Hambre

* Cifras del Inegi ubican 2 mil 905 homicidios en el Edomex nada más durante los primeros seis meses del 2012, matizado sin embargo por el porcentaje de 18 asesinatos por cada 100 mil habitantes, que comparado con los 77 que registra Guerrero, adquiere su correcta dimensión. De cualquier forma la estadística oficial, desde el gobierno federal de Enrique Peña, avala aquel primer lugar. Las dos cifras, con todos los contrastes que pueden tener, tienen más significado político que social. De este último, la abstracción evita a la mayoría tener una lectura reflexiva, que no impide, por otra parte, que esa pobreza numérica se viva en carne propia.  

 

Miguel Alvarado

Miguel Ángel Ramos Martínez, coordinador operativo de la Coordinación General de Comunicación Social, dice que las cifras sobre pobreza en el Estado de México tienen mala leche y presentan una visión tendenciosa acerca de la administración de Eruviel Ávila. No es casualidad, sin embrago, que en las mismas fechas se presenten dos datos importantes. El primero, que 45.3 por ciento de los mexiquenses vivan en algún tipo de pobreza, según cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), y que el Edomex sea primer lugar nacional en homicidios, según el Inegi. Ramos Martínez, finalmente portavoz de la versión oficial, acepta que hay pobres, pero que no lo son tanto. Y repite los datos desde la perspectiva gubernamental avalados por Ávila, a quien le esperan 30 días de cuestionamientos pues se a por hecha su salida de la gubernatura, a pesar de que él mismo se ha encargado de difundir lo contrario. Si no se va, Ávila tiene ante sí las cifras federales que indican el rumbo de su administración. La interpretación, cualquiera que sea, no puede borrar la evidente pobreza que cada municipio sortea como puede. La cifra federal relata que la pobreza creció 2.4 por ciento en esta entidad.

Por su parte, cifras del Inegi ubican 2 mil 905 homicidios en el Edomex nada más durante los primeros seis meses del 2012, matizado sin embargo por el porcentaje de 18 asesinatos por cada 100 mil habitantes, que comparado con los 77 que registra Guerrero, adquiere su correcta dimensión. De cualquier forma la estadística oficial, desde el gobierno federal de Enrique Peña, avala aquel primer lugar. Las dos cifras, con todos los contrastes que pueden tener, tienen más significado político que social. De este último, la abstracción evita a la mayoría tener una lectura reflexiva, que no impide, por otra parte, que esa pobreza numérica se viva en carne propia.

Mientras Ramos Martínez considera que “la información del Coneval ciertamente habla de un crecimiento en la conocida como pobreza moderada… debido a que se abatió en 2.8 por ciento la pobreza extrema… entonces eso que están observando como “crece” (sic) es en realidad una mejoría en el extremo”, los casos individualizados relatan realidades opacadas por los promedios. Un ejemplo es el negocio de Pedro Cruz, de 80 años, quien posee un a péquela tienda en San Pablo Autopan y que atiende junto con su esposa, de la misma edad. Ellos invirtieron 5 mil pesos, hace pocos años, para comprar mercancía e iniciar el negocio que significa su única entrada y que hasta el momento los sostiene. Hoy, luego de casi cinco años de batallar, no han conseguido consolidar su inversión y apenas las cuentas les salen para volver a adquirir productos. La ganancia es de unos cuantos cientos de pesos, apenas 700 al mes. Cruz y su esposa, quienes viven con sus hijos en la casa familiar, asegura que no podría sobrevivir si no fuera por el apoyo de sus parientes, quienes deben pagar comidas y servicios del hogar con sus propios trabajos.

Un ex presidente estatal priista, Fernando Alberto García Cuevas, hoy delegado de la federal Secretaría de Desarrollo Social, donde es subsecretario Ernesto Nemer, ex secretario de Desarrollo Social en el Edomex, avala las cifras de pobreza. Los funcionarios, activos en los sexenios de Arturo Montiel y Enrique Peña, no se avergüenzan de descalificar los resultados de sus propios trabajos. La desmemoria social está de su lado. Eruviel Ávila no podría, el solo y aunque quisiera, arrastrar a a la entidad hasta los lugares de miseria que ocupa sin heredar los factores. La pobreza es herencia de los anteriores gobiernos y resultado, sobre todo, de los últimos 20 años. García Cuevas también apunta que los 32 municipios registrados en la Cruzada Nacional Contra el Hambre, pero no puede dejar de lado a los miserables históricos y que se ubican en el sur mexiquense: Luvianos, Sultepec, Tejupilco y los de mayoría indígena, San Felipe del Progreso y San José del Rincón.

México, el gobierno peñista pues, justifica esta crisis generalizada con más números y apunta que la inflación en México lo ubica en el segundo lugar dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Y como todo está conectado y el tema del petróleo podrá ser ventilado debido a los costos que tiene producir un barril, -60 dólares para el país, y en venta a 100- también lo mexiquense se cuela por ahí. La política peñanietista es la misma que se aplicó por seis años en el Edomex y por ello se sabe el rumbo y los resultados que dará esa administración a nivel nacional. El montielismo dejó claras lecciones, sospechosas cuentas por pagar y el mensaje de impunidad, pues todo se puede.

María Luisa Hernández tiene un puesto de gorditas y quesadillas en Paseo Tollocan. Todas las mañanas lo instala, cerca de las 9, y se retira entre 5 y 6 de la tarde. Siempre vende toda su mercancía porque tiene clientes que acuden a ella desde hace 10 años, pero dice que los últimos dos años no ha podido ganar lo que antes. Y es que para ella todo ha subido. Desde lo elemental, la masa para sus tortillas y el aceite, hasta los pocos refresco que enfría en una enorme tinaja de lámina. Las quesadillas cuestan 12 pesos cada una, un precio que no todos están dispuestos a pagar. Anciana, tiene dos acompañantes, familiares suyos, quienes hacen parte del trabajo. El negocio debe rendir para tres, quienes comparten los gastos. El comercio ambulante se ha convertido en una opción para quienes no tiene empleo fijo o no les es suficiente. Además de las esquinas y los cruceros, las colonias que antes eran exclusivamente habitacionales ya aceptan estos negocios. Camellones y las propias casas se han transformado en cafés, expendios de comida y tamaleros, garnacheros, dulceros y hasta lavacarros se colocan en las aceras en espera del cliente. Trabajo hay, también ingenio. Pero el dinero no circula. Este panorama se refleja en otras esferas. Pequeñas y medianas empresas que hacían la mayor parte de sus negocios como proveedores del gobierno estatal han cerrado al menos parcialmente en la ciudad. Los contratos existen pero se otorgan a pocos. La derrama no llega, el dinero es retirado, al menos de la entidad. Los anuncios de Eruviel sobre trabajo y  la misma pobreza representan la postura de su gobierno y la percepción que la ciudadanía tiene de él. Luego de seis años de monstruosa exposición mediática con Peña Nieto, algunas de las pocas mediciones que el elector tiene a la mano para valorar a Ávila, obra pública, discursos y apariciones, reflejan solamente zonas grises, abandono político y diferencias con quienes se supone, son sus jefes y le ayudaron para ganar las elecciones. El pago de favores no ha terminado y la salida de Eruviel representaría esa confirmación. Con Ávila no hay apapacho presidencial y si lo hubo se ha terminado. Así lo indican los 870 mil mexiquenses miserables, cerca del 10 por ciento de la población total, confirmados por la Federación y los 7 millones 712 mil pobres, cifra que aumenta sondeos del 2012.

