Un país en reversa

* “En los últimos seis años hemos tenido gobiernos que no ven por la gente, sino por sus intereses. Un presupuesto de más de mil millones de pesos tiene considerado un gasto de más de 200 millones para despensas. Es absurda una suma tan elevada en un programa que no genera riqueza, bienestar social, nada, sólo votos para el PRI, que en los últimos años ha logrado que Metepec no sea seguro ni tenga la calidad de vida que lo ubicó en noveno lugar nacional. Provoca que pierda terreno frente a Calimaya, por ejemplo, porque en Metepec el gasto es electorero. ¿Qué podemos esperar en un municipio gobernado por la prima (Carolina Monroy) de Enrique Peña?”, apunta el diputado local panista Alfonso Bravo Álvarez Malo, al hacer un análisis sobre Metepec y el Congreso mexiquense.

 

Miguel Alvarado

Metepec, México; 17 de enero del 2015. Alfonso Bravo Álvarez Malo, diputado panista en la LVIII Legislatura del Estado de México, abogado por la Universidad estatal, está convencido de que el actual gobierno priista ha movido a México, pero en reversa y esa constante se aplica no sólo al país, sino a municipios como Metepec, Toluca y a la propia entidad. De 36 años, comienza por aceptar que el Congreso mexiquense es, prácticamente, una Oficialía de Partes del gobernador Eruviel Ávila y que la oposición está reducida a nada. Sin embargo, confía en que las cosas puedan cambiar luego de las elecciones del 2015 para renovar diputaciones federales, locales y alcaldías. Pero, dice, “eso sólo se logrará si se tienden puentes entre la clase política y los ciudadanos, que por lo pronto nos detestan”.

– ¿Ha sido difícil su gestión desde la Cámara de Diputados?

– Lo importante es cómo me califican los ciudadanos. He buscado ser un diputado activo, no esa imagen del levantadedos, sino alguien que propone, un contrapeso del Ejecutivo. De todas las iniciativas aprobadas en el Congreso, el 90 por ciento tienen una mano mía: las hemos opinado, corregido, propuesto. De repente nos hemos constituido en el Comité de Corrección de Estilo del gobernador (Eruviel Ávila). Tristemente, el Congreso del Edomex es visto por el Ejecutivo como una Oficialía de Partes, como una dependencia más, tolerado por la mayoría absoluta. El PRI, con el Verde y Nueva Alianza tienen 49 de 75 diputados con una oposición tan blanda que el gobernador hace lo que se le pega su gana. Se vale criticar, pero con propuestas. Yo lo he hecho con las políticas de transporte, pésimas, que dañan a la sociedad y he propuesto incorporar autobuses articulados con sistema de andenes para ascensos y descensos, los Metrobus, Mexibus. No importa que en Toluca se llame Chorizobus, pero necesitamos ese sistema. Otra alternativa es el uso de bicis, una Ecobici. Sobre las concesiones, que no se repartan como pagos políticos. Hemos logrado la aprobación de la Ley de Combate a la Trata; tipificar el feminicidio junto con el PRD; fortalecer la autonomía del poder Judicial con la reforma a la ley orgánica para que los magistrados no sean designados por dedazo sino emanados de un examen de oposición, hemos logrado una Reforma Electoral que cambia la manera de hacer política en el Edomex.

– Usted tiene su base de operaciones en Metepec. Pero es un municipio complicado para el PAN, que ha sido gobernado los últimos trienios por el PT y el PRI…

– En los últimos seis años hemos tenido gobiernos que no ven por la gente, sino por sus intereses. Un presupuesto de más de mil millones de pesos tiene considerado un gasto de más de 200 millones para despensas. Es absurda una suma tan elevada en un programa que no genera riqueza, bienestar social, nada, sólo votos para el PRI, que en los últimos años ha logrado que Metepec no sea seguro ni tenga la calidad de vida que lo ubicó en noveno lugar nacional. Provoca que pierda terreno frente a Calimaya, por ejemplo, porque en Metepec el gasto es electorero. ¿Qué podemos esperar en un municipio gobernado por la prima (Carolina Monroy) de Enrique Peña? Gobierna igual que su primo. Lo que vemos a nivel nacional es justamente Metepec. A los que sabían gobernar se les olvidó cómo hacerlo. Tienen a México detenido.

– El PAN gobernó Metepec un buen tiempo, pero algo sucedió. ¿Qué pasó ahí?

– En el 2006 AN no supo procesar sus temas internos y eso es fundamental. El ciudadano percibe la desunión. Fue el principal factor que nos llevó a perder. No hemos podido rearmarnos a pesar de tener buenos candidatos como Javier Mawaad, de amplia trayectoria. Falló la Operación Cicatriz pero los gobiernos del PAN en Metepec, reconocido por otros partidos, fueron mejores que los de ellos.

– ¿Recuperará el PAN este municipio? ¿Qué se necesita para eso?

– No tenemos que inventar el hilo negro. Necesitamos gente que quiera a su municipio, que no se sirva del poder. La gente está hasta el gorro de los políticos, del partido que sean, hay una falta de credibilidad en la autoridad, desconfianza. Ya no nos quieren, no nos ven. Debemos regresar a esa política cercana de autoridades que no se preocupaban por sus proyectos personales. Lo demás lo vamos a construir, pero hay que rescatar ese gobierno del Miércoles Ciudadano, de sesiones públicas con el gabinete; hacer que el presidente acuda a las casas para conocer necesidades y ponga soluciones.

– Una de las actividades más visibles de los gobiernos es la obra pública. En Metepec se optó por embellecer camellones y un teatro al aire libre…

– Hay que saber darle identidad al municipio, que la gente se sienta orgullosa del lugar en donde vive. Para ellos es el desarrollo, la obra pública. El caso de Medellín, en Colombia, es un ejemplo, usa el desarrollo urbano como generador de paz social, bienestar. Lo que me parece reprobable es que obras que pudieran ser buenas terminan siendo carísimas. El camellón en la avenida Pino Suárez da para hacer una obra bonita, que ya habla de identidad y que podría promover a la región. Vale la pena una avenida así. Todas las ciudades importantes del mundo tienen una. Toluca y Metepec se merecen la suya pero tiene que haber un gasto razonable y ahí no hay transparencia. Nos dicen que es una obra de 80 millones de pesos cuando a simple vista no se ven. O sea, no hizo una calle nueva, sólo cambió las plantas, algunas fuentes. El Teatro al Aire Libre es una buena obra para el Festival Quimera y otros espectáculos, puede tener un gran sentido, pero no hay infraestructura. ¿Dónde vamos a poner a los miles de coches para los miles que van a ir? Ese teatro desquiciará el centro de Metepec, habrá que caminar dos kilómetros. Carolina se fue sin terminar su jardín lineal, su teatro ni muchas calles. Los gobiernos del PRI se distinguen por tener alcaldes de a ratitos.

– Si usted compitiera por la alcaldía y ganara, ¿concluiría?

– Sí.

– Se sabe y se vive la inseguridad en Metepec. ¿Qué haría con eso?

– Es un tema de corresponsabilidad social. El gobierno no puede solo hacer las cosas. Si el gobierno crea una policía honesta pero el ciudadano soborna afuera, se va minando a la autoridad. Si el gobierno combate la piratería pero la gente consume y avisa cuando llegan los inspectores, no se logra nada. Necesitamos cuerpos capaces y preparados como en Neza, donde hay una labor real de prevención desde la policía municipal que disminuye la incidencia delictiva.

– ¿Está de acuerdo con los mandos únicos policiacos?

– Para nada. Eso no soluciona ningún problema. En el Edomex hay convenios de mandos únicos desde hace dos años y en Metepec, Naucalpan, Tlalnepantla y Toluca la incidencia sigue subiendo. El gobierno estatal es un inútil en seguridad. El gobernador ha cambiado tres veces el nombre, en lo que va de su gobierno, a la seguridad pública, una por año, como si eso solucionara los problemas. El PRI-gobierno no sabe qué hacer con la inseguridad ni termina de entender que la policía es un instrumento del Estado al servicio de la ciudadanía y la usa para presión política y obtener recursos. El mando único no funciona, no es viable. De los ayuntamientos del Edomex, sólo dos no firmaron el acuerdo del mando único, Texcoco y Neza, y son los que mejores resultados tienen.

– ¿Cuál es la posibilidad real de que gane el PAN en Metepec?

– Lo primero es ser una opción real, para que la gente recuerde los buenos gobiernos del PAN. No podemos ofrecer lo mismo que el PRI. Por supuesto que se puede ganar y gobernaremos Metepec en el 2016. Necesitamos tender puentes, que se hacen desde los dos lados. Pido a la gente que voltee a ver a los políticos y nos cuestionen, pregunten, revisen, vigilen. El gran problema de este país es la lejanía entre la gente y el político. Las decisiones que tomamos influyen en las vidas, las cambian.

– ¿Qué se siente tener poder?

– Es una gran responsabilidad, una sensación de… ¿cómo describirla?… como cuando vas a jugar una cascarita y tienes el balón. ¡Yo puedo meter gol, lanzar el pase! Así es la sensación, saber que puedo cambiar algo.

– El dinero corrompe, pero el poder más…

– Por eso es importante que te observen, estar en la lupa de todo el mundo. Si me vuelvo oscuro y no sabes en qué coche me muevo, soy inaccesible y no me revisas, puedo hacer lo que se me dé la gana. La gente ve a los políticos como una cosa mala y prefiere alejarse de ellos. Es un círculo vicioso donde fácilmente los políticos caen en la corrupción. Si votamos por la despensa, la tele, el político la libra porque ya pagó el voto. ¿Para qué regreso si sé que dentro de tres años con otra despensa votan por mí?

