narco que se generaron durante su sexenio le cobren cuentas pendientes, pues al perder el control de la entidad, perderá también el nexo con los cárteles.

Sus hijos irán con él a Estados Unidos, desde donde anunciarán la muerte del patriarca, por causas naturales, en el 2014. El gobernador del Estado de México, en ese entonces Juan Carlos Núñez Armas, dirá que con Montiel se fue una de las etapas más oscuras del Edomex.

Luis Videgaray

El joven tecnócrata, brazo derecho de Pedro Aspe, perderá las elecciones rumbo a la gubernatura del Edomex, a pesar de que el clan de los Hank lo coptara y financiara su campaña. Luis Videgaray sorteará la elección interna, donde personajes como Ernesto Némer; Humberto Benítez; el ex rector de la UAEM, José Martínez; Eruviel Ávila; Ana Lilia Herrera; Alfredo del Mazo Maza y Ricardo Aguilar se pelean por el puesto. Un desgastado PRI anuncia su disolución en caso de perder las elecciones, lo que sucede de manera aplastante. Un año después los miembros priistas de la cúpula estatal abandonan el partido y se pasan al PAN, donde son colocados en cargos menores, a la espera de alguna oportunidad. Videgaray, por su parte, será asesor de Octavio Mena en la Secretaría de Finanzas.

Una tibia investigación contra el ex gobernador Peña tomará forma pero no sucederá nada y al cabo de dos años se declarará inocente de enriquecimiento ilícito. Peña se exiliará en Ixtapan de la Sal, donde seguirá jugando al golf, en compañía de su nueva esposa, una artista de Televisa, que finalmente se unirá a él.  

Luis Miranda

Una gira de trabajo por el sur de la entidad terminará en tragedia cuando el delegado regional por el PRI, Luis Miranda, sufra un atentado en el que perderá la vida. El auto de Miranda será detenido por el rumbo de Luvianos, en un retén que aparentemente montaban militares y el año 2008, lo ejecutan sin miramientos y dejan un mensaje en su cuerpo, dirigido al gobernador Peña Nieto.

El secretario de Gobierno, Humberto Benítez, señala que se trató de una confusión, pues la unidad de Miranda, una camioneta Lobo blindada, fue confundida con el vehículo de una banda rival, y los sicarios, disfrazados como soldados, lo acribillaron, dándose cuenta más tarde de su error. Benítez adelanta que no renunciará, pues ha hecho bien su trabajo y buscará ser gobernador del Edomex.

Sobre Miranda, sus funerales serán despreciados por amigos y clase política y sólo su familia asiste. Su padre, Luis Miranda Cardozo acusa iracundo al gobierno de ser cómplice en el asesinato de su hijo y de negarse a intervenir. Los del gobierno, por su pare, dirán que el asunto recae en la PGR, pues se sospecha que el narco está detrás de todo.

Cinco años después el dictamen final señala que Luis Miranda murió en una emboscada tendida por error a un joven líder de la mafia sureña.

Miranda deja así sin respuestas las investigaciones sobre las cuentas públicas de Montiel, la relación con Peña Nieto y una serie de oscuras inversiones en Inglaterra y Estados Unidos, en las cuales aparece como cabezas visible de un poderos grupo de empresarios interesados en llevar dinero mexiquense a otras tierras.

Andrés Manuel López Obrador

Formará su propio partido político, luego de enfrentarse a los militantes del PRD, quienes tendrán en Marcelo Ebrard a su candidato para las elecciones presidenciales. López Obrador considerará invitar a ex priistas y panistas, para formar un partido que aglutinará a los rechazados, pero su capital político tampoco le alcanzará para detener un nuevo fraude electoral, que beneficiará a un priista.  

Higinio Martínez y Domitilo Posadas

Serán expulsados del PRD debido a una investigación de su Consejo Nacional, que revela que estos dos ex diputados locales recibieron dinero del gobierno estatal en el sexenio de Peña Nieto. Martínez y Posadas serán invitados al gobierno priista para que operen la inminente entrada del gobernador a la pugna por la presidencia. Higinio Martínez pondrá una constructora y se hará cargo de buena parte de la obra pública en el 2009 en el valle de México, mientras que Domitilo Posadas se acercará a la iglesia y apoyará, como segunda opción, el proyecto que llevaría al actual alcalde de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez al palacio de Lerdo.

Juan Rodolfo Sánchez

El próximo año presentará su renuncia para ir a trabajar al lado de Felipe Calderón, comisionado a uno de los programas de desarrollo más importantes del valle de México. Sánchez Gómez anuncia que busca la gubernatura del Edomex pero se enfrenta con su ex jefe, Juan Carlos Núñez Armas, en ese momento dirigente estatal del PAN. Junto con José Luis Durán y Ulises Ramírez, contiende por la designación en su partido. No gana, pero acompañará a Núñez Armas dentro del primer equipo de funcionarios, haciéndose cargo de la cartera de Desarrollo Social, desde donde dará a conocer un desvío de recursos que data de la época de Ernesto Némer, para ese entonces coordinador de campaña de Peña Nieto.

Juan Carlos Núñez Armas

Derrota al priista Luis Videgaray por paliza en una elección planeada por las cúpulas para que el PAN consiga llegar al palacio de Lerdo. A cambio, el PRI recupera Toluca, pues desde allí se operará la campaña de Peña. Núñez Armas no podrá sacudirse a los verdaderos dueños del poder y trabajará con los Hank y por un tiempo incluso con el grupo de Montiel, mientras encuentra su propio espacio. Alentará una investigación contra Peña Nieto, por enriquecimiento ilícito que servirá para ponerle freno a sus aspiraciones presidenciales, aunque no prosperará. Núñez Armas será el encargado de entregar el sistema penitenciario a Inbursa y la totalidad de las obras públicas a la inversión privada.

En su gestión se desarrollará un proyecto para dividir en dos al Estado de México, que causará la molestia del valle de Toluca, pues verá perdido el poder económico y político del valle de México. La propuesta tardará, pero al término de su sexenio la nueva geopolítica dividirá al otrora poderoso estado. El grupo de Francisco Gárate será cobijado por el PRI, luego de que operara, para perder, en la campaña de Luis Videgaray.

El Ejército

La probabilidad de un golpe de Estado que se gestaba en la administración de Felipe Calderón se diluirá cuando el ejército norteamericano entra al país, para vigilar las carreteras y algunas zonas conflictivas del país. En realidad vigila rutas del narcotráfico y garantiza el paso de la mercancía de algunos cárteles protegidos.

Durante el último año de Calderón, se concreta la venta de Pemex a un corporativo norteamericano, que pide la ayuda de su ejército para salvaguardar las instalaciones. Estados Unidos entra de manera total luego de las elecciones presidenciales, donde un priista resulta ganador.

Las fronteras son abolidas y se gesta un gobierno de co-participación, donde las abundantes ganancias y la libertad empresarial alcanzarán su máximo punto. Se aplicará también una política de apartheid, cuando las etnias sobrevivientes y grupos mestizos sean confinados en zonas específicas, dedicados solamente a la agricultura y las artesanías, mientras que en las grandes ciudades el ahora ejército binacional instaura un toque de queda. Las empresas norteamericanas toman el control del país, ahora de manera política y sin ninguna oposición.

El obispo de Toluca

Francisco Chavolla siempre ha sido un operador político de bajo perfil, pero que reúne todas las características de un hombre que domina desde las sombras algunos recovecos del poder. Será el encargado de impulsar al panista Juan Carlos Núñez Armas rumbo a la gubernatura y luego lo crucifica calificándolo de inhibidor de la fe.

Chavolla aprovecha los apoyos empresariales de la iglesia y se convierte en el principal promotor de la entrada del ejército mexicano al Edomex, pero cuando ve que las intenciones militares son otras y no garantizan la religión ni los fueros, se reúne con Onésimo Cepeda para acudir a la Casa Blanca y desde Estados Unidos convertirse en promotores de la intervención norteamericana.

Chavolla se queda en Estados Unidos, donde es el encargado de organizar el envío de remesas para la campaña de Peña Nieto.

Inundaciones y fenómenos naturales

La ruptura del canal de La Compañía inunda todo el valle de Chalco y parte de la zona oriente del valle de México. Esto se considera la peor tragedia en el Edomex porque desplaza a más 4 millones de personas, que llegan al valle de Toluca y se instalan en la zona aledaña al aeropuerto de Toluca, donde casualmente hay casas de interés social construidas.

La Compañía debe ser reentubada pero Chalco no es apto para habitar, por lo que los espacios de vivienda son invadidos por empresas de productos químicos; además se construye una misteriosa fortaleza con capital extranjero, que sirve como base para misiones especiales del ejército contra el narcotráfico.

El Toluca la bóveda del Verdiguel por fin colapsa, en medio de una serie de trabajos de remodelación que por enésima vez se realizaban. Esto obliga a que el primer cuadro de la ciudad deba ser reconstruido y se piensa en un sistema de monorrieles que comuniquen a la ciudad, para evitar el tráfico. El proyecto es aprobado pero el dinero desaparece en uno de los derrumbes. Las autoridades no saben quién se llevó el dinero, lo que retrasa durante años la remodelación y el tren interno.

La laguna de Valle de Bravo se seca repentinamente y el Sistema Cutzamala deja de funcionar por un mes, lo que casi provoca una guerra civil por agua. La Ciudad de México se queda sin agua y desde Puebla deben abastecerla. Las migraciones al interior del Edomex replantean un desarrollo urbano en el sur, donde hay espacio y la tierra aún es rica, pero la oposición del narco ocasiona enfrentamientos por tierra. 

Los espejismos del desarrollo

* A pesar de ser un estado rico, los beneficios se distribuyen entre unos cuantos y el 87 por ciento de los municipios están clasificados por el mismo gobierno estatal, como de bajo de bajo desarrollo.

Jorge Hernández

En el Estado de México 70 municipios están clasificados como de bajo desarrollo; esto representa el 87 por ciento del total que hay en la entidad, y que alcanzan 125.Esto, según el Plan de Desarrollo del Estado de México 2005-2011, en el cual se dan a conocer estudios sobre marginación y pobreza y en el cual se basa el gobierno para determinar sus políticas públicas y que es acotado por el Centro de Estudios sobre Marginación y Pobreza del Estado de México.

En el estudio, los municipios se han dividido según su grado de marginación y hasta el 2003 había 27 clasificados en el apartado de Muy Alto. Destacan aquí territorios como Acambay, Aculco, Almoloya de Alquisiras, Almoloya de Juárez, Amanalco, Amatepec, Chapa de Mota, Coatepec Harinas, Donato Guerra, Ixtapan del Oro, Jiquipilco, Luvianos, Morelos, Otzoloapan, San Felipe del Progreso, San José del Rincón, San Simón de Guerrero, Sultepec, Temascaltepec, Temoaya, Texcaltitlán, Tlatlaya, Villa de Allende, Villa del Carbón, Villa Victoria, Zacualpan y Zumpahuacán, todos ellos ubicados en el norte y sur de la entidad. No hay ninguno de la zona centro ni tampoco del valle de México. En el sur, el narcotráfico, la migración y la pobreza son los problemas más agudos de la región y en el norte la pobreza, marginación, desempleo y migración despuebla las comunidades.

En el siguiente apartado, considerado como Alto, aparecen 22 municipios, Atlacomulco, Atlautla, Axapusco, Ecatzingo, Isidro Fabela, Ixtapan de la Sal, Ixtlahuaca, Jilotepec, Jocotitlán, Joquicingo, Malinalco, Ocuilan, El Oro, Otzolotepec, Santo Tomás, Soyaniquilpan de Juárez, Tejupilco, Temascalcingo, Timilpan, Tonanitla, Villa Guerrero y Zacazonapan, también enclavados en las zonas norte y sur; no hay ninguno de los valles de Toluca y México.

En el rango de Medio, están 21 municipios, Ayapango, Calimaya, Hueypoxtla, Jilotzingo, Juchitepec, Nopaltepec, Otumba, Ozumba, Polotitlán, Temascalapa, Tenancingo, Tenango del Aire, Tenango del Valle, Tepetlaoxtoc, Tepetlixpa, Tianguistenco, Tonatico, Valle de Bravo, Xalatlaco, Xonacatlán y Zinacantepec. Sólo 48 municipios tienen bajo nivel de marginación, Acolman, Almoloya del Río, Amecameca, Apaxco, Atenco, Atizapán, Capulhuac, Chalco, Chapultepec, Chiautla, Chicoloapan, Chiconcuac, Chimalhuacán, Cocotitlán, Coyotepec, Ecatepec de Morelos, Huehuetoca, Huixquilucan, Ixtapaluca, Lerma, Melchor Ocampo, Mexicaltzingo, Naucalpan de Juárez, Nextlalpan, Nezahualcóyotl, Nicolás Romero, Ocoyoacac, Papalotla, La Paz, Rayón, San Antonio La Isla, San Martín de las Pirámides, San Mateo Atenco, Tecámac, Temamatla, Teoloyucan, Teotihuacán, Tepotzotlán, Tequixquiac, Texcalyacac, Texcoco, Tezoyuca, Tlalmanalco, Toluca, Tultepec, Tultitlán, Valle de Chalco Solidaridad y Zumpango.

Pero sólo 7 municipios están considerados como de Muy Baja Marginación, Atizapán de Zaragoza, Coacalco de Berriozábal, Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán, Jaltenco, Metepec y Tlalnepantla de Baz, todos ellos del valle de México y eminentemente fabriles.

Para el Centro de Estudios hay un desequilibrio en la distribución territorial de la población, ya que según los resultados del II Conteo de Población y Vivienda 2005 el 86% de la población se concentra en las dos grandes zonas metropolitanas: la del Valle Cuatitlán-Texcoco que abarca 59 municipios y la del Valle Toluca-Lerma con 12 municipios; el 14% restante se encuentra disperso en localidades menores de 2 mil 500 habitantes.

La acelerada transformación de la población rural a urbana ha dado lugar a una realidad de contraste: una intensa concentración y masificación de población y actividades en estas zonas metropolitanas, que alojan 12 millones 65 mil 126 habitantes y que ejercen una gran influencia física, económica y social, en contraste con el resto del estado, donde se localizan 4 mil 442 localidades menores de 2 mil 500 habitantes y que se caracterizan por su dispersión, escasa articulación entre centros de población y niveles de rezago significativos.

La excesiva concentración de la población en áreas urbanas ha provocado diversos problemas entre los que se encuentran: el surgimiento de asentamientos irregulares, la falta o mala calidad de los servicios, problemas graves de deterioro ambiental, la falta de oportunidades de empleo y la deshumanización de las ciudades.

A su vez, algunos de los problemas que enfrentan las zonas rurales son: disminución de los niveles de productividad, el monocultivo, la falta de redes de comunicación, la insuficiencia de servicios básicos, la descapitalización y falta de apoyo a las actividades agropecuarias y, como consecuencia de lo anterior, una constante migración hacia las ciudades y hacia los Estados Unidos. Este desequilibrio regional ha generado marginación y pobreza tanto en el campo como en las ciudades, lo cual implica para el gobierno estatal retos enormes en materia de planeación regional y urbana, de construcción de infraestructura, de dotación de servicios, de generación de empleo y sobre todo, de seguridad y gobernabilidad.

Otra problemática que afecta la distribución de la población en el territorio es la migración. Por un lado, es el Estado que recibe más migrantes de todo el país, pero también ha empezado a ser expulsor en algunas regiones, la entidad se encuentra entre las primeras cinco consideradas como altamente expulsoras de población principalmente hacia los Estados Unidos. Según datos del Consejo Estatal de Población durante 2005, 143 mil mexicanos, cerca de 400 personas cada día, migraron hacia el Estado de México en busca de nuevas oportunidades. Estos migrantes provienen principalmente del Distrito Federal, ya que de cada 100, 60 llegan de dicha entidad y el resto de otras entidades como Puebla, Oaxaca, Veracruz y Tlaxcala.

En cuanto a la población indígena migrante, el COESPO estima que 100 personas indígenas llegan diariamente provenientes de Oaxaca, Chiapas y Michoacán, principalmente. Esta población indígena inmigrante se ha asentado fundamentalmente en los municipios de Ecatepec, Valle de Chalco, Chalco, Ixtapaluca, La Paz, Nezahualcóyotl, Naucalpan y Huixquilucan.

Más de 400 mil mexiquenses residen actualmente en Estados Unidos. Entre 1990 y 1999, cada año se fueron a vivir a aquel país entre 17 mil y 21 mil mexiquenses. (COESPO)Con base en el Informe sobre Desarrollo Humano elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Estado de México tiene un Índice de Desarrollo Humano (IDH) de 0.795, lo que lo ubica en el lugar 17 a nivel nacional, con un rango de desarrollo humano medio. Este índice es mayor al de países como Panamá, Belice, Federación de Rusia o Rumania, igual al de Cuba y ligeramente menor al IDH de Letonia.

Al refinar el IDH, se obtiene el Índice Refinado de Desarrollo (IRD) siendo para la entidad de 0.8051, lo que lo ubica en el número 14 a nivel nacional y pasa al rango de desarrollo humano alto. Sin embargo, existen todavía grandes inequidades entre regiones y municipios.

Dentro de los municipios que ocupan los diez primeros lugares a nivel nacional en términos del IDH, se encuentra el de Metepec, ocupando la novena posición a nivel nacional. De los diez municipios mejor posicionados en el indicador de salud, tres pertenecen al Estado de México, Coacalco, Cuatitlán Izcalli y Metepec posicionados en el primero, cuarto y quinto lugares, respectivamente. El municipio de Coacalco se encuentra entre los diez municipios que muestran un mayor nivel de desarrollo en términos de educación, ocupando la cuarta posición.

