El Barco Ebrio

*

Fernando Zamora Morales es el candidato del PRI a la alcaldía de Toluca. Nadie tiene que ser inteligente para saberlo, aún cuando todavía ese partido no lo oficializa y a pesar de que hay otro aspirante, Guillermo Molina, calificado como “independiente”, en el mismo tricolor.

 

*

A Zamora no lo hubiera enviado el PRI si mediaran otros tiempos políticos. El ex líder del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México, el oficial, y que tiene cerca de 80 mil agremiados, tiene una sólida carrera política, de muchísimos años, basada en la militancia, una de las cualidades que los partidos políticos confunden con lealtad.

 

*

Esa sumisión le ha permito hacer una fortuna y obtener poder político, muy local pero interesante y que en la zona norte de Toluca, una de las más pobres, se expresa en muestras de afecto, saludos, algunas calles pavimentadas en San Pablo Autopan y una casa enorme, al estilo de los Peña-Rivera, que se alza en medio de la nada, en la colonia Aviación. Por lo pronto aquella casa es lo de menos. Zamora deberá ser elegido formalmente por su partido y, gane o pierda, explicar de dónde salió aquel modesto reflejo de su fortuna. Ése y otros.

 

*

La exhibición pública de Zamora, que incluye una fotografía, hace años, con el narcotraficante Albert González Peña, “El Tigre”, líder de Los Zetas en Luvianos, hacen del profe un caso digno de atención. Todavía en los hechos, es en ese gremio magisterial donde descansa su poder político, precisamente en esas bases. Aún no se sabe si en verdad es un buen político, pues siempre ha actuado desde encargos que no exigen una postura pública dura, aunque sí acatar órdenes. ¿Todos los encargos públicos, las dirigencias sindicales exigen eso? Zamora y su dilatada carrera en esas sombras conocen la respuesta mejor que nadie.

 

*

Nadie sabe si esa forma de ser popular le alcanzará a Zamora, que por otro lado operará como tradicionalmente lo hace el PRI. Fernando es en realidad un aspirante cortado al estilo de la Nación Peña Nieto y un mes de campaña no será suficiente para comprobar lo contrario, luego de años en esa dinámica. El candidato tricolor pues, revivirá la historia de aquella foto, tendrá que volver a explicar por qué estaba sobre un caballo, con un rifle en su mano y qué estaba haciendo “El Tigre” con él. También deberá explicar sus propiedades y hacer un recuento de sus bienes particulares. Hacerse transparente, pues y atender muy bien a los consejos de sus amigos, magistrados y jueces que desde ya lo asesoran en esa campaña iniciada hace meses.

 

*

Resulta que Fernando Zamora no debiera temer por sus rivales en la elección que viene, porque su principal enemigo es él mismo. El panista Juan Rodolfo, “que viene con todo”, ya fue alcalde una vez en la ciudad y su paso fue poco menos que gris, mediano, apenas recordable. Porque, fuera del desalojo de los tianguistas del antiguo mercado Juárez –otro caso para reportaje-, no se recuerda nada. Claro que tuvo sus puntos buenos. Imposible no tenerlos, hasta por inercia, pero habrá que recuperarlos. Por el PRD va la diputada local Ana Leyva, encaminada en lo público por manejar temas como los feminicidios en el Edomex, pero a quien le ha tocado un bastión que rechaza al perredismo y las izquierdas de manera genética. La verdadera capital de Peña Nieto en México se llama Toluca, chiquita, discreta, pero eso sí, muy Atlacomulco trendy. De Morena, ni hablar, o luego, mejor.

 

*

Pero Zamora.

El panista Sánchez Gómez y hasta Ana Leyva tienen sus chances, ellos solos. Y Zamora, entonces ha sido enviado para perder. Su partido lo ha usado como carnada para que, precisamente no estorbe en las elecciones. ¿Desde dónde se pactan los resultados, los candidatos? ¿Existen los momentos políticos en un país donde la democracia es una empresa privada de capital público? ¿Qué significa que Juan Rodolfo “vaya con todo”? Tal vez la diferencia esté en los desayunos. A quién se desayuna uno. O quién se desayuna con uno.

 

*

Y Zamora, enviado para perder, se trasforma en el caballo negro nada más por ese perverso jueguito de los políticos de mentirse con la verdad. En fin. Sabido es que, pierda quien pierda la capital del Estado de México, el único que gana es Peña Nieto, nuestro brillante presidente. Zamora, ganando, se somete. Sánchez, ganando, le resta poder al señor doctor Ávila Villegas, así como para que no se le vaya por la libre al Grupo Atlacomulco para las elecciones presidenciales. Además, dicen que es compadre del sobrino de Montiel. Eso no se sabe. Si un tipo como Peña puede encabezar el máximo poder público en un país, Ávila Villegas entonces ganará las próximas presidenciales pero barriendo a los que le pongan. Por Morena, ya se sabe, irá López Obrador.

 

*

Zamora inició su campaña hace meses. Salía en diarios como El Sol de Toluca hasta moviendo piedras. “Se levanta Fernando Zamora”. “Paga su refresco el profesor Zamora”. “Pese a boicot, triunfa Zamora en las canicas”. Y así. Sánchez, en redes sociales, envía mensajes buena onda, energéticos, cargados de los mejores deseos. Ana Leyva ya aparece en discretos espectaculares, como el de la esquina de Heriberto Enríquez y Tollocan. Y de Morena, ni hablar. Bueno, luego.