Ávila interpreta al revés, casi discreto, y desde San Antonio la Isla afirma que ese mismo Coneval conforma la reducción de la pobreza extrema y el rezago educativo y de paso concede crédito, más de dientes para afuera, a la administración peñista. “Son buenos datos, buenas noticias, quieren decir que las acciones que impulsó la pasada administración estatal y las que hemos llevado a cabo en estos dos años de gobierno, a través de las Acciones por la Educación, Acciones por la Mujer, acciones en beneficio de la salud y los apoyos al campo están funcionando, pero para esto tenemos que trabajar, tenemos que redoblar el esfuerzo, impulsar programas como los que estamos llevando a cabo hoy día. Desde luego todavía más para poder superar estas cifras, siempre de la mano, siempre en coordinación con el gobierno federal”, dice en el comunicado oficial. Luego pone sus cifras: “la población en situación de pobreza extrema disminuyó, al pasar de 8.6 por ciento en 2010 a 5.8 por ciento en 2012;  la carencia por acceso a la alimentación bajó de 31.6 por ciento a 17.7 por ciento; el rezago educativo descendió de 18.5 por ciento a 15.4; la carencia por acceso a los servicios de salud disminuyó de 30.7 a 25.3 por ciento; las carencias por calidad y espacios de la vivienda y de acceso a servicios básicos en las mismas, se redujeron de 12.9 a 10.2 por ciento y de 15.9 a 11.5 por ciento, respectivamente”.

Acerca de los homicidios, poco ha cambiado el panorama desde enero del 2013. Los diarios locales Alfa y Tres PM reportan 7 ejecuciones en menos de 24 horas en el valle de México, entre el 30 y 31 de julio y una larga lista de robos, desfalcos y plagios sin resolver, como el del joven Carlos Eduardo, levantado hace 5 meses en el centro de la ciudad. Las investigaciones de la PGJEM no han obtenido resultado alguno y el reclamo del padre, Alfredo Martínez, a Miguel Ángel Contreras Nieto, procurador estatal, es público y desolador. Paradójicamente Contreras, que no puede con todos los crímenes, encuentra tiempo sin embargo para escribir cuentos y en las librerías de Toluca, como El Laberinto, circula su pequeño volumen, “Violetas para Luisa”, en una coqueta presentación y recomendado por figuras televisivas locales como Anayanssi Moreno.

El vocero gubernamental de Eruviel Ávila, Miguel Ángel Ramos Martínez tiene razón. La cifras del Coneval son tendenciosas no porque mientan, sino porque, precisamente, dicen la verdad.

Quebrantado

* Un ejemplo del microcosmos del poder federal es la administración de Zinacantepec, encabezada por la priista Olga Hernández, y de quien se esperaba saneara las finanzas públicas quebrantadas por el anterior alcalde, de extracción panista, Gustavo Vargas. A 100 días de trabajo, la administración de ese municipio, colindante con la capital mexiquense y parte del Valle de Toluca, es cuestionada por sus habitantes por los resultados entregados.

 

Miguel Alvarado

Toluca. La victoria priista en las elecciones del 2011 y 2012 fue total. Acapararon todo. Alcaldías y diputaciones fueron recuperadas o afianzadas y usadas posteriormente para apuntalar el triunfo peñista en los comicios presidenciales de hace un año. Después del triunfo, los ánimos locales eran de lo mejor. El sector empresarial pensaba que Enrique Peña, por mexiquense, dotaría de recursos a la entidad y propiciaría la derrama. Así sucedió, pero sólo entraron a ese reparto cuatro o cinco grandes compañías, entre ellas Televisa, de Emilio Azcárraga; la OEM, de Mario Vázquez Raña y Teya, de Armando Hinojosa. Tampoco a los ciudadanos comunes les fue mejor. Según el diario local Alfa, la Subsecretaría de Desarrollo Social federal, al mando del mexiquense Ernesto Némer, dio de baja a 54 mil 403 adultos mayores del programa “65 y Más” porque no comprobaron que siguen vivos. Así, programas altamente burocratizados y administraciones perdidas en sus complejidades perfilan poco a poco un país al que el presidente Peña le ha prometido todo, pero sólo le ha cumplido a sus allegados. Los primeros seis meses de gobierno federal se han constituido para pagar promesas de campaña con los patrocinadores. Y como indica el periodista Jorge Zepeda, los cercanos a Peña cobran desde ya. Así, menciona al empresario Miguel Afif como el ganador del primer gran contrato de Pemex, que ale entre 114 y 162 millones de dólares. Según Zepeda, Afif era señalado como defraudador de la misma Pemex en los años 90, pero amigo del Grupo Atlacomulco.

Televisa, por su parte, obtuvo una condonación en impuesto por más de 3 mil millones de pesos y la familia Maccise ha sido colocada en la carrera por obtener un permiso para operar señales televisivas abiertas. Tampoco faltan los Hank ni el mencionado Armando Hinojosa.

La presidencia de México significa un negocio anual por más de tres billones 931 mil 289 millones de pesos para gastos, que incluyen sueldos pero también pagos por contratos a proveedores. La suma es enorme y los resultados raquíticos. Pero lo que propone el Ejecutivo federal se refleja en todos los niveles y es imitado con certera burocracia.

Un ejemplo del microcosmos del poder federal es la administración de Zinacantepec, encabezada por la priista Olga Hernández, y de quien se esperaba saneara las finanzas públicas quebrantadas por el anterior alcalde, de extracción panista, Gustavo Vargas. A 100 días de trabajo, la administración de ese municipio, colindante con la capital mexiquense y parte del Valle de Toluca, es cuestionada por sus habitantes por los resultados entregados.

Desde las redes sociales, una página en Facebook documenta las actividades de los miembros de aquel cabildo y revela historias detrás de los cargos. Una de ellas, por ejemplo, publicada en el muro Valor Zinacantepec en la dirección https://www.facebook.com/valor.zinacantepec?fref=ts, da cuenta de la llegada del tercer regidor a esas tierras, Sabino B. Pérez Díaz, quien además es presidente de la Comisión de Educación, Preservación y Restauración del Medio Ambiente. Amigo personal del Niño Verde, Jorge Emilio González, el regidor cobra 88 mil pesos 606 pesos mensuales por hacer su trabajo, 2 mil 83 pesos diarios. Lo malo, dice la página ciudadana, es que ha asistido a la mitad de los cabildos pues está comisionado para hacer campañas en entidades de la república donde habrá elecciones. Según el señalamiento, el tercer regidor va a su oficina una vez a la semana. El diario Reforma también le dio seguimiento a Sabino, de quien documentó que posee un departamento en la Torre Residencial Emerald de Cancún, con un costo de un millón y medio de dólares.

Otro cuestionamiento para la administración de Zinacantepec es que contrató funcionarios de otros municipios, que no conocen las problemáticas locales o que no están comprometidos con la población. Zinacantepec, sin embargo, convive con uno de los mayores de inseguridad en el valle de Toluca. El narcotráfico logró consolidarse en la anterior administración y anunció su llegada con sendos asesinatos, entre el 2009 y el 2012, pero instaló una marca de 15 ejecutados en enero del 2013, lo que obligó a patrullar al ejército durante un tiempo.

Por allí ha pasado de todo. Los jefes locales del narcotráfico han encontrado en Zinacantepec un espacio geográfico apto para su expansión pero también estratégico para controlar el trasiego de droga, como sucedió con Serapio Solís Vergara, La Rana, capturado en el 2009 cuando ya había armado una red de distribución que abarcaba rutas desde Guerrero hasta Tamaulipas. Junto a él se aprehendió a José Luis Morales Ortiz, de 35 años, un kaibil guatemalteco que se encargaba de la seguridad de La Rana. El cártel michoacano de La Familia es el que ha encontrado mejores condiciones para apoderarse de aquella plaza y junto con la colonia El Seminario, en la ciudad de Toluca, se convirtió en uno de sus primeros bastiones. La actual alcaldesa, Olga Hernández, sostiene que su municipio ha sido elegido como tiradero de cadáveres. Una línea similar asumía Gustavo Vargas, quien afirmaba que la llegada de los militares había limpiado de narcos la región.