Los municipio con el más bajo desarrollo humano son Otzolapan, San Felipe del Progreso, Amanalco, Donato Guerra y Villa Victoria. En cuanto a la esperanza de vida, mientras que en Amanalco este indicador es de 63.51 años, en el de Coacalco es de 80.93 años, mayor al promedio nacional que es de 75.15 años. Ixtlahuaca, Otzolotepec y Aculco no rebasan los 65 años, mientras que Metepec, Ecatepec, Hueypoxtla, Naucalpan, Tlalnepantla y Nicolás Romero alcanzan los 80 años.

En cuanto a la mortalidad infantil, en Xalatlaco es tres veces más alta que la de Santo Tomás. Los municipios con menor índice son Coacalco, Almoloya del Río, Xonacatñlán, Isidro Fabela y Tepetlaoxtoco, con 14 por ciento, mientras que los más altos son Xalatlaco, Ecatzingo, Coatepec Harinas, Mexicalzingo y Villa Guerrero, que tienen entre 35 y 42 por ciento.

Esta misma desigualdad se presenta en educación, pues el porcentaje de población analfabeta de 15 años y más en el municipio de Coacalco es de 1.23, mientras que en San José del Rincón por cada 100 habitantes de 15 años y más, casi 30 no saben leer y escribir. Al analizar el porcentaje de población sin primaria completa de 15 años y más, en donde nuevamente el municipio de San José del Rincón presenta el porcentaje más alto (62.02), muy lejos de Coacalco que sólo tiene el 6.41%. La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo establece que al primer trimestre del 2006 hay un total de población ocupada de 6 millones 143 mil 620, de las cuales 35%, está en el rango de ingresos de hasta dos salarios mínimos. Hay medio millón que recibe hasta un salario mínimo; un millón 498 mil 50 reciben hasta 2 salarios mínimos; un millón 811 mil 336 ganan 3 salarios mínimos y un millón 90 mil 788 perciben hasta 5 salarios mínimos. La población que no recibe ingresos es de    333 mil 574.Metepec es donde más se gana y Zumpahuacán donde menos se paga, junto con Morelos, Amanalco, Otzoloapan y San José del Rincón.

El presupuesto que el gobernador Peña solicitó a los diputados para el 2008 es de 113 mil millones de pesos y donde según él, 90 centavos de cada peso irán al gasto social.

Peña: de la A a los Zetas

* No hay amenazas de muerte, no hay relación con el narco, no hay relación con los Zetas, no hay temor y no incrementaremos la guardia personal del gobernador. Pero el martes 15, muy tempranito, un equipo de seguridad cuidó al Ejecutivo en una reunión con maestros estatales. El equipo resultó el más numeroso y no pudo pasar desapercibido. Más de 20 hombres cuidaban espaldas, puertas, ventanas y autos y Peña pudo estar en la ceremonia más o menos tranquilo.  

Jorge Hernández

Tres niños y tres adultos se dirigieron al café La Parroquia, a merendar, el 10 de mayo por la noche. Viajaban en una Suburban y habían pasado ya una semana de vacaciones en el puerto de Veracruz. Ellos se hospedaban en el hotel Galerías Plaza y desde allí se trasladaba a playas y centros turísticos. Esa noche estaban cansados y tenían hambre.

Terminada la merienda se dirigieron a su hotel, a pasar la noche.

Circulaban tranquilos por el bulevar Adolfo Ruiz, seguidos de cerca por una camioneta gris Durango, último modelo, con placas LXU-2400, del Estado de México, donde viajaban los escoltas, cuatro en total, que portaban armas cortas y rifles R-15.Al pasar por la esquina de Simón Bolívar, frente a la Plaza de la Soberanía, en plena zona turística del puerto, cuatro camionetas se unieron a esta caravana. Una de ellas intentó rebasar a la Durango por la derecha, para ponerse justo detrás de la Suburban en la que viajaba la familia, pero una maniobra de los custodios lo impidió.

Los agresores no se dieron por vencidos y en una segunda maniobra, esta vez por la izquierda, lograron chocar a los escoltas y estrellarlos sobre la banqueta. A pesar de las evidencias, ninguno de los guardias, adscritos a la Agencia de Seguridad Estatal, sospechó lo que iba a pasar. Uno de ellos tomó su celular y se comunicó con Claudia Pretelini, quien manejaba la Suburban, para informarle que “siga usted al hotel, señora, tenemos un incidente, en seguida los alcanzamos”.

La Suburban se adelantó y se perdió calles después. Dos de los escoltas se bajaron de la Durango y enseñaron sus credenciales. “Somos policías”, dijeron. Acto seguido fueron rociados por una ráfaga de 200 balas, de AK-47.Los custodios cayeron muertos al instante, a unos metros de su propio vehículo. Salieron volando celulares y armas, las R-15, que portaron inútilmente. Los que se quedaron a bordo corrieron la misma suerte. No tuvieron tiempo de desenfundar y sus armas permanecieron, pacíficas, en los cintos alrededor de sus cinturas.

Los ejecutores, terminado el trabajo, abordaron sus camionetas y se fueron. Minutos después llegaba la policía veracruzana al lugar de la masacre e identificaba a los muertos. Eran agentes al servicio de los hijos de Enrique Peña, el gobernador del Estado de México. Un escueto comunicado fue emitido los primeros minutos del 11 de mayo, en donde se daba cuenta del hecho, pero se omitía la identidad de los asesinados.

Esta es la versión que cuentan algunos testigos y que coincide con la del secretario general de Gobierno mexiquense, Humberto Benítez en lo general, pero se distorsiona cuando el funcionario insiste en que “fue una confusión” lo que originó el desastre. Los hijos de Peña Nieto, Nicole, Alejandro y Paulina Peña Pretelini pasaban vacaciones con sus abuelos, Hugo y Olga Pretelini y con su tía, Claudia. Fueron declarados oficialmente a salvo y trasladados a Toluca de inmediato.

Hasta aquí la nota oficiosa. Sobre el hecho hay otras versiones. Una, corroborada por testigos, que ahondan en su primer relato, cuenta que los custodios de los hijos de Peña viajaban solos y no escoltaba a nadie.

Precisa que calles atrás habían tenido un altercado con los tripulantes de las camionetas y que incluso a los tripulantes de una de ellas los habían baleado y matado, lo que ocasionó una persecución en la que la Durango de los elementos de la ASE se estrelló. También señalan que se recogieron 500 casquillos de bala y que la Procuraduría de Veracruz reportó solamente 200; también indican que la ruta de la camioneta Durango no se dirigía al Hotel de sus patrones.

El gobierno mexiquense deslindó de inmediato las razones del “incidente”. No fue intento de secuestro, dijo un pálido gobernador; tampoco fue acción de los narcos, informaba apresurado el secretario de Gobierno, quien con ningún elemento se atrevió a decir que una banda había confundido a los escoltas con un grupo rival y había disparado. No dijo qué banda ni por qué los escoltas parecían miembros de una organización delictiva. Pero horas después se descubrió en el portal de YouTube, en Internet, un video de los Zetas, brazo ejecutor del cártel de Osiel Cárdenas, donde se amenazaba de muerte a Peña Nieto. Una cabeza humana también apareció en Veracruz y en la frente llevaba una leyenda que decía “Pdte. Peña Nieto”. Todo esto fue desmentido por el gobierno. No hay amenazas de muerte, no hay relación con el narco, no hay relación con los Zetas, no hay temor y no incrementaremos la guardia personal del gobernador. Pero el martes 15, muy tempranito, un equipo de seguridad cuidó al Ejecutivo en una reunión con maestros estatales. El equipo resultó el más numeroso y no pudo pasar desapercibido. Más de 20 hombres cuidaban espaldas, puertas, ventanas y autos y Peña pudo estar en la ceremonia más o menos tranquilo.

Los escoltas asesinados fueron sepultados de inmediato en Toluca y Zinacantepec. A los familiares se les dieron 360 mil pesos como indemnización y se les pidió discreción. Todos callaron. Hace dos meses estos mismos escoltas se vieron involucrados en un incidente similar, cuando un grupo de jóvenes que tripulaban un Jetta verde se les cerraba a la camioneta de los hijos de Peña, que regresaban de la ciudad de México.

Los escoltas lograron detener a los agresores, quienes iban en estado de ebriedad y se dirigían a Valle de Bravo. Los cuatro hombres y las dos mujeres fueron detenidos en una persecución, en Zinacantepec. En ese entonces fueron detenidos los hermanos Enrique y Benigno Suárez Téllez de 34 y 23 años de edad; Tubalcán Suárez Vanegas de 24; José Alfredo Suárez Almaraz de 32; Margarita Salgado Reyes de 18 y Dulce Rocío Salgado Reyes de 16. Con motivo de los hechos se levantó la averiguación previa TOL/MD/III/2007 y se les dejó en libertad al pagar una fianza.

Guillermo Ortega Serrano, Erick López Sosa, Roberto Delgado Nabor y Fermín Esquivel Almanza tenían más episodios. Algunos de sus compañeros los describen como “fanfarrones, les gustaba ostentarse, enseñar las armas. A veces abusaban, como cuando detuvieron a un joven en Tollocan para asustarlo”.La familia de Peña Nieto se ha visto sumida en desgracias, desde la muerte de la esposa, Mónica Pretelini hasta la de los escoltas y ahora las amenazas que pesan sobre el Ejecutivo.

Lo cierto es que la muerte de los custodios corresponde a las ejecuciones por narco que se realizan todos los días en el país: el modus operandi es el mismo y nunca se confunden.  

Mercado Juárez: el negocio del desalojo

* El desalojo de los vendedores ambulantes de la explanada del mercado Juárez y su posterior reubicación costó al gobierno municipal 27 millones 636 mil 137 pesos, lo que representa más de la mitad del dinero gastado en obras públicas en16 meses, entre enero del 2006 y abril del 2007.  

Jorge Hernández

El desalojo de los vendedores ambulantes de la explanada del mercado Juárez y su posterior reubicación costó al gobierno municipal 27 millones 636 mil 137 pesos, lo que representa más de la mitad del dinero gastado en obras públicas en16 meses, entre enero del 2006 y abril del 2007.El gasto total de obras públicas en Toluca es de 51 millones 478 mil 679 pesos entre el año 2006 y hasta abril del 2007, donde se adjudicaron 42 contratos a 29 empresas y contratistas, pero 19 de estos contratos corresponden a las obras del nuevo mercado y las reparaciones de las calles aledañas a la zona del Juárez y la terminal camionera, que no pudo ser reubicada porque los dueños de las líneas se opusieron.

Así, lo que aparentaba una medida que serviría para descongestionar el tránsito de los viernes en la ciudad, se convirtió en un negocio redondo para las empresas que participaron directamente en las obras del mercado, y que son Pentágono, Constructora Dalaro, Constructora y Edificadora Aries, Alfredo Álvarez Nieto, Grupo Constructor Mygae, Gigce Construcciones, Constructora e Inmobiliaria Klaus, Noé Álvarez Baena, Naima Construcciones, Constructora Karmex, Diseños Inmobiliarios, Construcciones e Ingeniería de Calidad, Dehonor Gómez Constructores, Tayde, Constructora Dalaro, Tolotzin, Automanufacturas, Ingeniería y Sistemas y Constructora Valo, quienes reconstruyeron la zona dañada por la maquinaria que desalojó a 11 mil ambulantes y adecuaron el nuevo mercado de la Aviación en San Pablo Autopan.

El ayuntamiento de Toluca tiene hasta la fecha 40 obras públicas contratadas con empresas particulares por un monto de 51 millones 478 mil 679 pesos  entre el año 2006 y hasta abril del 2007.

Las obras relacionadas con el desalojo de los ambulantes fueron, todas, por Adjudicación Directa y ninguna entró a concurso. Las cifras señalan que el tema del mercado Juárez costó a la ciudadanía 56 mil 981 pesos todos los días, desde el inicio de la reubicación hasta abril del 2007.

En las 42 obras el gobierno municipal se gastaron 106 mil 141 pesos diarios y según el reporte de Transparencia para Toluca, ya fueron entregadas y deben estar en funcionamiento De los contratos, 25 fueron por Adjudicación Directa, es decir, el ayuntamiento eligió a la empresa sin celebrar un concurso; 3 fueron por Licitación Pública, donde sí hubo una selección de la mejor propuesta y las 12 restantes fueron por Invitación Restringida, donde las autoridades abrían la convocatoria solamente a las empresas que ellos consideraban pertinente.

Las empresas más beneficiadas fueron el Grupo Jayán, con un contrato por 11 millones 747 mil 146 pesos, por la introducción de drenaje, guarniciones y banquetas en San Andrés Cuexcontitlán. Esta obra fue pagada entre los gobiernos estatal y de Toluca, donde la inversión municipal fue de 3 millones y medio de pesos.

La Constructora Karmex obtuvo tres contratos en 16 meses por un monto total de un millón 489 mil 492 pesos. Hizo, entre otras cosas, pavimentación, guarniciones y banquetas en San Pedro Totoltepec y participó de las obras del mercado Juárez.

La Constructora Tolotzin también obtuvo tres contratos por un monto total de 3 millones 987 mil 653 pesos por pavimentaciones y banquetas en la colonia Parques Nacionales y también tuvo contrato para obras derivadas del desalojo.

Diseños Inmobiliarios tuvo dos adjudicaciones, pero por 4 millones 197 mil 137 pesos, esto por la reconstrucción de las baquetas y guarniciones en el mercado Juárez.

La constructora Tayde obtuvo un solo contrato, pero de 4 millones 528 mil 583 pesos, también por pavimentar la zona dañada del mercado Juárez-Terminal.

Otras adjudicaciones importantes fueron las de Dalaro, que se llevó dos por un monto total de 3 millones 243 mil 836 pesos y que también está relacionada con el desalojo de tianguistas, pues se encargó de la construcción de los módulos sanitarios en la explanada del nuevo mercado de la Aviación, en San Pablo Autopan, donde fueron confinados los vendedores ambulantes.

Otra empresa beneficiadas por el desalojo fue Automanufacturas, Ingeniería y Sistemas, pues por 3 millones 872 mil 864 pesos también participó de la construcción de los módulos para los sanitarios.

El resto de la obra pública no ha comenzado y la cabecera municipal es la que menos tiene, pues se realizaron y terminaron las pendientes en las delegaciones y poblados del municipio.

Hasta la fecha los ambulantes no han podido instalarse adecuadamente pero también no todas las organizaciones tuvieron cupo en San Pablo Autopan. Un detenidos, Gerardo Sotelo y líder una agrupación permanece en Almoloyita mientras que Sergio Cruz, apoyado por perredistas, intenta que el predio urbano Ceboruco sea habilitado para sus agremiados, sin éxito hasta el momento.

La primera semana de enero el alcalde panista Juan Rodolfo Sánchez anunció la construcción de una nueva terminal en la zona norte y las mismas empresas participarán en la construcción de la misma, pues son los clientes habituales tanto para el municipio como para el gobierno del Edomex.       

Nepotismo: negocios familiares

Jorge Hernández 

Los cargos públicos, los de elección popular e incluso la estructura de los partidos políticos son, desde hace muchos años, una factoría para familias que se han heredado los puestos y viven, desde hace años, del erario público. Los cargos que supuestamente son de elección popular pasan de padres a hijos, de tíos a sobrinos, de primos a amigos.

Esta práctica, tan añeja como las propias instituciones, garantiza a los hombres en el poder el acceso por tiempo ilimitado a las canonjías que otorgan los cargos; les permiten la creación y consolidación de clanes y una acumulación de poder e influencias que se hace más grande conforme pasa el tiempo. En el caso del Estado de México todas las áreas del gobierno presentan casos, pero también la Cámara de Diputados, los municipios y aun el poder Judicial.

La práctica del nepotismo es histórica y basta remontarse a la actividad política del Grupo Atlacomulco desde sus inicios para entender que la entidad ha sido gobernada por una sola familia desde hace 60 años. En fechas recientes los funcionarios que favorecen a sus parientes se han multiplicado y los ejemplos sobra. Es prácticamente imposible realizar una lista de todos los involucraos pues tan sólo los 125 municipios están considerados como las más grandes fuentes de corrupción en este rubro y desde secretarias hasta regidores acceden a sus cargos debido a las relaciones familiares, no a la capacidad demostrada.

Uno de los casos más representativos es el de Ernesto Némer, hoy secretario de Desarrollo Social, quien tiene en el gobierno al menos a 7 parientes, ubicados en puestos medios y altos. Némer, por sí sólo es generador de toda una empresa familia, pues está casado con Carolina Monroy, hoy directora de Radio y Televisión Mexiquense pero que ha pasado por un sinnúmero de cargos, incluyendo una fracasada candidatura por Metepec para la alcaldía. Carolina Monroy del Mazo es prima del gobernador Enrique peña, y es sobrina de Alfredo del Mazo González, ex gobernador hijo, además, de otro ex gobernador del mismo nombre y padre de Alfredo del Mazo Maza, hoy director general del Instituto Mexiquense del Emprendedor y conocido jet-set en la ciudad de México.