– ¿David López va por el PRI para la alcaldía de Metepec?

– Es la carta visible. Es un buen hombre, me saluda bien. El problema se llama sistema político, es un político del PRI. Hay un chiste o anécdota, no sé. Dicen que Dios estaba creando y decía que a los franceses les tocaba la sensualidad de su idioma y la maravilla de algo más. A los gringos la habilidad del dinero y otra cosa más. Así llegó a México y dijo: “a los mexicanos los vamos a hacer honestos, inteligentes y priistas”. San Pedro protestó airado porque había otorgado tres características y creía que había ventaja sobre los demás. “Está bien -dijo Dios- lo que se da no se quita. Vamos a dejarlas, pero nadie podrá tener las tres características al mismo tiempo”. Entonces habrá un priista honesto, pero no será inteligente. O un priista inteligente pero no será honesto. O un hombre honesto e inteligente pero no será priista.

– ¿Nunca quiso estar en otro partido?

– Muy chico me llamó la atención el PDM, el del gallito colorado, pero no, porque ¿qué partido en México, salvo el PAN, tiene ideólogos de verdad, un fundador creador de instituciones? Manuel Gómez Morín fue rector de la UNAM, creador del Banco de México…

– ¿Cuál es la figura más importante del panismo ahora?

– Hay varios. Ernesto Cordero, un tipo brillante en la economía. Margarita Zavala, gran mujer. Ricardo Anaya, dicen que es El Chico Maravilla, con una claridad para plasmar las ideas. Pero hay más, está el Jefe Diego que siempre será el Jefe Diego…

– Así como está México, ¿a dónde va?

– Al despeñadero. México no está estancado. Va en reversa. Sí están moviendo a México, pero hacia atrás. Espero que en este proceso los mexicanos salgan a votar porque necesitamos… hicimos las reformas que México necesitaba. La de telecomunicaciones, la energética, que no es perder la soberanía, la laboral, la político-electoral. Era para que México estuviera creciendo hasta 7 u 8 por ciento pero la reforma fiscal detiene todo. Estos idiotas… bueno, no son idiotas, son malvados -es que son priistas inteligentes- han demostrado una voracidad nunca vista. El PRI tenía una característica que perdió con este gobierno y es que repartía en un ambiente de “corrupción institucionalizada”, donde alcanzaba a salpicar a la mayoría con dinero y ciertos beneficios. Los asuntos de la casa blanca, de Ixtapan, Malinalco no son un trabajo nada más periodístico, es que otros grupos dentro del PRI no reciben nada y están soltando información. Porque, si miramos bien, el gabinete federal es Atlacomulco e Hidalgo. Y nada más.

– ¿Cuáles son sus referentes políticos?

– Me podría calificar como un panista de cepa que tiene muy clara la visión del partido. Ingreso al PAN porque conozco a Luis Felipe Bravo Mena –que no es mi pariente- siendo yo muy chico. Iba en la misma escuela que sus hijos y allí me nace participar en política. Fui scout y allí enseñan tres principios: Dios, Patria y Hogar. Soy católico practicante, de misa cada ocho días porque si eres fiel en eso, tienes que serlo de verdad y comprometerte. A quien admiro, ejemplo de político verdadero, es a Carlos María Abascal, prudente y sensato. Lo conocí cuando iba yo en primaria, en 1988. También menciono a Carlos Castillo Peraza y más reciente, Juan José Rodríguez Prats, igual que el ex gobernador de Guanajuato, Juan Ramón Oliva. Mis referentes van por ahí.

– Cuatro nombres y usted opina: Andrés Manuel López Obrador.

– El Mesías Tropical. Es un cuate manipulador, un experto y un peligro, realmente, para México.

– Eruviel Ávila…

– Tristemente, pudiendo hacer mucho, ha gobernado el Edomex como si fuera un pueblito.

– Carolina Monroy…

– La prima del presidente.

– Enrique Peña…

– Ha dejado la oportunidad de pasar a la historia como un hombre que podía cambiar a México y en vez de aprovechar nos ha enseñado que en dos años se pueden destruir doce.

– Ayotzinapa…

– El ejemplo de la corrupción y de que cuando los políticos dejan de servir y falta la autoridad, todo se pierde.

– Si no hubiera sido político, ¿qué habría elegido?

– Bueno, estuve en el Seminario, pero sólo aguanté una semana. Luego me aceptaron en la escuela militar pero una cuestión de familia lo impidió.

– Muy pocos conocen la vida privada de Alfonso Bravo…

– Cumplo en el 2015 catorce años de casado con Lupita. Tenemos siete hijos. La más grande tiene 13, el más chico apenas tres y yo digo que en casa hay una fiesta permanente. Mis hijos juegan futbol en Búfalos Toluca y vamos a los partidos todos. Y por eso estoy tan involucrado en política, porque quiero que mis hijos puedan salir a jugar canicas a la calle, a los parques, y hoy no lo pueden hacer. Se trata de que toda la ciudad esté bien.

– ¿Qué hace cuando no está trabajando?

– Sentarme a leer un buen libro, una novela. Los grandes clásicos y los modernos. Alejandro Dumas, por ejemplo o Álvaro Uribe, autor de El Expediente del Atentado. Puedo leer a José Emilio Pacheco, Las Batallas en el Desierto escuchando a Café Tacuba, híjole… me encanta la música. Soy metalero de corazón, desde los grandes clásicos del rock, Led Zeppelin, AC/DC, hasta los contemporáneos, Metallica, me encanta el rock en español y también nuestra música, los corridos, la salsa, que no hay nada mejor para un día en que te está yendo mal porque te reaviva. Ahora ya no lo hago como antes, pero me gustan los videojuegos y claro, convivir con mis amigos, una buena carne asada.

Anuncios

La terrible afección por el dibujo

* “Con este dibujo me di el lujo de salirme un poco de lo que venía haciendo y es como un jugueteo con el lenguaje visual. Te pones a buscarle, a experimentar y, por ejemplo, hay un perro, estás en internet viendo cosas y estás dibujando al mismo tiempo y usas el entorno con cosas que de verdad me gustaría ponerlas ahí”, expone el primer ganador del concurso de ilustración organizado por el suplemento gráfico Ébola y el Semanario Nuestro Tiempo de Toluca.

 

Luis Enrique Sepúlveda Aguilar

Egresado de la Facultad de Artes, Omar González es el primer ganador del concurso “La Terrible Afección por el Dibujo”. Organizado por el Semanario Nuestro Tiempo y el suplemento de gráfica Ébola. Ilustrador de tiempo completo, obtuvo el premio con el dibujo llamado “Picnic”, una demencial composición en la que conviven “caritas felices”, perros tristísimos, zorros hambrientos y niñas de ojos miles. La mesa o mejor dicho, el mantel, está servido: dos botellas de vino, medias mujeres coronadas de flores, pirámides de Ruby, venados y algo que, bien o mal, representa los manjares cotidianos.

– ¿Quién es Omar González López?

– Vivo en Toluca, pero soy del DF. Estudié en la Facultad de Artes porque desde mi punto de vista era la única opción para mí. El título del concurso, “La Terrible Afección por el Dibujo”, lo leí después de que mandé la ilustración, pero tiene mucho sentido. Por lo menos para mí, que dibujar es lo que hago, pues la actividad se te mete en las entrañas.

– ¿Cómo escogiste los elementos de tu dibujo? Hay partes muy “formales”, texturas, pero luego metes elementos como las caritas felices. ¿Qué pasaba por tu cabeza cuando estabas escogiendo la composición, las líneas, los materiales?

– Realmente tiene que ver con el humor y esto de… de estar jugando. No me gusta el dibujo rígido, muy académico. Sé hacerlo técnicamente, pero hacer esas cosas no me llama tanto la atención. Con este dibujo (Picnic) me di el lujo de salirme un poco de lo que venía haciendo y es como un jugueteo con el lenguaje visual. Te pones a buscarle, a experimentar y, por ejemplo, hay un perro, estás en internet viendo cosas y estás dibujando al mismo tiempo y usas el entorno con cosas que de verdad me gustaría ponerlas ahí. Lo de las caritas felices lo retomé de unos dibujos que hice en la escuela, de esas clases donde estás dibujando seis horas. Me cansé de dibujar puro cuerpo, así, demasiado formal, proporcional y entonces a cada dibujo le puse una carita por el puro gusto o el aburrimiento, no sé.

– A veces nuestras influencias no sólo son de imagen, sino de los que hacen instalación, de otras ramas…

– Últimamente, es la literatura, es una influencia bastante cabrona… eeh, Cortázar, es de donde más he agarrado ideas, imágenes… mmh, Monterroso, todos estos escritores que son serios, pero (están) en su juego.

– La literatura se inmiscuye mucho en otros aspectos de lo que hacemos. ¿Y referentes visuales?

– Está, por ejemplo, un dibujante, Raymond Pettibon, creo que es gringo.

– ¿Qué opinas de la ilustración y el dibujo en la escena de Toluca?

– Hay mucha gente. Pero movimiento no hay, casi nada, pero hay mucha gente que está metida entre las piedras, que tienen buenas búsquedas.

– ¿Sigues estudiando?

– Terminé la carrera. Ando en la tesis.

– ¿Desarrollas proyectos propios? ¿Tienes alguno en marcha?

– Estaba viendo la posibilidad de un mural en uno de los edificios viejos que están en el centro, estoy viendo los permisos. Tendría un poco de todo. El dibujo, claro, pero también algo social, algo que tenga que ver con lo sensitivo. No es una cosa unilateral. Tendría que ver con una crítica, pero también con lo que estoy haciendo, que es estar jugando y buscarle un aspecto estético, porque será en la calle y quiero que sea algo que llame bastante la atención.

