Las guerras secretas de la “reina” Ivonne

* Cualquier persona que visite el Palacio Municipal de Dzemul observará en la pared, en una galería de alcaldes del municipio, una fotografía de Ivonne Ortega a fines de los años 90. Si la compara con una actual obtendrá una diferencia enorme. Hay una serie de especulaciones en torno a la transformación, pero lo cierto es que la Ivonne Ortega de ahora es muy distinta a la de hace seis o siete años. Las imágenes hablan por sí solas”.

 

Francisco Cruz Jiménez

Sobrina del extinto secretario de la Reforma Agraria y dos veces gobernador de Yucatán, Víctor Manuel Cervera Pacheco —priista de viejo cuño, intolerante, populista, dogmático, tramposo, cacique, autoritario y un manipulador de la vieja tradición agrarista, acostumbrado desde joven a las querencias del poder—, la ex gobernadora yucateca Ivonne Aracelly Ortega Pacheco también ha dado mucho de qué hablar o, para decirlo de otra manera, heredó la genética familiar.

No es, como muchos la intentan ver, una advenediza de la política, ni su carrera fue meteórica. Antes de llegar a la gubernatura de Yucatán fue senadora, diputada local, federal y alcaldesa de su natal Dzemul. Desde que llegó a la gubernatura en 2007 forma parte del grupo “Los gobernadores amigos”, bautizado así por el mismo Enrique Peña Nieto.

Minutos antes de rendir su quinto y último informe de gobierno el 2 de septiembre de 2012, gobernadores priistas, a los que se sumaron Manlio Fabio Beltrones Rivera y Emilio Gamboa Patrón, coordinadores de los legisladores priistas en la Cámara de Diputados y en el Senado, respectivamente, la destaparon como un fuerte prospecto para conformar parte del gabinete presidencial.

En su campaña por la gubernatura yucateca en 2007, Ivonne Ortega no llegó con la bandera de una propuesta novedosa, pero en su búsqueda frenética del poder envió al electorado de Yucatán una señal muy clara: a su causa se le había sumado un numeroso contingente de operadores electorales —conocido como Fuerza Mexiquense, que se encargan desde la compra y coacción del voto hasta de la contratación de golpeadores profesionales— que le envió la dirigencia del PRI en el Estado de México.

Fue esa la primera gran incursión exitosa de los mexiquenses de Peña en cuestiones electorales. Para 2009, cuando éste se encaminaba a la conquista de la candidatura presidencial y la lista de aspirantes contemplaba todavía al entonces senador Beltrones, así como a la ex lideresa nacional priista, Beatriz Paredes Rangel, Ortega formaba parte de una lista de gobernadores que habían prometido respaldo político y financiero a Enrique.

El bloque lo encabezaba el neoleonés Rodrigo Mediana de la Cruz. Y a él se habían sumado, además de la yucateca, Mario Marín de Puebla, Félix González de Quintana Roo, Eugenio Hernández de Tamaulipas y Humberto Moreira de Coahuila, aunque este último en algunos espacios de su discurso había manifestado inquietud para gobernar el país.

Los “gobernadores amigos” formaban parte, casi todos, de la versión nacional de los Golden Boys, una generación de políticos mediáticos, caracterizados por su juventud, preocupados por su apariencia física y adicción a la pantalla de televisión. La yucateca Ortega y el neoleonés Medina se ubicaron como los prototipos más avanzados de esa nueva escuela de políticos formados a partir del modelo peñista.

El caso de Ivonne Ortega fue el más notorio: aquella alcaldesa regordeta de Dzemul, un pueblo marcado por la pobreza desde que “murió” la industria del henequén, se fue transformado en una curvilínea mujer que hoy casi nadie reconoce. Su transformación física —la mayor “virtud” u obra que le reconocen a su gobierno— ha dado de qué hablar, lo mismo que su mano dura que devino en represión, su facilidad para unir a los yucatecos, pero en su contra, y el excesivo endeudamiento de la entidad.