Los parientes de Temer son Félix Nemer Naime, jefe de Convenios; Jorge Némer, subdirector de Obras, Felipe Némer Naime, en Proyectos e Integración y Fernando Nemer Naime, en la coordinación Administrativa. Todos ellos son tíos del secretario, pero también aparece un primo Luis Felipe Temer, en Informática. Un hermano de Ernesto, Luis Manuel Némer, está en la dirección general de Administración y Finanzas. El secretario es protegido de otro es gobernador, Emilio Chuayffet, con quien siempre sirvió como secretario particular durante muchos años.

El ex secretario de Administración, Luis Miranda Nava, es hijo del ex presidente del Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Luis Miranda Cardoso, quien encabezara el Consejo de la Judicatura. Hoy Miranda es delegado por el PRI para la zona sur.

Los Huitrón son un caso especial. Melody Huitrón Colín fue directora de la facultad de Derecho y secretaria técnica del Consejo Estatal de Población. También perdió las elecciones a diputada local por el distrito I de Toluca y se menciona como futura rectora de la UAEM.

El hermano de Melody, Joel Huitrón, fue regidor de Atlacomulco en el pasado trienio y presidente municipal por ministerio de ley en el primer semestre del 2006.Además están Gabriel Gerardo Huitrón Bravo, médico cirujano, quien labora en la Secretaría de la Investigación y Estudios Avanzados de la UAEM como coordinador del Centro de Investigación en Ciencias Médicas.

Otro es Abel Huitrón Roldán, secretario particular del presidente municipal de Temascalcingo, municipio que colinda con Atlacomulco. En el listado de empleados hay más de la familia Huitrón. Una de ellos es Adriana Brasilia Sánchez Huitrón, quien trabaja en el Consejo Estatal de la Mujer como delegada regional de Atlacomulco. La familia Huitrón ha ocupado siempre cargos en los diferentes niveles de gobierno, desde hace más de 60 años. Una familia que se sacó la lotería desde hace muchos años es la Villicaña Estrada. Actualmente hay 4 hermanos en puestos medios y altos, incluyendo al procurador, Abel Villicaña, y quien perdonó a Montiel en el caso que se investigaba por enriquecimiento ilícito. Además de Abel están Emmanuel, quien es contralor de la Secretaría de Gobierno.

Los acompaña otro hermano Benjamín, en el ISSEMyM, también desde la época de Montiel y por último Daniel, contralor del IMC. Todos estos datos son comprobables en el buscador de funcionarios que el mismo gobierno estatal habilitó en su página web, en la dirección http://www.edomexico.gob.mx/directorio/directorio.htm, donde se guarda el banco de datos general.

El propio gobernador Peña Nieto mantiene en el gobierno a su hermana, Ana Cecilia Peña, directora de Fomento a la Inversión desde la época de Arturo Montiel. Los hijos de los ex gobernadores encontraron sitio en el gobierno de Peña, como Ignacio Pichardo Lechuga, hijo del ex mandatario Ignacio Pichardo y antiguo propietario del extinto diario Liberación. Hoy es coordinador regional de Valle Bravo. Ignacio Pichardo Pagaza fue secretario de Gobierno y de Hacienda con Hank; contralor de la Federación en la década de los 80, gobernador del Edomex en 1989, presidente nacional del PRI en 1994; padre de Ignacio Pichardo Lechuga, hoy coordinador regional en Valle de Bravo de la Secretaría de Desarrollo Social. Al ex gobernador apenas lo integraron al equipo de Beatriz Paredes en el PRI nacional.

Jorge Jiménez Campos, hijo de Jorge Jiménez Cantú, ex Ejecutivo estatal, es coordinador general de la Comisión Coordinadora para la Recuperación Ecológica de la Cuenca del Río Lerma, que su padre le heredó al morir. La familia de Arturo Montiel sigue presente. En la Secretaría de Educación, en Servicios Educativos Integrados, en la dirección general aparece el maestro en Administración Juan Carlos Monroy Montiel, con el cargo de contralor interno de los SEIEM. Monroy Montiel es primo hermano de los hijos del ex gobernador, Arturo y Juan Pablo Montiel Yáñez.

Otro que aparece en el registro es René Gabriel Montiel Peña, delegado regional de Desarrollo Agropecuario Atlacomulco, con negocios relacionados con el ganado en Acambay, de donde también es presidente municipal Ariel Peña Colín, que inició este trienio su administración. Otro Montiel incrustado es Bernardo Monroy Montiel, director de Comercio Exterior en la Secretaría de Desarrollo Económico, y quien era representante personal de Gabriel Villaseñor, secretario de Desarrollo Económico en la administración de Arturo Montiel.

Nadie se cura en salud, mucho menos la titular del ISEM, María Elena Barrera Tapia, quien colocó a sus hermanos en el ISSEMyM. Ellos se llaman María y Fernando. Igual suerte corrió Lilián Muñoz, la hermana de Isidro Muñoz, el ex secretario de Educación, pues trabajó mucho tiempo junto con su ahora ex jefe.

Otro ex secretario que tenía un hermano con él era Benjamín Fournier, el del Agua, quien colocó a Carlos Enrique en la Secretaría de Desarrollo Metropolitano. El nepotismo ha alcanzado a partidos que se dicen de izquierda pero que en realidad tienden nexos y compromisos mucho más fuertes con el gobierno que los propios priistas. El nepotismo en el PRD remonta a una historia de guerras internas e imposiciones.

Grissel Arroyo Gil, ex secretaria de la ex regidora en el ayuntamiento de Toluca, Rocío Merlos Nájera, fue impulsada para ocupar un escaño en el Congreso. Arlene Siu Jaime Merlos, hija de Nájera, también buscaba un lugar, igual que María Isabel Posadas Hernández, hermana de Domitilo Posadas, actual diputado perredista.

Otra que compitió es María del Socorro Torres Escandón, ex presidenta del Comité Ejecutivo Municipal de Toluca, cuñada de Merlos, junto con José Luis Martínez Martínez, su asesor. Urbano Santana Rebollo, otro asesor, también estaba en la lista, así como Yelitza Jaime Hernández, sobrina de grado del esposo de la regidora, José Luis Jaime Correa. Óscar Arroyo Gil, hermano de Grissel, secretaria de Rocío Merlos, también fue ayudado.

En el PAN la dirección de Delegaciones y Subdelegaciones de Toluca es dirigida por Sergio Núñez Armas, hermano de Juan Carlos Núñez Armas, ex alcalde de la ciudad, diputado local y el más fuerte contendiente para dirigir al blanquiazul estatal.

Los Durán Reveles son una familia poderosa que se niega a abandonar la política. José Luis, fue diputado local, federal, candidato a la gubernatura en 1999; fue subsecretario de Comunicación Gobernación. Hoy es alcalde de Naucalpan. Su hermano Alfredo fue presidente municipal de Cuautitlán-Izcalli. Patricia, la hermana fue diputada federal y Porfirio, el otro hermano fue diputado local y federal.

Óscar Gómez Bravo Topete, décimo primer regidor de Toluca es hermano de Enrique Gómez Bravo Topete, ex secretario de Salud en la época de Montiel. Los Olvera, Óscar Gómez Bravo Topete, Décimo Primer Regidor, ayuntamiento de Toluca, es hermano de Enrique Gómez Bravo Topete, ex secretario de Salud Amado Olvera y Ruth su sobrina, fueron diputado local y federal así como ex presidenta de Tlalnepantla; en la LV Legislatura, el hijo del primero, Amado Olvera Higareda ocupó una curul. Otra familia empoderada es la de los Mena, donde Octavio es titular del Órgano Superior de Fiscalización del Congreso, pero antes estuvo en el municipio de Toluca, su hermano, José Antonio, es prófugo de la justicia.

La actual Secretaria Técnica de la comuna toluqueña, Martha Lorena Estefan Colín es hermana del ex dirigente de la Unión Social de Empresarios del Estado de México, Ricardo, quien a su vez es esposa de Concepción Martínez, la ex candidata ganadora del PAN en Metepec y quien no ocupó el cargo porque supuestamente no contaba con credencial de elector.

Leticia Zepeda Martínez, actual diputada local del PAN por el distrito XIV, es sobrina del ex presidente municipal de Chapa de Mota, y exlegislador local también, Roberto Zepeda Guadarrama, quien al no poder ocupar de nuevo la curul, pidió que su pariente se hiciera cargo del mismo.

LuvianoZ

* La región es, hoy, una de las principales capitales del narcotráfico y no porque allí se produzca o trafique sino porque fue el lugar elegido por algunos de los Zetas como lugar de residencia. Es un secreto a voces. Todos los identifican pero nadie habla de ello sin bajar la voz o desviar los ojos. 

Jorge Hernández

Un extenso valle rodeado por caprichosas formaciones rocosas alberga pequeños poblados. Casas diseminadas aquí y allá le dan forma a las comunidades y la carretera, labertíntica, apenas está en condiciones de tránsito.

Luvianos bien pudiera competir con Vale de Bravo, Malinalco o Sultepec como atracción turística. Tiene el clima idóneo; aparentemente hay poca gente; los paisajes naturales son impresionantes y la comida especial; a pesar de contar con uno de los balnearios más grandes de la región, pocos se aventuran a quedarse unos días en uno de los municipios más nuevos de la entidad. También allí se localiza la Sierra de Nanchititla, un enorme parque nacional que alberga a especies en extinción y en donde se fomenta el ecoturismo.

Luvianos es, hoy, una de las principales capitales del narcotráfico y no porque allí se produzca o trafique sino porque fue el lugar elegido por algunos de los Zetas como lugar de residencia. Es un secreto a voces. Todos los identifican pero nadie habla de ello sin bajar la voz o desviar los ojos.

Municipio de migrantes, incluso también ha disminuido el número de quienes se van porque han encontrado alternativas de vida. Es uno de los territorios más pobres del Estado de México, junto con sus vecinos, Tejupilco, Amatepec, la población de Bejucos, tradicionalmente expulsores de habitantes hacia Estados Unidos o al menos hacia el Distrito Federal.

Hace apenas 6 años todavía Luvianos no tenía sus calles pavimentadas. Hoy Luvianos luce diferente, no parece un pueblo del sur sino, tal vez, un gran suburbio de Toluca. Hace seis años la violencia que se respiraba era más, pero no era tan peligroso aventurarse por aquellos rumbos.

Carlos Pérez García, quien trabaja en Tejupilco pero va a Luvianos al menos tres veces a la semana, cuenta que en la región hay reglas no escritas. Sabe que una guerra entre el narco se ha desatado por el control de la región y que no tiene nada que ver con la conformación política de los estados. Luvianos es la última frontera del Estado de México para acceder a Michoacán y Guerrero, es la zona de la triada, la Tierra Caliente por donde circula la droga.

El Estado de México es un punto vital para quien quiera controlar un mercado más extenso, y que comienza en Acapulco, abarca Oaxaca y llega hasta Guadalajara. Los Zetas lo saben y se disputa palmo a palmo el territorio con Los Pelones, sus contrapartes en Michoacán y Guerrero.

“Hay un líder, no sé cómo se llama, pero lo hemos visto poco, dos o tres veces. Va rodeado de gente que conocemos que está metida en el narco. Unos, por ejemplo, dicen que la inseguridad ha disminuido casi a cero porque ahora los Zetas controlan los caminos por las noches. Ponen retenes y cuidan de que Los Pelones no les tiendan emboscadas a los carros que les interesan”.

Por eso nadie sale ya tan noche, porque además los Zetas castigan a los que no los obedecen. El castigo final es la muerte, pero hasta el momento todos los muertos que ha habido en la región están relacionados con el narco. Hay de todo, desde policías hasta políticos metidos en esto”.Tejupilco, a 20 minutos de Luvianos, es el municipio más importante del sur. Ha crecido económicamente y de su antigua traza sólo queda la plaza central, donde la gente se reúne por las tardes a jugar a la Lotería o protegerse del sol. El resto es puro comercio, una explosión de negocios pequeños y grandes, que serpentean por la carretera estatal que lo atravieza.

A pesar de estar a media hora de Temascaltepec, la fisonomía de Tejupilco es diferente. Aquí se mueve el dinerote la región y aunque la pobreza y marginación es similar a la de otros municipios,, el dinero que se mueve por el comercio mantiene a flote la actividad.

La región del sur presenta también otro fenómeno económico, la dolarización. Cualquier comercio, desde Amatepec hasta Zacualpan, acepta el pago de los productos en dólares. Pérez considera que el crecimiento de los comercios en Tejupilco está ligado a la actividad del narco. “Porque hay dueños que llegaron a Tejupilco hace pocos años y hoy son grandes señores, con mucho dinero. Hay otros que su trabajo les ha costado, pero muchos la hacen muy pronto, además les da todas las facilidades”.Luvianos se localiza en la porción suroeste de la entidad, ocupa una superficie de 702.129 kilómetros cuadrados, 3.12% del territorio estatal. 

Colinda al norte con Otzoloapan y Zacazonapan, así como con Michoacán; al sur con el municipio de Tejupilco y el estado de Michoacán. Las autoridades del Edomex culpan al llamado Efecto Cucaracha por la creciente ola de violencia en aquella región, pero el mapeo de las zonas del narco indica que se libra una guerra. En Michoacán, Huetamo, San Lucas y Tuzantla forman la puerta de acceso para la Tierra Caliente y Guerrero propone Ciudad Altamirano. Esta región la completa el Edomex con Bejucos, Luvianos y Tejupilco. Hay municipios aledaños, Zacazonapan y San Martín Otzoloapan, cuyo atraso económico es notoriamente mayor salvo por contadas familias, que se dedican a la ganadería o tiene algunas empresas, todavía en el nivel familiar pero que les allega de recursos. Sin embargo, todos conservan la arquitectura centenaria de sus casas, las costumbres y tradiciones. Todos, excepto Luvianos, que ha cambiado un paseo a pie por la cabecera municipal por una ronda de autos de superlujo, entre los que se incluye un Ferrari, que deambula si ningún empacho de vez en cuando.

Las casas, igualmente, han cambiado. Pero algunas sobresalen por su ostento y por la exageración en sus adornos visibles. Hay unas que semejan un pastel de cumpleaños, con decenas de arcos y pintada de verde. Otra, por ejemplo, semeja a un mausoleo pues su exterior está decorada con mármol y las ventanas están polarizadas, semejando una fortaleza de mediano tamaño. Nadie sabe de quién son. Al menos nadie dice de quién son.El municipio esta compuesto por 235 localidades las cuales, a su vez, forman un total de 70 delegaciones y la cabecera municipal Villa de Luvianos.

El trabajo escasea y “aquí nomás hay trabajo dos o tres días a la semana y cuando te va bien pagan el mínimo”, lamenta Javier, un veinteañero que apenas terminó la secundaria. “Allá puedes ganar hasta 9.50 (dólares) la hora; por eso no hay familia que no tenga a alguien en Estados Unidos”. Y sí. La zona tiene una larga tradición migratoria pues las primeras salidas de personas se registraron en la década de los cuarenta, con el Programa Bracero.

Desde entonces llegan remesas a la región, pero las condiciones de vida de sus habitantes no han mejorado.  Hay poco empleo y mal pagado: en la cabecera municipal el mejor sueldo es de mil 300 pesos al mes”. El 82 % del dinero que se recibe en el municipio se gasta en comida, transporte, escuela o la compra de enseres domésticos, y apenas el 1.72% se destina al ahorro. En la región no hay empresas, negocios importantes ni changarros que se hayan creado con remesas. Los negocios más prósperos son las casas de cambio donde se reciben las remesas y las agencias que organizan viajes a Estados Unidos, en paquetes especiales para quienes pretendan cruzar sin documentos -se van en autobús hasta Nuevo Laredo o Piedras Negras, a veces con el servicio de coyote incluido- o bien, los afortunados que cuentan con visa de trabajo y se transportan en camionetas Van hasta Austin y Dallas.

Simulaciones

 “En Luvianos no hay nada. Todos se fueron. Siempre les avisan cuando van a venir los operativos. Además siempre es lo mismo, movilizan a sus policías, catean unas casas, se llevan a uno o dos y se van. Luego los sueltan, porque no tienen pruebas”, señala sonriente un vecino de aquel municipio, mientras observa sentado a fuera de una tienda, a los militares que detienen a quienes van al poblado.  

César A. Martínez

Es el medio día en la Tierra Caliente michoacana. Huetamo, al menos a 200 kilómetros al sur de la capital del Estado de México, se muestra apacible y casi desierta. Los 35 grados a la sombra, en pleno otoño, imposibilitan actividades al aire libre. Pero la paz es rota por un pequeño contingente de camionetas, que pasan por la pequeña placita central de la población, de unos 70 mil habitantes, y en la que viajan hombres armados, de lentes oscuros y sombrero texano. La caravana pasa pronto y se pierde en la lejanía, rumbo a Tuzantla, otro municipio de Michoacán, con un clima más inmisericorde.

En las próximas horas, otras camionetas, esta vez más discretas, vuelven a pasar por Huetamo, aunque algunas toman rumbo a Ciudad Altamirano y Coyuca de Benítez, la parte guerrerense de una de las zonas más peligrosas del país, desde hace año, debido a la presencia del narcotráfico.

Para los habitantes de Huetamo esto es normal, sucede cada semana. Están habituados al narcotráfico y a quienes se dedican a eso. No les temen, pues no les hacen daño a ellos, sino a quienes representan a grupos rivales o a la policía, aunque saben que disparan en el mismo bando. “Hace 14 años mataron a 9 judiciales en un retén, antes de llegar  a Tuzantla. Buscaba droga pero se les olvidó que también los narcos andan armados. Los mataron a todos. Me acuerdo que los velaron en la iglesia de San Juan, aquí en Huetamo.