– ¿Cuál es tu cereal favorito?

– Mmmh, cereal, cereal… yo creo que Lucky Charms.

– Estamos sorprendidos con tu trabajo… ¿tienes algún blog donde se pueda observar tu trabajo?

– Es http://metiemblalamano.tumblr.com

La insoportable perversión del arte

* Profesor de tiempo completo en la Facultad de Arte de la UAEM, Janitzio Alatriste es además uno de los maestros emblemáticos de esa escuela. Postulado para el próximo periodo a la dirección, considera que el artista debe ser autogestor y aceptar ya que, respeto al arte, las cosas han cambiado. “Toluca tiene virtudes un poco extrañas. No es una ciudad atractiva culturalmente, como podría ser Guanajuato, pero en ciudades como esta última ocurre que… ¿realmente son tan ricas culturalmente? Yo creo que no. Lo que hay allí es folclor y me parece que el folclor es lo contrario de la cultura, porque es la cristalización estratégica que hace un grupo de poder para lucrar con la cultura. Lo que no tiene Toluca es folclor, por lo tanto no es atractiva turísticamente. Paradójicamente los lugares que tienen menos folclor son los que tienen más cultura. Creo que aquí hay mucha cultura”, apunta en entrevista para este semanario.

 

Miguel Alvarado/ Luis Enrique Sepúlveda

– ¿Por qué competir por la dirección de la Facultad de Arte?

– No lo  vería como un proceso de elección. Aunque la legislación universitaria da ese tipo de interpretación, se trata de generar acuerdos, una cuestión democrática y que todos los grupos de cualquier comunidad tengan voz y participación… y no votar, por ahí tengo un texto donde el autor lo dice muy bien: las votaciones son el fracaso de los acuerdos. En este caso en realidad se llama auscultación y se trata de que la comunidad manifieste su opinión. Al haber un candidato único se presume cierto acuerdo y se apoya o no.

– ¿Qué ofrece Janitzio Alatriste a la comunidad de esta facultad?

– No me gusta mucho eso de ofrecer, es un matiz como muy político. Nuestra falta de cultura política tiene que ver con la idea de que, justamente, un político ofrece cosas. Por eso siempre quedan mal y el puesto de gobierno es tan comprometido porque la gente espera promesas, y se hacen pero ninguna se cumple. Se trata de tomar responsabilidades. No me veo como político sino como un director que coordina los esfuerzos de una comunidad. En un cargo así uno tiene que abandonar de alguna manera su postura personal porque se vuelve un representante de la comunidad. Uno es un organizador y así lo veo. Ofrecer… pues… una capacidad de organizar esfuerzos múltiples y en ocasiones contradictorios.

– Se proponen dos nuevas carreras para la facultad de Artes…

– Tiene que ver con el Plan de Desarrollo del rector, de tendencia humanista y que compartimos. Hay la tentación en la Universidad de tomar el aspecto de la música y el cine. Pero hay que impulsar desde otro lugar esas disciplinas. La versión tradicional de estudiar cine, de plantearse la formación de un director, tiene dificultades. Una oferta así es escasa en el país. La producción cinematográfica nacional está ligada a instituciones como Estudios Churubusco o la UNAM, que tiene un aparato monstruoso. Incluso en esas opciones no se ofrece la licenciatura. Con toda intención lo hacen porque… en realidad esto se trata de una premisa más teórica y viendo la producción no tan profundamente, puesto que no se tiene la estructura. Y en la música es algo parecido. No es la formación como ejecutante sino la idea de una cuestión creativa en lo teórico.

– ¿Hay algo que se deba cambiar en la facultad de Arte?

– No creo que los cambios se hagan porque deban hacerse. Creo que todo absolutamente cambia. Y que todos los problemas tienen que ver, de repente, con la inconsciencia de que los cambios van a ocurrir. Esta facultad está cambiando. El problema sería no darse cuenta de los cambios que está teniendo e insistir en la organización que se tenía cuando esto era diferente. Lo que hay que hacer es adecuarse. Los cambios, sobre todo en las comunidades, a nivel social por ejemplo, no se hacen a capricho de nadie, de ningún sector. Es una dinámica social de la que participamos todos pero nadie es el eje o el factor relevante para el cambio. Si hay un eje que define los cambios, son frágiles y no sirven para nada.

– ¿Y qué vamos a cambiar?

– La idea de que nada ha cambiado. Y vamos a introducir la conciencia de dónde se han generado estos cambios… pero ya en concreto… antes ofrecíamos una licenciatura, Artes Plásticas, y dentro de esa carrera se quiso ofertar un espectro de creación visual. Ahora viene una reestructuración del Plan de Estudios y debemos ver que ahora tenemos cuatro sectores que serán opciones para más gente. Y si volvemos a hacer un Plan de Estudios cargado de contenidos, no nos hemos dado cuenta de que ya cambió.

– ¿Hay datos acerca de cuántos alumnos ingresa a la Facultad de Artes?

– Tenemos una demanda de unos 100 aspirantes, de los cuales se quedaban 50 cada año. Creación Digital tiene una demanda de 250 aspirantes y se quedan 50. Y la Maestría, que son números más pequeños, unos 120.

–  A nivel licenciatura, ¿cuántos egresan?

– Tenemos un problema muy grave de deserción, aunque todas las escuelas de arte tienen un grave problema de deserción. Por corte, sale la mitad, hay una deserción del 50 por ciento.

– ¿Son suficientes cuatro años en la dirección?

– Digo, pues son cuatro… en un sentido nunca será suficiente pero hay casos en otras instituciones en el que un director tiene 20 años. Entonces… pues son cuatro.

– ¿Cómo se relaciona la Facultad de Arte con el entorno social de Toluca, que puede ser apático?

– No tengo esa visión exactamente de Toluca. Lo que no hay en la ciudad es un aparato de mercado cultural. Sí, eso es muy incipiente. Toluca tiene virtudes un poco extrañas. No es una ciudad atractiva culturalmente, como podría ser Guanajuato, pero allí ocurre que… ¿realmente son tan ricas culturalmente? Yo creo que no. Lo que pasa es que son ricas folclóricamente. Lo que hay allí es folclor y me parece que el folclor es lo contrario de la cultura, la cristalización estratégica que hace un grupo de poder para lucrar con la cultura. Lo que no tiene Toluca es folclor. Paradójicamente los lugares que tienen menos folclor son los que tienen más cultura. Creo que aquí hay mucha, entendida por formas de vida y organización social que van generando identidad. La materia prima del arte contemporáneo es la cultura, no el folclor y claro, una posición crítica. La gente formada en la escuela tiene poco a poco ese tipo de participación dentro de la comunidad. La Facultad ha tenido ya una incidencia en el contexto local. No me refiero a formas convencionales de socialización del arte como crear galerías… porque no es como el arte… incluso ni siquiera así es como se vende, ¿no?.

– La industria cultural está regida por el Estado, mayormente…

– Tenemos modelos inconscientes. Hay de las dos, también la privada, inconscientes de su papel. Lo que hace falta son las políticas culturales…

– Una campaña gráfica con pósters pegados en las calles de Toluca denunciaba la inseguridad en la ciudad. El ayuntamiento los quitó luego, luego. ¿Cómo se puede generar algo a partir de la censura?

– El arte, por tradición, tiene  una postura crítica. Puede entenderse como una serie de propuestas frente al agotamiento de estéticas tradicionales. Eso le da un carácter crítico al artista. Es el papel del artista. ¿Cómo conciliar eso frente a un Estado resistente? El artista debe tener claro que esa postura crítica va a generar marginación, censuras. Todos los artistas están en esa conciencia de cómo se manejan ese tipo de censuras. Más que quejarse tiene que saber utilizar esos medios. El artista es muy táctico. Esas estrategias del poder que generan prohibición pueden convertirse en la misma fortaleza del artista.

– ¿Y cómo se logra eso?

– Un arte de ese tipo es el urbano o intervención urbana, que en esa función crítica es anónimo y está fuera de los sistemas de comercialización. Sin embargo está totalmente actualizado dentro de las propuestas estéticas. La prohibición confirma la potencia de la crítica. Y se hace la difusión de la prohibición, que en ese momento deja de operar. Los grupos de poder han ido aprendiendo y ahora tienen una actitud distinta frente a la crítica. Hubo un momento de represión brutal pero se ha venido matizando precisamente frente a estas tácticas críticas.

– ¿El arte es política?

– Toda acción humana es política.

– ¿Qué tipo de política se hace en la Facultad?

– Se trata de buscar la manifestación de los grupos y la sensatez de su propuesta con los que entran en conflicto.

– ¿Es difícil ser artista?

– Es muy difícil… vivir, ¿no? Pero mira, las escuelas de arte han soslayado el aspecto de socialización de las producciones artísticas. Hay aparatos muy potentes de generación de mucha fuerza económica, susceptibles de intervenir desde el arte, esa industria cultural entra poco en las escuelas de arte. Eso dificulta la inserción de los artistas. La gente entra con la idea de que esta es una escuela de arte y vas a hacer cuadros para vender. Eso ya no es así…

– ¿Cómo es ahora?

– El artista se inserta en el ámbito cultural en la medida en que produce eventos artísticos.

– ¿Cómo gestor?

– Como gestor y productor de eventos artísticos para los cuales requiere financiamientos que debe solicitarlos en la IP… es más un gestor que solamente un productor…

– ¿En esta facultad se enseña a gestionar?

– Poco, todavía. Esas son las cosas que habrá que hacer en los planes de estudio.