Vargas fue siempre cuestionado debido al exceso con el que se condujo. Un diario de Zicanantepec, Contexto Mexiquense, había documentado algunas propiedades del ex edil. En marzo del 2012 presentaba un contrato de compra-venta por una casa que compraba el ex alcalde, en Residencial Los Arcos en el Conjunto Diamante, y que medía 285 metros cuadrados. Por esta propiedad, comprada a Carlos Montes de Oca Guadarrama, el ex presidente pagó 3 millones 500 mil pesos. También compró una casa en el centro de Zinacantepec y la reconstruyó totalmente, erogando 4 millones y medio de pesos; adquirió  al menos 4 camionetas de lujo y seis caballos de buena raza.

En mayo del 2012 protagonizó una pelea en un restorán de su comunidad, al encontrarse con el periodista Raúl González Nova, a quien tundió a golpes y amenazó de muerte, aunque la más grave de todo fue la declaratoria de quiebra del municipio. Vargas explicó la situación financiera a los 300 trabajadores afectados por la retención de su pago, a principios de octubre del 2012, como una consecuencia de un favor político que concedió al líder sindical del SUTEyM, Édgar Salazar Sánchez. Luego explicaría que su municipio tal vez no estuviera en bancarrota, aunque aceptó afectaciones “por sentencias condenatorias en materia laboral y administrativa, así como con proveedores en materia civil, afectando la ejecución de pagos”. La deuda pública de Zinacantepec asciende a 394 millones de pesos. En promedio, su presupuesto anual es de 434 millones de pesos.

En el 2011, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México auditaba las cuentas de Zinacantepec y concluía que el 42 por ciento de los egresos se destinaban al pago de salarios, 182 millones 831 mil 500 pesos; el  10 por ciento a servicios generales y el 14 por ciento para el pago de la deuda pública. Apenas el 9 por ciento era usado para inversión pública. En el 2011, la deuda pública eras apenas de 63 millones 790 mil 600 pesos. Una de las recomendaciones del OSFEM decía que Zinacantepec “presenta una distribución del gasto en la que refleja un desequilibrio en la apropiada aplicación del mismo”.

El Barco Ebrio

*

Eruviel Ávila ha salido en público a confirmar que no se separa de su cargo. El gobernador del Estado de México dijo en el programa de una de las más populares lectoras de información, Adela Micha en Televisa, que no tiene pensado abandonar los deberes que la democracia le ha encargado.

 

*

Pero una cosa es lo que diga Eruviel y lo difunda Adela Micha y otra lo que diga el gobierno federal, a la sazón jefe directo del doctor Ávila. Por otro lado, empresarios mexiquenses se preguntan hasta cuándo podrán cobrar lo que se les debe o, de perdida, concluir los negocios pendientes. Las arcas del gobierno de Ávila están cerradas para los simples negociantes. El dinero público se va a Televisa, sobre todo, y las empresas de los amigos del Grupo Atlacomulco. No se quejen, para eso es el poder. ¿Qué, no?

 

*

Al doctor Eruviel de poco le sirve el poder. No ha podido o no ha querido o no ha sabido. Algunos dicen que su partida, inminente, se ha frenado porque los políticos del Valle de México han amenazado al priismo con votos de castigo e inmovilización política. Desobediencia, pues. Ávila les ha explicado que no depende de él, pero tampoco les ha dicho por qué lo relevan.

 

*

Y mientras todos hacen conjeturas, que involucran hasta a Aarón Urbina, líder priista en la Cámara local, algunas dependencias en el palacio de Lerdo se aprestan para el cambio. ¿De qué? Sólo ellos lo saben, como en la oficina de Informática, donde ya dan como un hecho la partida del ecatepense. Desde allí, como es de suponerse, parten también las versiones de quién llegará. Porque, dicen en el poder Legislativo, lo importante no es que se vaya el doctor, sino el que venga en su lugar.

 

*

Así, pues, la lista de relevos, muy manoseada ya, se reduce a tres. Carlos Iriarte, alcalde Huixquilucan y Ernesto Nemer, subsecretario de Desarrollo federal estaban apuntados por la mano de dios, pero hace quince días otro personaje irrumpió con toda la fuerza de su prestigio o lo contrario, depende de quién lo diga.

 

*

Luis Miranda Nava, el compadre de Enrique Peña y subsecretario en Gobernación, es a quien en palacio de Gobierno en Toluca, candidatean. Lo dicen, sin embargo, entre preocupados y animosos, porque entienden el poco capital ciudadano de ese hombre. Pero es un Golden, y eso, en tiempos de Enrique, es lo que cuenta. Si no, que les pregunten a los maestros del SUMAEM, a los de Monex o a los de Soriana, que para todos tiene.

 

*

El sistema de castas que gobierna México, funciona. No de la mejor manera, porque todavía hay algunos espacios de poder que se le escapan al Grupo Atlacomulco, pero es cuestión de tiempo. México conocerá la dictadura, esta vez más que perfecta. Enrique Peña, aunque avejentado ahora, cumplió con creces a sus patrocinadores y ejecutó como todo un actor el papel que le tocó representar. En México no cambiará nada. No habrá milagros sociales porque al GA no le interesa la sociedad. Defiende capitales, no seres humanos.

 

*

El nuevo rector de la UAEM, Jorge Olvera García, presentó al equipo que lo acompaña en su administración los próximos cuatro años. Destacan Alfredo Barrera Baca en la Secretaría de Docencia; Ángeles María del Rosario Pérez Bernal, en la Secretaría de Investigación y Estudios Avanzados; José Benjamín Bernal Suárez, secretario de Rectoría; Ivette Tinoco García en la Secretaría de Difusión Cultural; Ricardo Joya Cepeda, en la Secretaría de Extensión y Vinculación; Yolanda Ballesteros Sentíes, en la Secretaría de Cooperación Internacional; Javier González Martínez, en Administración; Manuel Hernández Luna, en Planeación y Desarrollo Institucional; Emilio Tovar Pérez, en la Dirección General de Centros Universitarios y UAP; Hiram Piña Libién, abogado general; Juan portilla Estrada, en Comunicación Institucional; Jorge Bernáldez García, en la Secretaría Técnica del Gabinete y Yoab Osiris Ramírez Prado, secretario particular.

 

*

La bancada del PRI en el Congreso estatal impuso su mayoría y en bloque con sus incondicionales, los partidos Nueva Alianza y Verde Ecologista, aprobó la designación de María Irene Castellanos Mijangos y Jorge Arturo Sánchez Vázquez como magistrados del Tribunal Electoral del estado de México, incluso sin reunir a cabalidad los requisitos que para ello la ley exige.

 

*

Durante la sesión extraordinaria del Pleno para dar trámite a esta iniciativa ingresada a la Legislatura por el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial, los  grupos del PAN, PRD y PT descalificaron el procedimiento por considerar que no fue abierto, transparente, democrático y justo.

 

*

A nombre de estos partidos, los diputados Leticia Zepeda Martínez y Alfonso Bravo Álvarez Malo del PAN, Ana Yurixi Leyva Piñón y Octavio Martínez Vargas del PRD, así como Norberto Morales Poblete y Óscar González Yáñez del PT coincidieron en señalar la intromisión del gobernador Eruviel Ávila en esta designación,  lo que rompe, dijeron, con el equilibrio de poderes en la entidad. Bravo Álvarez malo acusó que Sánchez Vázquez no cuenta con experiencia alguna en materia electoral, pero además es esposo de Elena Lino (quien fuera diputada sustituta en la pasada Legislatura del ahora subsecretario de Desarrollo Social del gobierno federal, Ernesto Nemer Álvarez), quien ocupa un cargo en al CDE del PRI mexiquense.