 

*

Don Fernando no es un Ferrari, como los dos que circulan por la avenida Venustiano Carranza, a la altura del Sanborn’s de Colón, por allí. Dos superautos rojos a toda velocidad, seguidos por un Avenger repleto de guaruras que se deleitan siguiendo a aquellas máquinas, se dejan ver. Qué lástima que las obras de arte estén en manos, también, de la barbajanería. Qué tal que sean ferraris clonados. Los demás apenas, en su camión Mercedes-Benz, para 40 pasajeros.

 

*

Hace años, la concesión de Ferrari para México, una de ellas, al menos, la tenía la familia Cadena. ¿Manuel Cadena? ¿Secretario de Gobierno con Arturo Montiel? ¿Aspirante, siempre aspirante a la gubernatura del Edomex? ¿Amigui de Salinas? ¿Ya? Bueno.

 

*

Que a David López lo hayan sacado del reparto los convenios publicitarios federales y le digan que va para una diputación, aunque sea plurinominal, es poco menos que inconveniente para el hijo, otro David López pero de Metepec, y que se ha registrado por la alcaldía de aquel pueblote y mágico, además. López, el papá, dicen los chismosos, se quedó fuera del círculo que decidía las publicidades y de pronto se vio convertido en figura de adorno. López, el hijo, fue ubicado por debajo del aspirante panista Alfonso Álvarez, en la carrera por la presidencia municipal. Otra vez, mintiendo con la verdad.

Porque, ¿qué mejor arma en México que un convenio? Ahí está el caso de Aristegui.

La captura de La Tuta

* Maestro de Michoacán, Servando Gómez Martínez cambió las aulas por el tráfico de drogas; fundó dos cárteles, La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios pero también volvió a poner al magisterio en el ojo de la crítica pública.

 

Luis Zamora Calzada

Se trastoca una vez más la imagen docente que ya señala a los maestros de paristas, de suspender clases o de opositores a una reforma educativa; realizar marchas para exigir un salario devengado, entre otras cosas, para desacreditar ahora -lo que faltaba- a la asociación con prácticas contrarias a derecho.

Muchos medios de comunicación resaltaron que Servando Gómez Martínez, capturado el viernes en la madrugada en Morelia y calificado como “el criminal más buscado”, estudió a partir de 1981 en la Escuela Normal de Maestros de Arteaga, Michoacán, sin hacer referencia a su rendimiento académico y se informa que alcanzó el título de profesor de educación primaria en 1991.

Fue nombrado como docente en la escuela primaria “Melchor Ocampo” del mismo municipio, en donde acumuló quince años de servicio al estar documentado por la instancia educativa el ejercicio profesional del personaje hasta el 2010, a pesar de que desde el 2001 cambió las aulas escolares por el tráfico de drogas, según diversas publicaciones.

Calificada su captura por diferentes críticos como un show mediático, no dan crédito que por unos pasteles, con motivo de su cumpleaños, el seis de febrero, se le haya ubicado y detenido finalmente el 27 del mes pasado, cuando abandonaba la dirección de la colonia Tenencia Morelos de Morelia.

Sin lugar a dudas lo hasta aquí escrito conduce a diversas interpretaciones. Algunos se preguntarán de los motivos que le orillaron a cambiar el magisterio para dedicarse a otras tareas, el uso de sus conocimientos y estudios para validarse en una estructura diferente a la práctica educativa, su probable participación o autoría del material didáctico utilizado para cooptar e integrar una ideología en sus hombres, entre otras cosas.

Probablemente se pensará en su propio estilo de vida, sobre todo del último año, que lo condujo a vivir en “La Cueva del Diablo”, ubicada en los límites del municipio de Arteaga, para evitar ser detenido, lo que finalmente ocurrió.

La forma tan fácil y singular de ubicarlo y capturarlo seguramente conduce al imaginario social a ideas de torpeza y descuido, que concluirán en calificativos en contra de su propia figura de docente.

Sea una u otra interpretación, queda en juego lo que la sociedad piense del maestro, del docente de sus hijos, de la propia escuela pública. En los maestros quizá la pretensión inmediata sea revisar nuestra propia materia de trabajo, cómo hacemos docencia y si nuestro estilo provoca que se hable bien de nosotros en los hogares de nuestros alumnos. Si esto no ocurriera, es necesario plantear nuevas formas de prácticas áulicas para construir el aprecio de los padres de familia y de los estudiantes en el trabajo diario.

 

Evaluación docente a la vista

 

La Secretaría de Educación Pública (SEP), publicó las bases para la Formulación del Programa de Mediano Plazo para la Evaluación del Servicio Profesional Docente (2015-2017), en el punto dos de su índice, referente a los conceptos que deben entenderse como inherentes a un profesorado diferente en su formación y experiencia, llama la atención la especificación siguiente:

“La profesión docente ocupa un sitio cada vez más destacado en la investigación y el debate internacionales sobre la mejor educativa, puesto que se ha mostrado de manera reiterada la importancia del trabajo de los maestros para alcanzar los propósitos educativos. Sin embargo, los maestros hoy día se enfrentan a un alumnado cada vez más heterogéneo, a demandas de la sociedad de muy diversa índole, y a nuevas formas de interacción con el entorno. Los propios sistemas de formación docente, por su parte, atienden a una población que ha cambiado en su composición sociocultural, y a nuevos dilemas en las perspectivas de la vocación magisterial.