– La obligación de una facultad no es generar empleo, y se entiende desde el punto de vista administrativo, opinan algunos directores de escuelas… pero sí genera desempleo… y si hay 100 personas que entran al año, ¿hay trabajo para los egresados?

– En un sentido muy formal, estoy de acuerdo. Las escuelas no son agencias de colocación. ¿Qué relación tienen las universidades con un mercado profesional? La formación debe dar pistas a los alumnos sobre posibilidades de desarrollo, no de empleo. Un artista no puede pensarse como empleado, sí como profesional porque es un autogestor de su desarrollo. Hay disciplinas que están orientadas hacia el plano de la demanda pero hay otras que se ubican en el deseo. ¿Cuáles son? Lo que culturalmente se hace y que no sirve para nada. No sirve para nada que México vaya al Mundial pero, ¿por qué hay tanta importancia en eso? Lo que vemos es que eso que no sirve para nada genera millones de ganancias. Quiere decir que lo que no sirve puede convertirse en un potente sistema económico como el cine, que tampoco sirve para nada o los videojuegos, y generan millones. En ese sentido está el arte, en un sistema mucho menos potente que el cine. Puedo aventurar que en la mayoría de los profesores todavía no hay conciencia de eso. ¿Qué se puede generar localmente para producir una dinámica cultural donde sea importante la participación de los artistas, y que se produzcan financiamientos de diferentes sectores?

– Es como una vuelta…

– Sí, volvemos al arte como función crítica. ¿Qué financiamiento puede haber si vas a criticar? Un ejemplo. La industria de Jumex. Se ha constituido, como fundación cultural, como el mayor coleccionista en México de arte contemporáneo al grado de generar una suerte de museo. El arte tiene también la cuestión del prestigio. Invitan a un artista a hacer una pieza con ellos, Teresa Margolles, quien les hace una grieta en su edificio, la llena de sangre, de toda la sangre de la violencia en Ecatepec. Entonces les echa a perder el edificio, les dice que son unos hipócritas porque su fábrica y su museo…

– Pero les cobra…

– Y le pagan…

– Y así funciona…

– El arte tiene esa perversión, culturalmente. El espacio legitimado para la crítica desde el poder, lo que es superperverso, porque entonces…

– Pareciera un engaño, que haya respuestas que se generan desde adentro pero no son soluciones de nada.

– Por eso es interesante el trabajo del arte urbano, desde la marginalidad.

– ¿Cómo separar posturas personales con el cargo de director?

– Seré prudente. La actual administración ha trabajado bien, y sé que no hay nada perfecto. Tenemos mucha calidad en los programas. Me atrevo a decir que somos de las mejores escuelas de arte del país. Ahora se presenta la coyuntura y hay que aprovecharla con todo lo doloroso que sea el crecimiento. Los cambios no deben ser caprichos, aunque podemos repasar los míos: hay una comunidad estudiantil muy apática, no organizada, sin incorporar propuestas en el Plan de Desarrollo. La administración ha hecho pocos esfuerzos por eso. Otro capricho sería generar una actualización de la visión que tienen los profesores acerca del arte, que tiene que ver con todas estas nuevas formas de inserción del arte y prácticas de producción. Y otra cosa, digo, suena como discurso del Tec. como de escuelas patito…

– El de Monterrey…

– Sí, claro… de “aquí no formamos empleados, sino ganadores”. Como condición profesional el artista debe entenderse como autogestor, pero todo mundo quiere conseguir trabajo, que otros le den el sustento. Y eso hay que pensarlo de nuevo.

El Teatro de la Ciudad

* “Hay dos obras vitales. La primera es un Teatro de la Ciudad, que ya tiene proyecto y presupuesto y que en breve se hará público. Se valora ubicarlo en la plaza del Cosmovitral, donde está el estacionamiento de gobierno, Ángel María Garibay. Se está pensando en un teatro subterráneo”, apunta la primer síndico de Toluca, Melissa Vargas Camacho, mientras revela la política pública que pretende seguir la alcaldesa Martha Hilda González Calderón.

 

Miguel Alvarado

Melissa Vargas Camacho es primer síndico de Toluca, en la nueva administración de la priista Martha Hilda González Calderón. Con Enrique Peña instalado como presidente de México, el ayuntamiento local puede disponer libremente de sus recursos, que destinará, según la edil, a la construcción de un Teatro de la Ciudad y una Escuela del Deporte para la zona norte. Califica a Toluca de Ciudad Estudiantil y considera que la seguridad es una cuestión de percepción, aunque acepta el clima que desataron las recientes ejecuciones en la capital. Cree que el narcotráfico no es un problema con los tamaños que tienen otras ciudades y anuncia una política pública encaminada a rescatar la cultura y el deporte.

– Usted forma parte del nuevo equipo que administra la capital del Estado de México. Una de sus primeras tareas fue aprobar el presupuesto para el año 2013…

– Toluca está ingresando, por cuenta propia, 4 de cada 10 pesos. Hay tres o cuatro municipios en el estado con estas características y que tienen autonomía financiera sólida. Generalmente, en 70 o hasta 80 por ciento se depende de recursos federales y estatales. Es un presupuesto histórico (2 mil 651 millones de pesos), tenemos un crecimiento del 25 por ciento comparado con el del año pasado. Toluca tiene casi 900 mil habitantes, en breve llegaremos al millón y cada vez requerimos mayor presupuesto. Si lo comparamos con datos de 10 años atrás, pareciera que quedas tablas, porque el incremento poblacional obliga cada vez más. Hemos pedido que se fortalezca el padrón de recaudación, por ejemplo en el agua.

– ¿Cuál es el principal problema que tiene el municipio?

– Uno de los que más pega en la percepción ciudadana es el de la seguridad. Toluca sigue siendo un municipio seguro, a pesar de los recientes hallazgos en enero, de ejecutados. Habrá que reconocer que Toluca tiene un significado mayor, pero no implica que la capital esté en riesgo. Tenemos problemas de seguridad. La presidenta (Martha Hilda González Calderón, priista) está construyendo un mapa de riesgo muy claro y tenemos detectadas cuáles son las zonas… pero además tenemos políticas que atiendan a los jóvenes, la deserción escolar, que eviten la violencia en las casas. La mayoría de los problemas obedecen a una falta de prevención en las distintas violencias. Los problemas de fondo se reflejan. El tema del narcotráfico solamente es una parte de la seguridad.

– ¿Hay narcotráfico en Toluca?

– Puedo decir que no. Es un municipio en donde, si bien decía la SSC que se estaban disputando la plaza, no tenemos el problema que tienen otros en el país. Diría con datos concretos que no. Hay puntos donde se ha detectado venta de droga, de manera local. El tema de la seguridad es uno de los que más afecta en la gente en términos de percepción…

– ¿Qué otras percepciones se tienen?

– Hay otros como el desempleo, y quienes más lo sufren son los jóvenes. Tenemos un problema de vinculación industrial con los egresados, que representan una de las matrículas más altas del país. La apuesta es crear esa vinculación. Hay otros como el servicio de luz o la recolección de basura que también se encuentran en la percepción del ciudadano. En no más de medio año se informará sobre un programa de recolección y separado de basura.

– ¿Habrá nuevo socavón?

– No, esa es una petición del regidor del PRD. El problema no es dónde abrir uno sino cómo educarnos para producir menos basura. Al rato no habrá socavón que alcance. La gente debe saber que su basura es valiosa porque hay cosas que pueden reutilizarse para rehabilitar bosques, producir algún tipo de gas.

– Pero…

– Sí, el tema del transporte, pero aunque no es 100 por ciento responsabilidad del municipio, pues la mayor recae en el gobierno del estado porque da y ordena políticas y lineamientos, la gente lo asume como una obligación del ayuntamiento. Tenemos que reordenarlo. Hay problemas serios en avenidas como la Morelos, donde pasan camiones vacíos. Yo creo que no es negocio para ellos ni para usuarios y autoridades. En este tema todos salen perdiendo, a estas alturas. La gente no lo usa porque es muy malo, costoso, deficiente. Pero ya se buscan alternativas. Todas las rutas pasan por alguna calle del centro, cuando en otras ciudades la política es desconcentrar las rutas del centro histórico. Tenemos que apostar a peatonalizar algunas zonas.

– ¿Podría cerrarse el centro?

– Es un tema que se valora. Hay un acercamiento con el grupo Pro Centro Histórico, con comerciantes. Se podría cerrar algunos días, el sábado o viernes por la tarde. Se hace un estudio junto con el Tec. de Monterrey y la Universidad para revisar el tema, para que no se congestione el resto. Lo que es un hecho es que la presidenta le apuesta a descongestionar el centro pero además a hacerlo disfrutable, con actividades culturales e información de casas y lugares históricos.

– Metepec se ha convertido en el competidor número uno de Toluca. Muchos comercios han emigrado…

– Los orígenes de Toluca son comerciales. En principio, se trata de revitalizar el comercio de temporada, las Calaveritas, los Niños Dios, lo artesanal, gastronómico… tenemos previstas mesas de trabajo con los comerciantes. Por supuesto que se quiere liberar el Centro Histórico, pero eso no implica que no se pueda venir a comer un huarache a la Alameda, que forma parte de la tradición de Toluca. Al resto del comercio tenemos que darle opciones. En otras administraciones se dieron soluciones superfluas, inmediatas, coyunturales pero ninguna de fondo. La de ahora apuesta a construir mercados, como en la Aviación de Autopan, al que se le dará todas las condiciones para que se mejore, con la ayuda de los comerciantes… Toluca está a punto de obtener un reconocimiento como Centro Histórico, pero no todo debe estar allí. Tenemos que desarrollar “otros pueblos” dentro de la ciudad. Metepec lo ha hecho con polos de desarrollo comercial por un lado, empresarial por otro. Estamos ubicando cuáles son los que se podrán crear, pero no es nuevo, son pequeñas smart city’s con todos los servicios. Se trata de desconcentrar.