 

*

De Irene Castellanos acusó que a pesar de haber trabajado en el IEEM durante el pasado proceso electoral, perdió la designación como vocal ejecutivo de la Junta Distrital 22 de Ecatepec por falta de capacidades. Además la acusó de participar en la campaña de “un candidato del PRD”, de quien no dijo su nombre. Los ahora magistrados ocuparán el cargo hasta el 31 de diciembre de 2015, por lo que les corresponderá participar en el proceso electoral local de ese año.

El Barco Ebrio

*

Algo grave sucede en el gobierno de Eruviel Ávila, Ejecutivo mexiquense, cuando el secretario federal de Hacienda, Luis Videgaray, debe salir al paso sobre las versiones de la “renuncia” del de Ecatepec. Y es que desde hace un año se espera que Ávila ponga sobre la mesa la carta donde se lea que se va porque otras obligaciones lo obligan a dejar el cargo. Luis Videgaray está enojado y no quiere saber nada acerca de cómo administran al Estado de México. Uno de los hombres que llevó a Peña Nieto a la presidencia de la república ha asegurado, muy serio y tajante, que Eruviel Ávila no pasa de septiembre del 2013. Así que, diciéndolo él, se abre la temporada de aspirantes para suceder al gober.

 

*

Videgaray se refiere a Ávila constantemente porque no está de acuerdo en la política económica ni social que practica. Si bien el sucesor de Peña en Estado de México siempre ha aparecido atado de manos para tomar las decisiones más importantes, ha cometido el error de cerrar su gobierno y permitir abusos internos. Todos los gobernadores lo han hecho, pero éste lo hace sin consentimiento y, además, sin recato. No se sabe a dónde irá Eruviel luego de septiembre, pero algunos lo ven en una tranquila embajada, donde pueda estar en paz.

 

*

Ávila y el equipo de Peña atraviesan por una crisis en sus relaciones. No se sabe bien a bien por qué, pero hay muchas razones. Apenas en diciembre pasado, una minuta firmada por el propio Peña y con carácter de oficial, circuló en todas las dependencias de los gobiernos mexiquenses para informarles a los empleados que el gobierno federal se deslinda de cualquier tipo de padrinazgo. Además se criticaba severamente al influyentismo y condenaba cualquier práctica que involucrara a Peña o a su equipo de trabajo en eso de “la amistad”. Todos se la pasaron por el Arco del Triunfo”, pero más de uno entendió que el mensaje había llegado a donde tenía que ser leído.

 

*

Mientras Eruviel, advertido, decide cómo anunciar su salida o espera instrucciones, el ayuntamiento de Toluca ha puesto en marcha una campaña “ciudadana” para que un sector exija, precisamente, los programas que la municipalidad propone. Así, en determinado momento, la alcaldesa Martha Hilda González dará la cara y resolverá de un plumazo las necesidades de todo Toluca. No tiene necesidad de hacerlo así, pues las propuestas son buenas, como la implementación de un Metrobús, la renovación de los camiones urbanos y la construcción de ciclovías. Los políticos son eso, operadores de una maquinaria que sirve para que algunos escalen en el sistema burocrático. Pero de eso a que sepan gobernar, hay una buena distancia.

 

*

Criticada públicamente, la administración de la priista Martha Hilda es más de lo mismo. Pronto enfrentará un escándalo por los desvíos que se registraron en el periodo de María Elena Barrera Tapia, la anterior alcaldesa y que ahora trabaja de senadora. Esta señora puso ya en venta o renta sus casas de la colonia Granjas, pues trasladará a toda su familia al Distrito Federal.

 

*

Pero a nadie le importa dónde vive o vivió la senadora Barrera Tapia, si no fuera porque una de sus casas, ubicada a un costado del Sanatorio Toluca, costó entre 2 y 4 millones de pesos. La adquirió justo cuando comenzaba su administración, hace tres años y medio, aproximadamente, mientras le tocaba recibir a los delegados de la región norte del municipio, San Pablo Autopan, Huichochitlán, Cuexcontitlán y Otzacatipan, que llegaron para pedir apoyos. La respuesta, en aquel entonces, fue un “no” contundente, aunque después se sentó a negociar.

 

*

Los habitantes de aquellas delegaciones o pueblos de Toluca, de ascendencia otomí, creyeron que con Martha Hilda todo sería diferente. Así que, muy confiados, acudieron a ver cómo estaban los apoyos económicos para la región más pobre de la ciudad. Sin embargo, la alcaldía les cerró la puerta en las narices y les dijo que, una vez más, no habría presupuesto para aquella zona. Obra pública, tal vez, pero no atendería las peticiones de los pobladores. El 8 de abril del 2013, las inconformidades por las elecciones de delegados en Otzacatipan provocaron cierre de carreteras y roces menores con autoridades municipales. Lo cierto es que aquella región, unida, presentará los próximos meses un frente común contra lo que consideran una injusticia y segregación, por decir lo menos. A Martha Hilda le esperan tiempos movidos –otros dirían aciagos- desde aquellos lugares.

 

*

En esa zona sólo ven a las autoridades cuando es tiempo de elecciones, dicen los habitantes. Es común verlos participar, como acarreados, en mítines y protestas que organizan los tres partidos. Efectivamente, al menos en las elecciones anteriores se alquilaban para los tres partidos. Iban con todos y a todos lados. Pero ahora no quieren nada con quienes, dicen, los traen vuelta y vuelta. Si el PRI no se pone las pilas, los de Morena podrán entrar a terrenos revueltos. Ellos son poderosos y se han consolidado cada vez más bajo la figura de López Obrador. Hartos hasta de la presencia de sicarios del narcotráfico, los habitantes podrían elegir opciones que no han explorado del todo y que podrían darles la estructura que necesita para los planes que, dicen los delegados, los separarían de un municipio que nunca los ha considerado como sus habitantes.

 

*

En redes sociales circula la especie del plagio del logotipo de Piensa en Grande, del gobierno del Edomex. Resulta que la famosa “G” es en realidad el logotipo de una empresa privada, llamada Giraud International, que ostenta la imagen desde antes de que Ávila asumiera el poder. Más información en http://edomex.milenio.com/cdb/doc/impreso/9177097, donde Israel Martínez comenta sobre el “error en Grande”.

El Barco Ebrio

*

El gobierno federal de Enrique Peña empieza a tambor batiente. El presidente priista se pasea por todo el país, como acostumbraba cuando su época de gobernador en el Edomex, en pasarelas preparadas para el lucimiento. Peña o quienes lo asesoran saben que deben agradar, antes incluso que ser efectivos. Paralelamente, han subido la gasolina y algunos productos básicos. En el Edomex se espera que el transporte público también experimente aumentos. Una de las cifras que más impacta es que, luego de un mes de ejercer, la violencia ha pegado con todo. De nada sirve aquel escrito de buenas intenciones en que se ha convertido su plan nacional de seguridad, una especie de pantomima mediática que promete mucho aunque no dice cómo. El número de ejecutados durante el primer mes del peñismo es de más de 800 muertos. Nada mal si se considera que hasta vacaciones hubo y que algunos sicarios no laboran en días festivos.

 

*

La priista Martha Hilda González es ya la nueva alcaldesa  de Toluca, que recibe de manos de otra mujer, María Elena Barrera. Las dos, peñistas hasta los tuétanos. González no tendrá problemas en gobernar una ciudad en donde todavía se vive el triunfo del ex gobernador y cree, como dios le da a entender, que la derrama económica más importante del país comenzará aquí, en la capital mundial del chorizo. Por lo pronto Martha Hilda, apuntan algunos diarios locales, ha organizado su equipo en la filosofía del montielismo. Y no es que el montielismo sea una forma de pensamiento cósmico, pero la alcaldesa considera que quienes trabajaron con el tío de Enrique Peña todavía pueden aportar mucho a la función pública. Otros señalan, muy acertadamente, que el montielismo es solamente comparable con el lapuentismo o el americanismo. Exociencia pura, nos queda claro.