Desde entonces hay un grupo de policías destacado permanentemente, pero sólo se hacen de la vista gorda. También están los militares, a la entrada del pueblo, pero de allí no pasan, sólo de vez en cuando. Aquí todos sabemos quiénes están metidos en esto, menos ellos”. Esto sucedió una semana antes de que iniciara el quinto operativo del ejército en Luvianos en busca de armas y droga, y donde luego de una semana no hay ningún resultado.

“En Luvianos no hay nada. Todos se fueron. Siempre les avisan cuando van a venir los operativos. Además siempre es lo mismo, movilizan a sus policías, catean unas casas, se llevan a uno o dos y se van. Luego los sueltan, porque no tienen pruebas”, señala sonriente un vecino de aquel municipio, mientras observa sentado a fuera de una tienda, a los militares que detienen a quienes van al poblado.

Toda una semana una partida de 400 soldados apoyados por un pequeño contingente de la policía estatal, se instaló en las carreteras secundarias que comunican a Luvianos con Tejupilco, Bejucos y Nanchititla y aunque no informaron qué buscaban, catearon 14 casas y predios en busca de armas y droga.

Los habitantes están poco alarmados. Saben que los del ejército, si quisieran, ya hubieran atrapado a sus presas, pero se limitan a patrullar y detener autos. “Todos sabemos quiénes son los del narco, peor de balde se los decimos, habría problemas”, dice un hombre entre dientes, mientras camina con una bolsa de manta, rumbo a una de las tiendas cercanas.

Una tanqueta del ejército y algunos efectivos recorren las calles del pueblo. No hablan con nadie y aparentemente nadie los coordina. Optan por estacionarse en una de las calles principales, aparentemente para custodiar una serie de casas de adobe.

En el pueblo hay otro tipo de casas. Las más lujosas y amplias, decoradas incluso como el estereotipo que las películas mexicanas de los hermanos Almada popularizaron hace 20, no son molestadas. Pero también se sabe que allí, en esos momentos, no se encuentra nadie. El tiempo normaliza todo y la presencia del ejército, luego de tres días, termina por ser normal. Una vez más, Luvianos recupera su ritmo normal y la gente se anima a salir a la calle, a trasladarse a Tejupilco y a abrir algunos negocios que cerraron por algún temor.

Mientras, al otro lado de la Tierra Caliente, en Huetamo, San Lucas y Tierra Caliente la presencia de las camionetas ha cesado. Este territorio es dominado por Los Pelones, de aquí hasta Guanajuato, cubriendo Morelia y las costas de Lázaro Cárdenas.

Luvianos es otro cantar. Aquí se sabe de la presencia de los Zetas, y de quienes señalan los habitantes, son menos sanguinarios que los de Michoacán.

La guerra es entre ellos. Los demás sólo son comparsas o les toca estar en medio.

El cártel del Golfo, Los Zetas, El cártel del Milenio, los Valencia, Los Pelones, los cárteles de Sinaloa o el de Juárez, El Chapo Guzmán, El Muñeco, El Nica, El Chayo, El Toñón, El Zorro, forman parte del vocabulario popular para referirse aquí a los narcos, aseguran algunos de sus habitantes como “don Juan”, como prefiere que se le llame, y quien es un hombre que ha vivido aquí toda su vida y ocupado incluso cargos públicos.

El grado de impunidad de los narcotraficantes y su complicidad con las autoridades policiales y de gobierno les ha permitido tener bajo su yugo y pago de cuotas o protección incluso a empresarios y comerciantes que nada tienen que ver con el tráfico de drogas.

La lucha por el control del territorio michoacano para el trasiego y consumo de drogas ha dejado una estela de 168 ejecuciones, entre los que han perdido la vida, 14 policías y dos abogados, quienes fueron encontrados decapitados.

En el primer semestre del 2006, los ajustes de cuentas entre integrantes de bandas ligadas al narcotráfico han llegado al extremo máximo de la violencia. Municipios como Apatzingán, Aguililla, Tepalcatec y Coalcomán, ubicados en la región de la Tierra Caliente, así como Uruapan, son escenario casi todos los días de ejecuciones. En sus calles se registran balaceras, “levantones” y se pasean comandos en vehículos blindados. En Michoacán la granada es un arma de uso común entre las células del narcotráfico, ya que al menos han sido detonadas en tres ocasiones, incluso contra jefes policiacos y militares.

José Luis Santiago Vasconcelos, titular de la subprocuraduría Especializada contra la Delincuencia Organizada (SIEDO), ha señalado que las decapitaciones ocurridas en Michoacán son obra de grupos al servicio del cártel del Golfo.

En el primer semestre del año, la guerra entre cárteles de la droga cobró al menos mil tres víctimas, nueve de ellas en las últimas horas, incluidas mujeres y menores de edad, debido al incremento del narcotráfico en lugares del país como Ciudad Juárez, Chihuahua, y Nuevo Laredo, Tamaulipas, o en los estados de Guerrero, Michoacán, Baja California y Sinaloa, entre otras entidades donde también se reportan ejecuciones y atentados.

En el mismo periodo de tiempo en 2005, se registraron 683 asesinatos atribuidos al crimen organizado y, en general, las autoridades no han logrado precisar la identidad de los responsables.

Peña: la conexión china

* Para el gobernador del Estado de México, su relación con Zhenli Ye Gon está en chino. Señalado por testigos de visitar la empresa Unimed Farm Chem, en San Miguel Totoltepec, a 5 minutos del aeropuerto internacional de Toluca, Peña hoy no atina a explicar qué tiene que ver con Ye Gon, y se limita a decir que “yo no lo conozco”.  

Jorge Hernández

Para el gobernador del Estado de México, su relación con Zhenli Ye Gon está en chino. Señalado por testigos de visitar la empresa Unimed Farm Chem, en San Miguel Totoltepec, a 5 minutos del aeropuerto internacional de Toluca, Peña hoy no atina a explicar qué tiene que ver con Ye Gon, y se limita a decir que “yo no lo conozco”.Pero las relaciones de Peña Nieto con el narco no se limitan a Ye Gon, pues el 10 de mayo del 2007 fuero ejecutados los escoltas de su familia en Veracruz, aunque el gobierno siempre ha manejado la tesis de “una confusión”.En el caso de Ye Gon también aparecen los nombres de Arturo Montiel, ex mandatario del Estado de México y tío de Peña Nieto; y de Ignacio Morales Lechuga, notario público del chino, acusado de fabricar pseudefedrina y relacionado con el decomiso en una casa de las Lomas de Chapultepec por 205 millones de dólares.

Aunque el trafico de droga de Ye Gon se registró en el sexenio de Vicente Fox y se le relaciona con el cártel de Sinaloa y el cártel del Milenio,  la bodega de Totoltepec fue instalada en el 2005, año ñeque Peña Nieto asumía el poder luego de vencer en contienda electoral al panista Rubén Mendoza y a la perredista Yeidckol Polenvsky.

Peña es el proyecto político de Montiel, ambos del Grupo Atlacomulco y enfrentados con Roberto Madrazo y la familia Hank, que perfila a uno de sus miembros para suceder al pariente de Arturo en la gubernatura.

La relación de Peña con el narcotraficante fue revelada por uno de los detenidos por la PGR y publicada por Reforma el 12 de julio. Ese diario hizo una campaña contra Montiel que puso al descubierto propiedades y relaciones del ex funcionario.

En la nota, Qi Yong, primo de Ye Gon, declara en la PGR que Peña Nieto visitó la empresa de Totoltepec al menos un par de veces desde el 2005. El gobernador dijo que no conocía al chino, catalogado como prófugo y quien desde Estados Unidos se defiende, y que tal vez les habría tomado una foto juntos, en algún evento “pues yo trato con mucha gente”.Peña tampoco aceptó que sabía de la propiedad de Ye Gon, ubicada en el bulevard Miguel Alemán, número 175 y que fue cerrado luego del decomiso de los 205 millones de dólares. Esta bodega fue clausurada por la AFI y es cuidada por elementos de la ASE.

Ye Gon ha involucrado en su red de narco al presidente Calderón, pues según él 150 millones pertenecen al PAN; al secretario federal del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, quien amenazó al chino con la frase “coopelas o cuello”; al ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, donde asesinaron a los escoltas de Peña Nieto; al propio Peña; a agentes aduanales; a Montiel y a funcionarios del sector Saludo federal, pero también a los capos mexicanos Joaquín Guzmán, Ignacio Coronel, Ismael Zambada y los hermanos Beltrán Leyva.

El Estado de México es uno de los centros neurálgicos del narcotráfico. El aeropuerto internacional de Toluca está considerado como una de las aduanas más permisivas y en su historial aparecen cateos y detenciones por tráfico de droga y los destinos aperturados en la modalidad de líneas de bajo costo son puntos catalogados por la PGR como focos rojos de narcotráfico, tal es el caso de Tijuana, Cancún, Veracruz, Morelia y Guadalajara. El aeropuerto Internacional de la Ciudad de Toluca registra una afluencia de pasajeros de 8 mil 500 de salida y 6 mil de entrada a la capital mexiquense. Hasta el momento mil 400 millones de pesos han sido invertidos en 4 etapas para la remodelación y ampliación de esta terminal.

El gobernador Peña Nieto pidió ayuda militar para combatir el crimen, pero curiosamente no fue para el narcotráfico sino para la tala clandestina. El ejército aplicó un pequeño operativo por unas horas y finalmente regresó a sus cuarteles. Las ejecuciones por narco se han elevado a 29, lo que significa uno de los más altos registros en la entidad.

En el caso de la vinculación del gobernador Peña con el chino Ye Gon, los únicos testigos de la relación son los chinos detenidos por la PGR. El lugar que supuestamente visitó Peña está ubicado en la zona industrial de Lerma, a 5 minutos en auto del aeropuerto internacional de Toluca. Es una zona bardeada, vigilada por elementos de la policía estatal las 24 horas del día, desde el 16 de marzo de este año.

Nadie tiene acceso a ella ni se permite la salida de ningún material. Estas bodegas fueron desalojadas y sus empleados impedidos de laborar desde hace 4 meses, cuando la PGR requisó el área, que está sellada con pequeños letreros que dicen PGR/UEIDECS/191/2006 RETENIDO.

Esta operación corrió a cargo de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada y de la Unidad Especializada de Delitos contra la Salud. La empresa-bodega fue rodeada por plásticos negros en el área de mallas, que impiden la visibilidad. Sus vecinos inmediatos son una fábrica de dulces y tenía obras inconclusas como excavaciones y estructuras metálicas a hora en el abandono.  

Las ejecuciones

* Realizadas entre el 15 y 18 de octubre del 2007, pocos días después de que el gobernador Peña reconociera la presencia del narco en el sur de la entidad y luego de que se dieran a conocer los resultados de los cateos a 10 casas en Luvianos, en donde encontraron dólares, joyas, armas y equipamiento militar. Sin embargo, no hubo un solo detenido. 

Jorge Hernández

Mientras en Luvianos una pequeña porción del ejército permanece custodiando sus entradas, al otro lado del municipio, en la Tierra Caliente michoacana, ya comenzaron las ejecuciones.

Al menos tres casos relacionados con la región de Tierra Caliente se registraron esta semana, y en el primero de ellos un hombre, en Huetamo, fue torturado y ejecutado con tres impactos de bala en la cabeza y cuatro más en la espalda de calibres .45 y .38 Súper. Vecinos de la zona reportaron que tras escuchar varios disparos, observaron el paso de una camioneta doble cabina de modelo reciente con rumbo a Zirándaro, Guerrero. La víctima se encontraba atada de pies y manos, con un lazo amarillo, y presentaba múltiples golpes en todo el cuerpo. También en Zirándaro, elementos del 40 batallón de Infantería con sede en Altamirano, capturaron a seis presuntos delincuentes a quienes les decomisaron un arsenal, droga, celulares, dinero, joyas y varios vehículos de lujo, mientras que en el rancho “El Tololote” en el poblado de Alita, fue ejecutado de cinco balazos el ganadero Raúl Duarte, por desconocidos que lograron darse a la fuga. Víctor Aguirre Nieto, de 37 años de edad, Iván Nájera Suazo, de 27 años, Luis Navarro Peñaloza, de 23 años, Norberto Pineda Sotelo, de 33 años, Rodolfo Maldonado Bustos, de 48 años, fueron capturados a las 18:30 horas del lunes, mientras comían en el restaurante “Las Hamacas”, ubicado cerca del río Cuirio, en el municipio de Coyuca de Catalán.

Al sexto que responde al nombre de Fausto Martínez Aguirre, se le relaciona con primeros cinco capturados a quienes se les decomisaron cuatro rifles AR-15, un AK-47, tres fusiles MINI 14 y 5, dos pistolas calibre 9 mm y 38 súper, que transportaban en dos camionetas tipo Cherokee, modelo 2007, color gris, placas HAR-7746, de Guerrero, y una Outlander, gris con matrícula GX-05414, también de esta entidad. La SSPPC también dio a conocer que en el interior de ambas camionetas fueron encontrados dos cargadores para pistola 9 mm, uno para 38 súper, dos más para AK-47, uno para fusil 5.56X45, otro para fusil MINI 14, 7 para R-15, 299 cartuchos R-15, 106 para AK-47, cinco celulares, 24.9 gramos de polvo blanco al parecer cocaína, más de 50 mil pesos en joyas, 11 mil pesos mexicanos y 60 dólares, que junto con los seis detenidos quedaron a disposición del Ministerio Público Federal (MPF) en Coyuca de Catalán.

Mientras la policía municipal de Coyuca de Catalán y elementos de la Policía Investigadora Ministerial (PIM), confirmaron la ejecución de Raúl Duarte, de 35 años de edad, originario del poblado Cutzándaro, del municipio de Zirándaro, quien estaba atado de las manos hacia su espalda con agujetas blancas.

La presencia del narco en la zona de Tierra Caliente es histórica, pero también ha sido aceptada por todos los gobiernos. En los últimos años el narcotráfico se ha filtrado en altos niveles del gobierno y la policía y toma decisiones. La lucha por el control territorial rebasa a las autoridades públicas, quienes se han convertido en meros espectadores, aunque en muchos de los casos, también en cómplices.

Otro caso relacionado con el narco y que puede estar directamente relacionado con la entrada del ejército a Luvianos es la ejecución de un empleado del aeropuerto de Toluca, Roberto López Pineda y quien participó en un decomiso de droga contra dos pasajeros, hace un año, y que coincidentemente vivían en Zirándaro, Guerrero, en la misma Tierra Caliente.

López Pineda fue encontrado en un paraje de La Escondida, en la carretera México-Toluca, con signos de tortura y muerto con un cable de luz.

Hace un año este funcionario había asegurado 70 kilos de mariguana en el aeropuerto de Toluca, y detuvo a dos narctraficantes, quienes volaban con rumbo a Tijuana, Luis Zarco Arellano y Alberto Andrade Silva, El primero de ellos era zirandense y según el reporte de la Procuraduría federal, en un servicio de inspección, seguridad, verificación y vigilancia a los pasajeros del vuelo 212 de la Línea Aérea Volaris, en el área denominada “ERPE Nacional Terminal Dos”, revisaron el equipaje de mano que llevaban consigo.

Al abrir las maletas, los agentes de la Policía Federal descubrieron 56 paquetes de cocaína, de forma rectangular y envueltos con cinta canela y plástico transparente.

Estas ejecuciones fueron realizadas entre el 15 y 18 de octubre del 2007, pocos días después de que el gobernador Peña reconociera la presencia del narco en el sur de la entidad y luego de que se dieran a conocer los resultados de los cateos a 10 casas en Luvianos, en donde encontraron dólares, joyas, armas y equipamiento militar. Sin embargo, no hubo un solo detenido.

Pequeños golpes sistemáticos a narcos de la región se venían dando desde hace algunos años, pero uno de los principales fue en la ranchería Barranca Jalpa, donde la AFI aseguró mil 600 kilogramos de marihuana, además de un plantío de marihuana con una dimensión de cuatrocientos metros de largo por cuatro metros de ancho, en el 2003.Hoy los habitantes de Luvianos han retomado su vida. Salen a las calles pero no hablan.

Todavía unos 20 autos son revisados cada media hora en los retenes del ejército y se especula con la entrada de un verdadero contingente, que aprese a sospechosos. “Todo mundo sabe dónde vive el líder de los narcos. No sé si es de los Zetas, pero llegaron hace tiempo y tienen su casa a la vista de todos. A él no lo han molestado, ni siquiera tocaron a su puerta los militares”, dice uno de los pobladores, quien refiere que hubo un pleito entre la presidencia municipal y los narcos por motivos que desconocemos, “incluso quisieron llevarse a la esposa del alcalde, y por eso llamaron a los militares.

Seguramente alguien se pasó de listo, pero todavía no ha pasado nada”, dice en baja voz. Las revisiones y cotejo de nombres y número de serie son aplicados sin mirar jerarquías o rangos gubernamentales. Dentro del operativo no se pasa nadie, ni siquiera funcionarios de alto nivel del gobierno estatal que encabeza Enrique Peña Nieto.

Una página web, un blog para variar, informa de los poco que se sabe en la región sobre el operativo. La dirección http://www.luvianosnews.blogspot.com/ sube algunas notas de diarios toluqueños pero también una pequeña reseña señala que ya fueron presentados dos hombres. De ellos no se sabe nada.