– ¿Cuál es el proyecto emblemático de esta administración?

– No necesariamente es tangible. Habrán visto el eslogan, “hacia un municipio educador” y se preguntarán si van a poner escuelas. Al analizar la ciudad, ubicamos una vocación estudiantil, que no es nueva. Toluca concentra la matrícula más importante del estado, arriba de Ecatepec en términos proporcionales. Somos tercer lugar nacional en número de escuelas particulares, después del DF y Puebla. Es el municipio con la mayor infraestructura educativa en el Edomex, con unas 104 instituciones de educación superior; tenemos el mayor número de docentes. Es la capital y los principales demandantes de seguridad y servicios son las amas de casa y los estudiantes. De cada 10 de ellos, 6 vienen de fuera. Tenemos 282 mil jóvenes que viven aquí, más los que vienen a estudiar. Es una ciudad estudiantil.

– ¿Hay alguna denominación oficial para eso?

– Queremos obtener el certificado como Ciudad Estudiantil, que sólo lo tienen León y Puebla. Lo otorga la Sociedad de Estudios británica, que año con año rankea a las universidades y califica a las ciudades estudiantiles: Londres, Salamanca, Sevilla. Necesitamos orientar nuestros servicios hacia ese sector y obtener una identidad clara. Si educamos a los alumnos, tenemos que ser también la capital que educa a sus ciudadanos, abusando del término, para convivir en armonía. Estamos a punto de obtener la certificación, ante de los 100 días.

– ¿Qué cambiaría en la ciudad?

– Algunos de los problemas del municipio resultan de la pérdida del arraigo y amor a la ciudad. Si la quieres, difícilmente la maltratas, rayas la Catedral, etecétera. En Toluca tenemos poca cultura vial. Estás parado en el rojo y te tocan para que te lo pases. Y te lo pasas, porque si no, te ves mal. En esta ciudad es donde más se abandona a los adultos mayores, aun teniendo casa. Un ciudadano es aquel que contribuye, se suma y apoya. Cumple pero exige. Queremos recuperar el amor a la ciudad, a la historia.

– ¿Cómo se va a convertir en temas prácticos?

– Tenemos cinco ejes: uno engloba 70 programas de prevención del delito; otro eje es el del medio ambiente, el de Participación Ciudadana, el de Ciudad Estudiantil y el de recuperación de espacios públicos. En estos ejes hay dos temas transversales, el de cultura y el deporte. Pero debemos dejar de hacer la cultura del payasito los fines de semana y aprovechar las escuelas de arte que tenemos. Vamos a abrir las puertas de la ciudad para que los artistas y estudiantes expongan sus obras. Esta es la apuesta de la administración: hacer de Toluca un espacio cultura, deportivo. Sabemos que no es un proyecto de tres años.

– ¿Será apoyada por obra pública?

– Hay dos obras vitales. La primera es un Teatro de la Ciudad, que ya tiene proyecto y presupuesto y que en breve se hará público. Se valora ubicarlo en la plaza del Cosmovitral, donde está el estacionamiento de gobierno, Ángel María Garibay. Se está pensando en un teatro subterráneo. Y es que tenemos una gran riqueza cultural pero no hay foros. El Teatro Morelos no cuenta con las características que se requieren para una exposición, sonido, hasta espacio para ballet. La otra obra es la construcción de la Escuela del Deporte, en la zona norte, donde hay muchos casos de alcoholismo, drogadicción en jóvenes… hay una estimación de costos, pero habrá movimientos todavía.

– ¿Será una Ciudad Deportiva?

– Sí. Se está pensando hacerla en San Pablo o San Cristóbal, se está valorando el terreno.

– ¿Hay alguna otra?

– Una gama de ciclovías. Tenemos que buscar nuevas maneras de transportarnos. Podrían salir de CU, recorrer parte del centro y terminar por la Terminal, aunque se analiza aún.

– Por otro lado, el Capítulo Mil, sobre Servicios Personales, ocupa el 43 por ciento del presupuesto…

– Tuvimos un incremento para 53 plazas más de policías, en Protección Civil y en Bomberos. Hubo un aumento a servidores públicos que hacía más de 13 años no lo tenían. También nos hicimos cargo de la Casa de Cultura de Toluca, que estaba frente al estacionamiento hundido, así como Agustín Millán. El ayuntamiento pagará sus operaciones. La verdad es que con el presupuesto salimos tablas. Aguascalientes, por ejemplo, nos rebasa con 600 policías cuando ellos tienen menor población que nosotros. La presidenta se ha acercado a la Cámara federal para conseguir recursos. Necesitamos concursar por recursos en todas las áreas. Pero el resto del dinero se fue a servicios públicos, que absorbió tres áreas más… el mayor presupuesto se va a cultura y al deporte.

– ¿Cómo garantiza el ayuntamiento la seguridad pública, luego de que el trienio pasado se había contratado a un narcotraficante para hacer labores de Inteligencia y de que a un familiar de un regidor se le relacionara con criminales?

– A nivel nacional hay un descrédito en los gobiernos mismos. Pero nuestro director de policía (Carlos Alberto Nava Contreras) no es un policía. Jamás ha estado. Es un académico, funcionario público. Que no haya estado es una ventaja porque no trae redes. Conocemos a su familia, sabemos dónde vive, es padre de familia, ciudadano como nosotros. Sabemos de los riesgos que hay. Se buscó un perfil ciudadanos. Otra cosa es que ante de 100 días todos nuestros policías estarán certificados. Se revisa absolutamente todo. Quien no cumpla los requisitos, no la va a pasar.

Enrique Peña Montiel

* En el 2004, Arturo Montiel tío del nuevo mandatario de México, Enrique Peña, buscaba la silla de Los Pinos. Al igual que su sobrino, era catalogado como un político intelectualmente desfavorecido y representante de aquel viejo PRI que finalmente nunca se fue pero tampoco se transformó. La periodista Selene Hernández elaboraba el perfil hace 8 años de aquel ex gobernador mexiquense y las coincidencias resultan sorprendentes. A la distancia representa un retrato fiel de lo que será México con un hombre que tiene detrás suyo al propio Montiel y a Carlos Salinas de Gortari. Por fin, el sueño de Arturo se ha cumplido: despachar en Los Pinos sin necesidad de dar explicaciones.

 

Selene Hernández

Las cualidades de un político pueden ser fácilmente identificables, observables a partir de su desempeño público en el poder, de la capacidad para afrontar problemas y de la rapidez de respuesta a las demandas del sistema político y social en el que se desarrolla.

En contraparte, la decisión ciudadana está limitada a la solitaria participación a través del voto. Ya en el poder, cualquier acto por parte de los gobernantes es justificable y las leyes se flexibilizan para otros, no para la gente común.

La necesidad de tomar las riendas de la ley, la economía, educación a niveles nacionales es el juego político.

El discurso de Arturo Montiel Rojas, gobernador del Estado de México, el 2 de marzo de 2004 en el marco de la ceremonia conmemorativa de la CLXXX erección del estado, se vio opacado por los videos de corrupción que irrumpieron en la escena política nacional, pero deja clara su disposición de asumir la cabeza de un leviatán social fuera de control.

Lo cierto es que los medios nacionales, para quienes dirigió el pretendido autodestape, pasaron por alto el hecho, salvo pequeñas menciones en noticieros por internet, cuyo alcance es estrecho y limitado.

A su favor se cuenta el desenvolvimiento que ha tenido para sortear los obstáculos políticos. En ese estricto sentido, su origen dentro del Grupo Atlacomulco, uno de los principales operadores dentro del Revolucionario Institucional; su imagen como centro aglutinante de apoyo por parte de los miembros de la clase política estatal; la aparente debilidad y descomposición del grupo contendiente, liderado por Roberto Madrazo en el PRI nacional, y el apoyo del frente de gobernadores al que pertenece, le amparan.

 

En busca de la tierra prometida

 

Montiel como candidato no sólo tendría que recuperar una presidencia perdida el 2 de julio de 2000, tendrá también que demostrar que no sólo busca trasladar la lucha al campo más ordinario de la economía: el monopolio de cargos administrativos y sus jugosos sueldos, si no que su llamado a la reflexión se basa en una propuesta legítima por la instauración de una estructura política viable.

Si lo importante no es el político sino la estructura política que éste pueda establecer en un cargo de honor nacional, se concede el derecho al ciudadano para ver la acción con efecto político, más allá de una exhortación, y queda por analizar el contexto estatal del que parte.

El discurso de Arturo Montiel, su posicionamiento político, plantea la necesidad de un liderazgo político firme y eficaz, el crecimiento económico urgente, educación moderna, competitiva y de calidad, disminuir la desigualdad, lograr un desarrollo social y humano sustentable y vivir bajo el imperio de la ley.

Más allá de lo aparentemente correcto y preciso de la propuesta, se presenta con oportuno tono a lo que quiere y necesita escuchar el ámbito social y político mexicano.

El elemento de liderazgo proporciona a Montiel un elemento del que no puede prescindir la política, a pesar de ser una figura retórica del pasado pre democrático.

Estudiosos de los fenómenos políticos, como el sociólogo Sergio Zermeño, explican que las figuras de los líderes se vuelven apropiadas porque son los únicos que actúan como nudos que unen y solventan las fracturas y desajustes en los partidos políticos.

El liderazgo es un fenómeno que tiende a presentarse en escenarios oportunistas y, ni siquiera políticas como las europeas o las norteamericanas, pueden dejar de acudir a él.