 

*

Otra que anda por las mismas es la alcaldesa de Metepec, Carolina Monroy, esposa de Ernesto Nemer y prima del propio Peña. Con todo el punch del peñismo llega la ex directora de Radio y Televisión Mexiquense al municipio del barro. Ojalá sirva de algo… bueno, son inicios de año. Se vale soñar.

 

*

Y en Toluca la gente sigue en la idea de que el dinero llegará sólo porque Peña es presidente. Pero también porque los 500 funcionarios que se llevó a su administración son, al mismo tiempo, los dueños de algunas de las empresas o negocios más prósperas del Estado de México. Eso significa que obtendrán todo el crédito de la Federación. Lo malo es que los empresarios locales se gastan su dinero en otro lado. La derrama económica será buena, pero que no exageren.

 

*

Al cierre del año, una gran movilización de ciudadanos en Zinacantepec causó extrañeza a la policía de aquel municipio. Al llegar, los uniformados se enteraron de que en una de las colonias más pobres de la cabecera un grupo de hombres había secuestrado a tres niños y escapado rumbo a los cerros aledaños. La población se había organizado para cazar a los delincuentes, pero los policías no permitieron que los iracundos ciudadanos implementaran el rescate y los desarmaron. Les dejaron solamente un par de palos y unas cachiporras. Los habitantes les pidieron entonces que fueran ellos por los niños, pero los policías, tres a bordo de una patrulla, argumentaron que debían esperar por órdenes y refuerzos. Y así lo hicieron. Mientras la gente iba en busca de los plagiados, los uniformados esperaron pacientemente por refuerzos y órdenes. Los primeros nunca llegaron y las segundas tampoco. Los niños permanecen en calidad de desaparecidos.

 

*

La delegación de San Pablo Autopan creció a ritmos insospechados. Pero como en todos lados, ese desarrollo no es parejo. Mientras que el antiguo pueblo creció pero nunca superó la pobreza y más aún la promovió, las orillas rurales de Autopan experimentaron la llegada de colonos que llevaron dinero y generaron urbanización, a costa de los espacios agrícolas. En estas grandes extensiones algunos políticos y funcionarios compraron a precio de ganga enormes terrenos donde fincaron sus residencias. Una de ellas es la de la familia Manzur, donde su casa, semejante a una hacienda, tiene hasta una capilla para recibir a dios en la comodidad del hogar. Otra es la del ex líder magisterial, Fernando Zamora, quien ha levantado la casa más grande del lugar, una mansión con enormes bardas de más de 3 metros de altura en más de mil metros de terreno. La casa es impresionante y se observa a un par kilómetros a la redonda, debido a su exagerado tamaño. Para tener a los vecinos contentos, Zamora ha pagado, dice que de su bolsillo, pavimentación y arreglo a las calles aledañas. En fin, el ex líder de los maestros del Estado de México aprendió a vivir como la sociedad manda, aunque todavía gusta de recordar cómo de chico debía ir a la escuela sin zapatos. La perseverancia lo es todo y más si se mide desde la óptica de un sindicato o de una curul.

 

*

Una que vende su casa es la ex candidata panista a la presidencia, Josefina Vázquez Mota, quien tiene su dirección en la zona más cara de Satélite. La mansión, vacía desde hace unos meses, ostenta un discreto letrero donde se anuncia que la señora que le pide a dios convertirse en viuda, ya no quiere vivir allí. La militancia panista del Estado de México vive una desbandada, pues además de que la mitad de los azules no renovaron su amor por el partido que alguna vez les dio de comer, y dejan con apenas 10 mil miembros a su institución, muchos se van del territorio mexiquense.

Ayuntamientos flacos… elecciones gordas

* Como la mayoría de los 125 presidentes municipales son de extracción priista, en el marco de la presentación del Plan Estatal de Desarrollo, durante el mes de marzo, culparon al gobierno federal de las incapacidades del recién estrenado y fontanero electoral, Eruviel Ávila Villegas, quien a pesar de haber comprado miles de votos, carece de una base social suficientemente fuerte para exigirle al gobierno federal los recursos que le corresponden al Estado de México.

 

Félix Santana Ángeles

Durante los primeros meses del 2012, varios presidentes municipales del Estado de México se quejaron de la dramática disminución de las partidas presupuestales que el gobierno del Estado les comenzó a aplicar. Su falta de liquidez alcanzó niveles alarmantes, a tal grado que no contaban con recursos ni siquiera para pagar la nómina para los trabajadores de menores ingresos o para comprar gasolina para los autopatrullas, ambulancias y camiones recolectores de basura.

Esta situación llevó a la parálisis administrativa a los gobiernos municipales, que ante la falta de recursosfinancieros, les sirvió de coartada perfecta para maquillar su constante incapacidad e ineficacia para brindar servicios públicos básicos.

Como la mayoría de los 125 presidentes municipales son de extracción priista, en el marco de la presentación del Plan Estatal de Desarrollo, durante el mes de marzo, culparon al gobierno federal de las incapacidades del recién estrenado y fontanero electoral, Eruviel Ávila Villegas, quien a pesar de haber comprado miles de votos, carece de una base social suficientemente fuerte para exigirle al gobierno federal los recursos que le corresponden al Estado de México.

Por ejemplo, a municipios como Almoloya de Juárez, según el presidente municipal, le recortaron 27 millones de pesos, es decir el 80 por ciento de sus recursos; a Xonacatlán, de 13 millones que esperaban recibir, sólo les asignaron 6.7, es decir, la mitad del FISM. Temoaya, en el 2011, recibió 58 millones y para este año esperan recibir 44% menos, es decir, sólo 35 millones. O Naucalpan, que de 94 millones, sólo recibiría 45, según el diputado Carlos Iriarte.

Al hacer una revisión retrospectiva sobre el comportamiento financiero de las partidas presupuestales asignadas a los municipios de la entidad, no deja de llamar la atención la denuncia pública del senador Ricardo Monreal en contra del gobierno del Estado de México (GEM), por la eventual triangulación o utilización de recursos públicos para beneficiar al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

Coincidentemente, los meses de mayor austeridad para los ayuntamientos mexiquenses, presentan una relación inversamente proporcional con la bonanza de la cuenta 03800806935 del banco Scotiabank a nombre del gobierno del Estado de México y presuntamente administrada por el coordinador de campaña de Peña Nieto y ex secretario de Finanzas del GEM, Luis Videgaray Caso.

Durante el mes de febrero, dicha cuenta recibió más de mil millones de pesos que fueron transferidos a otras cuentas el mismo día. Para marzo la misma cuenta recibió mil 600 millones de pesos. En abril, 2 mil 500 millones, en mayo tres mil millones y finalmente, durante el mes de junio 250 millones de pesos. Los movimientos ascienden a más de 8 mil 600 millones de pesos.

 

 

En cualquier país medianamente democrático, la presentación de estos indicios implicaría una profunda revisión de las cuentas origen y destino del candidato priista y ante las eventuales anomalías presentadas podría llevar a la privación de la libertad y sujeción de procesos penales de los implicados.

La denuncia penal presentada es por los cargos de lavado de dinero, evasión fiscal, delincuencia organizada y demás delitos que resulten por la eventual utilización de recursos públicos para financiar la campaña política del candidato del PRI.

Por su parte, la furibunda respuesta del GEM en voz de José Sierra Palacios, subsecretario de Asuntos Jurídicos, no desmiente las acusaciones y sólo se constriñe en solicitar la reparación del daño moral ocasionado por las declaraciones del senador Monreal y la solicitud a la PGR para investigar la procedencia de documentos presuntamente falsos. Delitos que eventualmente podrían llevar al denunciante a la cárcel.