“No puede lograrse una mejora sustantiva en la calidad de la educación, y en particular de los resultados del aprendizaje en tanto no se cambien las prácticas pedagógicas de los docentes, lo cual se hará en la medida en que se desarrolle un cambio de fondo en su formación, sus condiciones de trabajo, e incluso en su disposición y actitudes frente a los retos de su profesión. Por tanto, la tarea de enseñar se vuelve un tema cada vez más complejo”.

Si lo anterior se ubica dentro de un marco conceptual, en primer lugar se debe señalar que quizá se quiera decir “sobre la mejora educativa” y no como aparece escrito, que sin pensar de manera dolosa y mala fe, puede reducirse a un error de dedo, que no es creíble en un documento elaborado para el profesorado nacional.

En otro orden de ideas, la docencia como materia de trabajo siempre ha sido heterogénea, la individualidad y particularidades del alumnado han marcado permanentemente desigualdades educativas que no se superan en las aulas escolares. La gran diferencia entre un estudiante pobre y otro rico en el salón de clases determina no únicamente el rendimiento escolar: es factor decisivo en el fracaso o éxito educativo de los estudiantes.

Un punto con verdaderos signos de interrogación es la pretensión de reducir el trabajo docente a la tarea de enseñar, lo que ha sido superado incluso en teóricos diversos, tomados como referentes para la integración curricular de los niveles educativos que integran el propio sistema educativo nacional.

En fin, parece que se abren grandes temas a un debate estrictamente magisterial.

El Barco Ebrio

*

A nadie se le desea que, sacándose un premio, se dé cuenta de que tiene que llevarse a su casa un elefante o una víbora de cascabel. Pero eso sucederá en la mayoría de las elecciones para alcaldías, diputaciones federales y locales en el Estado de México, el próximo 7 de junio.

*

Eso sucederá porque todos los municipios de la entidad están en perfecta paz. No hay inseguridad, porque ya lo dijo el secretario general de Gobierno, José Manzur, y él nunca miente. También porque el Instituto Electoral del Estado de México se afirma como un ejemplo de organización y de cómo un sistema bien implementado rinde los frutos deseados a los que participan de éste. Nadie duda del funcionamiento del IEEM ni de que las elecciones lleguen a buen puerto.

*

El único problema es que ese ejemplo de organización que es el IEEM está diseñado para la corrupción. Funciona, y funciona muy bien. Tanto, que a pesar de pruebas y denuncias no ha pasado nada con los implicados. Y de José Manzur, él nunca miente, al menos en privado.

*

Una denuncia que circula en redes sociales dice textualmente: “Empleados de la dirección de organización del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), que encabeza Jesús George Zamora, están obligados a pagar mensualmente “un diezmo” de su sueldo, el cual deben entregar en efectivo a Julieta Sandoval, sobrina política de Horacio Duarte Olivares (hija de su primo hermano) y financiar de esta forma al Partido Movimiento Ciudadano en la entidad.

“Hasta hace algunos meses los diezmos que se recolectaban en la Dirección de Organización del IEEM, se depositaban en cuenta que estaba a nombre de Horacio Duarte Olivares, cuenta que se encontró activa hasta el 18 de enero del 2013 y que luego se cerró tras las denuncias públicas de estos hechos.

“Aunque ya se han levantado al menos dos denuncias ante contraloría interna de la dirección de organización del organismo, no se ha procedido debido a que la subcontralora de Responsabilidades de esa área interna es encabezada por la esposa del director George Zamora, es decir, Yunuen Martínez Román.

Por lo pronto y debido a que el caso fue denunciado, aunque no se hizo nada el año pasado, se ordenó a los trabajadores entregar ahora sus “diezmos” para el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), directamente a Julieta Sandoval.

“Este mecanismo se adoptó luego de que se hiciera pública el año pasado, la denuncia de que el exdiputado y experredista Horacio Duarte Olivares, estaba implicado en el desvío de recursos.

“Antes de eso, el número de cuenta (cuya copia posee esta redactora) es el 60-53127489-4 de Banorte y esta se encontraba a nombre María Magdalena, quien es secretaria de Higinio Martínez Miranda, quien en algún momento también se vio beneficiado directamente por estos recursos que aportan de manera obligada los funcionarios del IEEM.

“Debido a que este “apoyo” es obligatorio, los trabajadores eventuales de la dirección se ven obligados a hacerlo cada mes por temor a perder su trabajo.

“Anteriormente los depósitos se hacían a una cuenta de la secretaria de George Zamora, Julieta Sandoval Reyes, sin embargo tras las primeras denuncias, que no investigó la Contraloría Interna de esa dirección -por obvias razones de parentesco-, se canceló ese mecanismo y se habilito otro nuevo”.

Pues eso.

*

Pero si la intención del voto para Toluca y Metepec se inclinaba, hasta inicios del 2015, por el PRI, las cosas tampoco pintan bien para la oposición en el valle de México. El PRI sabe que su negocio es el poder y cuida su tiendita. Le invierte, a la buena o a la mala, y hace lo posible por ganar, por las buenas y por las malas. Tiene recursos y los usa. Hace trampa, es verdad y perjudica, es cierto, pero consigue sus victorias. Otros partidos, Morena por ejemplo, no lo hace. Sus dirigentes son culpables de ni siquiera invertir en capitales políticos y los pocos que tienen dilapidarlos de la peor de las maneras. En morena, sus dirigentes dicen que ya que es tan poco el dinero que pueden usar, que mejor no lo van a usar. Así, se lo quedan ellos sin mayores trámites.