 

¿Quién es Arturo Montiel?

 

Divorciado, vuelto a casar y padre de 4 hijos, dos de ellos recién nacidos de su actual esposa, la francocanadiense Maude Versini de 30 años, Arturo Montiel buscará ser postulado a la candidatura priista por la presidencia.

Montiel, de 60 años, fue visto como el líder natural rumbo al 2006 inmediatamente después de la derrota de Labastida, en el 2002, porque gobierna al estado más poblado del país y donde se decidirá las elecciones. No se trata en este caso de carisma o de capacidad, sino del abultado padrón electoral.

Arturo Montiel es oriundo de Atlacomulco; estudió Administración de Empresas y Contaduría Pública en la UNAM.

Fue presidente municipal de Naucalpan y secretario de Desarrollo estatal, así como director general de Protección Civil en Gobernación; fue representante de Gobernación ante la Comisión Intersecretarial de Investigación Oceanográfica y director general de Talleres Gráficos de México. Fue líder estatal del PRI y de allí surgió como gobernador, en 1999.

Montiel debía ser el punto de armonía entre los distintos grupos priistas que buscarán tanto la gubernatura en el Edomex como la silla presidencial, pero no es así. Al menos no todavía.

A Montiel Rojas se le apunta como el sucesor de Carlos Hank González. La fuerza política y económica de este grupo llevó a posiciones claves a sus integrantes durante décadas.

 

Las referencias

 

La imagen de Arturo Montiel no se ha visto envuelta en ningún escándalo de corrupción, todavía. Pero durante su ejercicio como gobernador, la deuda estatal ocupa la segunda posición a nivel nacional, con 31 mil millones de pesos y se espera que al dejar su mandato llegue a 40 mil millones. Cada habitante debe 2 mil 500 pesos al nacer. Sin embargo, el PIB es de 5.2 por ciento.

En educación, el estado ocupa el tercer lugar en desatención a la demanda del nivel escolar primario y de cada 10 estudiantes egresados de preparatoria sólo 3 podrán acceder a la universidad. Con 14 y medio millones de personas y con la tasa de crecimiento poblacional más alta de la nación, el desempleo aquí ha llegado a ocupar las filas más destacadas a nivel nacional durante su mandato.

Ejemplo de la falta de planeación al invertir en obra pública, el Centro Médico ISSEMyM, a un año de su construcción, no cuenta con recursos para mantenimiento de su equipo, a pesar de ser uno de los mejores hospitales del país. El hospital Adolfo López Mateos presenta una crisis de desabasto de medicinas y falta de material quirúrgico que lleva ya más de tres meses. En éste último se realizaron remodelaciones y se retiró equipo que nunca se utilizó por falta de personal capacitado para manejarlo.

 

El posicionamiento político

 

José Antonio Trejo, especialista en temas sociales y políticos, profesor de tiempo completo de la facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la UAEM, sociólogo y etnosociólogo, plantea que en el escenario a la candidatura se encuentran elementos como la competencia entre partidos y viejos grupos políticos y de poder de la clase tradicional del estado.

“El lanzamiento de Montiel como candidato, el 2 de marzo, presenta lo que llaman los mercadólogos posicionamiento. A pesar de haber sido importante su destape, donde propone toda una agenda política para hacer campaña, no fue cubierto por los reflectores que tenía esperado.”

Montiel ha sido un centro político, apunta Trejo, que ha podido aglutinar lo que en primera instancia fue un club de gobernadores, la Conago, y que se ha convertido ya en todo un frente en el que ya comienzan a confluir sectores de extracción panista.

La imagen de Montiel, en su condición de político regional, no lo expone a nivel nacional ante un movimiento político desfavorable. La manera en que venda la reforma de su partido político y la habilidad con que logre consolidar su imagen en este tiempo son, apunta Trejo, un capital político importante.

La efectividad política de Montiel Rojas radica, según el investigador, en permitir subsistir a la clase política del estado y en construirse una imagen política propia, que no tenía al principio del sexenio y en que, más que un político democrático, se muestra como un político eficiente, con oficio.

“Socialmente, todavía cultiva las viejas costumbres clientelares y corporativas. En ese sentido ha significado un retroceso, más que un avance en la cultura política. En lo social ha mantenido sólo una estabilidad política, que no social. Hay cantidad de organizaciones sociales de todo tipo, sobre todo campesinas, que están intentando romper este cascarón corporativo que todavía existe a nivel estatal. En el estado, a diferencia de lo que sucede a nivel nacional, la figura del presidente ya no liga a nadie ni es el centro político de la nación ni del Estado mexicano. Está en competencia hasta con su esposa, con la primera dama. Lo que ha permitido la legitimidad es la obra y la imagen del gobernador; y en ese sentido, la praxis. La virtud de este gobierno es mantener el centro político, con todo lo criticable que pueda tener.”

 

Madrazo de frente

 

Como contrincante político se puede observar que a Montiel se le inclina más favorablemente la balanza por las desventajas que presenta Madrazo, actual presidente nacional del PRI, que por fuerza propia.

Madrazo está disminuido porque no ha logrado construir un liderazgo nacional. Además del rompimiento que tiene con Elba Esther Gordillo.

”Pesan más ahora los liderazgos regionales y, en ese sentido, Montiel sería un fuerte contendiente”, dijo José Antonio Trejo.

“Recordemos que el Estado de México, como clase política, no le apostó a Madrazo en las elecciones internas del PRI nacional. Su candidata era Beatriz Paredes y desde allí existe una obvia competencia.

“Lo interesante del escenario priista es que son los políticos estatales quienes le muestran lealtad y fidelidad a Madrazo y, más allá, profunda eficacia política. Son los operadores más avezados que tiene el PRI y son los que le están sacando adelante los problemas.

”El aparato político del Estado de México es su aval y se ha mantenido firme a diferencia de los golpeteos y resquebrajamientos nacionales. Toda la maquinaria política estatal priista está con todas sus piezas. Sin embargo, esto mismo puede convertirse en un problema porque es una estructura y una clase política de viejo cuño.

“Montiel no es el candidato de la modernidad política que esperamos, es un candidato todavía hecho a la antigua, rodeado de corporativismos de la CTM, CNC. Hay que recordar la línea dura que representa su secretario de gobierno, sobre todo contra los movimientos sociales, esa forma de operar políticamente, acosando a los movimientos, no buscando el diálogo o su desmantelamiento. La manera de operar de este grupo todavía es muy tradicional, muy corporativa y sumamente autoritaria”, dice Trejo.

Para las votaciones del 2005, el investigador dijo que si la ventaja la llevan las regiones, sería Montiel el candidato más adecuado para una coyuntura de ese tipo. Si nuevamente se impone el centro, será Madrazo.

 

AMLO versus Montiel

 

Frente al actual jefe de gobierno del DF, Andrés Manuel López Obrador, el investigador observó que todo dependerá de cómo recomponga su imagen López Obrador. Si lo logra, Montiel no sería un contendiente tan fuerte y tan popular. Sin embargo, no hay que descartar sorpresas.

 

No nos interesan

 

A la pregunta, Trejo responde que “en general los políticos viven de la política, llámense como se llamen. Nos hemos quedado ya sin esos personajes que a pesar de todo vivían para la política. No hay un político que no se esté sirviendo de la política. El gran problema de los políticos es que desafortunadamente administran nuestro dinero. Si no, en la actualidad no tendrían ninguna importancia su vida ni su trayectoria. Fuera de que manejan nuestros recursos, ya su apuesta, su compromiso por la nación, la sociedad, los ideales democráticos, no nos interesan.

 

Las aduanas

 

Nuestro Tiempo: ¿Carisma?

José Antonio Trejo: Nulo. Tiene más carisma su mujer, e incluso por eso gran parte del juego de su imagen es poner siempre “y la esposa del gobernador…”

NT: Mago, profeta, jefe de bando o de partido…

JAT: Jefe de bando.

NT: Medios auxiliares con los que cuenta, el as bajo la manga…

JAT: La descomposición de su propio partido, él es el único que parece que está fuerte.

NT: Orientación a la obediencia hacia él…

JAT: Efectiva.

NT: El empresariado…

JAT: También se retrata con obispos.

NT: Personal administrativo y medios materiales de la administración…

JAT: Buenos.

NT: Determinantes de interés personal, retribución material, honor social

JAT: Buenos, en términos de legitimar y crear esa representación propia, es perceptivamente buena.

NT: Premios para el séquito…

JAT: Vida política y puestos muy bien remunerados.

NT: El monopolio de los cargos: estructura que puede ofrecer para trasladarla a nivel nacional…

JAT: Esa es la gran pregunta, porque todos los presidentes siempre han tenido que hacer una gran alianza con distintos grupos y gran parte de los gabinetes era producto de ese equilibrio con los grupos. Con el advenimiento de la posibilidad de alternancia en el poder, esto se ha roto. Pero aún así el propio Fox tuvo que hacerlo. Es difícil pensar que a nivel nacional se va a repetir la estructura de gobierno del Estado de México. Es más, corre el riesgo de llegar a su mínima expresión en un gobierno federal, porque de llegar Montiel a la presidencia tendría que equilibrar, negociar con otros grupos mucho más fuerte y mucho más dinámicos que los grupos que actualmente se encuentran en el gobierno del estado.