En medio de un enrarecido clima postelectoral no se debe perder de vista lo fundamental que es la calificación de la elección presidencial, en la que el Movimiento Progresista encabezado por Andrés Manuel López Obrador, ha solicitado se invalide el pasado proceso electoral por la utilización de recursos de procedencia ilícita, la actitud sesgada de algunos medios de comunicación beneficiando al candidato del PRI a través de encuestas en calidad de propaganda, el rebase de topes de gastos de campaña, la utilización de monederos electrónicos y tarjetas telefónicas para comprar votos, así como distribución de tarjetas bancarias Monex con dinero de procedencia ilícita.

El control de daños del equipo peñanietista ha sido más que previsible. Su elemental reacción ha dejado al descubierto las enormes fallas en la burda operación de compra de votos con recursos del erario, haber llevado la disputa legal a instancias legales, abrió un nuevo frente que el gobernador en turno no tenían contemplado y ha decidido no continuar con el litigio, pues los costos resultan más elevados para la actual administración estatal.

Quedaría al descubierto que la estructura administrativa del Estado de México, no es un aparato de gobierno, sino una enorme maquinaria creada, financiada y consagrada a ganar elecciones, en la que empleando a secretarios, subsecretarios y burocracia en general realizan trabajo político a favor del PRI, distribuyendo materiales de construcción, repartiendo becas o beneficios sociales que el Programa de Regionalización implementado por el GEM y utiliza en cada proceso electoral.

Asumir la defensa de lo indefendible pondría en riesgo la virtual estabilidad con la que las cúpulas del poder político-empresarial mexiquense, administran los más de 165 mil millones pesos de presupuesto anual.

 

* Hoja.viento@gmail.com

La farsa

* A partir del 4 de junio comenzó a circular en librerías bajo la editorial Océano el libro “La farsa detrás de la guerra contra el narco”, escrito por la periodista Nancy Flores, reportera y editora de la revista Contralínea. “La farsa” es un cúmulo de datos duros que van contrapunteando a los discursos oficiales “triunfalistas” del gobierno de Felipe Calderón sobre la “guerra” que sostiene contra el narcotráfico y rebasa 60 mil muertos. El hilo del libro conduce a una conclusión reveladora: el gobierno federal no libra “guerra” alguna contra el narcotráfico, sino todo lo contrario.

 

Eduardo H.G/ Regeneración Radio/ Rebelión

Una mujer blanca, delgada, de mediana edad con el pelo ondulado, cara tranquila, frente lisa, ojos intensos, nariz redonda, labios estrechos y gorro a la cabeza sostiene un trozo de cartón en las manos. Al fondo se ven algunos jóvenes donde pareciera ser un parque público. La fotografía, aparentemente anónima, fue publicada hace unos días en el portal imgur.com, sitio que permite alojar y compartir todo tipo de imágenes de manera gratuita. La imagen lleva, al momento de redactar esto, al menos 223 mil 626 vistas, además de los cientos de shares (veces compartida) y las republicaciones en otros sitios y redes sociales. La razón, aparte de la mujer en sí, es la frase que lleva escrita (en inglés) en el trozo de cartón: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas, de George Orwell. La máxima recorre la red y miles se apropian de ella como un mensaje en contra del control y manipulación mediáticos. En México, al calor de la agitación social y política que pinta el 2012, hay voces que hacen de la oración orwelliana escrita en el cartón de la imagen, una práctica puntual, precisa y contundente.

A partir del 4 de junio comenzó a circular en librerías bajo la editorial Océano el libro “La farsa detrás de la guerra contra el narco”, escrito por la periodista Nancy Flores, reportera y editora de la revista Contralínea. “La farsa” es un cúmulo de datos duros que van contrapunteando a los discursos oficiales “triunfalistas” del gobierno de Felipe Calderón sobre la “guerra” que sostiene contra el narcotráfico y rebasa 60 mil muertos. El hilo del libro conduce a una conclusión reveladora: el gobierno federal no libra “guerra” alguna contra el narcotráfico, sino todo lo contrario.

– Quisiera que nos explicaras tu trabajo como periodista y por qué decidiste escribir este libro.

– Soy periodista de investigación, trabajo para la revista Contralínea donde hago reportajes y además edito la publicación. Hasta antes de que tuviéramos “La farsa”, había investigadores que habían criticado la estrategia de Calderón. Los medios también han hecho alguna crítica al respecto. Lo han abordado como una guerra fallida dando por hecho que existe la “guerra” contra el narcotráfico. Pero algunos investigadores dicen que la “guerra” no existe. Pero no había datos duros que confirmaran esta posición crítica y lo que me propuse con esta investigación periodística es tener los datos duros que nos llevaran a ver si existe la “guerra”, si es una guerra fallida o si es una guerra que en verdad no existe.

– ¿Como fue el trabajo de investigación de “La farsa”?

– Muy duro. Lo empecé a mediados de 2009 y lo terminé en 2011. No fueron 2 años y medio de investigación permanente, pero sí continuos. Y algo complicado a la hora de conseguir datos del gobierno federal, que es la parte que más costó trabajo en cuanto a la reunión de fuentes, porque te dan la información a cuentagotas, se agotan los tiempos que les obliga la Ley de Transparencia y al final te dicen que “no es con ellos”, que pidas a otra instancia. Lo otro, accedí a informes públicos del Departamento de Estado y de Justicia de Estados Unidos y de la Unión Europea, que también daban alguna referencia de la “guerra” contra el narcotráfico con datos específicos. Esa parte no fue tan complicada.

 

Datos y discursos

 

– La columna vertebral de tu libro son los datos duros que vas comparando con discursos oficiales que Calderón y su gobierno han emitido estos seis años. Citando al prologuista Jorge Luis Sierra, dibujas la gran contradicción que representa esta iniciativa de “guerra” ya que el narcotráfico en México se ha fortalecido, más que debilitarse, lo cual, creo, sostiene la tesis central de tu libro.

– La idea de comparar los discursos es revelar que hay una farsa. En los discursos del presidente y en general de los representantes del gobierno federal nos hablan de que están combatiendo al narcotráfico, que esta guerra la vamos a ganar, que hay una estrategia que está dando resultados. Lo que yo iba encontrado era todo lo contrario. Por ejemplo, dicen que “estamos metiendo a los delincuentes a la cárcel para que no dañen a tu familia y la droga no llegue a tus hijos”. Este ha sido el discurso de todo el sexenio y al pedirle a la PGR que nos dijera cuántos de esos que ha detenido, al final ha consignado, que sí se presentaron ante la autoridad porque tuvo elementos suficientes para que se les inicie un juicio, tenían relación con los cárteles, responde que solamente son mil 306 y en el discurso el gobierno venía informando a la Cámara de Diputados y a la Cámara de Senadores que eran 121 mil los detenidos en el contexto de la guerra. De 121 mil solamente mil 306 realmente tenían vínculos con el narcotráfico. Ciento veinte mil quién sabe a qué se dedicaban o por qué los detuvieron en el contexto de la guerra. Y luego el Consejo de la Judicatura. Los datos que me proporciona por Transparencia son similares: 53 sentencias firmes por lavado de dinero en el mismo periodo estudiado, 735 por delincuencia organizada, alrededor de 250 por secuestro cuando en México se calcula que hay 45 secuestros al día. No había evidencia de que en la parte que le toca al Poder Judicial estuviera realmente dando frutos esta guerra. Lo que hay, por el contrario, es un saldo humanitario impresionante: estamos hablando de alrededor de 60 mil muertos, y que algunos medios como el semanario Zeta de Tijuana ya habla de 70 mil. La verdad es que no se tiene la cifra, podrían ser 100 mil. Es muchísima gente la que está muriendo y no necesariamente se trata de una lucha cuerpo a cuerpo, como también se nos ha querido venir diciendo, que todos los muertos tienen relación con el narcotráfico y que prácticamente todos los muertos se generan en enfrentamientos. Ha habido familias masacradas simplemente por ir en una carretera y desde un retén les disparan, o los chicos del Tec. de Monterrey que fueron asesinados dentro de sus propias instalaciones, que después se les quisieron sembrar armas. Nos dimos cuenta de que en México ya estaba vigente este concepto de los falsos positivos, donde personas inocentes son incriminadas arbitrariamente por las autoridades en delitos para justificar su muerte. Nos damos cuenta que hay 250 mil desplazados en México, mil 300 niños que han perdido la vida en este fuego cruzado, que puede ser que sí había un enfrentamiento y por alguna situación el niño fue baleado o en retenes, que es más grave. El saldo ha sido muy grande para los escasos resultados y nos revelan que justamente no hay una “guerra”.