Sus cambios de apariencia fueron tan notorios que, para ejemplificar, el miércoles 27 de junio Noticias de Yucatán retomó una nota social que se repite en forma constante desde mediados de 2011, a la que tituló “La gobernadora, en una profunda transformación. Repaso sobre la imagen física de la gobernadora” y en el cuerpo de la nota resaltó: “En poco más de siete años, cinco de los cuales lleva al frente del gobierno del estado, Ivonne Ortega Pacheco ha experimentado un cambio físico notable que deja sólo en el recuerdo la figura que mostraba cuando era alcaldesa de Dzemul, a fines de los años 90, y diputada local, durante la primera mitad del gobierno anterior.

Con motivo del cercano final del mandato de la jefa del Ejecutivo, Grupo Megamedia hizo un repaso de las fotografías de Ivonne Ortega en sus diferentes encomiendas públicas, desde aquellos años en que dirigió los destinos de su municipio natal, Dzemul. Queda claro que la Ivonne Ortega de hoy es muy distinta, físicamente, a la de 2005.

Una anécdota, relatada por un priista testigo de los hechos, da cuenta de un incidente chusco ocurrido en la ex Casa del Pueblo en 2001 ó 2002. La entonces diputada Ivonne Ortega y otros funcionarios del PRI se acercaron a una báscula de costales que estaba en un rincón del edificio y, entre bromas, algunos se subieron al aparato para conocer su peso.

Cuando tocó el turno a Ortega, uno de sus acompañantes subió el pie también y, sin que ella se diera cuenta, ejerció presión para que la báscula marcara un peso mayor. Cuando la diputada —regordeta y cachetona— observó el resultado, la expresión de asombro fue seguida de una palabra altisonante.

Lo cierto es que de aquella figura que mostraba la señora Ortega Pacheco no quedan más que evidencias gráficas de la época, porque lo que vemos ahora es resultado de una transformación que a muchos les resulta asombrosa, por el lapso relativamente corto en que se consiguió.

Cualquier persona que visite el Palacio Municipal de Dzemul observará en la pared, en una galería de alcaldes del municipio, una fotografía de Ivonne Ortega a fines de los años 90. Si la compara con una actual obtendrá una diferencia enorme. Hay una serie de especulaciones en torno a la transformación, pero lo cierto es que la Ivonne Ortega de ahora es muy distinta a la de hace seis o siete años. Las imágenes hablan por sí solas”.

Algunos de sus allegados cuentan otra parte de la transformación, más allá de las especulaciones sobre si se sometió o no a una o varias liposucciones. En 2007, señalan, Ivonne Ortega descubrió que en el equipo priista mexiquense encabezado por Peña sí interesaban la imagen y la presencia física, que debía retratar bien para las cámaras de televisión“.

Quería aparecer y presentarse como una verdadera Golden Queen, no sólo como una Golden Girl. Intentaba que se le reconociera más por su imagen y juventud que por cualquier otro atributo que pudiera tener, sin dejar de lado los apoyos del presupuesto estatal a la televisora de Emilio Azcárraga Jean, el Golden mayor.

Ortega también se ha ganado la estima de Azcárraga gracias a los millonarios recursos públicos con que promueve su imagen en esa empresa. Se sabe que en 2007, entregó a Televisa 90 de los 340 millones de pesos prometidos para la edificación del Centro de Rehabilitación Infantil Teletón; en 2009 pagó otros 22 millones de pesos más al monopolio televisivo para que el certamen Nuestra Belleza se realizara en su tierra; y, en octubre del mismo año, endosó otros 20 millones por el espectáculo del tenor Plácido Domingo en la zona arqueológica de Chichén Itzá, que se transmitió en el Canal de las Estrellas.

En marzo de 2010, Ortega apareció en Mérida, la capital yucateca, al lado de Azcárraga para inaugurar Espacio 2010, una de las actividades paralelas del monopolio televisivo. Meses atrás, la ex gobernadora destinó millonarias sumas para promover la entidad a través del melodrama Sortilegio, como lo documentó en su momento la revista Proceso.

A mediados de mayo de ese año, Roberto Zamarripa, subdirector del periódico Reforma documentó que el gobierno de Ortega autorizó un pago de 130 millones de pesos, unos 10 millones de dólares, por un promocional —Yucatán, estrella del Bicentenario— en plena época electoral local. Y en camino estaban los de Oaxaca, Veracruz y Tamaulipas.

Anuncios
  • Calendario

    • octubre 2017
      L M X J V S D
      « Ago    
       1
      2345678
      9101112131415
      16171819202122
      23242526272829
      3031  
  • Buscar