SUMAEM: el otro sindicato

* “Hace 4 años decidimos formar un nuevo sindicato, el SUMAEM. Pero la actitud del gobierno fue la de reprimir el movimiento. Los 29 fundadores originales fuimos objetos de una recisión laboral con causales falsas y la suspensión del salario. Pero amparados en los marcos legales logramos la reinstalación a los 2 años y 8 meses y el pago de salarios caídos. La parte del registro sindical y la toma de nota ha sido un proceso de aprendizaje. Hoy entendemos la posición del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje, y lo podemos etiquetar desde nuestra experiencia, como el enemigo del trabajador por los acuerdos que van tomando los asuntos”, señala Luis Zamora, dirigente del Sindicato Unificado de Maestros, una organización que se opuso al poderoso SMSEM, brazo priista con más de 80 mil afiliados y un historial de intimidación contra quien levantara la voz para protestar.

 

Miguel Alvarado

Luis Zamora Calzada es el dirigente de un nuevo sindicato magisterial en el Edomex y representa un hecho histórico luego de que por años dominara una sola organización, el SMSEM, y se convirtiera además en uno de los brazos electorales más poderosos para el priismo de la entidad. Con más de 80 mil agremiados, imposibilitaba las opciones intimidando a profesores hasta que el grupo de Zamora se decidió a hacerlo. Recientemente les concedieron la Toma Nota que equivale al reconocimiento de las autoridades como un sindicato legalmente constituido.

– Usted es uno de los fundadores de un nuevo sindicato magisterial en el Edomex, que representa un hito porque por años el SMSEM, el gremio oficial, había tenido la “exclusividad” y era prácticamente imposible que otra organización apareciera…

– Hace 4 años decidimos formar un nuevo sindicato, el SUMAEM. Pero la actitud del gobierno fue la de reprimir el movimiento. Los 29 fundadores originales fuimos objetos de una recisión laboral con causales falsas y la suspensión del salario. Pero amparados en los marcos legales logramos la reinstalación a los 2 años y 8 meses y el pago de salarios caídos. La parte del registro sindical y la toma de nota ha sido un proceso de aprendizaje. Hoy entendemos la posición del Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje, y lo podemos etiquetar desde nuestra experiencia, como el enemigo del trabajador por los acuerdos que van tomando los asuntos. Esto lo hablo desde el expediente 1497-2007, donde se logra esa reinstalación, pero también hablo del 550-2008, que es el personal y sobre todo del RS2-2007, sobre el registro sindical.

– ¿Cómo fueron los acuerdos que menciona?

– Contrarios a derecho, dolosos, de mala fe. Han argumentado cuestiones fuera de su propia ley. Esto lo mostramos con los amparos que hemos obtenido desde la justicia federal, en juzgados y con magistrados. El 4 de noviembre del 2009 se le obligó al Tribunal a darnos la toma de nota, después de pasar varios acuerdos, amparos. Les hemos mostrado que su actuación ha sido ilegal y se lo he dicho a 4 presidentes del Tribunal estatal. Cuando nos dan el registro sindical, luego de dos años, nuevamente se presenta una actuación amañada porque omiten darnos la lista de las personas que encabezamos a la organización gremial, que es la famosa Toma de Nota, lograda gracias a otra sentencia en el amparo 737-2010, de la Mesa 8 del Juzgado Cuarto del Edomex. Hubo una sentencia que se dictó desde noviembre del 2010 y cuando sale, de manera ilógica, el Tribunal estatal se va a un amparo en revisión y se inconforma cuando no le asiste la figura legal ni es parte del juicio.

– ¿Cuál era la intención, entonces?

– Era la indicación del entonces secretario general de Gobierno, el ilustre y no muy bien recordado Luis Miranda Nava. Las palabras las cito textuales, por ejemplo las de Manzur Quiroga (ex subsecretario de Gobierno estatal y actual diputado local), quien dijo que “mientras dure Peña no se les va a dar ningún registro ni toma de nota”. Sus actitudes son permitidas por la ley pero son  contrarias a derecho. Y casi con el mismo texto, con los mismos términos, el viejo sindicato (SMSEM) ingresa su propio amparo en contra de nuestra Toma. Mañoso, el Tribunal –no puedo probarlo pero se intuye la asesoría- acepta un recurso de Impedimento, donde acusaron a dos magistrados federales de ser cómplices nuestros en asuntos y negocios jurídicos. Hubo otras tres promociones de reclamaciones y eso nos consumió dos años. Pero cuando queda todo liberado le ordenan cumplir al Tribunal y darle Toma de Nota al SUMAEM. Un nuevo amparo del mismo Tribunal estatal es desechado y en diciembre del 2011, el presidente del Tribunal (Noé Gómora Colín), quien por cierto es doctor en Derecho se equivocó en sus cuentas y no pudo hacer reclamos. Se les agotaron sus términos… qué bueno que no lean la Ley de Amparo.

– ¿Qué sucedió el 3 de abril de este año?

– Una condición es que el Tribunal dé a conocer el resolutivo al gobernador del Edomex, para que él obligue a aplicar los efectos legales, que es lo que no ha hecho. El 3 de abril sale un acuerdo donde se le indica al Tribunal estatal que no ha cumplido y que es la última vez que se le avisa, antes de pasar el expediente a un Colegiado federal. Seguramente ellos pensaron que iban a ningunearnos, a jugar con nosotros, y lo que hemos hecho estos años es meternos a estudiar lo laboral y lo sindical. Nuestra última asamblea fue en diciembre del año pasado, allí se determinaron algunas modificaciones a los estatutos. Se acordó que el Comité Ejecutivo durará los seis años acordados, aunque a partir de la fecha de la Toma de Nota, del 2012 al 2018.

– ¿Cómo les ha ido con el gobernador Eruviel Ávila?

– Sigue la cerrazón. Es lamentable la posición que se tiene por parte del propio secretario de Educación, Raymundo Martínez, del mismo Ernesto Nemer, secretario de Gobierno, que conoce el asunto. En su momento estaremos haciendo valer lo que conforme a derecho nos corresponde. Hemos pasado por denuncias y hechos en mi contra y de los compañeros, pero cuando decidimos meternos a esto, lo sabíamos.

– ¿Qué quiere el SUMAEM?

– La transformación de la escuela pública pero necesitamos un nuevo perfil del maestro, porque hoy está devaluado por las prácticas, la burocratización de la plaza. Antes era un referente social pero porque el maestro tenía otra condición de vida que le permitía su salario. Pero cuando eso se pierde y lo obligan a buscar otro empleo, se burocratiza y eso ha coartado la calidad académica y pedagógica. Esa propuesta lleva un avance de 95 por ciento y será la base la que nos permita generar un movimiento cultural pedagógico, que incluirá la exploración del trabajo legislativo en apego al artículo 51 estatal, sobre la iniciativa ciudadana. Nosotros somos coautores de la actual ley de Educación en el Edomex y tenemos otras iniciativas ya iniciadas.

– ¿Y cómo le van a hacer?

– Tenemos productos concretos. Tenemos un libro, “Revolución sin armas de fuego”, que cuenta la historia de esta Toma. Está el proyecto y sabemos cómo lo vamos a hacer. Vamos a exigir a la autoridad y si no cumplen usaremos las vías federales. Y así vamos a actuar en todas las áreas. El ISSEMyM, una cuestión muy concreta. Están dando medicamentos genéricos. Su ley interna establece que debe dar de patente. Eso lo requeriremos, entre otras cosas. A la Secretaría de Educación le diremos que etiqueten los recursos para los distintos gastos y hasta vigilar en la Cámara de Diputados cuando se autorice el gasto educativo anual. Eso nadie lo ha hecho pero tenemos la obligación de hacer que se cumpla la ley. Alberto Curi (ex secretario de Educación) se enoja mucho porque nosotros le decimos que estuvo ahí pero no hizo nada. Secretarios van y vienen y la escuela pública sigue a la baja. Aunque quieran ensayar un examen Enlace, no es el camino porque reducen la función social de la escuela y eso no marca el artículo tercero constitucional. Ellos se enojan pero nosotros les pedimos soluciones. En Tejupilco hemos intentado que se afiliaran maestros de allá y no se había logrado. La semana pasada, en una reunión con maestros de Tlatlaya, Luvianos y otros municipios, lo conseguimos.

– ¿Cuántos afiliados hay?

– Empezamos 29 pero nos traicionaron 11. Hoy somos mil 800. La libertad sindical la logramos con la inconstitucionalidad de tres artículos de la Ley del Trabajo, el 138, 140 y 141 en su parte final. Los miedos sembrados por la Secretaría estatal y el viejo sindicato marcaban que si se afiliaban con nosotros se perderían antigüedad, ISSEMyM, colaterales. Ya no pierden el trabajo. Vieron que nosotros no lo perdimos. Ningún escrito procede sobre quitar derechos por afiliarse a nuestro sindicato, por ley. El maestro tiene necesidad de conocer, y mucho, el asunto legal para que no lo espante cualquier tonto. Si lo leemos, estamos mal. Nosotros no sabíamos de iniciativas de ley pero hoy podemos asesorar a los diputados, les vamos a enseñar. ¿Cuántos diputados nunca meten una iniciativa? Ya logramos una Toma de Nota. Cuando iniciamos nos decían que íbamos contra el gobierno, que estábamos locos, que nos iban a matar. Parecía que era imposible. Muchos nos dejaron de hablar los amigos. Nos vieron como apestados pero hicimos lo imposible. Lo de transformar la escuela pública nos puede unificar.

– ¿El magisterio está mal preparado?

– Dentro de la formación docente hay una tira de materias curriculares normales. Allí hacen falta contenidos. Con la reforma de 1997 y que retoman los programas educativos, se intenta vincularlos con la formación del maestro y su campo de trabajo. Muchos normalistas no sabían trabajar con los programas del nivel donde formaban licenciados. Eso habla de grandes vacíos en la parte académica. Pero hoy, a esta tira le falta información legal inherente a nuestro trabajo. ¿Cómo se enseña a los futuros maestros? Se reproducen esquemas. Y los estudiantes aprenden a obedecer pero nada más. Hay que devolverle la libertad al estudiante. Podemos sugerirle a la parte patronal, el gobierno, que nos necesitamos preparar.