*

En Ecatepec, el municipio más poblado del país, el PRD ha colocado sus esperanzas para recuperar el poder político que alguna vez tuvo allá. Octavio Martínez, diputado local, será el abanderado para aquel municipio, de donde salió Eruviel Ávila, actual gobernador del Edomex. Ávila, antes de aceptar la candidatura del PRI, había considerado competir por el PRD e incluso había sido apalabrado por esa izquierda tan flexible. Luego vino la orden desde el PRI, desde Montiel Rojas y Ávila la acató.

*

Pero ya con Octavio Martínez o con cualquier otro desde la oposición, las intenciones del voto no se han revertido y un promedio de las encuestas internas del PRI, PAN y PRD colocan al tricolor a la cabeza, con 33 por ciento. ¿Cómo se puede tener intención de votar por el partido de Peña Nieto? Un tercio de ese municipio, de más de un millón y medio de habitantes pero con influencia en el doble de esos habitantes, se pronuncia por el PRI. Inconcebible si no se conociera cómo se manejan los procesos electorales, la simulación democrática emanada desde el IEEM, desparramada en el gran negocio que representan los comicios en México, se gane o se pierda.

*

En segundo lugar aparece el PRD, con 20 por ciento, mientras que el PAN está con 9 por ciento. Morena, lejos aún, obtendría 3 por ciento. Pero alcanza 20 por ciento la población decidida a no votar. El resto se reparte entre el PVEM, PT y Panal.

*

Si el PRI tiene a su favor la intención más alta del voto, también tiene en contra al electorado que afirma que por ninguna razón votaría por el tricolor y que suma el 31 por ciento. El 19 nunca votaría por el PRD y 15 nunca lo haría por el PAN.

*

En Toluca y Metepec, por el PAN se perfilan como abanderados para las alcaldías Juan Rodolfo Sánchez Gómez, quien todavía tiene que negociar el equipo que lo acompañará con el ex alcalde Armando Enríquez, sobre todo. Por Metepec el triunfo interno le corresponde, si no pasa nada extraño, al diputado local Alfonso Bravo, quien deberá enfrentar al priista David López, hijo del coordinador de Comunicación Social de Enrique Peña en la Presidencia de la República. Sánchez Gómez competiría contra la perredista Ana Yuritzin Leyva, si no consigue alianza y encabezarla; y contra el que salga del PRI, Fernando Zamora, Enrique Mendoza o Ernesto Monroy, y por Morena el profesor de la UAEMéx, Fermín Carreño.

Tormentas inesperadas

* La elección de autoridades municipales en Toluca podría depender de un río. El Verdiguel y su bóveda, que cobraron una víctima fatal, evidencian el trabajo de las autoridades y el compromiso que tienen con la ciudadanía.

 

Luis Zamora Calzada

Toluca, México; 23 de febrero del 2015. Una tormenta inesperada en pleno mes de febrero, para ser precisos el día 11, colapsó la bóveda del río Verdiguel, entre Lerdo y Quintana Roo en la ciudad de Toluca, cobrando una víctima fatal, quien literalmente se hundió y su cuerpo fue localizados días después.

Hecho lamentable que dejó al descubierto algo muy simple: quienes realizaron la obra no tomaron en cuenta las determinaciones naturales al entubar el agua, se cerraron filtraciones que le daban su propio cauce y evitaban desgracias como la que ocurrió.

En términos de una ecología política, la fuerza natural ha alcanzado el mapa partidista y a sus actores, de quienes se hablan linduras extremas. Entre las menores, encontramos que muchos residentes de las calles citadas, sin uso de medios de información escritos o televisivos, pero sí de voz en voz, han descalificado a la administración municipal actual sin importar el nombre del titular en turno, ampliando la crítica a otras obras como la Ciclopista o la Alameda, entre otros.

Las quejas son crecientes. A manera de ejemplo, las dificultades que aseguran enfrentar hasta para sacar los autos de los domicilios ubicados en esta calle, dicen, han obligado a mucha gente a cambiar de domicilio. Queda claro que manifiestan enojo en contra del partido que postuló a la actual administración municipal.

Para colmo de males de la capital de nuestra entidad, una tormenta sin agua cayó en la Universidad Autónoma del Estado de México, en la denuncia presentada por la Secretaría de Educación Federal (SEP) ante la Procuraduría General de la República (PGR) por probables actos de corrupción.

En comunicado difundido por la SEP, señala que “como consecuencia de los trabajos realizados por la Auditoria Superior de la Federación respecto a la cuenta pública 2013, la Secretaría de Educación Pública presentó desde hace varios días, denuncia ante la Procuraduría General de la República, haciendo de su conocimiento diversos hechos que pudieran ser constitutivos de delito.

La denuncia de la dependencia promueve la intervención de la PGR, a efecto de que investigue a fondo y ejerza en caso de que proceda, las acciones penales correspondientes…”.

En días previos a la difusión del comunicado, un conocido medio nacional publicó en su primera plana, que la SEP había gastado de forma irregular 312 millones de pesos en cuatro contratos para digitalizar y ordenar documentación.

El problema torrencial, con caudales no precisamente acuáticos, consiste en el señalamiento de que tres de esos contratos se adjudicaron de forma directa, nada más ni nada menos, que a la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), institución que será la responsable de los análisis que dictaminen las condiciones de la bóveda del Río Verdiguel, según notas periodísticas locales.