Las trampas de la deuda

* Según reportes del gobierno estatal, el 99 por ciento está en manos de bancos privados y el resto en proveedores y organismos como el ISSEMyM. 

Víctor Carrasco

El Estado de México tiene la deuda pública más grande del país, luego de la que maneja el Distrito Federal. En menos de tres años la ha renegociado tres veces, una con Luis Miranda, hoy subsecretario de Gobierno, en la que se transformó a Unidades de Inversión; la segunda con Luis Videgaray, en la que se regresó al formato original, y la tercera el 24 de octubre de este año, donde la Legislatura decidió que los 29 mil 480 millones 265 mil 900 pesos que se deben serán incrementados con la contratación de un nuevo crédito, precisamente de 7 mil 820 millones 786 mil 625 pesos, pues con ello se quiere garantizar el pago a acreedores y para ello se creó un fideicomiso con el número F/00105. La decisión de refinanciar otra vez la deuda, según la Secretaría de Finanzas y la propia Cámara de Diputados, es porque se obtendrían mejores tasas de interés y un mayor plazo de vencimiento.

Pero el pago de la deuda ya genera al Estado de México una importante erogación, que alcanza el orden de los 3 millones de pesos cada año tan sólo en intereses. Según reportes del gobierno estatal, el 99 por ciento de la deuda está en manos de bancos privados y el resto en proveedores y organismos como el ISSEMyM.Alrededor de 44 por ciento de la deuda estatal está contratada con la banca de desarrollo (Banobras), y el 56 por ciento restante con la banca comercial. A Bancomer se le deben aproximadamente 5 mil 600 millones de pesos; a Banamex, unos 5 mil 200 millones y a Santander alrededor de mil 400 millones.

Desde el 2004, según un reporte de Fitch Ratings, organismo calificador de macroeconomías, se proyectaba un desendeudamiento paulatino para los 19 años subsecuentes y se vaticinaba que 2006 cerraría con una deuda menor a $29 millones de pesos, considerando que la tasa que actualmente paga es fija hasta el 2009 en la totalidad de sus créditos bancarios; posteriormente, el 91.9% de la deuda cambiará a tasa variable.

Actualmente los 14 créditos que conforman su pasivo a largo plazo están calificados por Fitch Ratings en A(mex). En cuanto a pasivos no bancarios, éstos igualmente fueron limitados y muestran un mayor control, ubicándose en $2 mil 466 millones 100 mil pesosPara Fitch, en materia de seguridad social la entidad reporta un período de suficiencia de aproximadamente 20 años, con lo cual esta contingencia está acotada a mediano y largo plazo. En la parte de servicios médicos, durante 2005 se presentó un déficit de 435 millones 900 mil pesos, el cual fue originado por una mayor inversión en equipamiento y almacenamiento, y solventado a través de un crédito de largo plazo no avalado por el Estado de alrededor de 600 millones de pesos.

Se proyecta para los próximos años faltantes de recursos en esta área que, sin embargo, oscilan en cantidades que no representan una contingencia importante, entre 74.3 millones de pesos y 158.5 millones de pesos para tres años.

En cuanto a otras contingencias, se encuentra la reportada por la CAEM, organismo descentralizado que suministra el agua a varios municipios. En 2005 registra resultados superavitarios, y por otro lado, presenta una disminución importante de pasivos con la Comisión Nacional del Agua por 2 mil 492 millones 700 mil pesos. Por otro lado, reportó pasivos que a su vez le adeudan los organismos operadores municipales por 13 mil millones 395 mil pesos, registrados en cuentas de orden.

El gobierno del Estado de México culpa de manera permanente, desde la época del Arturo Montiel a las aparentemente pobres partidas presupuéstales federales, pues cree que son inequitativas.

La nueva reestructuración promete un ahorro de 800 millones al año pero también un nuevo endeudamiento por 7 mil millones de pesos para crear un fideicomiso que garantiza el pago a los acreedores, que en un 99% son la banca privada.

La última tasa de interés para la deuda pública fue de 13.4 por ciento anual durante los primeros cinco años y a partir del sexto la tasa sería variable, desde el 2004. Según la Secretaría de Finanzas se podría acordar una nueva tasa del 10 por ciento anual, pero la entidad tardaría hasta 25 años en pagarla, lo que será imposible porque cada tanto se endeuda nuevamente.

Es en esta reducción de la tasa de intereses donde se programa el pretendido ahorro de 800 millones, lo cual también es una ilusión, se pagará menos amortización, pero el plazo se extenderá. Aparentemente, el ahorro se destinará al combate a la pobreza, se incrementará el capital de los programas de desarrollo social que actualmente están en manos del chuayffetista Ernesto Nemer y se consideran clientelares y segmentarios.

Sólo por la revaluación de las Udis (Unidades de Inversión) la deuda creció 15 mil millones de pesos, lo que representa que el costo financiero de los pasivos ha sido superior a 50 mil millones de pesos.

En el Congreso, los diputados de oposición pidieron al gobierno mexiquense que indique qué se hizo con los recursos derivados de la contratación de la deuda pública. Sin embargo este reclamo se hace cada año y no se llega, nunca, a una respuesta.

El crecimiento exponencial de la deuda se dio a partir de que se decidió contratar los pasivos en Udis, ya que las tasas de interés en aquella época se encontraban muy elevadas. Sólo por este factor la deuda crecía más de mil millones de pesos anuales, sin contar las nuevas contrataciones. 

Azcárraga, el gobernador

* De Televisa, tanto en Toluca como a nivel nacional es el gobierno del Estado de México. La administración de Enrique Peña ha basado su programa de Comunicación Social en la compra de espacios a televisoras, donde lo mismo aparece el gobernador en el Día del Padre que deseando feliz Navidad a sus conciudadanos. 

Jorge Hernández

Si alguien quiere anunciarse en Televisa deberá estar dispuesto a pagar hasta 29 mil 200 pesos por 20 segundos, en el horario de mayor audiencia y por el Canal de las Estrellas, a nivel nacional, mil 460 pesos por cada segundo consumido.

Pero si el anunciante se encuentra en Toluca las tarifas de la empresa de comunicaciones más grande del país le cobrará apenas 4 mil 540 pesos por 20 segundos de transmisión. En Toluca los anunciantes no son pocos y abarcan desde pequeñas misceláneas hasta los grandes centros comerciales, siempre en spots de 10 a 20 segundos. Peor el gran cliente de Televisa, tanto en Toluca como a nivel nacional es el gobierno del Estado de México.

La administración de Enrique Peña ha basado su programa de Comunicación Social en la compra de espacios a televisoras, donde lo mismo aparece el gobernador en el Día del Padre que deseando feliz Navidad a sus conciudadanos. También es notable la aparición de este mandatario en programas de variedad y ocupa diariamente pequeños segmentos en todos los noticieros estelares de Televisa, especialmente el del animador Joaquín López-Dóriga, encargado de leer los cables en el espacio llamado Noticiero, de lunes a viernes de 10 y media a 11 y media de la noche.

Este horario compite con el noticiero Hecho, animado por Javier Alatorre, y que regularmente inserta un espacio de 10 ó 20 segundos al gobierno de peña Nieto. Semanalmente, Peña Nieto aparece en spots hasta 160 veces, casi todas en horario estelar, aunque también ha contratado espacios en cadenas internacionales como Fox Sports.

Las televisoras ponen claras las reglas para anunciarse y sabe que el gran cliente deberá usar los espacios debido a la penetración que consigue en el país y por el sistema de paga SKY, que llega a toda América Latina y países como España e Italia.

Según tarifas de la misma televisora, los espacios en venta se dividen en tres grandes secciones, Hogares, Espoteo y Bloqueo, subdivididos a su vez en tiempos-aire y horario de programas. Televisa califica a sus programas con un rating y a partir de allí delimita una tarifa por un bloque de 10 ó 20 segundos.

También tiene a disposición de sus potenciales clientes planes publicitarios por trimestre, que van aumentando el precio conforme cierran el año.

La empresa de Emilio Azcárraga y que además reúne en un Consejo Directivo a los nombres más importantes en los negocios como Carlos Slim, el mayor millonario del orbe y María Aramburuzábala, dueña de Grupo Modelo y la mujer más rica de Latinoamérica tiene convenios publicitarios con los 31 estados del país y con el Distrito Federal.

Para Televisa no hay colores partidistas, como se demostró cuando el PRI perdió la presidencia nacional y Fox pactó con el gigante de las comunicaciones un nuevo contrato.

Quien desee anunciarse deberá acatar la siguiente tabla, publicada en el Plan Comercial 2007 de la empresa del “ojo naranja”.1.- Las tarifas publicadas son brutas y no incluyen IVA.2.- Futbol soccer, eventos deportivos, Megacine y programas especiales se cotizarán por separado. Como programa especial se entenderá aquel que sustituya temporal o permanentemente, un programa considerado como regular y que involucre costos extraordinarios de producción.- El CPR Hogares publicado de Canal 5 de lunes a viernes 6:00 a 21:00, sábado de 6:00 a 16:00 y domingo de 6:00 a 12:00 y Canal 2, domingo de 6:00 a 10:00 horas, se aplicará únicamente para programación infantil.-

Las tarifas publicadas para los noticieros Matutino, Vespertino, Nocturno, Más Deporte, Acción, La Jugada y Noticiero Televisa Deportes son tarifas por programa independientemente de la hora de transmisión.- En el caso de que un programa abarque en su transmisión dos franjas horarias con diferentes tarifas, se aplicará la más alta para la totalidad del programa.

Según las tarifas comerciales, la Joya de la Corona del imperio de Azcárraga y sus asociados es el Canal Dos, y los horarios estelares, de 8 a 11 de la noche, barra en la que programan las telenovelas, el Noticiero y el segmento deportivo. Los fines de semana, el futbol se lleva el rating pero los precios por anunciarse en un partido no son públicos, pues se negocian de acuerdo a los equipos que jueguen y el horario.

Al gobierno de Peña no parece importarle los costos, que en una primera lista, proporcionada por la misma Televisa, señala que en el Canal Dos, de 6 a 9 de la mañana, por 20 segundos, se deben pagar hasta 8 mil 800 pesos; en el noticiero matutino la tarifa llega a 11 mil 500 pesos y de 9 a 14 horas aumenta en 400 pesos la más alta. Para los programas de la tarde, el noticiero vespertino cobra 14 mil 600 pesos y a las 8 de la noche la tarifa se incrementa en 15 mi 700 pesos; para el segmento del Noticiero, el cobro llega a 29 mil 200 pesos, junto con el espacio deportivo.

En un pequeño spot, Televisa indica que sus cadenas están formadas por las repetidoras que transmiten una de las señales originadas en la Ciudad de México: Canal 2, Canal 5 y Canal 9.”Las repetidoras son estaciones que no cuentan con estudios para la producción local de programas y únicamente reciben una señal vía satélite.

Esta señal se retransmite en la localidad donde se encuentra instalada. Televisa Regional opera 224 estaciones repetidoras de las cadenas 2, 5 y 9, que en su conjunto forman dos cadenas nacionales, una cadena seminacional y el canal 4 de la ciudad de México”.Canal 5, donde pasan series extranjeras y una barra de caricaturas, es de los más baratos, pues de lunes a viernes los 20 segundos entre 6 y 12 de la mañana valen 4 mil 500 pesos; para la una de la tarde, el precio sube 700 pesos y para las 4 se deben pagar 7 mil 600 pesos; a las 9 de la noche se llega a 10 mil 600 pesos y a la medianoche, 16 mil 800 pesos.

Los costos son similares para el Canal 9 y donde hay diferencia es el espoteo por ciudad o repetidora, pues los planes se ajustan a las diferentes ciudades. En el caso de Toluca hay varias subdivisiones para sus tarifas; la primera ubica a la capital del Estado de México como una “estación con programación local” y sus pequeños anuncios están dirigidos al sector comercial, específicamente. Los costos por anunciarse en la ciudad no son caros y van desde 290 pesos hasta 650 pesos por 20 segundos.

El horario más caro en este segmento es el de 7 a 9 de la mañana.

Otras tarifas resultan del Plan Comercial 2007 Bloqueo C-2, donde ubica a la capital del Edomex, donde los 20 segundos se incrementan a 4 mil 540 pesos en un horario de 7 a 10 de la noche, aunque el espacio más barato es de 9 de la mañana a una de la tarde, con 830 pesos. El gobierno del Estado de México ha invertido, en dos años, 109 millones de pesos entre Televisa y TV Azteca.

Según Wikipedia, la empresa de Azcárraga es la compañía productora de medios en español más grande del mundo. Tiene presencia en México, América Latina, Estados Unidos, Europa y parte de África.

Es la principal cadena productora y exportadora de programas a países de Sudamérica, Asia, África y recientemente Australia. Televisa ha fortalecido su presencia en Colombia, a través de la venta de sus telenovelas a RCN y la reciente alianza con RTI, Caracol TV y Telemando; fue fundada en 1955 bajo el nombre de Telesistema Mexicano, ofreciendo las primeras tres señales de televisión en México, las cuales eran XHTV-TV (en 1950), XEW-TV (en 1951) y XHGC-TV (en 1952)El 23 de septiembre de 1972, Emilio Azcárraga Vidaurreta, director general de la empresa, murió y Emilio Azcárraga Milmo, su hijo, continuó en el cargo.

Se encuentra listado en la Bolsa Mexicana de Valores, posee40% de las acciones del canal español La Sexta, estrenado en marzo de 2006 y es la principal accionaria de empresas televisivas en diferentes países de América Latina y España. Entre sus accionistas figuran Emilio Azcárraga Jean, Bernardo Gómez Martínez, Jesús Javier Espina Rodríguez, María Asunción Aramburuzábala Larregui, también accionista de Grupo Modelo; Carlos Slim Helú, también accionista de Telmex, América Móvil, Univisión y Apple.

En octubre de 2002, el ex presidente Vicente Fox, tras negociaciones a puerta cerrada con Televisa y TV Azteca, decidió abrogar el Reglamento de la Ley Federal de Radio y Televisión (vigente desde 1973) por la cual el gobierno disponía de un 12.5% del tiempo de transmisión.

La disminución de este tiempo fiscal del 12.5% al 1.25%, el estado dejó de percibir casi 30 mil millones de pesos durante el sexenio de Vicente Fox. Televisa ha sido el principal destinatario de la publicidad institucional del gobierno, pues tiene el 15.39% del total del presupuesto de publicidad (frente al 2.47% que recibieron los medios públicos).

El Consejo de Administración tiene en sus filas a políticos y empresarios como Emilio Azcárraga Jean, presidente del Consejo de Administración, presidente y director general del Grupo y Presidente del Comité Ejecutivo; Asunción Aramburuzábala Larregui: vicepresidente del Consejo de Administración y miembro del Comité Ejecutivo de Grupo Modelo; Pedro Aspe Armella: presidente del Consejo de Administración y director general de Protego Asesores Financieros; Julio Barba Hurtado, consejero de Grupo Televicentro y asesor legal de la Presidencia; José Antonio Bastón Patiño, vicepresidente corporativo de Televisión; Ana Patricia Botín O’Shea, inversionista;  Manuel Jorge Cutillas Covani, director de Bacardi Limited; Alfonso de Angoitia Noriega, vicepresidente ejecutivo de Administración y Finanzas; Carlos Fernández González, director general y vicepresidente del Consejo de Administración de Grupo Modelo; Bernardo Gómez Martínez, director adjunto a la Presidencia; Claudio X. González Laporte, presidente del Consejo de Administración y director general de Kimberly-Clark de México; Roberto Hernández Ramírez, presidente del Consejo de Administración de Banco Nacional de México; Enrique Krauze, director general de Editorial Clío; Germán Larrea Mota Velasco, presidente del Consejo de Administración de Grupo México; Gilberto Perezalonso Cifuentes, consultor privado y Presidente del Comité de Auditoría; Alejandro Quintero Iñiguez, vicepresidente Corporativo de Comercialización; Fernando Senderos Mestre, presidente del Consejo de Administración; Enrique Senior; vicepresidente ejecutivo y director de Allen & Company Inc.; Lorenzo H. Zambrano Treviño, presidente del Consejo de Administración y director general de Cemex.  

La lucha mazahua

* Hace 8 años un grupo de mazahuas de San Pedro Tenayac bloquearon el paso a las obras de una presa en Temascaltepec, pues una negociación entre los gobiernos federal y estatal intentaba seguir con la construcción cuando se había pactado detenerlas. Los pobladores de Tenayac eran asesorados por Santiago Pérez Alvarado, hoy preso por secuestro equiparado. 

Jorge Hernández

Santiago Pérez Alvarado cumple 2 meses preso en el penal estatal de Temascaltepec, acusado de secuestro. Hace 8 años un grupo de mazahuas de San Pedro Tenayac bloquearon el paso a las obras de una presa en Temascaltepec, pues una negociación entre los gobiernos federal y estatal intentaba seguir con la construcción cuando se había pactado detenerlas.

Los pobladores de Tenayac eran asesorados por Santiago Pérez Alvarado y el bloqueo incluyó la detención, por dos horas, de dos técnicos de la CNA como medida de presión para que alguna autoridad se presentara en el lugar y explicara por qué seguían las obras.