– ¿Estarán dispuestos a transparentar sus recursos?

– Por supuesto. La rendición de cuentas y transparencia debe ser una realidad pública. El SMSEM no lo ha hecho nunca. Nosotros lo ofrecimos desde un principio. Vamos a cuidar el sueldo del trabajador. Tan es así que de la cuota sindical… a un maestro le quitan en promedio 200 pesos mensuales en el viejo sindicato. Nosotros solicitaremos un apoyo de un salario mínimo mensual, que son 62 pesos. Los maestros que tienen menos de 16 horas de clases en el caso de secundarias, no van a pagar ninguna cuota sindical. Llegará un momento en que no se le cobrará a nadie. En dos reuniones que tuve con el actual subsecretario de Gobierno,. Efrén Rojas Dávila, le comentaba que no negociaremos nada bajo la mesa. El señor estaba preocupado –mucho- por cómo construir la coexistencia de los dos sindicatos. Pero no tenemos que inventar nada, sólo ajustarnos al Estado de Derecho. En el SUMAEM se va a respetar el escalafón desde la ley.

– ¿Buscará usted algún cargo político?

– No, de ninguna manera, el SUMAEM no tiene color.

– ¿Quién va a ganar la presidencia?

– Las estadísticas marcan que si llega a votar el 45 por ciento, seguramente ganará Peña. Si lo hace el 46 al 60, gana Josefina y si vota más del 60 gana López Obrador. Sólo pido que se salga a votar, que no se venda el voto, que se vote por el que quieran pero que se haga.

El Trío Galaxia

* Un equipo de ilustradores de Toluca con los pies en las nubes y con las manos en los pinceles reivindica la historieta que se realiza en la ciudad. Aunque esa actividad es una de las menos favorecidas por la industria en la capital mexiquense, Hernán Eduardo Aguirre, Rommel Castañeda y Luis Alonso Torres han descubierto que forman una especie de Trío Galaxia que sorprende por la calidad de historias y trazos que proponen. Como parte del incipiente grupo de historietistas Ébola, creen que pueden despertar el interés por su actividad en una ciudad que tradicionalmente no abre los ojos a ciertas expresiones.

 

Miguel Alvarado

– Hernán, ¿por qué escogiste dibujar?

– En mi familia muchos tienen la habilidad, pero es algo que me desestreza. Dibujo de todo un poco. Uno empieza copiando para formarse una base. Me gustaba ver las caricatura de los periódicos y copiarlas o de las cartas de Yu-Gi-Oh.

– ¿Qué te ofrece una ciudad como Toluca?

– No hay un espacio para publicar historias ni dibujarlas, pero me da el soporte vital, el lugar. No sé si seamos los únicos pero tenemos un paso dado con Ébola. Ya tenemos una publicación.

– Rommel, ¿de qué color es la ciudad?

– Un poco verde. La ciudad se me hace gris. Desde niño nunca me gustó el centro porque penaba que los edificios se me van a caer encima.

– ¿Cómo defines tu dibujo?

– Versátil. Puedo adaptarlo dependiendo de las condiciones que sean necesarias. Tengo inspiraciones de Salvador Dalí, porque crea mundos inexistentes.

– ¿Crees en dios?

– Creo que hay una fuerza que hace que, si no que todo funcione, hizo que ahora corra por su cuenta. Estudio química y pienso en dios como en un diseñador, en alguien que le dio cuerda desde un principio… como en una programación. En arte gráfico, juegas a ser dios. Es igual a crear pero el mismo dibujo se va desarrollando de tal manera que se decide por sí mismo. El dibujo puede hacerte cambiar de opinión. Yo me he vuelto muy tolerante, estético.

– Luis, ¿en qué ocupas tu tiempo libre?

– Soy romanófilo, pero realmente no sé, de pronto se me pierde la noción. De pronto creo dibujar 5 minutos pero han pasado 5 horas.

– ¿Dónde ubicas tu dibujo?

– Me falta todo, es apenas un comienzo pero busco la calidad que se requiera para ser competitivo. Debo madurar en mi forma de percibir al mundo.

– Hernán, ¿estás de acuerdo con las historias de superhéroes?

– A veces crear un superhéroe es idealizarse. Para algunos es una motivación. Sabemos que es irreal pero pronto a lo mejor alguno aparecerá debido a los avances tecnológicos. Se puede ser “super” de otra manera y como en esto uno juega a ser dios… Hay un cómic que se llama Kick Ass, donde el protagonista no tiene poderes. El Santo nada más luchaba y lo ficcionaron. No estoy de acuerdo con el mensaje de los superhéroes, “yo soy grande y poderoso y tú no”.

– Rommel, ¿qué es el tiempo?

– Me parece un tema interesante pero no es una obsesión en mí. Mi historia gira en torno al espacio, pero necesito al tiempo para saber que somos reales, que estamos en un momento.

– ¿Cómo hacer para que un concepto se transforme en una historia?

– Lo subjetivo debe tener un cuerpo. Sale de la imaginación pero a su vez se nutre de los elementos que tengo a la mano. El tiempo podría ser un sistema, un mecanismo. Los que dibujamos tenemos el mecanismo de la inspiración. A mí me gusta crear algo que sea agradable pero desde cero.

– Luis, ¿tomas en cuenta al lector cuando haces algún trabajo?

– Sí, porque no tendría caso no compartirlo. Me gustaría hacer películas animadas. A mí me gusta lo que hace Pixar.

– Hernán, ¿la ilustración es cosa seria?

– Muchos dicen que sólo hacemos monitos. Pero yo digo que sí es cosa seria. Me importa mucho que a la gente le agrade lo que hago. Cada uno crece con diferentes ideas pero trato de ser positivo. Necesito la crítica para crecer. De mi trabajo espero que se conozca.

– Rommel…

– Yo creo que es necesaria la existencia del ilustrador y del público, porque uno no puede ser sin el otro. La opinión de los demás nos da un punto, una medida para saber. Pero a lo mejor, como dices, todo está mal porque todo es editable. Por eso se procura hacer un buen trabajo, sea cual sea la finalidad. A mí me gusta el realismo mágico, García Márquez. Me gusta declamar, toco la guitarra, estuve en una ingeniería.

– ¿Te gusta mirar?

– Sí, me gusta apreciar.

– ¿De qué color es la pulsera de Hernán?

– Azul… no… era negra.

– ¿Qué estás leyendo ahora?

– Alguien voló sobre el nido del cuco, de Ken Kesey. Es una historia que se desarrolla en un manicomio. Creo en la locura, para bien y para mal, siempre la he visto como un escape. La gente que se considera loca es porque está fuera de los estándares normales. Nuestro trabajo, diferente, un mundo creado, es parte de cierta locura.

– ¿Prefieres a Van Gogh o a Frank Miller?

– Son dos de mis autores favoritos, pero elijo a Van Gogh porque me gusta su estilo. No sabía que eran producto de una locura, me gustó sin saberlo. Miller tiene un estilo muy padre pero me quedo con el otro…

– Luis, ¿de dónde obtienes inspiración?

– De la música clásica, pero me gusta Deep Purple, Iron Maiden porque está estructurado. Tiene una marca muy suya. Yo estructuro mi ilustración de una forma sencilla. Peor por ejemplo, no tengo problemas con la hoja en blanco. A veces tengo bloqueos pero el dibujo mismo me libera.

– Rommel, ¿cómo sería un cómic dibujado bajo la influencia de Bronco?

– Pues algo rudo.

– Luis y Hernán, ¿ustedes podrían vivir sin dibujar?

– ¿Y Rommel?

– Diría que no puedo vivir sin expresarme, el dibujo es una de mis expresiones, me sería difícil peor no es algo vital. Lo vital sería la música, es más importante que lo visual. He tocado en cafés, bares, con los amigos, he subido a los camiones pero a nivel profesional… lo vería como una obligación y no me gustaría desarrollar una carrera.

– Hernán, ¿qué significan las elecciones?

– Me causa conflicto elegir. De las presidenciales, no me gusta eso y a fin de cuentas, elijas al que sea, de todas maneras perdemos.

– Rommel, ¿López Obrador?

– Socialista… mmmh… no he investigado mucho la vida ni la carrera de Obrador, pero por lo visto en las noticias…

– Sí, se nota…

– …quiere equidad para los sectores más bajos. Si gobernara, creo que haría algo diferente a lo que se está haciendo.

– Luis, ¿narcotráfico?

– Con eso el Estado podría mantener su economía. Pero es peligroso porque no tiene control. Se debería estructurar, sindicalizar…

– Un sindicato de sicarios…

– Se oye chistoso pero no lo es. México tiene una narcoeconomía pero podría obtenerse más si se legalizara alguna actividad de esas.

– Hernán, ¿Televisa?

– La televisión a todos nos controla.

– Rommel, ¿el futbol?

– El circo del pueblo. A mí no me gusta porque… me gusta jugarlo y competir, pero… me aburre ver corretear una pelota. Algunos a los que les gusta el futbol son muy simples, aunque hay algunas cultas.

– Luis, ¿la muerte?

– El fin de todo, del mundo material. Es absoluta. No me da miedo, me da pánico pensar que un día me va a tocar.

  • Calendario

    • septiembre 2017
      L M X J V S D
      « Ago    
       123
      45678910
      11121314151617
      18192021222324
      252627282930  
  • Buscar