Lo anterior parece anticipar verdaderos colapsos electorales, las aguas se ponen bravas, no será fácil volverlas a su caudal normal.

 

Incertidumbres locales

 

La gente habla y murmura. El cambio de administración local es tema diario. Hay incertidumbres en los habitantes del municipio de Toluca y entre los más recurrentes se encuentra la falta de certeza del partido que gobernará en el próximo periodo municipal.

El asunto no es fácil a decir de los habitantes.

Algunos opinan que para Toluca se puede estar gestando un esquema visible a nivel nacional, por ejemplo el caso de Michoacán se asegura es ilustrativo y puede utilizarse para el análisis. Se dice que en ese estado se ve con toda claridad que no es importante quién encabece la candidatura del PRI, porque van a perder las elecciones, la gubernatura será para Silvano Aureoles, el del PRD, mencionan.

“Es una especie de acuerdos y pagos no escritos, los grupos así se mueven, no es casual que no le hayan dado una diputación plurinominal a Marcelo Ebrad, quien hubiera representado una piedra en el zapato hasta con el propio presidente de la república, si le hubieran permitido llegar a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión; el grupo de los llamados Chuchos simplemente cumplieron con no dejarlo entrar a cambio de la gubernatura del estado de Michoacán, esta es la moda, lo vimos en el Pacto por México… en Toluca puede darse la misma estrategia”, señala un militante del PRD en Toluca.

“El gran desgaste del partido que gobierna el municipio es palpable. En una campaña proselitista de poco tiempo no se pueden revertir asuntos graves como los que son de conocimiento público. Imagínese, la definición del candidato o candidata del PRI por el municipio de Toluca debe salir a más tardar el 3 de marzo. La elección será el 7 de junio, es muy corto el tiempo para olvidar el tema del río Verdiguel, por mencionar un asunto, pero agreguemos a quienes serán los seleccionados para las dos diputaciones locales y federales. Si su imagen no es aceptada, empeoran las percepciones y harán perder votos…”, se asegura.

Se afirma que ante este probable escenario, lo más fácil es aplicar algo similar a la estrategia que se tiene en Michoacán, es decir, será suficiente con mandar como candidato del PRI al más débil de los aspirantes para garantizar que triunfe el de otro partido, con quien probablemente se tenga ya algún acuerdo, no público, por supuesto, que puede ser de pago de facturas políticas o de algunas otras diversas. Las respuestas para interpretaciones y análisis se tendrán en una semana, si en que los calendarios no cambian.

¡Vaya panorama! Lo previsible para el ámbito local parece encaminarse al ejercicio del voto diferenciado. El voto nulo que promueven algunos o no ir a las urnas no beneficia a nadie, mucho menos al municipio. Es necesario salir a votar.

El Barco Ebrio

*

Las elecciones para diputados estatales, federales y alcaldes se acercan en el Estado de México. Dos de los municipios más importantes, Toluca y Ecatepec, estarán en manos, probablemente del PRI. Esto lo dicen encuestas de los propios partidos políticos, que ubican en la capital mexiquense al tricolor como ganador de la alcaldía, pero también de los dos distritos electorales que lo componen. Pero no contaban que en Toluca, luego de que una sección de la bóveda del río Verdiguel se derrumbara, llevándose a un hombre que apareció dos días después en el municipio de Lerma, el panista Juan Rodolfo Sánchez, ya una vez alcalde, ve crecer sus posibilidades. Incluso, por el lado de las mujeres, la perredistas Ana Leyva también se puede colar.

 

*

Cuestionada por su incapacidad política, la alcaldesa con permiso Martha Hilda González es la principal responsable de que su partido entregue la alcaldía. En términos reales, todos los partidos son iguales, no hay diferencias fundamentales entre unos y otros, ni siquiera en los accidentes que ocasionan. Todos remodelan los parques. Todos arreglan el Verdiguel. Todos combaten la delincuencia y la inseguridad es un tema de “percepción”. Todos hacen obras que no se necesitan y generan sus propios conflictos de interés. A todos les falla, al final, la obra emblemática.

 

*

Si se culpa a la administración de la priista González Calderón por la muerte del hombre caído al Verdiguel, ¿por qué entonces aventaja el PRI en la intención de votos para la municipalidad, incluso sin un candidato definido hasta esta fecha? La respuesta o una de ellas, es el voto duro y la enorme necesidad, mezclada con ignorancia, de algunos.

 

*

Pero Toluca siempre ha sido priista, incluso cuando el PAN gobernó. Juan Rodolfo Sánchez Gómez, amigo entrañable de Peña Nieto, es un ejemplo. Ahora el propio JuanRo prepara su campaña para asegurar el regreso del PAN, luego de seis años, a Toluca.

 

*

Por el PRD está por hacerse oficial la candidatura de la diputada Ana Leyva, una de las más combativas en ese partido. Históricamente, no tendría oportunidad de no ser el descontento de los tolucos por las gestiones anteriores. Hasta narcotraficantes hubo en las administraciones, como le sucedió a la senadora María Elena Barrera, quien contrató al M1, Germán Reyes Figueroa, jefe de plaza de la Familia Michoacana en el 2012, como director de Inteligencia de la policía municipal, con un sueldo de 30 mil pesos mensuales.