 

La “guerra” no es contra el narco

 

– En la página 36 de “La farsa”, leemos: “la guerra contra el narcotráfico es una decisión unilateral de Calderón, impuesta por las políticas del Pentágono para militarizar las instituciones de seguridad en México. Si realmente se quiere hacer una lucha en contra del narcotráfico, ésta es una decisión errada, porque el asunto no se resuelve [mediante] la fuerza, sino [con] políticas de carácter social”. Es una cita que haces del general brigadier y politólogo Francisco Gallardo. “La estrategia tuvo por objeto -legitimar la llegada de Calderón al poder, en virtud de que fue impuesto por un golpe de Estado técnico militar a través del Estado Mayor Presidencial. El involucramiento del Ejército en la lucha contra el narcotráfico trastoca el orden jurídico e institucional del Estado mexicano: viola la Constitución”, escribes.

– “La farsa” retoma la visión de muchos investigadores que consulté y que cito porque es una inquietud saber si ésta es una política que debemos pagar con sangre, porque eso es lo que está pasando con México. La gente se da cuenta que sus derechos han sido trastocados por esta política pública. Nos parece normal que haya retenes en todas las carreteras, en cada no sé… cada determinados kilómetros, pero muy cercanos unos de otros. Nos parece normal que no sintamos seguridad de transitar por la noches las carreteras del país, incluso dentro de nuestras propias colonias ya nos da miedo salir a la calle si es más de la una de la mañana. Mucha gente ya se había dado cuenta que nuestros derechos han sido restringidos, el hecho de que ya sea una ley la que permita el arraigo, por ejemplo, que es una figura totalmente ilegal donde se nos trata como culpables sin siquiera podérnoslo demostrar, que nuestros derechos humanos han sido totalmente vulnerados. “La farsa” trata de documentar con datos duros esa posición crítica de que esta “guerra” no está combatiendo al crimen. Lo sostengo porque en el libro lo que se logra evidenciar, realmente documentar es que no ha habido mejor época para los cárteles mexicanos como el actual sexenio. En este sexenio es cuando los cárteles mexicanos se han posicionado no solamente al interior del país, en Estados Unidos, principal mercado de drogas, sino que se encuentran ya en 50 países. Su presencia en América Latina es impresionante. Están traficando droga, lavando dinero, tienen propiedades, lo hemos visto con los últimos decomisos contra el cártel de Sinaloa en Colombia. No vemos esos grandes decomisos en México, donde también tienen sus fuentes de lavado de dinero y se han posicionado incluso como los sucesores de Colombia. Así lo tratan los aparatos de inteligencia tanto de EU como de la UE y no puede ser que esta bonanza para ese negocio se dé en una guerra que nos genera 60 mil muertos.

– El 27 de mayo publicaste en Contralínea un adelanto del libro, extractos del capítulo 3, “México exporta cárteles”. Da luz sobre la magnitud del fortalecimiento mundial de al menos 5 cárteles mexicanos, encabezados por el de Sinaloa. ¿Por qué elegiste ese capítulo como adelanto?

– Porque no hay mayor evidencia de que no hay “guerra” que el hecho de que estén en 50 países, porque ellos han venido diversificando sus negocios. No solamente se trata del trasiego de drogas y lavado de dinero, sino porque ellos están entrando a todas las vertientes criminales, no solamente en México sino en el mundo. Si alguien tiene la capacidad de llegar a otras latitudes no está viendo mermado su negocio. Es el dinero el que abre fronteras de cualquier país, ellos tienen la capacidad de estar corrompiendo autoridades no solamente de México y EU, porque de alguna forma pasa la droga y de alguna forma regresa el dinero, sino de otros países de África, Europa y Asia. De donde traen la droga es justamente de la India, ahí se amafian con las redes criminales de ese país como también lo hacen en Perú, en Colombia para trasegar cocaína, pero también con Italia, por donde entra droga a Europa. También están en España y en Gran Bretaña. Y ya los estamos ubicando en ciertas regiones con determinados negocios.

 

La nueva guerra sucia

 

– Enunciare tópicos que manejas en “La farsa” y me gustaría que te detuvieras en alguno o algunos de ellos en los que quisieras ahondar: detenidos, desaparecidos, cárteles, paraíso de la impunidad, industria del lavado, víctimas, la nueva guerra sucia y la carrera armamentista.

– Pues en la nueva guerra sucia. Esta política ha traído desconcierto basado en la violencia. Ahora nos parece normal que a un vecino, a las 2 de la mañana, le allanen su casa y después lo culpen de narcotráfico y dos o tres años [después] de un proceso viciado digan que es inocente, que no tenía nada que ver con el narcotráfico y que le fue sembrada la evidencia. Este es, por un lado el riesgo que tenemos todos, somos personas humildes que estamos haciendo algún trabajo como lo eran los veracruzanos que fallecieron y sus cuerpos fueron arrojados a una vía de comunicación, 45 cuerpos de los que después supimos sus historias. Al principio eran criminales y después no, ya eran panaderos, campesinos, albañiles, en fin, esto se ha dado mucho en este tipo de matanzas masivas. La idea de este capítulo es como ver cuál ha sido el saldo social y ha sido muy grave, por ejemplo ahora los comandos armados se dedican a asesinar defensores de derechos humanos, periodistas, políticos. Nadie puede venir a decir que esto no tiene un componente político, porque además estos asesinatos son producto de la principal política pública de este gobierno. El punto es que a las caravanas de la muerte que conocimos en la guerra sucia de México y de todos los países de América Latina ahora se les llama comandos armados, que además pasan por carreteras custodiadas por militares porque todos hemos visto cómo se ha militarizado el país, todos sabemos que las carreteras tienen retenes. Son comandos que, no sé, pasarán en horarios de comida o yo no sé a qué hora. El punto es que nadie los ve, ni los militares, que se supone los están combatiendo. Al final vemos que muchas de las víctimas tienen este componente político, son más de 100 los que yo documento con nombre y apellido en el libro que tenían una labor de defensa de derechos humanos, incluyendo los periodistas, porque los periodistas son defensores del derecho a la libertad de expresión y del derecho a la información. Además son crímenes de lesa humanidad. Sobre los 13 mil desaparecidos en este sexenio se nos dice “bueno, pero 10 mil son levantados”… ¡no! el punto es que son 13 mil personas que jamás regresan a casa, que por ellas nadie pidió un rescate. No entran en el concepto del secuestro que conocemos como delito en específico, sino que entran en todo este proceso de limpieza social. Al final los pobres son los que se están muriendo, incluso cuando se trata de personas que están involucradas en el negocio de las drogas, se trata de la cadena más débil, los que están muriendo son campesinos, niños y jóvenes que no han tenido más oportunidad que dedicarse a eso. Es una estrategia totalmente deshumanizada… no tienen nada de inhumano el hecho de que todos, de alguna manera, nos sintamos agravados por esta política pública.