Pérez Alvarado se encontraba en la ciudad de México, según versión de los propios participantes, negociando precisamente. Esta acción dio origen a la creación del Frente Mazahua por la Defensa de los Recursos Naturales, que congregó a comunidades del sur de la entidad que exigían una indemnización por afectaciones a tierras y cultivos en Villa de Allende, Villa Victoria y Donato Guerra, provocadas por la construcción y operación  del Sistema Cutzamala. Este movimiento, acusan los mismos integrantes, fue dividido por operadores del gobierno estatal y se transforma en el Movimiento Mazahua por  la Defensa del Agua, de los Derechos Humanos y los Recursos Naturales, asesorados por Pérez y que exige el pago de las afectaciones y el resarcimiento de los daños proponiendo para ello un proyecto de desarrollo integral sustentable, así como la dotación urgente de agua, de la cual carecen.

Pérez Alvarado ha sido detenido dos veces, la primera el 4 de julio del 2007 en Valle de Bravo, a las 7:40 de la noche, donde fue llevado al juzgado primero de lo penal ante la jueza Porfirio Libertad, bajo la causa 103/2000.Esa ocasión se le imputaron los delitos de robo con violencia en agravio del gobierno del estado y delincuencia organizada, hechos ocurridos cuando era candidato a diputado por Santo Tomas de los Plátanos, donde junto con campesinos descubrió 2 bodegas con 400 toneladas de cemento en el auditorio municipal y en el convento de las Carmelitas. El material era repartido por la diputada local Donalda Cardoso para condicionar el voto a favor del PRI, por estos hechos Cardoso fue sentenciada a un año de prisión. Pérez y los campesinos se apoderaron de las bodegas para impedir que se repartiera el material.

La segunda vez que Pérez Alvarado fue detenido fue el 5 de julio de 2007, cerca de su domicilio, a la una de la tarde; fue llevado ante la jueza primera de lo penal de Temascaltepec, Marisela Rosales García, bajo la Causa 130/1999. Agentes de la ASE cumplir esa orden e ingresaron a Pérez al penal una hora después.

Ahora era acusado por el secuestro equiparado de Ángel Bravo Gómez y Hesiquio Armenta Loya. Las acusaciones se refieren a la supuesta retención de estos funcionarios ocurrida hace ocho años (el 7 de septiembre de 1999), por los hechos en Tenayac; el 8 de julio se le dictó formal prisión y se fijo fecha para la primera audiencia y desahogo de pruebas hasta el 6 de agosto.

“Para la primera detención un juez federal me amparó y protegió. No sabían que el amparo lo gané, por lo que el día 5 el juez penal de Valle de Bravo ordenó mi inmediata libertad. Afuera ya me esperaban un grupo de granaderos y la Policía Judicial. Yo fui quien les dijo que por qué habían recurrido a una causa en donde el asunto estaba totalmente terminado, porque no recurrieron a la causa 130/99 por los hechos de Temascaltepec, donde soy señalado injustamente.

El mismo día 5 por la mañana, un comandante de la policía judicial pasó a recoger la Orden de Aprehensión al Juzgado Penal de Temascaltepec, él mismo me lo dijo en mi traslado”, recuerda Pérez.

El defensor de los mazahuas recuerda los hechos por los que fue acusado y señala que la ejecución de La Cuarta Etapa del Sistema Cutzamala sólo dejaría como beneficios a los pobladores ser empleados como peones al momento de la ejecución del proyecto y obras para las comunidades como escuelas, panteones, iglesias y caminos. En contraparte se produciría la muerte del río Temascaltepec; habría pérdida de flora y fauna, desaparecerían nutrias, pumas, venados, coatíes y gatos monteses.

Según Pérez señala que “teníamos que argumentar las razones de nuestro justo rechazo, pero también había que aportar ideas, soluciones al problema del agua. De las acciones violentas que más recuerdo son las siguientes: cambiamos las armas por cañas y así caminamos por las calles con ellas; construimos una cadena humana en el río; sacamos máquinas de la zona del proyecto; destruimos mojoneras; los campesinos impidieron que los ingenieros de la CNA entraran al terreno a realizar estudios; intercambiamos experiencias con campesinos que luchaban por lo mismo (gente del Alto Balsas); impedimos la ejecución del estudio de salvamento arqueológico; realizamos protestas fuera del Banco Interamericano de Desarrollo, pues ellos financiarían el proyecto; realizamos marchas y trabajo legislativo.

El proyecto se frenó indefinidamente en septiembre de 1996. De 1996 a1997 el gobierno pensó que había dividido el movimiento y logró un convenio con la gente de la parte alta, pero se reactivo la defensa y el proyecto volvió a quedar en suspenso”. Fue hasta el primero de septiembre de 1999 que un grupo de campesinos sorprendió a dos ingenieros realizando trabajos de topografía en terrenos de cultivo de maíz, ocasionando daños a éstos, por lo que fueron remitidos a la delegación municipal para que respondieran por el daño ocasionado; dijeron que recibían órdenes de los ejecutivos de la CNA; el delegado Dimas Puebla Albíter pidió a la autoridad municipal que se comunicara con gente de la CNA para que respondieran por los daños ocasionados por sus trabajadores; al no tener respuesta y al percatarse de que empezaba a llegar gente de gobernación y elementos de la policía estatal, decidieron llamar a Pérez, quien se trasladó con dos reporteros al lugar.

Allí encontró a los ingenieros en la plaza tomando un refresco. Pérez refiere que de regreso a Toluca, encontró en Cerro Pelón, a unos cinco kilómetros de San Pedro Tenayac, a más de 300 elementos de la Fuerza de Acción y Reacción (FAR); “les pedí a los reporteros que nos regresáramos, cuando llegué, la reunión se reinició, ya había un notario público, a los ingenieros los liberarían por la fuerza, pues iban a reprimir a los campesinos, así lo dije a las autoridades que se encontraban en el lugar, me aseguraron que no y pedí que se asentara en el acta y que la reunión se realizaría el día siguiente.

Me aseguraron que así sería, previne a la gente del pueblo de la traición, los líderes que sí querían el proyecto aseguraron que no habría represión, por lo que el pueblo les creyó. Liberaron a los ingenieros a las 4:50, utilizando la fuerza; detuvieron a 22 campesinos, entre ellos dos menores de edad, detuvieron en el camino a cuanto campesino que iban a su jornada al campo.

Todos mis compañeros gozaron de libertad caucional porque se reclasificó el delito de Secuestro Equiparado por el de Privación Ilegal de la Libertad y finalmente fueron absueltos.  

Los por qués  

“¿Por qué en este momento mi aprehensión? Cuando ya me había alejado de los medios, cuando estaba caminando junto a un grupo de Mujeres Mazahuas en la búsqueda y construcción de un Plan Integral Sustentable.  Por qué en este momento cuando estamos rescatando la lengua  Mazahua, Otomí, Matlatzinca, en talleres de enseñanza comunitaria.  Por que en este momento que encontramos a los últimos tres hablantes de lengua Nahua de la Sierra del Sur del Estado.  

Por qué en este momento que encontramos un mecanismo de procuración de fondos para ejecutar proyectos de agua y luz en la región afectada por el Sistema Cutzamala y obras de  beneficio para Nahuas, Mazahuas, Matlatzincas y Otomíes.  Por qué en este momento que habíamos logrado soportar 122 millones de pesos en proyectos para los municipios de Villa Victoria, Villa de Allende, Donato Guerra, Amanalco,  Valle de Bravo, Luvianos y Otzoloapan.

Por qué en este momento que estábamos a punto de dar inicio a la construcción de diez  viviendas sustentables en la región.  Por qué en este momento que estábamos a punto de instalar un vivero forestal y otro frutal.  ¿A QUIÉN LE MOLESTA QUE LOGREMOS  UN PLAN INTEGRAL SUSTENTABLE?

Acaso no  entienden que si realizamos acciones hacia la construcción de un Plan Integral Sustentable lograremos una mejor forma de vida, una mejor relación entre quienes aportan el agua y quienes la consumen.¿Que mal hacia  con recuperar las culturas, mi cultura otomí?  En estos momentos de ayuno de alimento y de haber escrito el presente me doy cuenta que al defender los derechos humanos y los recursos naturales afecté intereses de unos cuantos. Lo hice sin intensión alguna.

Por lo que, es evidente, que el delito de la causa penal 130/99 sólo es una justificación para privarme de mi libertad. Mi delito Sra. Juez es ayudar a defender las aguas del Río Temascaltepec, ayudar a defender las tierras del Xinantécatl.  Mi delito mayor haber enseñando a las Mujeres Mazahuas a defender sus derechos. El haber exigido que no más una causa que sólo use a la mujer para triunfar y después ponerla  de regreso en la cocina del hogar.  

Mi delito es saber que tenemos una deuda histórica con las compañeras de lucha. Veamos cuantos hombres hay en el poder y cuantas mujeres. Mi delito fue mover a los Ayuntamientos para que hicieran proyectos de agua y luz y se pudiera justificar el gasto del dinero depositado en el Fondo Metropolitano.  Si estos son mis delitos en verdad son muchos y merezco ser castigado pero no por un juez que recibe ordenes del ejecutivo, necesito ser juzgado por la opinión pública que es quién me absolverá.

Santiago Pérez Alvarado es abogado por la UAEM y especialista en derecho legislativo, diplomado en temas de agua y desarrollo y se ha desempeñado como promotor de los derechos humanos y la no violencia.

Desde temprana edad se mostró preocupado por la situación de injusticia y abuso cometidas recurrentemente en contra de campesinos e indígenas del valle de Toluca y suroeste del Estado de México y por las afectaciones a los recursos naturales que generalmente han ido de la mano  en estas regiones;   a través de los años ha trabajado al lado de grupos organizados  en la defensa de sus derechos y patrimonio, conformándose de manera natural como asesor y vocero de los diferentes movimientos sociales en los que ha participado, alcanzando un liderazgo  ampliamente reconocido y el prestigio de hombre honesto, solidario y conocedor de los derechos sociales, ganando el respeto de sus compañeros de lucha y de quienes reconocen su trabajo como promotor de los derechos humanos y sociales  y su exigencia por el camino de  la no violencia.  

Santiago Pérez ha acompañado en los últimos años diversas  luchas pacíficas por la defensa de los recursos naturales y el patrimonio de los pueblos indios y campesinos  como es el caso de la oposición   a la pretensión del gobierno del Estado de México y grupos de inversionistas para  desarrollar un centro de ski en el Parque Nacional  Nevado de Toluca, en donde inclusive se consideró establecer la infraestructura necesaria para crear nieve artificial, siendo que no existen las características para semejante proyecto en este lugar, que además representa para los indígenas matlatzincas importante sitio de culto y en donde se encuentran valiosos vestigios arqueológicos; los  bosques de coníferas de esta montaña son la principal zona captadora de agua que alimenta arroyos superficiales y subterráneos que corren en dirección al valle de Toluca y hacia el sur formando manantiales y cuerpos de agua que permiten el sustento de innumerables poblaciones por los municipios en  donde afloran y corren como es el caso del río Temascaltepec que cambia su nombre a Pungarancho y  Cutzamala antes de  incorporarse al río Balsas.

Otro movimiento en el que Santiago Pérez participa es la resistencia civil pacífica del  Comité por la Defensa de los Recursos Naturales del río Temascaltepec  conformado por  decenas de comunidades del sur del Estado de México, Guerrero y Michoacán oponiéndose a la construcción de la presa de El Tule en la zona de San Pedro Tenayac municipio de Temascaltepec a través  de la  cual se pretende captar el agua del río del mismo nombre, que es  importantísimo para la vida productiva y económica de la región,  y conducirla  a la planta  potabilizadora Los Berros (considerada la más grande del mundo) como parte de la cuarta etapa del Sistema Cutzamala, para bombearla posteriormente a la ciudad de México y zona conurbada, en donde se desperdicia y fuga el mismo volumen que llega.

Es en este contexto en el que se  ha desenvuelto el trabajo de Santiago quien a últimas fechas gestionaba junto con las Administraciones Municipales de Amanalco de Becerra, Donato Guerra, Valle de Bravo , Villa Victoria  y Villa de Allende, importantes aportaciones vía el Fondo Ambiental Metropolitano del gobierno del Distrito Federal para el desarrollo de la región.

En diversas ocasiones durante los últimos 15 años, el gobierno estatal ha promovido acciones y amenazas en contra del luchador social sin haberse hecho efectivas como hasta el miércoles de la semana pasada en que primero es detenido en Valle de Bravo por la policía ministerial y enseguida puesto en libertad al no haber sustento en las acusaciones y momentos después es reaprehendido por agentes de la policía estatal.

Es claro que su encarcelamiento obedece al interés de la reactivación de diversos proyectos de supuesto desarrollo a los cuales están asociados jugosos negocios que benefician principalmente a fuertes grupos de poder económico y político, pero que afectan el patrimonio natural y cultural de comunidades campesinas e indígenas del Estado de México que Santiago representa.

De esta manera ciudadanos y organizaciones sociales exigimos a los gobiernos Federal y del Estado de México la excarcelación inmediata de Santiago Pérez Alvarado y el cese del hostigamiento y represión de líderes y movimientos sociales en México y optar por aplicar sus esfuerzos a atender los problema de pobreza y marginación social de las  comunidades rurales de nuestro país. Colectivo Voces Ciudadanas Biocenosis AC-Región Monarca.

José Antonio de la Cruz Hernández Eugenia Barrios H-Ruiz Galia Uribe Puebla Andrés Basante Barrios

Carta Abierta de Santiago Pérez Alvarado 

“POR DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS Y LOS RECURSOS NATURALES ESTOY PRESO”  

Prisión de Temascaltepec, México a 11 de julio de 2007. Con afecto para mis amigos, mis compañeros de lucha de Temascaltepec, Movimiento Mazahua, Compañeros del Xinantécatl, Nahuas, Otomíes y Matlatzincas.

Soy Santiago Pérez Alvarado

Nací el 25 de julio 1964, en la comunidad de San Luís Mextepec, soy hijo del señor Clemente Pérez Consuelo y de la señora Josefina Alvarado Aldama.

Mis estudios profesionales los cursé en la Universidad Autónoma del Estado de México, graduándome como licenciado en Derecho en La Facultad de Derecho; de igual forma, realicé una especialidad en Derecho Legislativo, en El Instituto de Estudios Legislativos del Poder Legislativo del Estado de México en coordinación con La Facultad de Derecho; realicé Diplomado en Derechos de Agua en La Facultad de Derecho de Universidad Iberoamericana; realicé Diplomado en Derecho Indígena en la Casa de la Cultura Jurídica del Estado de México. Actualmente me encontraba estudiando Lengua Otomí en el Centro de Enseñanza de Lengua Extranjera (CELE) de la Universidad Autónoma del Estado de México.  

TRABAJO

Mi trabajo ha estado encaminado a la defensa de los Derechos Humanos y los Recursos Naturales, bajo el principio de la Filosofía de la No Violencia Activa. De los movimientos más sobresalientes en los que he participado se encuentran: La defensa de las tierras del Nevado de Toluca donde se pretendía construir un Centro Internacional de Ski en el año de 1995. La defensa de las aguas del Río Temascaltepec que pretendían ser detenidas en el paraje del Tule para conducirlas a Valle de Bravo, incorporarlas al Sistema Cutzamala y finalmente a la zona conurbana del Estado de México y D.F. Actualmente acompañaba al Movimiento Mazahua en un proceso de construcción de un Plan Integral Sustentable para la Región Afectada por el Sistema Cutzamala.

BREVE RESEÑA DE MOVIMIENTOS: CENTRO INTERNACIONAL DE SKI

Centro Internacional de Ski: la parte amplia del Nevado de Toluca cuenta con una gran riqueza forestal y escénica desde tiempos prehispánicos ha sido considerado un lugar sagrado para las culturas originarias, Nahuas, Matlatzincas, Otomíes, Mazahuas, por considerar éstos últimos al Xinantecatl, “Señor Desnudo”.

Por su parte los Nahuas lo consideran “Montaña con Nueve Picos, los Matlatzincas Romani Nexu Tata, El Dios del Agua del Cielo y la Tierra” y para los Otomíes, con quien tuve contacto, es “La Montaña Blanca que Crece”. Es el lugar del Dios Tlaloc a donde se va a pie a pedir el agua cuando no quiere llover.  

Estas tierras también han sido un atractivo par los inversionistas quienes en su locura de desarrollo económico que no cuida el medio ambiente y menos sabe de la cosmovisión de las culturas sobre sus entornos naturales, han pretendido ejecutar grandes proyectos, desde desarrollos inmobiliarios tipo Alpes Suizos (Período de Carlos Hank) Hasta construcción del Centro Internacional de Ski.  

El proyecto del Centro Internacional de Ski pretendía comprar al precio de seis pesos la superficie de 600 has. (seiscientas hectáreas) a los ejidos de Tlacotepec y San Juan Tilapa, en el Municipio de Toluca; Zaragoza en el Municipio de Calimaya; tierras de San Juan de las Huertas en el Municipio de Zinacantepec para construir:  100 has. de Centro de Ski Alpino; 50 has. de Villa Habitacional y Comercial, que incluía: cabañas, condominios, hotel de lujo,  zona comercial y restaurantes. 400 has. de Fraccionamiento Residencia, que incluía: campo de golf, club de tenis, centro cinegético, zonas deportivas y club hípico. 50 has. para un Centro Corporativo tipo Santa Fe. Carretera de Acceso.

El verdadero negocio no eran las pistas de ski, el terreno accidentado y poca longitud no serian atractivas para los 8500 esquiadores al día, que pretendían recibir, la generación de nieve artificial pronto resultaría imposible por la falta de agua y económicamente no seria rentable.  El centro de ski sólo era el atractivo para vender a precio de oro blanco las tierras que habían comprado a precio injusto.