 

*

Las campañas comienzan ya y los únicos perdedores serán los ciudadanos si no se encuentra a un candidato idóneo. La clase política y sus aliados generan las condiciones para una revuelta social, pero esta vez en serio, con el ejemplo de Ayotzinapa y Tlatlaya en el fondo de una violencia que alcanza todos los niveles. Porque una revuelta social significa una ciudadanía altamente masacrada.

 

*

Por Morena se perfila Fermín Carreño, investigador de la UAEM, eterno competidor y habitual perdedor de los procesos. Si antes no tuvo oportunidad, ahora menos podrá encontrarla. Sin embargo, alguien que puede colarse a una regiduría es la simpática Esmeralda de Luna, una de las mujeres más oscuras en la historia de la ciudad. Esposa de Gerardo Sotelo, líder ambulante conocido como “Alma Grande”, fue involucrada en su asesinato, hace pocos años. Liberada y exonerada, ahora Esmeralda, con el apoyo de algunos sectores del ambulantaje, podría hacerse de esa regiduría.

 

*

Y es que el promedio sobre las intenciones del voto que recaban desde los partidos no miente. De antemano, se podrían adelantar algunos resultados. Para Toluca, por ejemplo, el 40 por ciento de los electores se inclinaba, a principios del 2015, por el PRI, con 40 por ciento. El PAN estaba en el segundo lugar, con 16 por ciento mientras que el PRD rondaba los 7 puntos.

 

*

Luego seguía un reparto de miseria. Para el PVEM, 0.4 por ciento. Para el PT, 0.6 por ciento. Para el Movimiento Ciudadano, 0.4 por ciento mientras que al panal se le adjudican 0.10 por ciento y a Morena apenas 0.5 por ciento. La abstención, en eso coinciden todos los partidos, rondará el 30 por ciento y quienes no saben por cuál votar estará entre 7 y 8 por ciento.

 

*

Pero si el electorado se inclina por el PRI, también hay otro sector que lo repudia de manera sistemática. Y ese sector representa 23 por ciento del electorado que declara nunca votará por los aliados de Peña Nieto y el candidato que se imponga para la capital mexiquense.  El PAN tampoco la tiene tan fácil, pues 12 por ciento nunca votaría por ellos. El PRD no es tan popular como pareciera, pues 20 por ciento les dará la espalda. Por Morena, no votaría jamás el 6.1 por ciento. Trece por ciento no sabe por cual nunca votaría y otro tanto igual no votaría nunca por ninguno.

 

*

Malinalco, donde el secretario federal de Hacienda, Luis Videharay mantiene una casa de 7.5 millones de pesos, más un terreno que eleva el costo de la propiedad a 10 millones es un lugar paradisiaco, destino de cientos de defeños y tolucos que optan por pasear y vivir en aquellas tierras. Pero Malinalco, con sus casas campiranas, su convento y artesanías, tiene para todos, como sucedió a mediados de febrero del 2015, cuando un grupo de encapuchados, durante un asalto a turistas, mató al uno en las inmediaciones de la zona arqueológica y a otros los atacaron a balazos. El fallecido, identificado como Jesús, es oriundo de Malinalco, no un turista, dicen en redes sociales los propios vecinos de aquel Pueblo Mágico. También denuncian que no es la primera vez que aquello sucede y que la zona arqueológica ha sido saqueada. En fin, el paraíso donde Videgaray va a descansar está inmerso en una ola de asaltos, asesinatos, robos de casas, secuestros y violaciones. Incluso se pueden mapear las zonas más peligrosas, como Los Diablitos, el camino a Tenancingo o Chalmita. Todos lo saben, excepto las autoridades, como de costumbre. Mientras Videgaray disfruta de su casa, el resto debe enfrentar como pueda el terror ya cotidiano.

 

*

Las redes sociales por fin funcionan en Toluca. Un presunto pedófilo fue denunciado por facebook en una filmación donde se mostraba a un hombre identificado como Marcial Navarrete acompañado de niños pequeños. Quienes postearon el video también dieron direcciones y ubicación, Lago de Petén, Primera Sección 602, colonia Seminario, aunque se quejaban de que la policía, teniendo material de investigación, no había hecho nada. Esa filmación sirvió para que, días después, el responsable fuera capturado. Cuatro de sus víctimas lo han identificado.

Carta Magna en el 2015

* La Constitución mexicana de 1917, un documento que garantiza el Estado de Derecho, parece hoy letra muerta y nunca como ahora se necesita que en realidad se apliquen esas leyes y transitorios que, además, pocos, muy pocos conocen.

 

Luis Zamora Calzada

El cinco de febrero del presente año cumplió 98 años de haber sido promulgada la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Del texto original queda poco: las modificaciones, agregados, sustituciones entre otras, efectuadas a diferentes artículos, conocidos como reformas, la hacen diferente de los planteamientos plasmados en 1917.

Se mantiene, sin embargo, el fondo de su creación, normar la actuación de las autoridades que se reconocen en la también llamada Carta Magna, garantizando que las instituciones que representan en su momento no agravien ni abusen de los derechos establecidos de los ciudadanos.

Tanto en 1917 como ahora los 136 artículos que la integran no son totalmente entendidos por la población; el fondo de cada uno concatenado a sus leyes secundarias y reglamentos interiores conforman el llamado Estado de Derecho, que de ser conocido por quienes nos regimos en las mismas, la ubicarían como el documento más peligroso para quienes no la acatan.