 

El cártel de Sinaloa y el “Chapo” Guzmán

 

– En términos reales el gobierno de Calderón ha beneficiado en mayor medida al cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín Guzmán Loera. Tu libro comienza con una descripción del afiche de la DEA donde se pide una recompensa de 5 millones de dólares por su captura. Sin lugar a dudas el cártel y su líder máximo son parte neurálgica para entender el estado actual de nuestro país.

– Empecé con él porque me parece que se ha hablado mucho del “Chapo” y al final, incluso si lo atraparan, si en el contexto de las elecciones fuera detenido para posicionar al partido del presidente, no pasaría nada. En términos generales la “guerra” no está combatiendo a ningún cártel pero el que se ha visto totalmente beneficiado es el de Sinaloa, de eso no hay duda. Solamente, de los mil 306 detenidos y consignados, 114 son del cártel de Sinaloa y se calcula que hay 500 mil mexicanos involucrados en el negocio de las drogas. La organización que tiene más criminales involucrados es la de Sinaloa y si nos dicen que solamente son 144 los que han detenido, de esos 144 ninguno de verdad representaba la cabeza de la organización, al menos la cabeza visible. ¿Qué mayor ejemplo tenemos de impunidad que ése, no? Que el “Chapo”, detenido en su momento y dejado libre en el sexenio de Fox en 2001, que todavía no lo encarcelen, no lo ubiquen, no lo asesinen porque también se da eso de las ejecuciones selectivas en contra de los criminales. Todavía no se haya dado eso cuando la tecnología a la que ha tenido acceso el gobierno de México y la tecnología que maneja EU, que además ya tiene aviones no tripulados en nuestra frontera -y no sabemos exactamente hasta dónde llegan esos aviones- no lo hayan localizado. Parece una burla para los mexicanos que están perdiendo a sus familiares, que han tenido algún tipo de agravio en todo el contexto de esta estrategia.

 

Ser periodista en México

 

– Apenas el 14 de mayo pasado fue encontrado sin vida en Xalapa, Veracruz, Víctor Manuel Báez Chino, editor de la sección policiaca del periódico Milenio Portal de Veracruz, director adjunto del diario virtual Reporteros Policiacos.com, después de secuestrado por hombres armados en sus oficinas. La organización Artículo 19 ha documentado 72 casos de periodistas asesinados desde el 2000. Ustedes en Contralínea han documentado estas muertes y han sido, en carne propia, víctimas de estos ataques hacia el periodismo independiente. ¿Qué significa para ti ser periodista?

– Hay un componente de riesgo muy importante para los periodistas en México y no solamente en mi caso. Pienso que todos los periodistas estamos en riesgo porque esta política ha sido particularmente agresiva. Que ahora se nos diga que son Los Zetas los que “nos están matando” a los integrantes de este gremio, nos lleva a la reflexión de que somos tan vulnerables y que cualquier información que publiquemos derive en el asesinato. Ha habido una situación muy grave que no se está reportando en su justa dimensión en México, respecto del asunto de los periodistas asesinados y desaparecidos. Es realmente alarmante que un país esté viendo cómo pierde a sus periodistas por la delincuencia organizada o sea el gobierno, porque además ha habido reportes muy puntuales de Artículo 19 y de Cencos donde apuntan que los principales agresores son agentes estatales. Contralínea ha sido ejemplo de cómo hemos vivido la violencia, a Contralínea le ha pasado todo: allanamientos, demandas, hemos sido acosados, amenazas de muerte y también tuvimos la pérdida de una compañera, Marcela Yarce, que después se comprobó que no fue por nuestra labor periodística, pero enmarca su asesinato en este contexto de violencia exacerbada. Contralínea ha pasado por momentos complicados. El veto publicitario es el mejor ejemplo de que el gobierno no nos quiere, somos una piedra en el zapato para ellos y me asumo como parte de este equipo.

 

La obra y su contexto

 

– “La farsa” se publica en un contexto de catarsis política en nuestra sociedad como no se había vivido desde 2006. Por un lado está el movimiento #YoSoy132. Por otro, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y los movimientos sociales de izquierda anticapitalistas que se mantienen luchando en todo el país. Hay un clima social preelectoral álgido y tu libro contribuye al empoderamiento colectivo de la sociedad a través de la información. ¿Cómo aprecias este contexto que rodea la publicación de tu obra? ¿Fue intencional lanzar el libro antes de que terminara el sexenio de Calderón?

– No sabía que iba a surgir el movimiento #YoSoy132 casi a la par de mi libro, porque casi aparecen al mismo tiempo. El proceso de edición lleva tiempo, pero interesaba que fuera una lectura que se tuviera a fin de sexenio, de revisar lo que ha pasado con esta política. Y qué mejor momento que el electoral ¿no? La efervescencia que hay por informarnos es diferente a la que se vive en otras épocas porque la gente quiere saber por quién votar. Era una manera de lanzar la evaluación de esta política pública en un momento en que la gente está ávida, con datos duros y precisos.

– Es casi inevitable que se escurra el tema de las redes sociales y casi inevitable que periodistas como tú recurran a estos espacios para la difusión de sus obras. En lo que respecta a tu libro, existe una serie de videos en YouTube con el título de “La Farsa”, se trata de al menos 8 videoclips de no más de 30 segundos que recogen algunos datos que manejas en el libro. Por otro lado, a través de tu cuenta en Twiter: @nancy_contra, haz difundido el primer capítulo del libro, se ha creado el hastag: # Lafarsa donde se publican continuamente comentarios sobre el libro y sobre ti. ¿Las redes sociales son, como lo expresan muchos usuarios, una especie de quinto poder?

– Han venido a dar un aire nuevo a todo lo que hemos vivido respecto de los medios de información, porque hasta antes del movimiento #YoSoy132, no habíamos visto la trascendencia de este tipo de informaciones que circulan en las redes. El hecho de que los jóvenes sean los que principalmente se informan a través de internet, de medios alternativos, nos lleva a ver las fallas del sistema mediático que tenemos en México. De hecho ellos han sido muy críticos hacia los medios tradicionales, Televisa y Tv Azteca y han pedido la democratización de los medios. Yo pienso que Contralínea ha sido uno de los medios que también ha exigido eso, la democratización de los medios, y revisar de manera crítica siempre todo lo que está pasando en el país, en el ámbito social, económico, político. Todos estamos entendiendo la importancia de las redes sociales y yo no he sido ajena. Contralínea tiene su propia página, tenemos las cuentas de twitter donde difundimos nuestros trabajos y parte del libro en las redes.

 

Revisión integral

 

– Para finalizar esta charla y como diría Julio Scherer cuando entrevistó hace muchos años a alguien que también entrevistaste, “¿una cosa que te importa muchísimo y que yo no haya tenido el acierto de preguntarte?”…

-Es una revisión de todas las partes importantes de la “guerra”. En el primer apartado revisamos resultados generales en materia de lavado, de consignados y detenidos, sentencias firmes, impunidad. En el segundo revisamos saldos sociales de esta “guerra” contra el narco. Y en la tercera revisamos el papel de EU, qué es lo que ha hecho respecto de México y de esta política pública que ellos han impulsado económicamente a través de la Iniciativa Mérida, que les ha abierto totalmente las puertas de nuestro país y qué es lo que han ganado ellos y lo que hemos ganado o perdido nosotros.

– ¿Dónde se puede adquirir el libro?

– En todas las librerías está disponible desde el 4 de junio y también en las tiendas donde venden libros como las del buhito… ¿no sé si pueda hacer el comercial completo?

-Sí, adelante.

– Bueno, en Sanborn’s, Liverpool y en todas estas tiendas que tienen su área de libros.

 

  • Calendario

    • diciembre 2018
      L M X J V S D
      « Ago    
       12
      3456789
      10111213141516
      17181920212223
      24252627282930
      31  
  • Buscar