El verdadero negocio, era el desarrollo inmobiliario, la venta de terrenos y la venta de casas.  Por lo que, los campesinos iniciaron la lucha primero con el Argumento Cultural, no se podría poner algo artificial sobre Romani Nexu Tata; éste se molestaría y en castigo  les quitaría el agua y mandaría heladas ocasionando daños a sus cultivos.  El segundo argumento fue de carácter económico, después de las pruebas de producción de la nieve artificial en los meses de noviembre y diciembre de 1995 sus cultivos de papa, chícharo, elote, flor, maíz, caña de azúcar, habas, calabazas y lechuga fueron afectados por heladas que no se presentaban nunca por lo que los campesinos de los municipios de Amanalco, Zinacantepec, Calimaya, Temascaltepec y Villa Guerrero; se organizaron para realizar una defensa conjunta contra el Centro Internacional de Ski.  

El motivo por el que fui invitado a este movimiento se debió a que soy abogado y como éramos compañeros como campesinos porque yo sembraba papas  propias y a medias con algunos de ellos, era amigo del Señor Agustín Arriaga, Líder Político, en ese momento en La Peñuela; todo esto influyo para que me visitaran en mi domicilio para defenderlos como Abogado. No recuerdo la fecha, pero ese día me comprometí a visitarlos en dicho lugar al día siguiente.

Fue así, que todo el día analice el asunto para ofrecer un plan de defensa para las tierras del Nevado de Toluca (Xinantécatl); se sorprendieron cuando les presenté un plan de acciones bajo el argumento de Derechos Humanos y Recursos Naturales, donde no debía haber un Abogado, todos deberíamos prepararnos para defender las tierras, no era un asunto de juzgados y tribunales, no había decretos de expropiación, era un asunto que se ganaba primero preparando nuestra conciencia , organizando un comité que contara con varias áreas, les llamamos ALAS: prensa, organización, financiamiento, de contacto,  de  seguridad, de asesores especialistas en determinada área; este asunto no se ganaría en el juzgado, se ganaría en la calle y con la opinión publica, habría que denunciar lo que estaba oculto, quienes existían detrás del Grupo ARFRA, para eso necesitábamos  primero:  Reunir toda la información sobre el proyecto; Organización general con todos los afectados; y Difundir la información.

MOVILIZACIÓN Y DEFENSA

A los argumentos de lucha inicial cultural y económica, sólo se agregó el ambiental; todos soportados bajo La Filosofía de la No Violencia. Los campesinos en menos de quince días manejaban los argumentos a la perfección, su disciplina era perfecta e incansable; por lo que, después de estar acostumbrados a trabajar de sol a sol y con la amenaza de ser privados  de lo único que les daba de comer sus tierras y su producción. Las movilizaciones fueron tan efectivas que pronto estuvo la  opinión pública  de nuestro lado y de igual forma, contamos con un equipo de personas que nos daban consejos: arquitecta Susana  Bianconi, Juan Parent  Jaquemin y Edel Cadena.  

Un grupo importante del gobierno estatal en turno nos apoyó, sin embargo, otra parte estaba del lado del Grupo ARFRA; que pretendía ejecutar el proyecto. Esa parte del poder reaccionó coludida con el Grupo ARFRA, intentaron presionarme con una denuncia penal de tipo civil por los daños ocasionados a su  empresa, por los gastos que  se habían realizado en la elaboración del proyecto y publicidad.  Como dicha denuncia, no prosperó, reactivaron los hechos de una causa penal donde un grupo de ejidatarios y yo serramos un basurero a cielo abierto que no contaba con el mínimo requerido por la norma, afortunadamente no todo el poder estaba contra mí; la titular de la Secretaria del Medio Ambiente me brindo su respaldo público y el auxilio al interior del poder judicial, evitando que fuera a prisión.  

El movimiento contra El Centro Internacional de Ski, nos permitió conocer a campesinos del Sur del Estado de México que vivían un problema distinto: la amenaza de la ejecución de La Cuarta Etapa del Sistema Cutzamala; donde estaban siendo ayudados por el diputado de Temascaltepec, él fue quien  les informó de la existencia de ese proyecto.  La amenaza de mi detención y los vicios ocultos que tenía el proyecto, pronto lo llevaron a que fracasara y el intento de su ejecución para el mes de enero, ya se veía que no se ejecutaría.  

CUARTA ETAPA DEL SISTEMA CUTZAMALA

Producto del crecimiento urbano sin planeación en la Zona Metropolitana y  D. F. y el consumo desordenado del vital liquido; mientras  en la ciudad Nezahualcóyotl  consumen veinte litros,  en El Pedregal consumen mas de mil litros por habitante.  El mal estado de las tuberías, donde se pierde el 45% del agua en fugas,  la falta de una política hidráulica responsable que respete el uso preferente de los recursos de las comunidades de origen. Que no busque perjudicar a los menos para beneficiar a los más, sin importar el daño ambiental, sociocultural y económico que se ocasiona.  Teniendo como única solución el trasvase de cuenca, sin procurar  el uso responsable del vital líquido, los llevo a  pensar y concretar  La Cuarta Etapa  del Sistema Cutzamala que inicialmente estaba en dos etapas:  EL PROYECTO AGUAS  ARRIBA Consistía en retener las aguas del río de La comunidad  y Palo Amarillo para llevarlas por gravedad  a La Presa de Valle de Bravo  el aprovechamiento tenia calculados  2.5 metros cúbicos / segundo. EL PROYECTO AGUAS ABAJO Retener  el agua del Río Temascaltepec en el paraje  del Tule, Ejido de San Pedro Tenayac. Municipio de Temascaltepec, para conducirla por bombeo hasta el Cerro del Maguey, donde se construiría un túnel para llevarla por gravedad a Valle de Bravo, el aprovechamiento esperado era  4.5 metros cúbicos/segundo El día cinco de febrero 1996 los campesinos que se oponían a la construcción del Centro Internacional de Ski se reunieron en el pueblo de La Comunidad  con los campesinos que iban a ser afectados por La Cuarta Etapa del Sistema  Cutzamala, fue allí donde nació el Comité para la Defensa del los Recursos Naturales del Xinantécatl y del Río Temascaltepec, fue en esa reunión donde tres mil campesinos (no estoy exagerando) me nombraron el Vocero del Comité.  

Se acordó que la lucha tendría que ser pacífica, sin olvidar, su soporte en La Filosofía de la No Violencia Activa. La forma en que se estructura el movimiento fue de la siguiente forma:   La autoridad en El Comité era El Consejo de Pueblos, integrado por un número de 105 campesinos del Sur del Estado de México, Guerrero y Michoacán. Al Consejo podían pertenecer las autoridades municipales  y ejidales que apoyaran la causa en los lugares donde no contáramos con el apoyo de la autoridad, la gente nombraría un representante.  

La máxima autoridad era La Asamblea Popular, no entendida  como el número de gente, sino entendiendo como popular: que siempre estuviera representada por los tres estados, ninguna determinación tendría  valor si se tomaba faltando un Estado.   

Dentro del plan de lucha se propusieron los siguientes  puntos: Difundir qué era La No Violencia Activa; Contar con todo el material sobre el proyecto; Analizar experiencias de otras luchas exitosas; Analizar los beneficios y daños, sí es que lo hubo con la ejecución del proyecto Lerma y con las tres etapas del Cutzamala;} Buscar un grupo de asesores; Preparar cuadros para argumentar y debatir; y Cursos de capacitación en cabildeo, prensa y propaganda, derechos humanaos y medio ambiente etc.

*¿Por qué decimos que tenía que ser una lucha pacífica? Porque la gente de tierra caliente es pronta para reaccionar violentamente. La gente que iba a ser afectada aguas abajo de la presa  ya se estaba organizando para defender  el agua con las armas. Ese hubiera sido el primer movimiento armado por agua en México.  Se decidió que el movimiento tenía que ser pacífico para no dar argumentos   para que metieran al ejército a la zona, nuestra lucha no era cuerpo a cuerpo, no era contra el ejército; sí bien era, un asunto de seguridad nacional era  una lucha contra la mala política  hidráulica nacional.

*Cuando contamos con todos los documentos sobre el proyecto que nos proporcionó en parte el diputado federal  de Temascaltepec, parte  la prensa y una más los simpatizantes; nos percatamos que detrás habían grandes intereses que tenían nombre y apellido de abolengo, gente que sería beneficiada en la región, en el nivel Estatal y Federal.  De La Primera Etapa de Aguas Arriba, el agua que llegaría por gravedad en un  canal de cielo abierto pasaría por tierras de Oscar Espinosa Villa Real, mencionar ese nombre bastó para que la Comisión Nacional del Agua (C.N.A.),  negara que existiera ese proyecto.  Este proyecto consistía en llevar a cabo la construcción de una presa derivadota aguas arriba de la Presa “El Tule”, que garantizara el libre flujo de aguas en época de estiaje, misma que se pretendía concluir antes de enviar cualquier caudal hacia la presa “Valle de Bravo”.  En la segunda etapa se pretendía construir una cortina que inundaría 400 hectáreas de tierra de pino, encino y una parte de selva alta caducifolia; tierras con una belleza escénica envidiable, teniendo como vista  los Picachos de Michoacán  y La Sierra del Sur del Estado.

Tras este proyecto, nada menos que en las tierras cercanas a la presa, se planeaba un desarrollo turístico igual al de Valle de Bravo, nada más que aquí con mejor clima. Eso  no era  todo, a la salida del túnel, estaba proyectado un conjunto residencial con club de golf. La salida del agua daría un  plus al desarrollo, pero cuando se denunció el hecho, el proyecto empezó a perder fuerza; pero no la existencia de ejecutarlo.  *Recorrimos la región de Lerma y las tres etapas del sistema Cutzamala y coincidimos con el testimonio de la gente: “Sólo hubo promesas y daños todos “.

Nos ofrecieron obras y no las construyeron y las que están para qué: “haber dale una mordida al cemento ya no tenemos agua para cultivar”. Nos decían: no sean tontos defiendan lo que todavía tienen con valor haciendo una seña,  no después lloren como mujeres  lo que no supieron defender como hombres”.  

Decía un viejo en la región de Lerma, los daños en Lerma es fácil notarlos: el río pestilente y la miseria que reflejaba el panorama  por donde pasa el río y se construyeron 228 pozos donde la gente no tiene agua. Otro viejo decía, “se llevaron el agua antes de 1950 nos prometieron que nos la devolverían cuando tuvieran agua  para la ciudad, pero ya vi pasar otra agua que viene del Cutzamala  y el agua sigue saliendo y nosotros nada”.  En la región del sistema  Cutzamala  desde Villa Victoria, Villa de Allende, Donato Guerra y Valle de Bravo la queja no era mucha, en 1980 cuando construyeron el sistema sólo pagaron afectaciones por donde pasaría la tubería del sistema y donde se construyo La Planta  Potabilizadora de Los  Berros, las aguas ya estaban retenidas en las presas Que se construyeron con el sistema Miguel Alemán en 1950 para generar energía eléctrica.  

En los recorridos pude notar que la gente de Villa Victoria y Villa de Allende no estaba conciente del daño que ocasionaba la extracción del agua (trasvase de cuenca). En Villa Victoria el reclamo era la falta de pago por sus tierras que quedaron cubiertas por el agua, por su parte, en Villa de Allende, en La Región del Salitre del Punte San Isidro, San Cayetano, San Felipe, eran las inundaciones a sus cultivos por el desbordamiento de la presa Villa Victoria.  

En Donato guerra la gente percibía el daño que ocasionó la construcción del Sistema Cutzamala; sus tierras son contaminadas por los lodos que arroja la planta  potabilizadora, pero no veían en lo mínimo el saqueo del robo de su recurso.  Por otro lado, en Valle de Bravo el reclamo no se escuchaba y estaban felices con la bonanza que dejo el desarrollo inmobiliario; el problema de que ya no se llevaron las aguas, ya los estaban viendo los dueños del dinero, fue la primer presa en donde se regularon los caudales mínimos de la presa para que las lanchas de los ricos no tuvieran ningún problema, había que cuidar el nivel para que el espejo del agua ya no se alejara de sus muelles que además, todos están construidos en zona federal.  

El concepto de caudales mínimos para cuidar la flora y la fauna  que había en los ríos, ni pensarlo, mucho menos pensar sí la gente tiene agua para tomar. Los efectos del Sistema Cutzamala son ubicados ya por la gente, a partir  de Otzoloapan, Tejupilco, Luvianos del Estado de México, Tuzantla, Tiquicheo, Huahuasco en el Estado de Michoacán y Cutzamala de Pinzón en el Estado de Guerrero.  Esa era la razón por la que la gente de guerrero y Michoacán no iba a permitir que se llevaran el agua por eso tenían razón cuando decían que defenderían  el agua con su vida.

Luchando con las armas en las manos; lo único que el Comité de Defensa les enseñó fue como defender el río con su vida, sin privar a nadie de la vida y la vida se defiende primero con palabras que estén llenas de argumentos y si éstas no funcionan se hace con acciones que digan mas que las palabras.  En tierra caliente vi llorar a hombres por la pérdida de sus árboles de mango por la falta de agua. Testimonios en Cutzamala, donde  las empresas productoras de melón tenían un centinela para cuidar el agua y pobre del campesino que la tomara antes de que la trasnacional terminara de regar el cultivo.

En esos recorridos un grupo de gente nos dimos cuenta de que había dos escenarios distintos: la gente afectada por la construcción de la presa  que básicamente era San Pedro Tenayac y la gente de Aguas Abajo  de la cortina de la presa que no dejaría que se  ejecutara la obra. Fue así como se decidió crear un Comité por la Defensa del Río Cutzamala, por sí la gente de arriba faltaba. Esa gente es de la que sabe amar de verdad, pero también sabe matar.  Un día salimos a cazar para comer y me dieron el arma para matar a la  presa, me tembló la mano y un campesino joven dijo:”Si así te va a temblar la mano para matar a un cabrón, ya estuvo difícil”, su padre intervino, “le respeto la vida al animal amigo”.   Nota: falta definir los delitos anteriores.  

MOVIMIENTO MAZAHUA

Para la defensa de los  Derechos Humanos y Recursos Naturales.  En el  año 2003 atendí un asunto legal de Reversión de Tierras a favor del Ejido del Salitre del Puente, asunto que permitió ganarme la confianza del núcleo ejidal.  En el mes de septiembre de 2004 las comunidades cercanas al Río Temascaltepec sufrieron inundaciones a sus cultivos de maíz por el verteo de las aguas de la presa Villa Victoria fue un año de lluvias abundantes. Los campesinos recurrieron a la C.N.A para reclamar su respectivo pago a sus afectaciones, al recibir  una respuesta negativa recurrieron a mí para demandar legalmente.  El asunto después de analizarlo y mirar la dimensión del daño valoré que legalmente sería tardado y con poca utilidad para ambos, analice el problema desde una dimensión global del daño que ocasionaba el Sistema Cutzamala, el trasvase de cuenca y no eran sólo las inundaciones, el fondo del asunto era: la falta de respeto y cumplimiento a lo establecido, en el Art. 2 de la Constitución inciso A) El uso preferente de sus recursos naturales. B) El respeto a sus usos y costumbres, educación bilingüe; La falta de cumplimiento a lo establecido en el art. 3 y 4 de la misma constitución; El daño ambiental que la planta potabilizadora está ocasionando en el trasvase de cuenca; La mala política hidráulica que privilegia a los muchos en perjuicio de los pocos; La mala política hidráulica donde no es real la cultura y el uso del cuidado del agua; La falta de desarrollo en la región; La falta de agua potable en las comunidades; El trastoque cultural; El claro daño ocasionado al tejido social, los campesinos estuvieron de acuerdo en que se analizara el problema en forma global y para eso los campesinos necesitaban dos cosas: Organizarse Prepararse.

La organización fue fácil porque algunos pueblos tenían el mismo problema: las inundaciones a sus cultivos. La preparación fue del mes de septiembre al mes de febrero (un semestre).  El 13 de febrero de 2005, estábamos realizando una marcha con antorchas encendidas. Las antorchas eran un símbolo de que el pueblo había despertado, Las demandas eran las siguientes: reparación del daño; Agua potable; Y Plan integral Sustentable. El asunto se había decidido llevar por la vía administrativa en forma directa; recurrir a la Comisión de Aguas del Valle de México, que es la encargada de operar el Sistema  Cutzamala. Pero, sino encontrábamos respuesta solicitaríamos la intervención de la Cámara de Diputados, para que obligara al titular del organismo a dar solución al conflicto; sí esto fallaba solicitar la intervención de C.N.A y SEMARNAT. La primera instancia (Comisión de Aguas del Valle de México) falló.   La intervención de la Cámara Federal (Comisión de Asuntos Hidráulicos) dio resultados en poco tiempo tuvimos mesas de dialogó a buen nivel pero la voluntad de los titulares de la Comisión del Agua del Valle de México fue nula. 

No les convenía ceder a ninguna demanda, sabían que después serían más, estaban convencidos que para ese momento la reparación del daño era sólo un pretexto.  Fue en el mes de septiembre que se intensificaron las movilizaciones; alcanzando con la imagen de las mujeres mazahuas el máximo esplendor de lo que fue hasta ese momento el Frente para la Defensa de los Derechos Humanos y los Recursos Naturales del Pueblo Mazahua. Logramos que el secretario del medio ambiente Alberto Cárdenas llegara a la Planta Potabilizadora de Berros.