El llamado Estado de Derecho encuentra su fundamentación en la perfecta concatenación entre cada uno de los artículos constitucionales y las leyes que de ellas emanan, su entendimiento y aplicación integran la ansiada cultura de la legalidad que debiera tener la ciudadanía mexicana.

El texto de la promulgación, en los primeros párrafos del valioso documento, visibles en todas sus presentaciones, guarda una enorme esencia histórica que se transcribe para una mayor comprensión:

“Constitución publicada en el Diario Oficial de la Federación el 5 de febrero de 1917.

El C. Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, Encargado del Poder Ejecutivo de la Nación, con esta fecha se ha servido dirigirme el siguiente decreto:

VENUSTIANO CARRANZA, Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, Encargado del Poder Ejecutivo de los Estados Unidos Mexicanos, hago saber:

Que el Congreso Constituyente reunido en esta ciudad el 1o. de diciembre de 1916, en virtud del decreto de convocatoria de 19 de septiembre del mismo año, expedido por la Primera Jefatura, de conformidad con lo prevenido en el artículo 4o. de las modificaciones que el 14 del citado mes se hicieron al decreto de 12 de diciembre de 1914, dado en la H. Veracruz, adicionando el Plan de Guadalupe, de 26 de marzo de 1913, ha tenido a bien expedir la siguiente:

CONSTITUCION POLITICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS QUE REFORMA LA DE 5 DE FEBRERO DE 1857”.

Es clara la información que aporta. En cinco párrafos se describe un proceso y documentos rectores para su integración, la consulta a los mismos seguramente permitirá conocer el contexto y las condiciones que tenían los mexicanos en ese entonces.

 

Transitorios constitucionales

 

El apartado de transitorios de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos generalmente no es leído por los usuarios, a pesar de contener las reformas realizadas con sus fechas de entrada en vigor.

El último artículo señala que la Constitución no perderá su fuerza y vigor, aun cuando por alguna rebelión se interrumpa su observancia. En caso de que por cualquier trastorno público se establezca un gobierno contrario a los principios que ella sanciona, tan luego como el pueblo recobre su libertad, se restablecerá su observancia y, con arreglo a ella y a las leyes que en su virtud se hubieren expedido, serán juzgados, así los que hubieren figurado en el gobierno emanado de la rebelión, como los que hubieren cooperado a ésta.

Diseñado en esos términos, seguramente por la inestabilidad social imperante en 1917, inmediatamente después aparecen los primeros artículos transitorios con fecha del 5 de febrero de ese año.

A manera de motivación para explorar el documento, el primer artículo determina que la Constitución se publicará desde luego y con la mayor solemnidad se protestará guardarla y hacerla guardar en toda la República; pero con excepción de las disposiciones relativas a las elecciones de los Supremos Poderes Federales y de los Estados, que desde luego entran en vigor, no comenzará a regir sino desde el día 1o. de Mayo de 1917, en cuya fecha deberá instalarse solemnemente el Congreso Constitucional y prestar la protesta de ley el ciudadano que resultare electo en las próximas elecciones para ejercer el cargo de Presidente de la República.

Agrega en su segundo párrafo que en las elecciones a que debe convocarse, conforme al artículo siguiente, no regirá la fracción V del artículo 82; ni será impedimento para ser diputado o senador, estar en servicio activo en el Ejército, siempre que no se tenga mando de fuerza en el distrito electoral respectivo; tampoco estarán impedidos para poder ser electos al próximo Congreso de la Unión, los Secretarios y Subsecretarios de Estado,  siempre que éstos se separen definitivamente de sus puestos el día que se expida la convocatoria respectiva.

El segundo artículo transitorio determina que el Encargado del Poder Ejecutivo de la Nación, inmediatamente que se publique esta Constitución, convocará a elecciones de Poderes Federales, procurando que éstas se efectúen de tal manera que el Congreso quede constituido en tiempo oportuno, a fin de que hecho el cómputo de los votos emitidos en las elecciones presidenciales, pueda declararse quién es la persona designada como Presidente de la República, a efecto de que pueda cumplirse lo dispuesto en el artículo anterior.

Lo descrito en los primeros artículos transitorios muestran la historia del país respecto a la integración de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; es recomendable un acercamiento a los mismos, antes de iniciar una revisión de fondo a los 136 artículos que forman el contrato social del país.

El Barco Ebrio

*

La casa de Ixtapan de la Sal de Arturo Montiel, en el fraccionamiento Grand Reserva, es una de las más lujosas de aquel complejo pero también es una de las más custodiadas. Nadie, o casi nadie tiene la seguridad que se ve en esa propiedad, custodiada por soldados del Ejército mexicano permanentemente. ¿Qué guarda Montiel allí? ¿De qué tamaño es el miedo? Ni siquiera los San Román lo pueden decir.