El convenio que logramos incluía:  El primer pago de daños a los cultivos afectados por las inundaciones; Construcción de sistemas de agua potable; Rehabilitación y construcción de caminos; Unidad de maquinaria agrícola; y Proyectos Productivos (granjas de traspatio, invernaderos comerciales para producción  hortícola).    Logramos el compromiso del Plan Integral Sustentable, pero no fue fácil. Para el cumplimiento del convenio hubo que realizar muchas movilizaciones, varias mesas de trabajo, momento que aprovecho el gobierno (C. N. A) para cortar a las cabezas visibles del movimiento (a la gente de las comunidades).  En el mes de marzo de 2005 la estrategia de fragmentar al grupo ya estaba lista; Manuel Araujo empezó a pedir que fueran los hombres quienes debían retomar el mando, las mujeres ya habían hecho lo suyo. Pero, a Manuel Araujo se le había olvidado que el 19 de septiembre a él y a otros líderes en las oficinas de la delegación de la comunidad de Berros, personal de gobernación los había convencido de que sólo aceptáramos el pago de daños y unas cuantas obras de agua, renunciando a las cosas de fondo: agua  para todos; Cambio a la política hidráulica que se tenía en el país; y Plan integral sustentable.

Maule Araujo y sus comparsas no entendían que renunciar a esto era retroceder. Esa fue la razón por la que las mujeres molestas de haber luchado incansablemente estaban a punto de perder el derecho al agua.

El mes de abril del 2005 Manuel Araujo y un grupo de campesinos orquestaron el plan perfecto para excluir a la comandanta Victoria del frente. En consecuencia, Victoria Martínez, me propuso su interés de seguir con la idea de lograr la construcción de un Plan Integral con gente que en verdad buscara el interés colectivo y no el individual.  Acordamos crear el Movimiento Mazahua.  

Del mes de Abril a Junio de 2005 replanteamos los fines del movimiento como punto principal; teníamos plan integral sustentable con acciones precisas en agua, bosques, suelo, agricultura, cultura, salud, vivienda y acuacultura.  En el mes de julio del 2005 logramos después de un plantón fuera de la C.N.A. una minuta para la ejecución de los proyectos de agua en las comunidades del Aventurero, Potrero, Zacango, San Jerónimo, todos del municipio de Villa de Allende.  Los trabajos y preparativos para el Foro Mundial del Agua permitieron al movimiento entrar al plano global, esto ayudo a los campesinos a dimensionar la realidad del problema del agua.

De enero a septiembre de 2006 fue sólo para fortalecer y depurar el movimiento con el objetivo de no volver a sufrir una fragmentación. En el mes de diciembre se planeó ejecutar la toma de la Planta en protesta a la falta de cumplimientos para ejecutar las obras de agua potable con un paquete ya listo de proyectos, ya no sólo para la región Mazahua; proyectos para toda la Zona del Sistema Cutzamala, ya no para un sólo municipio (Villa de Allende) ya teníamos base social y diagnóstico de obras en Villa Victoria, Donato Guerra, Valle de Bravo, Amanalco y Luvianos.  

Teníamos diseñada la estrategia de cabildeo y procuración de fondos para las obras y gracias a la toma de la Planta se logró un recurso para depositarse en el Fondo Metropolitano etiquetado para Mazahuas, solo para agua y luz, para seis municipios; Villa Victoria, Villa de Allende, Donato Guerra, Amanalco, Valle de Bravo y Luvianos.  Con la toma de la Planta se logró firmar una minuta con la Comisión Nacional del Agua (C.N.A.) para dotar de agua a las comunidades de diez municipios, esta minuta sólo fue una farsa, se pretendía que en el mes de abril se presentaran los  diagnósticos de obra para la elaboración de proyectos ejecutivos para buscar asignación de recursos en diciembre de 2007 y ejecutar las obras en el 2008.  

El movimiento Mazahua seguro del recurso logrado con el Gobierno del D.F. y que se depositó en el Fondo Metropolitano del mes de enero a mayo de 2007, impulsamos la elaboración de proyectos. Este año se ejecutaran un buen número de obras de agua en la Región del Sistema Cutzamala.

Señor Gobernador,

La Red VIDA (Red  de Vigilancia Interamericana para la Defensa y el Derecho al Agua), una organización que agrupa a mas de 54 organizaciones en 16 países del continente americano, desde el Canadá hasta la Argentina, desea manifestar su profunda preocupación por la detención del abogado y defensor de derechos humanos Santiago Pérez Alvarado ocurrida el pasado miércoles 5 de julio en San Luis Mextepec, municipio de Zinacantepec y su posterior traslado a la prisión de Temascaltepec en el Estado de México. A Santiago Pérez Alvarado se lo acusa de un supuesto secuestro  que tuvo lugar hace ocho años cuando habitantes de San Pedro Tenayac detuvieron las obras de construcción de la presa El Tule (municipio de Temascaltepec). Si bien Santiago Pérez Alvarado se encontraba apoyando al Comité por la Defensa de los Recursos Naturales del Río Temascaltepec, una coalición de habitantes en defensa de un recurso de suma importancia para la vida económica y social de la región, él no se encontraba presente el día de los hechos puesto que había realizado un viaje a la Ciudad de México con el objeto de abrir una  negociación para la resolución del conflicto. Es reconocida la trayectoria de Santiago Pérez Alvarado como defensor de los derechos humanos y los recursos naturales en México, como usted verá, este reconocimiento ha traspasado las fronteras de su país. Por lo tanto, las organizaciones que componen la Red VIDA repudiamos esta detención y demandamos la inmediata liberación libre de cargos de Pérez Alvarado, rechazamos también la política de saqueo hacia las comunidades de un recurso tan esencial como es el agua  que el gobierno de México ha venido implantando desde hace mucho tiempo y usando para ello la violencia, la  represión y amedrentamiento. Sin otro particular, 

Por Comité de Enlace de la Red Vida, Sara Grusky, Food & Water Watch, EE.UU Mabel Melo, Red Brasilera por la Integración de los Pueblos, Brasil Adriana Marquisio, Comisión Nacional en Defensa del Agua y de la Vida, Uruguay Erasto Reyes, Bloque Popular, Honduras Oscar Olivera, Coordinadora del Agua, Bolivia Anil Naidoo, Blue Planet Project, Canadá Claudia Campero, por la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua Alberto Muñoz, Asamblea Provincial por el Derecho al Agua, Argentina.

Azcárraga, el gobernador

* De Televisa, tanto en Toluca como a nivel nacional es el gobierno del Estado de México. La administración de Enrique Peña ha basado su programa de Comunicación Social en la compra de espacios a televisoras, donde lo mismo aparece el gobernador en el Día del Padre que deseando feliz Navidad a sus conciudadanos. 

Jorge Hernández

Si alguien quiere anunciarse en Televisa deberá estar dispuesto a pagar hasta 29 mil 200 pesos por 20 segundos, en el horario de mayor audiencia y por el Canal de las Estrellas, a nivel nacional, mil 460 pesos por cada segundo consumido.

Pero si el anunciante se encuentra en Toluca las tarifas de la empresa de comunicaciones más grande del país le cobrará apenas 4 mil 540 pesos por 20 segundos de transmisión.

En Toluca los anunciantes no son pocos y abarcan desde pequeñas misceláneas hasta los grandes centros comerciales, siempre en spots de 10 a 20 segundos. Peor el gran cliente de Televisa, tanto en Toluca como a nivel nacional es el gobierno del Estado de México.

La administración de Enrique Peña ha basado su programa de Comunicación Social en la compra de espacios a televisoras, donde lo mismo aparece el gobernador en el Día del Padre que deseando feliz Navidad a sus conciudadanos. También es notable la aparición de este mandatario en programas de variedad y ocupa diariamente pequeños segmentos en todos los noticieros estelares de Televisa, especialmente el del animador Joaquín López-Dóriga, encargado de leer los cables en el espacio llamado Noticiero, de lunes a viernes de 10 y media a 11 y media de la noche. Este horario compite con el noticiero Hecho, animado por Javier Alatorre, y que regularmente inserta un espacio de 10 ó 20 segundos al gobierno de peña Nieto. Semanalmente, Peña Nieto aparece en spots hasta 160 veces, casi todas en horario estelar, aunque también ha contratado espacios en cadenas internacionales como Fox Sports.

Las televisoras ponen claras las reglas para anunciarse y sabe que el gran cliente deberá usar los espacios debido a la penetración que consigue en el país y por el sistema de paga SKY, que llega a toda América Latina y países como España e Italia.

Según tarifas de la misma televisora, los espacios en venta se dividen en tres grandes secciones, Hogares, Espoteo y Bloqueo, subdivididos a su vez en tiempos-aire y horario de programas. Televisa califica a sus programas con un rating y a partir de allí delimita una tarifa por un bloque de 10 ó 20 segundos.

También tiene a disposición de sus potenciales clientes planes publicitarios por trimestre, que van aumentando el precio conforme cierran el año.

La empresa de Emilio Azcárraga y que además reúne en un Consejo Directivo a los nombres más importantes en los negocios como Carlos Slim, el mayor millonario del orbe y María Aramburuzábala, dueña de Grupo Modelo y la mujer más rica de Latinoamérica tiene convenios publicitarios con los 31 estados del país y con el Distrito Federal.

Para Televisa no hay colores partidistas, como se demostró cuando el PRI perdió la presidencia nacional y Fox pactó con el gigante de las comunicaciones un nuevo contrato.

Quien desee anunciarse deberá acatar la siguiente tabla, publicada en el Plan Comercial 2007 de la empresa del “ojo naranja”.1.- Las tarifas publicadas son brutas y no incluyen IVA.2.- Futbol soccer, eventos deportivos, Megacine y programas especiales se cotizarán por separado. Como programa especial se entenderá aquel que sustituya temporal o permanentemente, un programa considerado como regular y que involucre costos extraordinarios de producción.- El CPR Hogares publicado de Canal 5 de lunes a viernes 6:00 a 21:00, sábado de 6:00 a 16:00 y domingo de 6:00 a 12:00 y Canal 2, domingo de 6:00 a 10:00 horas, se aplicará únicamente para programación infantil.- Las tarifas publicadas para los noticieros Matutino, Vespertino, Nocturno, Más Deporte, Acción, La Jugada y Noticiero Televisa Deportes son tarifas por programa independientemente de la hora de transmisión.- En el caso de que un programa abarque en su transmisión dos franjas horarias con diferentes tarifas, se aplicará la más alta para la totalidad del programa.

Según las tarifas comerciales, la Joya de la Corona del imperio de Azcárraga y sus asociados es el Canal Dos, y los horarios estelares, de 8 a 11 de la noche, barra en la que programan las telenovelas, el Noticiero y el segmento deportivo. Los fines de semana, el futbol se lleva el rating pero los precios por anunciarse en un partido no son públicos, pues se negocian de acuerdo a los equipos que jueguen y el horario.

Al gobierno de Peña no parece importarle los costos, que en una primera lista, proporcionada por la misma Televisa, señala que en el Canal Dos, de 6 a 9 de la mañana, por 20 segundos, se deben pagar hasta 8 mil 800 pesos; en el noticiero matutino la tarifa llega a 11 mil 500 pesos y de 9 a 14 horas aumenta en 400 pesos la más alta. Para los programas de la tarde, el noticiero vespertino cobra 14 mil 600 pesos y a las 8 de la noche la tarifa se incrementa en 15 mi 700 pesos; para el segmento del Noticiero, el cobro llega a 29 mil 200 pesos, junto con el espacio deportivo.

En un pequeño spot, Televisa indica que sus cadenas están formadas por las repetidoras que transmiten una de las señales originadas en la Ciudad de México: Canal 2, Canal 5 y Canal 9.”Las repetidoras son estaciones que no cuentan con estudios para la producción local de programas y únicamente reciben una señal vía satélite. Esta señal se retransmite en la localidad donde se encuentra instalada.

Televisa Regional opera 224 estaciones repetidoras de las cadenas 2, 5 y 9, que en su conjunto forman dos cadenas nacionales, una cadena seminacional y el canal 4 de la ciudad de México”.Canal 5, donde pasan series extranjeras y una barra de caricaturas, es de los más baratos, pues de lunes a viernes los 20 segundos entre 6 y 12 de la mañana valen 4 mil 500 pesos; para la una de la tarde, el precio sube 700 pesos y para las 4 se deben pagar 7 mil 600 pesos; a las 9 de la noche se llega a 10 mil 600 pesos y a la medianoche, 16 mil 800 pesos. Los costos son similares para el Canal 9 y donde hay diferencia es el espoteo por ciudad o repetidora, pues los planes se ajustan a las diferentes ciudades.

En el caso de Toluca hay varias subdivisiones para sus tarifas; la primera ubica a la capital del Estado de México como una “estación con programación local” y sus pequeños anuncios están dirigidos al sector comercial, específicamente. Los costos por anunciarse en la ciudad no son caros y van desde 290 pesos hasta 650 pesos por 20 segundos. El horario más caro en este segmento es el de 7 a 9 de la mañana.

Otras tarifas resultan del Plan Comercial 2007 Bloqueo C-2, donde ubica a la capital del Edomex, donde los 20 segundos se incrementan a 4 mil 540 pesos en un horario de 7 a 10 de la noche, aunque el espacio más barato es de 9 de la mañana a una de la tarde, con 830 pesos. El gobierno del Estado de México ha invertido, en dos años, 109 millones de pesos entre Televisa y TV Azteca.

Según Wikipedia, la empresa de Azcárraga es la compañía productora de medios en español más grande del mundo. Tiene presencia en México, América Latina, Estados Unidos, Europa y parte de África. Es la principal cadena productora y exportadora de programas a países de Sudamérica, Asia, África y recientemente Australia. Televisa ha fortalecido su presencia en Colombia, a través de la venta de sus telenovelas a RCN y la reciente alianza con RTI, Caracol TV y Telemando; fue fundada en 1955 bajo el nombre de Telesistema Mexicano, ofreciendo las primeras tres señales de televisión en México, las cuales eran XHTV-TV (en 1950), XEW-TV (en 1951) y XHGC-TV (en 1952)El 23 de septiembre de 1972, Emilio Azcárraga Vidaurreta, director general de la empresa, murió y Emilio Azcárraga Milmo, su hijo, continuó en el cargo.

Se encuentra listado en la Bolsa Mexicana de Valores, posee40% de las acciones del canal español La Sexta, estrenado en marzo de 2006 y es la principal accionaria de empresas televisivas en diferentes países de América Latina y España.

Entre sus accionistas figuran Emilio Azcárraga Jean, Bernardo Gómez Martínez, Jesús Javier Espina Rodríguez, María Asunción Aramburuzábala Larregui, también accionista de Grupo Modelo; Carlos Slim Helú, también accionista de Telmex, América Móvil, Univisión y Apple. En octubre de 2002, el ex presidente Vicente Fox, tras negociaciones a puerta cerrada con Televisa y TV Azteca, decidió abrogar el Reglamento de la Ley Federal de Radio y Televisión (vigente desde 1973) por la cual el gobierno disponía de un 12.5% del tiempo de transmisión. La disminución de este tiempo fiscal del 12.5% al 1.25%, el estado dejó de percibir casi 30 mil millones de pesos durante el sexenio de Vicente Fox.

Televisa ha sido el principal destinatario de la publicidad institucional del gobierno, pues tiene el 15.39% del total del presupuesto de publicidad (frente al 2.47% que recibieron los medios públicos).

El Consejo de Administración tiene en sus filas a políticos y empresarios como Emilio Azcárraga Jean, presidente del Consejo de Administración, presidente y director general del Grupo y Presidente del Comité Ejecutivo; Asunción Aramburuzábala Larregui: vicepresidente del Consejo de Administración y miembro del Comité Ejecutivo de Grupo Modelo; Pedro Aspe Armella: presidente del Consejo de Administración y director general de Protego Asesores Financieros; Julio Barba Hurtado, consejero de Grupo Televicentro y asesor legal de la Presidencia; José Antonio Bastón Patiño, vicepresidente corporativo de Televisión; Ana Patricia Botín O’Shea, inversionista;  Manuel Jorge Cutillas Covani, director de Bacardi Limited; Alfonso de Angoitia Noriega, vicepresidente ejecutivo de Administración y Finanzas; Carlos Fernández González, director general y vicepresidente del Consejo de Administración de Grupo Modelo; Bernardo Gómez Martínez, director adjunto a la Presidencia; Claudio X. González Laporte, presidente del Consejo de Administración y director general de Kimberly-Clark de México; Roberto Hernández Ramírez, presidente del Consejo de Administración de Banco Nacional de México; Enrique Krauze, director general de Editorial Clío; Germán Larrea Mota Velasco, presidente del Consejo de Administración de Grupo México; Gilberto Perezalonso Cifuentes, consultor privado y Presidente del Comité de Auditoría; Alejandro Quintero Iñiguez, vicepresidente Corporativo de Comercialización; Fernando Senderos Mestre, presidente del Consejo de Administración; Enrique Senior; vicepresidente ejecutivo y director de Allen & Company Inc.; Lorenzo H. Zambrano Treviño, presidente del Consejo de Administración y director general de Cemex.

1 comentario

  1. Excelente reseña. Estamos en 2012. La historia conyinúa y es aún más escabrosa.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Calendario

    • agosto 2017
      L M X J V S D
      « Ago    
       123456
      78910111213
      14151617181920
      21222324252627
      28293031  
  • Buscar