 

*

“Ya sé que no aplauden”. La desafortunada frase del presidente Enrique Peña lo pinta de cuerpo entero. Acostumbrado desde que era funcionario en el Estado de México, al halago fácil, construyó su poder político desde la apariencia y las relaciones familiares. En Toluca se le aplaudía hasta porque estornudaba. No dejó nunca de aplaudírsele, ni siquiera en los peores momentos. Se le aplaudió cuando su tío, el ex gobernador mexiquense Arturo Montiel, fue acusado de enriquecimiento inexplicable y al sobrino le tocó exonerarlo. Peña es experto en ordenar investigaciones contra sí mismo o sus familiares. A Montiel lo exoneró Alfonso Navarrete Prida, ex procurador mexiquense y ahora secretario federal del Trabajo. Luego, unos años más tarde, dijo en entrevista banquetera que él no recordaba o no sabía si era pariente de sangre de cinco ex gobernadores del Estado de México. Tampoco recordaba quiénes eran sus familiares en el poder del Estado de México ni los orígenes de su propia familia. “Que me investiguen”, dijo aquella vez, entre sonrisas. Lo investigaron y el periodista Francisco Cruz logró establecer el árbol genealógico de Peña y sus relaciones de poder, todas ellas muy de su familia.

Va un aplauso para el presidente.

 

*

La dirigencia estatal de Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador y que participará por primera en elecciones, está fracturada. Militantes de esa organización denuncian que su líder estatal, el doctor Pedro Zenteno, impone desde ya a sus amigos para los cargos de elección. Incluso, dicen los inconformes, hasta a militantes panistas ha invitado para participar. Zenteno, acusan, ha fracturado al partido mexiquense por su inmovilidad, para empezar. El manejo político de Zenteno radica en, primero, eliminar a quienes considera sus enemigos internos, aun a costa de perder las elecciones de la manera más apabullante pero más absurda. Para Zenteno, el poder radica en el control absoluto, dicen, a la usanza priista, pero sin el mecanismo económico. Afín y cercano a López Obrador, sin embargo desde la dirigencia nacional no están conformes con él. Han detectado un vacío de poder que llena con el dinero que ya cobra de las partidas presupuestales que por ley le tocan a esa organización. Sin embargo, el músculo político es tan débil que, apuntan, puede organizar mínimamente mítines y las minigiras obradoristas por los poblados del Edomex. Apenas nace Morena y parece ya un viejo partido de 200 años.

 

*

El PRI, por su parte, siempre consciente de que su negocio es el poder, arregló lo más pronto que pudo el reparto de las candidaturas y, compradas o no, ya están listas. Negociantes de toda la vida, mercaderes de la democracia, al PRI le vale un comino quién gane, siempre y cuando sea de su partido. Lo mismo pasa en las demás organizaciones. Los del PRI entendieron hace mucho que la división interna no permite hacer dinero. El negocio del poder, el más lucrativo en México junto con la religión y el narco, se pone en movimiento una vez más, para beneficio de unos cuantos.

 

*

Mal le ha ido a la Orquesta Sinfónica del Estado de México en la gira a la que la enviaron por Estados Unidos. Una presentación en la Universidad George Mason, en Virginia, le acarreó una desoladora crítica en los medios más importantes de Estados Unidos. El maestro Enrique Bátiz fue acremente vapuleado. Le criticaron todo, hasta la fuerza de su mano izquierda, dicen los tolucos desde las redes sociales. Llena de hoyos en su calidad profesional, le dijeron, además de remarcarle al director que la oferta musical fue un insulto para la audiencia. En otras palabras, dice la nota, firmada por Robert Battey el primero de febrero del 2015, “el grupo vino de Toluca sin la elemental noción de composición sinfónica”. Lo malo, también, es que esa nota fue publicada por The Washington Post. Se puede leer en el link http://www.washingtonpost.com/lifestyle/style/orquesta-sinfonica-del-estado-de-mexico-program-is-mired-by-a-lack-of-direction/2015/02/01/9f02e92c-aa3f-11e4-8876-460b1144cbc1_story.html. No todo fue malo. También le destacaron algunos brillos, todos de los ejecutantes, que opacaron desde esa perspectiva a su eterno director.

 

*

Si no hay dinero, ¿cómo funcionará el país? Por lo pronto, las únicas empresas con cierta certeza son las de los amigos del presidente Peña, como Higa, de Juan Armando Hinojosa, cuya casa en Metepec, dentro del fraccionamiento La Asunción, luce abandonada desde hace un tiempo. ¿Nadie ha visto a Hinojosa? ¿Ahora en qué casa anda metido? En ese fraccionamiento vivía el presiente Peña, cuando, todavía casado con su primera mujer, Mónica Pretelini, era un simpático servidor público en el gobierno mexiquense. Esa zona habitacional, de alto nivel, es además el lugar preferido para los funcionarios estatales de cierto tipo económico. Secretarios de Estado, directores, empresarios y asesores encuentran allí grata convivencia y hasta salen a comprar el pan y la leche en las tienditas de la zona. Bueno, eso dicen ellos.

 

*

La negativa del gobernador Eruviel Ávila para declarar una alerta por feminicidios es fácil de entender. Esa alerta implica la aceptación pública de que su gobierno no puede resolver ese problema y sus derivaciones, y que hay ineptitud. Lo pondría todavía más en los reflectores nacionales, que ahora ocupa por hacerse el omiso sobre ese tema, además de su macabro Tlatlaya. La entrada de la Federación revelaría las condiciones de corrupción o al menos de trabajo en las que se desarrollan esas indagatorias y al menos en Ecatepec y Tecámac se pondría de manifiesto, se haría público, evidente, que son los policías de las diferentes corporaciones las que participan activamente en homicidios y desapariciones. Entonces, omiso o incapaz, de todas maneras no hace nada. El 54 por ciento de los feminicidios en el Estado de México se concentra en diez municipios, entre ellos Ecatepec, Toluca, Neza, Naucalpan, Valle de Chalco y Tlalnepantla.